Sitio oficial
 

DECLARACIÓN CONJUNTA DE LOS PRESIDENTES DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA Y DE LA REPÚBLICA DE CHILE

2 de Septiembre
DECLARACIÓN
CONJUNTA DE LOS PRESIDENTES DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA
Y DE LA REPÚBLICA DE CHILE

Bogotá, 2 sep. (SNE).- El
siguiente es el texto de la Declaración Conjunta expedida
por los Presidentes de Colombia y Chile.

DECLARACIÓN CONJUNTA DE LOS
PRESIDENTES
DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA Y DE LA REPÚBLICA
DE CHILE

Por invitación del Presidente de la República
de Colombia, señor Álvaro Uribe Vélez, el
Presidente de la República de Chile, señor Ricardo
Lagos Escobar, realizó una Visita de Estado a Colombia,
los días 2 y 3 de septiembre de 2005.

El Presidente Ricardo Lagos fue recibido
por la Mesa Directiva del Honorable Congreso de la República de Colombia y por
el Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Yesid Ramírez
Bastidas. Asimismo, se entrevistó con el Alcalde Mayor
de Bogotá D.C, señor Luis Eduardo Garzón,
quien le hizo entrega de las llaves de la ciudad.

El Presidente Ricardo Lagos Escobar fue
condecorado por el Presidente Álvaro
Uribe Vélez con la Orden de San Carlos, en el grado de
Gran Collar.

Los Presidentes abordaron diversos temas
de interés de
la agenda bilateral, regional y multilateral, constatando el
excelente nivel histórico en que se encuentran las relaciones
entre los dos países.

Decididos a profundizar el entendimiento
y la cooperación
entre las dos naciones, los Presidentes de la República
de Colombia y de la República de Chile adoptaron la siguiente:

DECLARACION CONJUNTA

1.Los Presidentes se congratularon por
el excelente estado de la relación bilateral, caracterizada por vínculos
constantes de solidaridad y amistad, fortalecida en la defensa
común de la democracia y sus instituciones, principios
fundamentales para la promoción del desarrollo económico
y social.

2. Renovaron su firme compromiso con
el fortalecimiento de la democracia, el Estado de Derecho,
el pluralismo, la participación
plena de la ciudadanía en los sistemas políticos
de los Estados, el respeto y promoción de los derechos
humanos, el apego al Derecho Internacional Humanitario y las
libertades fundamentales, reiterando su respaldo a la defensa
de las instituciones democráticas en América Latina
y el Caribe.

3. El Presidente de Chile reiteró su apoyo a las políticas
del Gobierno del Presidente Uribe en la búsqueda de la
paz, el fortalecimiento del Estado de Derecho y la garantía
de las libertades fundamentales de los colombianos. De igual
forma, el Presidente de Colombia respaldó las políticas
del Gobierno de Chile encaminadas a consolidar el desarrollo
y bienestar del pueblo chileno.

4. Los Presidentes destacaron el aporte
que a través
de la Misión de Acompañamiento al Proceso de Paz
(MAPP-OEA), hace la Organización de los Estados Americanos
(OEA), a los esfuerzos de paz que adelanta el Gobierno de Colombia.
Asimismo, resaltaron la importancia del proceso de reinserción
y del apoyo a las comunidades donde se han dado las desmovilizaciones,
lo cual contribuye a asegurar una paz sostenible, dentro del
marco del estricto respeto a los Derechos Humanos.

En este contexto, expresaron su interés en fortalecer
el apoyo a la Misión con el propósito de que pueda
cumplir de manera integral el mandato impartido por el Consejo
Permanente de la OEA.

5. A fin de avanzar en la profundización de las relaciones
bilaterales y los entendimientos existentes, los Presidentes
instruyeron a sus Ministros de Relaciones Exteriores para realizar
la V Reunión de la Comisión Binacional Permanente,
durante el primer semestre del año 2006.

6. Los Mandatarios renovaron su decidido
respaldo a los principios establecidos en las Cartas de las
Naciones Unidas y de la Organización
de Estados Americanos, entre ellos, la utilización de
los medios jurídicos para garantizar la paz y seguridad
internacionales y asegurar la solución pacífica
de las controversias, de conformidad con los principios de igualdad
soberana de los Estados, de no-intervención y de la intangibilidad
de los Tratados.

