Sitio oficial
 

‘CESANTIAS DE LOS COLOMBIANOS NO SE TOCARAN’: GOBIERNO

Bogotá, 14 sep (CNE).- El Gobierno Nacional y los ponentes de las reformas laboral y pensional acordaron hoy no tocar las cesantías de los trabajadores para financiar un seguro de desempleo, tal como está previsto en el proyecto de ley que el Ejecutivo puso a consideración del Congreso de la República.

Así lo anunció hoy el ministro de Salud y Trabajo, Juan Luis Londoño, al término de una reunión con los parlamentarios.

El Ministro explicó que el acuerdo contempla la sustitución del seguro por un subsidio para salud, recreación y capacitación de los desempleados a través de las cajas de compensación familiar, las Empresas Prestadoras de Salud –EPS– y el Sena.

El funcionario aseguró que lo que pretende el Gobierno es crear estímulos para la generación de empleo. "Por eso –dijo– los desempleados no recibirán un subsidio en dinero sino atención en servicios prioritarios".

"La opción que estamos explorando más que fortalecer el seguro del desempleo, busca estimular la creación de empleo. Así, podemos obtener resultados más rápidos y concretos", añadió Londoño.

El ministro de Salud y Trabajo aseguró que los recursos públicos que se utilizarán se van a destinar para impulsar la generación de nuevos puestos de trabajo. Entre tanto, los recursos de solidaridad se utilizarán para darle servicios a los desempleados que no tienen cómo financiarlos.

La decisión fue acordada por el Gobierno en cabeza del presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, y los ponentes de las Comisiones Séptimas de Cámara y Senado, en una reunión que se realizó este sábado en la Casa de Nariño.

ESTIMULOS A CAMBIO DE MAYOR EMPLEO

El ministro de Salud y Trabajo anunció igualmente que desde esta semana iniciará una convocatoria a los empresarios del país para comprometerlos en la generación de empleo.

Para tal fin, indicó que como contrapartida al proceso de flexibilización del actual régimen de contratación, las empresas deben comprometerse a crear nuevos puestos de trabajo.

"Debemos comprometer a los empresarios a que como contrapartida a este proceso de facilitación de la contratación seamos capaces de ponernos metas concretas en materia de generación de empleo, por grandes áreas de la economía y por empresas en particular", anotó.

El funcionario anunció, además, que los empresarios tendrán estímulos para la generación de empleo. Los senadores y representantes afirmaron que esos estímulos se deben concretar para abaratarle a las empresas la creación de empleo.

Según el proyecto de ley que el Gobierno presentó a consideración del Congreso, se contemplan dos tipos de estímulos para las empresas que generen empleo:

La primera, consiste en una reducción en los denominados aportes parafiscales que hacen las empresas para las cajas de compensación familiar, Sena y el ICBF, para grupos especiales como los reclusos, los reinsertados, los jefes de hogar, los jóvenes menores de 25 años y las personas mayores de 50 años.

"En segundo lugar, se entregará a los empleadores que quieran crecer el número de empleos un subsidio hasta de 100 mil pesos por puesto creado. De forma tal que para ellos sea más barato generar nuevos puestos", puntualizó.