‘APOYO INTERNACIONAL HA EVOLUCIONADO EN RECONOCIMIENTO A POLÍTICAS DEL GOBIERNO’

Bogotá, 22 dic. (SNE).- La canciller Carolina Barco Isakson afirmó que este año el apoyo internacional a Colombia evolucionó notablemente, en lo que ha sido un reconocimiento a la política de Seguridad Democrática del presidente Álvaro Uribe Vélez y en la comprensión sobre la necesidad de asistir a una solución del conflicto interno.

"Ha sido un año muy positivo de apoyo al Gobierno Nacional, al presidente Uribe y a sus políticas, empezando pues, con la Declaración de Cuzco y la Declaración de Londres," puntualizó la Canciller.

El 23 de mayo de 2003, los 19 países que integran el Grupo de Río acordaron en Cuzco (Perú) solicitarle al secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan, exhortar a las Farc a declarar un cese de hostilidades e iniciar un proceso de diálogo serio, con el fin de ponerle punto final a la violencia en Colombia.

Del mismo modo, el 10 de julio se reunieron en Londres altos representantes de los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, la Unión Europea, Japón, México, Noruega, Suiza, los Estados Unidos de América y de la Comisión Europea, la ONU y sus instituciones, la Corporación Andina de Fomento, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), FMI y el Banco Mundial para examinar la situación en Colombia.

Todos los representantes gubernamentales presentes reafirmaron su firme apoyo político al Gobierno de Colombia y a sus esfuerzos por dar solución a las amenazas a la democracia, el terrorismo creciente, el narcotráfico, las violaciones de los derechos humanos y del derecho humanitario internacional y la seria crisis humanitaria del país.

Durante su balance de 2003, la ministra Barco destacó las relaciones entre Colombia y Sudamérica: "Fue un paso muy importante el haber logrado el acuerdo entre la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y Mercosur, que nos abre unas posibilidades muy grandes, y que es otro mecanismo de acercamiento que permite una mayor coordinación y una mayor interacción entre nuestros países."

Igualmente, la Ministra de Relaciones Exteriores resaltó la importancia del desmonte del impuesto a las remesas, medida cuyo propósito es evitar que un 25 o 30 por ciento de los montos se queden en los costos de intermediación.