7. Compartieron la visión de un sistema multilateral
fortalecido y renovado como la mejor manera de responder adecuadamente
a los desafíos y amenazas que presenta el nuevo milenio.
Destacaron la coincidencia de que éste no sólo
comprenda la reforma al Consejo de Seguridad para hacerlo más
democrático, representativo y eficaz, sino que también
los demás órganos del sistema, en línea
con el llamado formulado por el Secretario General Kofi Annan.

8. Destacaron la realización de la IV Cumbre de las
Américas en Mar del Plata, Argentina, el 4 y 5 de noviembre
próximos, cuyo tema central es “crear trabajo
para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática”.
Ambos mandatarios señalaron que éste es un importante
espacio de debate hemisférico sobre crecimiento económico
con equidad, desarrollo social, gobernabilidad democrática
y el marco apropiado para definir, conjuntamente, estrategias
para el afianzamiento de la democracia, el estímulo
al crecimiento económico y la superación de la
pobreza en las Américas. Asimismo, hicieron votos por
el éxito del encuentro hemisférico.

9. Los Presidentes subrayaron el interés de Colombia
en ingresar como Miembro Pleno de la APEC cuando finalice la
moratoria. En ese sentido, el Presidente de Chile comprometió el
apoyo activo de su país en la búsqueda de un consenso
en las Economías APEC, que permita concretar esta aspiración
colombiana y consolidar su inserción en la Cuenca del
Pacífico.

10. Los Mandatarios señalaron la activa participación
de Chile en las labores del G24 y durante todo el proceso de
Londres a Cartagena, así como en la elaboración
de la Estrategia de Cooperación Internacional, proceso
que significó un ejemplo de construcción incluyente
y participativa de todos los sectores gubernamentales y sociales
involucrados en el tema de la cooperación.

11. Considerando la importancia que asignan
a la cooperación
internacional, en particular a la cooperación horizontal,
en tanto facilita el intercambio de experiencias y conocimientos
entre las instituciones de ambos países, los Presidentes
coincidieron en resaltar la positiva incidencia que tienen las
acciones conjuntas tendientes a lograr la comprensión
internacional sobre la necesidad de los países de renta
media por acceder a recursos de Asistencia Oficial al desarrollo.

12. Los Mandatarios coincidieron en la
importancia que reviste la realización del Seminario Regional de Evaluación
de Desarrollo de Capacidades orientado a la Cooperación
Sur – Sur que se celebrará en Bogotá a finales
de octubre de 2005, como medio que permitirá avanzar en
la construcción de un modelo que fortalezca la cooperación
Sur – Sur, con énfasis en el apoyo a los planes
y programas de desarrollo de terceros países de menor
grado de desarrollo relativo.

13. Los Jefes de Estado reafirmaron la
plena validez del Grupo de Río como mecanismo permanente de consulta y concertación
política latinoamericana y de interlocutor con otros Estados
y grupos de países. En este sentido, asignaron un carácter
prioritario al fortalecimiento de la democracia, a la lucha contra
la corrupción y la impunidad, así como a la promoción
de iniciativas para la integración regional y el fomento
de acciones para el desarrollo económico, social, científico
y tecnológico de la región.

14. Los Presidentes reiteraron su apoyo
político a la
Asociación Latinoamericana de Integración –ALADI– como
espacio privilegiado de la integración regional y expresaron
su compromiso de avanzar en el desarrollo de las acciones convenidas
por el Consejo de Ministros para dar un nuevo impulso a la Asociación.
Asimismo, manifestaron su satisfacción por la convergencia
de posiciones en la Segunda Reunión Ministerial de la
Comunidad Sudamericana de Naciones.

15. Registraron con satisfacción la activa participación
de la República de Chile como observador en la XVI Reunión
del Consejo Presidencial Andino que se llevó a cabo el
18 de julio del presente año, en Lima.

16. Los Presidentes reiteraron su disposición de continuar
aunando esfuerzos para avanzar en la implementación de
mecanismos que permitan materializar la iniciativa de Canje de
Deuda por Educación y en cumplimiento del mandato de la
Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno de San
José, manifestaron su apoyo a la celebración de
un encuentro internacional que reunirá, en el mes de septiembre
de 2005, a expertos y representantes de Ministerios de Educación
y Finanzas donde se definirán acciones concretas para
el cumplimiento de dicho objetivo. Igualmente destacaron los
esfuerzos que se adelantan para incluir este tema en la próxima
Declaración de Salamanca.

