«Álvaro Uribe: esta es su declaración en proceso contra Piedad Córdoba» El Tiempo 25/04/22

EL TIEMPO conoció la declaración completa que rindió el expresidente Álvaro Uribe Vélez dentro de la indagación que la Corte Suprema de Justicia adelanta contra la senadora electa Piedad Córdoba por presuntos nexos con la guerrilla de las Farc.

Ante el despacho de la magistrada Cristina Lombana, Uribe Vélez declaró por un poco más de dos horas el 23 de febrero pasado, y dijo si bien en la época se habló de una relación de la dirigente política con esa guerrilla, él no tiene conocimiento directo que permita probarlo.

En primer lugar, Uribe relató cómo Córdoba lo apoyó con su candidatura a la Gobernación de Antioquia y luego pasó a hacerle oposición y a llamarlo ‘paramilitar’.

«No tuve oposición de ella mientras fui gobernador, la descalificación que me hizo fue posterior (…) No sé qué hecho llevó ese cambio, fue muy extraño para mí. Escuché siempre ese comentario que está ahí, que a ella la habían presionado grupos al margen de la ley para que me atacara en esa nueva elección, pero no tengo pruebas solamente rumores de ciudadanos», dijo el expresidente al recordar que ambos hicieron parte del Partido Liberal.

Ante la pregunta concreta de la magistrada Lombana, de si tuvo o no conocimiento de nexo alguno de Córdoba con la guerrilla de las Farc para el año 1998 cuando era presidente Andrés Pastrana, Uribe Vélez dijo que «no».

«No, no señora magistrada. Inclusive yo respeto mucho al expresidente (Andrés) Pastrana. Yo no apoyé lo del Caguán. Recuerdo aquel enero de 1999 cuando ‘Manuel Marulanda’ le dejó vacía la silla. Ese día algunos miembros de mi familia casi que lloraban porque cómo le habían hecho eso al presidente Pastrana».

«Yo dije: ‘siquiera no acudió Marulanda, esa foto le habría dado la vuelta al mundo y habría parecido como que aquí hubiera un co-gobierno con el terrorismo’. Yo me opuse al Caguán de principio a fin y no sé qué papel jugó la senadora Piedad Córdoba en ese momento«, declaró el expresidente.

En la diligencia, la magistrada Lombana le preguntó a Uribe si supo de alguna relación de Córdoba con la guerrilla antes que se instalaran las mesas de negociación en El Caguán, debido a que ambos estaban en el Partido Liberal. El expresidente contestó: «Yo no tenía cercanía política con ella».

Yo me opuse al Caguán de principio a fin y no sé qué papel jugó la senadora Piedad Córdoba en ese momento

«Ella estaba en el grupo del doctor William Jaramillo. Yo tenía un grupo independiente del Partido Liberal y a mí me elige a la Gobernación una coalición y me apoyó la doctora Piedad Córdoba. Le agradecí, pero de ahí no se puede decir que tuviera una cercanía política con ella», agregó. Más adelante, cuando fue preguntado por la magistrada Lombana sobre cuando empezó Córdoba a acercarse a la izquierda’, el exsenador dijo:

«A mí eso no me extraña. A mí eso me parece conveniente. Creo en ese equilibrio en la democracia. Creo que ella siempre, en el partido Liberal, estaba en esas tesis. Era muy imperante el tema de la política social. Pero yo no conocí que pasara ella, hasta que terminó el periodo de mi Gobernación, más allá de esas tesis«, dijo.

El exmandatario narró la situación de orden público en Antioquia durante y después de la Gobernación, reiteró que en 1995 Córdoba tenía votos en muchas partes del departamento y señaló que en ese momento era muy difícil hacer política por la situación de violencia.

«Yo no escuché rumores o señalamientos a la señora Córdoba después del 2 de enero del 98 cuando dejé la Gobernación», señaló el expresidente. Más adelante, preguntado sobre la recordada visita de los entonces senadores Amylkar Acosta y Jaime Dussán y de Córdoba a alias Tirofijo en 1998, el exsenador Uribe dijo que no tiene conocimiento alguno sobre ello y señaló que ese año, tras salir de la Gobernación, viajó a Londres por amenazas.

«El año 98 yo paso muy alejado del país y no tuve conocimiento de esa reunión», dijo Uribe Vélez.

piedad y uribe

El expresidente Álvaro Uribe y la exsenadora Piedad Córdoba.


