Sitio oficial
 

BAHIA SOLANO DESPERTO CON EL PRESIDENTE URIBE A BORDO

Bahía Solano, Chocó, 23 ago (CNE).- El presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, madrugó hoy más que de costumbre. Acompañado de los Altos Mandos Militares y una pequeña escolta, llegó poco antes de las siete de la mañana a Bahía Solano, Chocó, para supervisar la operación de rescate de 24 pescadores secuestrados hace 48 horas por el ELN.

Los pocos habitantes que a esa hora se habían levantado se sorprendieron con la visita, pero no desaprovecharon la oportunidad de hablar cara a cara con el Jefe de Estado.

El Presidente del Comité de Pescadores le relató paso a paso al Primer Mandatario los pormenores del secuestro de los pensionados, sindicalistas y cooperativistas que se llevó el ELN. El Presidente del Comité Hotelero le contó que estaban muy preocupados porque los secuestros iban a rebajar el turismo a la región, una de las más bellas del país, rica en playas y pesca. Otro vecino le pidió un médico para el hospital y varios más le dijeron que están dispuestos a vincularse a la Red de Cooperación Ciudadana para ayudar a recuperar la paz y la tranquilidad en su Región.

El Presidente les pidió a través de ellos a los habitantes del litoral pacífico que le cierren el paso a los grupos armados al margen de la Ley. "La comunidad debe desterrar definitivamente a estas organizaciones que continúan cometiendo acciones violentas contra el pueblo colombiano". Les prometió ayudar en el nombramiento del médico y confió en que, con la ayuda de todos los habitantes de la región, regresen la tranquilidad y el turismo.

Después de reunirse con la comunidad, el Presidente sobrevoló la Ensenada de Utría, un bello paraje montañoso a orillas del mar y desconocido por la mayoría de los colombianos. De sus aguas el ELN se llevó a 24 personas, en su mayoría de escasos recursos económicos.

En helicóptero el Presidente Uribe llegó hasta la Fragata Almirante Padilla, utilizada como Centro de Operaciones por la Armada Nacional. Allí los oficiales a cargo le revelaron los detalles de la operación de búsqueda. El Presidente les pidió darle una buena noticia al país regresando "sanos y salvos y lo antes posible a todos los secuestrados". "El país espera una gran esfuerzo de nuestra parte y no podemos quedarle mal", les dijo el Primer Mandatario antes de regresar a Bahía Solano.

"Teniente -le dijo por radioteléfono a uno de los oficiales que dirige los operativos-, el País espera buenas noticias de ustedes. Recuerde que los secuestrados son sindicalistas, pescadores, cooperativistas y pensionados que tienen derecho a que ustedes hagan su máximo esfuerzo para rescatarlos".

"Les recuerdo que la Política de Seguridad Democrática es para proteger a todos los ciudadanos", afirmó.

En Bahía Solano, el Presidente era esperado por Steven Rojas, un niño de 11 años que se quedó solo porque su abuelo y su papá fueron secuestrados por la guerrilla. Steven le contó al Primer Mandatario que su papá es el Presidente de Sintramunicipio de Cali, que los guerrilleros se lo habían llevado con las otras personas, que se había quedado solo y que quería regresar a Cali para encontrarse con su mamá, pero que no tenía como hacerlo.

El Presidente le pidió tener paciencia y confianza en que la acción de las autoridades le permita a su abuelo y padre regresar a la casa y lo invitó a subir al avión presidencial para que Steven, desde Bogotá, pueda llegar a su casa en Cali esta misma tarde.

El Presidente Uribe llegó sorpresivamente esta mañana a Bahía Solano acompañado del Comandante de las Fuerzas Militares y los Comandantes del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y la Policía, para ponerse al frente de las operaciones con tres objetivos específicos: inspeccionar las labores de búsqueda y rescate de los secuestrados, darle apoyo a las Fuerzas Militares encargadas de la operación e invitar a la población civil a respaldarlas.