17. Los Jefes de Estado registraron con
satisfacción
la elección de Luis Alberto Moreno en la Presidencia del
Banco Interamericano de Desarrollo y de José Miguel Insulza
como Secretario General de la Organización de los Estados
Americanos, entidades que contribuyen a la unidad del continente
a través de la lucha contra la pobreza y el fortalecimiento
de las democracias.

18. Coincidieron en la importancia de
fortalecer la Comisión
Permanente del Pacífico Sur, independientemente de las
dificultades surgidas para la entrada en vigor del Acuerdo de
Galápagos. Con tal fin, se comprometieron a buscar el
respaldo político de Ecuador y Perú para, en el
marco de una reunión extraordinaria de alto nivel, se
examine en profundidad la situación, proyección
futura de la Comisión, así como la revitalización
de su agenda para enfrentar los nuevos desafíos en asuntos
marítimos y encontrar fórmulas para superar sus
limitaciones actuales, la mora del pago de las contribuciones
y la interinidad del Secretario General.

19. Resaltaron la importancia que los
países de la región
integren la Misión de Estabilización de Naciones
Unidas para Haití (MINUSTAH). En este sentido, expresaron
su firme compromiso con el pueblo haitiano, el cual se ve reflejado
en la presencia del Batallón Chile y en el envío
de un destacamento de policía aeroportuaria de Colombia.

En el mismo sentido, formularon un llamado
para que la comunidad internacional, especialmente los países donantes, establezcan
programas de cooperación y auxilio y liberen los fondos
comprometidos, de tal manera que se alivien prontamente las urgentes
necesidades de cientos de miles de haitianos.

20. Los Presidentes reafirmaron que el
terrorismo, en todas sus formas y manifestaciones, cualquiera
sea su origen o motivación,
no tiene justificación alguna. En este sentido, expresaron
su preocupación por los crecientes vínculos entre
el terrorismo y la delincuencia organizada transnacional, a la
que recurren las organizaciones terroristas para financiar sus
actividades y acordaron favorecer una acción multilateral
concertada tanto para prevenir actos terroristas como para la
desarticulación de las redes y sus estructuras de apoyo,
en el marco de la responsabilidad compartida, conforme a los
compromisos asumidos en los diferentes instrumentos suscritos.

21. Se comprometieron a intensificar
las acciones para dar estricto cumplimiento a las disposiciones
de los diversos instrumentos
internacionales vigentes, en particular el Convenio Internacional
para la Represión de la Financiación del Terrorismo
y la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad, los cuales
brindan las herramientas necesarias para hacer frente a este
flagelo de manera eficaz y castigar a quienes cometen actos de
terrorismo.

22. Expresaron su más seria preocupación por el
tráfico ilícito de armas, municiones y explosivos,
que además de estar vinculado con otras actividades de
delincuencia transnacional, afectan la seguridad de las personas
y sus bienes, con graves consecuencias humanitarias. Asimismo,
expresaron la importancia de continuar cumpliendo con las recomendaciones
contenidas en el Programa de Acción de las Naciones Unidas
para Prevenir, Combatir y Erradicar el Tráfico Ilícito
de Armas Pequeñas y Ligeras, y en especial con la presentación
oportuna de los informes nacionales sobre cumplimiento de dicho
programa en los planos nacional, regional, mundial y a impulsar
dentro del marco de la Convención Interamericana contra
la Fabricación y el Tráfico Ilícito de Armas
de Fuego, Municiones, Explosivos y otros materiales relacionados –CIFTA–,
la aplicación nacional de los Reglamentos Modelo en el
Control del Tráfico Internacional y Corretaje de Armas,
aprobados en el marco de la CICAD, y los compromisos contenidos
en la Declaración de Bogotá.

