Sitio oficial
 

“COLOMBIA TIENE UNA DEMOCRACIA SOFISTICADA”: ARBOUR

12
de mayo

Comisionada
de DD.HH. de la ONU se reunió con presidente
Uribe:

“COLOMBIA TIENE UNA DEMOCRACIA SOFISTICADA”:
ARBOUR

Bogotá, 12 may. (SNE).- La alta comisionada para
los derechos humanos de las Naciones Unidas, Louise Arbour,
afirmó este jueves que “Colombia es una
democracia sofisticada”, al tiempo que destacó la
pasión con que los funcionarios colombianos abordan
el tema, lo cual muestra su compromiso con el mismo.

Así lo señaló durante una reunión
con el presidente Álvaro Uribe Vélez, en
el que la funcionario indicó que Colombia es un
gran país, cuya democracia enfrenta “unos
retos combinados únicos”.

Durante el encuentro, Arbour
expresó las preocupaciones
de su oficina sobre el proyecto de Justicia y Paz que
tramita el Congreso de la República, especialmente
en lo que tiene que ver con la reparación a las
víctimas y el adecuado balance entre justicia
y paz, advirtiendo que la iniciativa legislativa no debe
ser una puerta hacia la impunidad.

Al respecto, el presidente Uribe
señaló que
es importante tener en cuenta que esta es la primera
vez, en la historia política reciente del país,
que en un proyecto de ley encaminado a la paz se tiene
en cuenta la justicia y la reparación a las víctimas,
elementos que no fueron tenidos en cuenta en diálogos
con grupos terroristas en el pasado.

Agregó que en esta oportunidad no habrá impunidad
por los delitos atroces que cometan las personas que
se sometan a la ley, evitando de la misma forma amnistías
o perdones brindados a integrantes de grupos armados
ilegales que estuvieron en el pasado en procesos de paz.

Por el contrario, señaló el Presidente,
el Gobierno mantiene firme su posición de que
los responsables de delitos atroces paguen tiempo en
cárcel, no conceder amnistías por estos
actos y tampoco negociar la extradición.

Otro de los puntos de preocupación señalados
por Arbour tiene que ver con la confesión, teniendo
en cuenta que para que se construya paz es necesario
contar con la verdad de todo lo sucedido.

En ese sentido el Jefe del Estado
explicó que
si bien se conceden los beneficios por los delitos que
voluntariamente los implicados confiesen, si posteriormente
se descubre su vinculación en otra actividad criminal,
la persona deberá pagar sentencia plena por esa
acción que no declaró inicialmente.

Durante la reunión, el Mandatario colombiano
expuso la situación de derechos humanos por la
que atraviesa el país, indicando que todos los
sectores cuentan con la protección del Estado,
sin importar que sean o no simpatizantes del Gobierno.

Recordó las garantías reales con las que
contaron miembros de la oposición durante el referendo
propuesto por el Gobierno, así como durante la
campaña para entes territoriales, en la que coaliciones
de oposición lograron importantes cargos como
gobernaciones y alcaldías.

Esas mismas garantías para su labor política
se mantienen ahora que están ejerciendo sus cargos
y a pesar de las diferencias ideológicas con el
Jefe del Estado.

Uribe también mencionó que tras la jornada
electoral de octubre de 2003, se han realizado elecciones
municipales en 152 poblaciones, en donde todos los aspirantes
y votantes han tenido la protección del Estado.

Frente a la acción contra los grupos armados
ilegales, el presidente Uribe sostuvo que a todos se
les combate con firmeza, pero al tiempo señaló que
tienen la puerta abierta para el diálogo, siempre
y cuando pongan en marcha un cese de hostilidades, único
requisito exigido por el Gobierno, como muestra de buena
fe e interés en las conversaciones.

El Presidente manifestó que esa condición
no implica que esas organizaciones se desarmen o desmovilicen
inicialmente.

Así mismo, Uribe fue enfático en señalar
que en el caso de las autodefensas, se ha presentado
una reducción significativa en la violencia generada
por estas organizaciones y señaló que quienes
no se acogen al cese de hostilidades son combatidos militarmente
por la Fuerza Pública en todo el país.

Por eso señaló que con aquellas facciones
que respetan el cese de hostilidades se mantiene el diálogo,
pero al mismo tiempo el Gobierno se enfrenta a unas autodefensas
divididas.

Durante la reunión, el presidente Uribe relató que
además de las garantías políticas
a la oposición, el Gobierno ha implementado toda
una estrategia social que ha permitido aumentar la cobertura
en educación, salud, así como ofrecer alternativas
a los campesinos a través de programas como Familias
Guardabosques.

También se puso en marcha una estrategia de reactivación
económica que ha permitido reducir el déficit
fiscal, aumentar los impuestos a los más pudientes
e incentivar la inversión extranjera, que en 2004
aumentó en un 30%, aproximadamente.

Arbour expresó su complacencia en el sentido
de que fue el propio Presidente de la República
quien ligó los derechos políticos y civiles
con los derechos económicos y sociales que, según
su experiencia, no se tienen en cuenta en algunos países.

Sobre la reunión de este jueves,
a la que se sumó un encuentro en la mañana
con el vicepresidente Francisco Santos; el ministro del
Interior y Justicia,
Sabas Pretelt de la Vega y el Consejero para la Acción
Social, Luis Alfonso Hoyos, Santos destacó que “lo
que nos ha dicho es que esta es una democracia sofisticada,
una democracia con retos inmensos, una democracia que
tiene los compromisos importantes en materia de Derechos
Humanos”.

Sobre la “neutralidad” Santos señaló que
durante la reunión le explicaron a la señora
Arbour que “no se puede ser neutral, entre otras
cosas porque hay una diferencia entre la democracia y
aquí hay unos que amenazan la democracia, aquellos
que utilizan las armas, pero fue una discusión
amable”.

Agregó que “obviamente el Estado no puede
obligar a nadie, ni lo hemos hecho a colaborar, hemos
pedido la colaboración y en ese sentido la Fuerza
Pública como lo ha hecho y lo está haciendo
en zonas en donde nunca estuvo, está poco a poco
ganándose a la población, a los civiles
para que colaboren, para que le ayuden a la Fuerza Pública”.

Al terminar el diálogo con el Jefe del Estado
y después de absolver sus inquietudes, Arbour
reiteró que Colombia enfrenta unos retos complicados,
pero que puede ver que la “democracia funciona”.

Arbour manifestó que la manera como Colombia
enfrenta sus problemas puede servirle para enfrentar
los retos del mundo, en medio del proceso de reforma
por el que atraviesa la Organización de Naciones
Unidas, en donde se trabajará en tres pilares
fundamentales: seguridad, desarrollo y derechos humanos.

Deja una respuesta