La presidencia y el foro en México en 2007

Ella fue muy opositora en mis dos periodos presidenciales

Ya elegido por primera vez presidente de la República (2002-2006), Uribe Vélez dijo que su relación con Córdoba era amable pero de oposición. «Por fuente abierta se puede conocer lo que ella declaró en México, diciendo que Colombia debía tumbar el gobierno de Álvaro Uribe. Ella fue muy opositora en mis dos periodos presidenciales», dijo.


La magistrada Lombana señaló que ese episodio, ocurrido el 11 de marzo de 2007, también es objeto de investigación por la Sala de Instrucción, por cuenta de más de diez denuncias allegadas. Se trató de un simposio en donde la senadora dijo que los Gobiernos progresistas de América Latina debían romper relaciones con Colombia y llamó a Uribe «paramilitar», entre otros.

La magistrada le preguntó a Uribe si la entonces senadora solicitó o tuvo permiso del Gobierno para asistir al evento y dijo: «No lo supe, entiendo que no pidió. El problema mayor sería haber recibido viáticos, pasajes, hoteles de organismos internacionales, sin haber pedido permiso del gobierno de la época, que además no se le habría negado», señaló al indicar que de lo que pasó allí se enteró por los medios de comunicación.

«Lo que dijeron los medios de comunicación, que era un gobierno paramilitar, que ella pidió que había que tumbar al gobierno de la época», dijo al señalar que en su gobierno, procuró que sus «más radicales adversarios tuviera la misma seguridad que tenían mis más cercanos colaboradores».

Chávez y la intermediación para liberar secuestrados

Héctor Fabio Zamora

El presidente de venezuela, Hugo Chávez en 2007.

Foto:Héctor Fabio Zamora/ CEET


El expresidente Uribe dijo que autorizó mediaciones a Hugo Chávez y a Piedad Córdoba, de manera verbal, y que no se habló de contraprestación alguna o dineros para las labores

En la diligencia, el expresidente Uribe Vélez fue preguntando sobre el aval a Piedad Córdoba para fungir como facilitadora de un posible acuerdo humanitario con la guerrilla, a pesar de los desencuentros entre ambos.

«Yo nunca negué mediaciones. Creo que en más de 20 ocasiones autoricé mediaciones. La primera fue a la Iglesia Católica (…) El expresidente Alfonso López me pidió ser mediador, le dije que con el mayor gusto. Hubo muchos casos de mediación y muchas frustraciones», señaló al indicar que eran autorizaciones verbales, que se conocieron públicamente y que «seguramente» quedaron documentadas en la oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Ante la pregunta insistente de la magistrada Lombana sobre si las peticiones y/o autorizaciones se hacían de manera escrita, el expresidente dijo que se hacían de manera conversada, en hechos que quedaron registrados en medios de comunicación en su momento.

Uribe continuó diciendo que en el caso del presidente de Venezuela de entonces, Hugo Chávez, y de Piedad Córdoba, no recuerda que la autorización la haya dado por escrito.

«La petición la hizo el presidente Chávez. Nos encontrábamos abordo de un helicóptero militar en Santander. El ministro del Interior era Carlos Holguín y él estaba a mi lado. Entra una llamada de Chávez y me dice: ‘estoy con Piedad, quiero contribuir, quiero mediar por la liberación de secuestrados'», dijo al señalar que en ese momento pensó que si no aceptaba, podría privar «a los rehenes y a sus familias de una posibilidad de liberación» y que, si lo aceptaba, podría «crear un riesgo de problema político con el presidente Chávez», dijo.

Uribe agregó que «velozmente tomé la decisión de correr el riesgo político de dar la autorización en aras de dar una nueva oportunidad y que liberaran a los secuestrados». Y afirmó que, luego, tuvo que suspender esa autorización. Luego, ante preguntas de la magistrada Lombana, el expresidente señaló que no se entregó para ello dineros del Estado.

Ante la pregunta de si autorizó de alguna forma que el Gobierno Chávez entregara dineros para apoyar la labor humanitaria, para viáticos, hoteles, tiquetes para el desplazamiento de familiares de secuestrados a ese país u otras partes del mundo, Uribe contestó: «magistrada no se habló de eso nunca».

El expresidente dijo que Chávez «no me habló de ninguna contraprestación» y señaló que la única referencia posible al tema estaría en los computadores de alias Raúl Reyes. No obstante, durante toda la diligencia, la magistrada Lombana apuntó que no se podía hacer referencia a estos elementos ya que fueron declarados ilegales y no son prueba válida para ningún proceso penal en Colombia.

