DE 100.000 A 125.000 AUMENTA COBERTURA DE PROGRAMA REVIVIR

Girón, 4 oct.(cne).- El Gobierno Nacional aumentó la cobertura de subsidios para adultos mayores pobres de 100 a 125 mil personas, en todo el país, que recibirán sus mesadas antes de diciembre de este año.

Así lo anunció el presidente, Alvaro Uribe Vélez, en el marco del XXXIX Consejo Comunal de Gobierno, quien explicó que el Gobierno pagará cumplidamente cada mes a cada uno de los ancianos beneficiados en todo el país.

Precisamente, el Mandatario entregó hoy a Joaquín, Luis Antonio, Aquilino, Severo, Presentación y Sabina los primeros cheques de la mesada por 50 mil pesos mensuales para su manutención.

El ministro de Protección Social, Diego Palacio, destacó que el Gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez aseguró los recursos para este y el próximo año a través del programa Revivir, destinado para ancianos pobres en situación de indigencia.

Los recursos anuales para este programa social ascienden a 125 mil millones de pesos e incluyen una mesada de 50 mil pesos y aportes adicionales del Gobierno local por 31 mil pesos.

El programa que era desarrollado por la Red de Solidaridad estaba beneficiando a cerca de 62 mil personas de la tercera edad en todo el país y la meta era llegar a los 100 mil beneficiados este año. Es decir que la cobertura fue duplicada.

Para el departamento de Santander, el Gobierno destinará recursos para 8.188 adultos mayores.

Palacio hizo un llamado a los alcaldes y Gobernadores del país para que, a través de aportes para cofinanciar el proyecto, mejoren la atención con servicios complementarios y promuevan el aumento de la cobertura de este programa de atención social.

El Presidente de la República manifestó que la entrega de estos subsidios es posible por la reforma pensional que entró en vigencia este año y que fue impulsada por el Gobierno Nacional con el fin de reordenar este sistema y promover la atención social a los grupos desprotegidos de la sociedad.

El Programa de Atención Integral para la Población Adulta Mayor busca mejorar las condiciones de vida de los hombres mayores de 65 años y mujeres mayores de 50, discapacitadas o indígenas y que viven en la indigencia.