Sitio oficial
 

COMENZÓ PLAN DE SOBERANÍA SOCIAL EN FRONTERAS

En Castilletes (Guajira)

COMENZÓ PLAN DE SOBERANÍA SOCIAL EN FRONTERAS

Castilletes, 17 ene (CNE). El Gobierno Nacional comenzó hoy en La Guajira las acciones del Plan de Soberanía Social en Fronteras.

Las ministras de Relaciones Exteriores, Carolina Barco, y de Defensa, Marta Lucía Ramírez de Rincón, hicieron hoy un recorrido por cuatro puntos estratégicos de la Alta Guajira y entregaron dotaciones para las áreas de salud, agua potable, educación, saneamiento básico e infraestructura vial y aeroportuaria.

Durante el recorrido, al cual asistió el gobernador de ese departamento, Hernando Deluque Freyle, representantes de las comunidades Wayúu llamaron la atención sobre la necesidad de desarrollar acciones en materia vial y programas de atención al adulto mayor.

“Es justo dentro de la política del Plan de Soberanía Social en Fronteras”, sostuvo la canciller Carolina Barco, para quien la estrategia tiene un claro acento social.

“El Plan busca –agregó– apoyar programas específicos de reconocido impacto en las comunidades que habitan en la frontera, las cuales por muchos años han estado al margen de condiciones que garanticen alternativas viables de desarrollo autosostenible y apoyo del Estado”.

Con este plan, el Gobierno adelantará trabajos con comunidades que están en rezago respecto del resto del país y que han sufrido el abandono. La estrategia contempla una política de frontera, que parte de una visión compartida de desarrollo social.

En la delegación también participaron los viceministros de Transporte y Salud, así como delegados del Ministerio de Educación Nacional, el Departamento Administrativo de Aeronáutica Civil y la Oficina Nacional de Atención y Prevención de Desastres.

Los representantes gubernamentales adquirieron compromisos sobre la base de hacer una reunión sobre rendición de cuentas al promediar este año, entregando resultados concretos en materia de salud, atención básica, vías y educación.

Los compromisos contemplan la reestructuración de los hospitales de Riohacha y Maicao, así como la dotación del puesto de salud de Castilletes sobre la base de un proyecto que tendrá que presentar la comunidad beneficiada en su radio de acción.

Igualmente figuran la priorización vial del trayecto Mayopo-El Pájaro-Manaure y la rehabilitación de la pista del terminal aéreo en Punta Espada.

En materia de comunicaciones, el compromiso incluye la instalación de 22 teléfonos comunitarios para corregimientos en los cuales la población indígena sobrepase las 170 personas, debido a la dispersión en un territorio que los miembros de la etnia consideran de la nación Wuayúu.

Incluye también la instalación de 15 centros comunitarios de comunicación dotados, entre otros dispositivos, con terminales de computador.

En materia de educación, la estrategia ampliará la cobertura de alfabetización de adultos en castellano y el impulso a los proyectos de etnoeducación, a través de la ampliación de la nómina de maestros.

A lo largo del año, la estrategia abarcará a Puerto Leguízamo, La Chorrera y Mitú en la zona de frontera suroriental del país; Saravena, Puerto Carreño y Puerto Inírida en la zona oriental y San Andrés, Acandí, Sapzurro y Juradó en la zona noroccidental.

Deja una respuesta

COMENZÓ PLAN DE SOBERANÍA SOCIAL EN FRONTERAS

Castilletes, 17 ene (CNE). El Gobierno Nacional comenzó hoy en La Guajira las acciones del Plan de Soberanía Social en Fronteras.

Las ministras de Relaciones Exteriores, Carolina Barco, y de Defensa, Marta Lucía Ramírez de Rincón, hicieron hoy un recorrido por cuatro puntos estratégicos de la Alta Guajira y entregaron dotaciones para las áreas de salud, agua potable, educación, saneamiento básico e infraestructura vial y aeroportuaria.

Durante el recorrido, al cual asistió el gobernador de ese departamento, Hernando Deluque Freyle, representantes de las comunidades Wayúu llamaron la atención sobre la necesidad de desarrollar acciones en materia vial y programas de atención al adulto mayor.

“Es justo dentro de la política del Plan de Soberanía Social en Fronteras”, sostuvo la canciller Carolina Barco, para quien la estrategia tiene un claro acento social.

“El Plan busca –agregó– apoyar programas específicos de reconocido impacto en las comunidades que habitan en la frontera, las cuales por muchos años han estado al margen de condiciones que garanticen alternativas viables de desarrollo autosostenible y apoyo del Estado”.

Con este plan, el Gobierno adelantará trabajos con comunidades que están en rezago respecto del resto del país y que han sufrido el abandono. La estrategia contempla una política de frontera, que parte de una visión compartida de desarrollo social.

En la delegación también participaron los viceministros de Transporte y Salud, así como delegados del Ministerio de Educación Nacional, el Departamento Administrativo de Aeronáutica Civil y la Oficina Nacional de Atención y Prevención de Desastres.

Los representantes gubernamentales adquirieron compromisos sobre la base de hacer una reunión sobre rendición de cuentas al promediar este año, entregando resultados concretos en materia de salud, atención básica, vías y educación.

Los compromisos contemplan la reestructuración de los hospitales de Riohacha y Maicao, así como la dotación del puesto de salud de Castilletes sobre la base de un proyecto que tendrá que presentar la comunidad beneficiada en su radio de acción.

Igualmente figuran la priorización vial del trayecto Mayopo-El Pájaro-Manaure y la rehabilitación de la pista del terminal aéreo en Punta Espada.

En materia de comunicaciones, el compromiso incluye la instalación de 22 teléfonos comunitarios para corregimientos en los cuales la población indígena sobrepase las 170 personas, debido a la dispersión en un territorio que los miembros de la etnia consideran de la nación Wuayúu.

Incluye también la instalación de 15 centros comunitarios de comunicación dotados, entre otros dispositivos, con terminales de computador.

En materia de educación, la estrategia ampliará la cobertura de alfabetización de adultos en castellano y el impulso a los proyectos de etnoeducación, a través de la ampliación de la nómina de maestros.

A lo largo del año, la estrategia abarcará a Puerto Leguízamo, La Chorrera y Mitú en la zona de frontera suroriental del país; Saravena, Puerto Carreño y Puerto Inírida en la zona oriental y San Andrés, Acandí, Sapzurro y Juradó en la zona noroccidental.