El expresidente señaló que con el presidente Chávez no se habló de condiciones para un eventual ‘canje’ y, preguntando sobre si el mandatario venezolano tendría algún beneficio por esta labor, Uribe contestó: «Los informes que tuve de medios de prueba que no puedo citar aquí por su advertencia es que tenía interés político no solo en Venezuela sino en Colombia. Y, por supuesto, una persona que tenga éxito como mediador en una liberación de secuestrados pues gana aplausos», dijo.


Y preguntado sobre si Córdoba obtenía algún beneficio por esta labor, el expresidente contestó: «uno piensa inicialmente que es una tarea que se hace con un propósito humanitario, como diría yo en el caso de la Iglesia y de los europeos, pero aquí, después se conoció por medios de prueba que no puedo recurrir, que había un interés político en las elecciones de Colombia y en los procesos políticos de Venezuela».

Recordando 'Sodoma', el operativo militar que acabó con ‘Mono Jojoy’

Recordando ‘Sodoma’, el operativo militar que acabó con ‘Mono Jojoy’

El informe de la Fiscalía sobre Sodoma que hablaría de Piedad Córdoba

En la diligencia, la magistrada Lombana hizo referencia a la operación ‘Sodoma’ en la que fue abatido Víctor Julio Suárez alias ‘Mono Jojoy’ en septiembre de 2010 y en específico a un informe de policía judicial que se allegó al expediente en la Corte el 13 de enero de 2022 en donde se detallan los diversos dispositivos electrónicos judicializados por la Fiscalía General en diferentes operaciones militares, incluida ‘Sodoma’.

Se trata de una evidencia que está contenida en un dispositivo USB, sin marca, negro, que contiene documentos en word, que no son correos electrónicos, según la explicación de la magistrada Lombana.

La magistrada leyó uno que dice: «Vale la pena escarbar la opinión de Piedad sobre el papel de los cubanos en relación a Uribe para ganar elementos de juicio sobre la lealtad de nuestros aliados estratégicos. Después de carambolas y vueltas Piedad se propone llegar aquí en uno o dos días, habla de muchos temas de conversar con nosotros con miras al canje conversado con Chávez junto a su futuro político».


La magistrada Lombana, quien no precisó si en efecto se están refiriendo a Piedad Córdoba, le preguntó a Uribe: «¿Qué conocimiento tuvo usted a ese respecto? ¿Por qué ellos estaban tan interesados en el futuro político de Chávez como de Piedad y qué relación tiene esto con el llamado canje?». Y este contestó que cuando la operación ‘Sodoma’ se hizo, en el gobierno de Juan Manuel Santos, no fue informado sobre los hallazgos de la misma.

Los documentos que la señora magistrada ha exhibido y que aparecieron recaudados en la operación Sodoma, me confirman lo que siempre se pensó en la época: la relación estrecha con las Farc

«Ahora, no me extraña al leerlo porque yo tenía los otros elementos de prueba de los cuales no se puede hablar, pero además el DAS en la época tuvo conocimiento de los apoyos económicos de Chávez a la senadora Piedad Córdoba y eso a ninguna parte clasificó. Conociendo todas las circunstancias generales yo tengo la íntima convicción de que hubo esos apoyos, que había una concordancia entre la actividad humanitaria y el interés político», dijo.

El expresidente señaló que nunca Piedad Córdoba nunca le rindió informes sobre su gestión humanitaria y relató que tuvo que retirar la autorización al presidente Chávez luego de saber que este estaba llamando a generales de las Fuerzas Armadas de Colombia.

«Yo la retiré, no en virtud de ella, sino del presidente Chávez. En ese momento quedaba revocaba la autorización. Mi única pretensión fue rechazar ese llamado«, dijo el expresidente y señaló que no siguió consintiendo que Córdoba actuara en nombre de los familiares de los secuestrados.

Luego, la magistrada leyó el documento de word, que dijo está fechado el 28 de junio de 2009 que inicia con ‘camaradas del secretariado’, y en el que está detallada la identidad de tres personas que supuestamente fueron a hablar con alias el Paisa. Preguntado por ello, el expresidente Uribe dijo que no fue informado por el Gobierno que lo sucedió sobre ello.

Más adelante, ante la pregunta del delgado de la Procuraduría sobre si tuvo conocimiento de relación alguna de Córdoba con la guerrilla, Uribe contesto: «No señor procurador, conocimiento directo nunca. No tuvo ese conocimiento. Todo fue por informaciones de inteligencia y lo que se comprobó posteriormente».

«Pero los documentos que la señora magistrada ha exhibido y que aparecieron recaudados por la inteligencia militar en la operación Sodoma, me confirman lo que siempre se pensó en la época: la relación estrecha con las Farc«, precisó.

[email protected]

@JusticiaET

Lea más noticias de Justicia