´Asuntos que inquietan´ Por Piter Bonilla Díaz

Por Píter Bonilla Díaz

Por lo regular los sucesos de distinto orden tienen su parte pintoresca. Que en ocasiones resultan divertidos como las películas del célebre Cantinflas.

Ocurrió con el ex Fiscal Eduardo Montealegre y el Vice Jorge Fernando Perdomo, cuando sin ser invitados a la diligencia judicial contra el ex senador Álvaro Uribe Vélez, hicieron tremendo oso. No solo en lo jurídico, sino como rábulas. Lo hubieran hecho mejor como tinterillos. Que en la práctica es la misma cosa.

Expertos en realizar burdas componendas entraron a hacer parte de la larga lista de víctimas del terrorismo. Seguramente para ellos urdido por el Presidente que lo combatió y que nos devolvió la tranquilidad con inversión empresarial y social. Ahora este para de victimarios aparecen “sacrificados” cuando los colombianos padecimos la bellaca persecución contra la democracia y sobre todo el electorado del Centro Democrático, al ser víctima del invento del hacker Sepúlveda, para robarle la opción presidencial a Oscar Iván Zuluaga y por ende abrirle paso al nefasto gobierno de FarcSantos. Qué más se pudo esperar de un espantoso fiscal inquisidor y su amanuense. Los pajarracos pues, tirándole a las escopetas. ¡Sinvergüenzas!

C I N Í C O S

Asustados por perder la impunidad que otorga la tal JEP a los terroristas al evadir olímpicamente su responsabilidad por las atrocidades cometidas ante el tribunal “mamertofariano” hecho a su medida, caso Timochencko, expiden un comunicado donde unos pocos y no individualmente, expresan se les perdone apenas una parte de los múltiples delitos cometidos. De ahí la reacción, no solo de sus familiares, sino del colectivo social para que se sepa la verdad de tamaño salvajismo, la ubicación y entrega de los restos que están sepultados donde fuere, y la reparación que merecen sus deudos.

Resulta, entonces de maravilla, que quienes cometieron toda esa barbarie, con manifestar su falso arrepentimiento, queden absueltos sin pagar un segundo de cárcel. Insólito beneficio gracias a San Judas. ¡Claro!. De esta manera pretenden zafarse de la justicia ordinaria. Que desde luego a excepción de algunos de sus operadores, no ofrece ninguna garantía al identificarse con el mismo sesgo ideológico.

¡QUÉ DERECHO!

En breve comentario que hice por las redes sociales al referirme a la horda destructora de vándalos que con el pretexto de protestar por el acto criminal de unos agentes de la Policía contra un controvertido individuo, se lanzaron a destruir demencialmente lo que encontraron a su paso, con los resultados cruentos ampliamente conocidos, he concluido que ello sucede gracias a que la Corte Constitucional estableció que a los muchachos hay que respetarles “el derecho a la libre personalidad”. Facultad que se les dio para desobedecer y confrontar hasta con alevosía a sus padres y maestros.

A lo anterior se le suma la directriz política que sublima FECODE a los profesores y que a la vez enseña a los ingenuos estudiantes desde la educación primaria. Abolida la Instrucción Cívica, la Urbanidad de Carreño, incluso el catecismo del Padre Astete, reemplazados por los textos de Marx y las consignas comunistas desestabilizadoras de Fidel Castro y el “Che” Guevara, ahí se ven reflejados en la turba criminal y suicida. Igualmente los resultados en Cuba, Venezuela y Nicaragua, con el freno al progreso, bienestar, la expropiación, miseria, el hambre y la arremetida a muerte de estos regímenes contra el inerme pueblo. Que es lo “bello” que la extrema izquierda de Petrovirus y Caresusto Cepeda, pretenden implantar en nuestra patria.

IRÓNICA LAXITUD

Siendo Medellín y Cali, ciudades afectadas por la permisividad de sus alcaldes ante el desbordamiento de los disturbios, al hallarse frente a sus Despachos burgomaestres de clara inclinación Petrista, lo de Bogotá raya en lo absurdo. Que esta señora… o lo que sea, se vaya contra la Policía por la muerte de las personas durante el vandalismo, a sabiendas que constitucionalmente es la Jefe, es una monumental ironía. Producto de su actuar y mentalidad ultra izquierdista para también extrañamente culparse asimismo… o misma, y no declarar su neutralidad sobre los resultados de la investigación para establecer en las manos de quién, o quienes, se accionaron los disparos fatales.

De un lado. Y de otra parte, somete por sectores a la capital del país a confinamientos para controlar la pandemia. Luego convoca a plantones para ratificar su condena contra la institución policial, sin tener en cuenta que el amotinamiento atenta contra la propagación del Coronavirus. Por eso lo peor está por llegar en los lugares donde ha habido alteraciones del orden público. Ante la ninguna precaución por la irresponsabilidad de los revoltosos que no tienen en cuenta para evitar el contagio de la peste. Será cuando la mortandad llegue y con la avilantez del capataz, le eche la culpa al presidente Duque.