23. En este mismo sentido, acordaron
trabajar conjuntamente para lograr una posición común con miras a la Primera
Reunión de Revisión del Programa de Acción
de las Naciones Unidas sobre el Tráfico Ilícito
de Armas Pequeñas y Ligeras en todos sus aspectos, la
cual tendrá lugar en Nueva York, en julio de 2006, que
permita impulsar acuerdos jurídicamente vinculantes en
los aspectos contemplados en el Programa de Acción y que
en la Conferencia de Revisión se logre fortalecer el marco
global de acción contra este flagelo. Esta propuesta tiene
su origen en la gravedad que representa este flagelo a nivel
mundial y en la necesidad de impulsar este proceso, teniendo
en cuenta las experiencias positivas que se han dado en Australia,
Brasil y Tanzania y que demuestran la importancia del control
al tráfico de armas de fuego y municiones en la reducción
de los índices de criminalidad.

24. Reiteraron su firme y decidida voluntad
de trabajar conjuntamente en los ámbitos bilateral y multilateral con el fin de
afrontar el problema mundial de las drogas y sus delitos relacionados,
teniendo en cuenta los principios de responsabilidad compartida,
equilibrio, integridad, multilateralidad, cooperación
internacional y respeto a la soberanía nacional.

25. Con el ánimo de fortalecer la lucha contra el problema
mundial de las drogas y sus delitos relacionados, los Presidentes
se congratularon por la realización de la Tercera Reunión
del Comité Técnico Colombia – Chile creado
por el Acuerdo sobre Cooperación Mutua para la Prevención
del Uso Indebido y Control del Tráfico Ilícito
de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas, la cual
tuvo lugar en Santiago de Chile, los días 29 y 30 de junio
de 2005.

Destacaron los avances logrados por Chile
en las áreas
de reducción de la demanda y control de la oferta de drogas,
prevención, así como los programas de tratamiento
y rehabilitación de drogodependientes. Del mismo modo,
resaltaron los logros alcanzados por Colombia en la ejecución
de los Programas de Desarrollo Alternativo, destinados a erradicar
los cultivos ilícitos, así como los adelantos en
materia de lavado de activos y de extinción del dominio.

26. Ambos mandatarios se mostraron confiados
y optimistas con el fortalecimiento de los vínculos entre las instituciones
pertinentes de Colombia y Chile involucradas en el control del
tráfico de drogas ilícitas y delitos relacionados,
así como las medidas adoptadas por ambos países
para unir sinergias destinadas a combatir el Problema Mundial
de las Drogas.

27. Convencidos de la imperiosa necesidad
de continuar fortaleciendo de manera efectiva los instrumentos
y mecanismos bilaterales
en temas de seguridad y cooperación jurídica en
materia penal, instruyeron a sus Ministros de Relaciones Exteriores
para que lideren los esfuerzos encaminados a hacer efectivos
los métodos de cooperación, comunicación,
información e inteligencia para mejorar la seguridad ciudadana
en sus territorios, haciendo especial énfasis en la capacitación
de funcionarios y el intercambio de experiencias en las áreas
relacionadas con el tema.

28. En este sentido, y teniendo presente
la variedad de materias que comprende la cooperación en seguridad y asuntos penales,
así como la importancia de intercambiar de forma ágil
y oportuna información de inteligencia, encomendaron a
sus Ministros de Relaciones Exteriores establecer a la brevedad
posible un mecanismo de consulta bilateral que involucre a las
instituciones nacionales competentes de cada país, a fin
de diseñar un plan de acción binacional en la materia.

29. Acordaron instruir a sus respectivas
policías para
que examinen la posibilidad de modernizar y profundizar el Acuerdo
de Cooperación vigente entre la Policía Nacional
de Colombia y Carabineros de Chile y en particular con miras
a incorporar formas delictivas no contempladas en este instrumento,
tales como el terrorismo. Igualmente reiteraron la cooperación
en el ámbito del Programa de Cooperación Internacional
para Policías Uniformadas Extranjeras CECIPU, en virtud
del cual Chile ofreció a miembros de instituciones policiales
colombianas cursos de formación, perfeccionamiento, especialización
y capacitación, así como becas de estudio.

30. Los Mandatarios expresaron su preocupación por el
transporte marítimo de material radioactivo, material
nuclear irradiado, desechos nucleares y todo otro tipo de sustancia
o artefactos relacionados, frente a sus costas, debido a las
potenciales consecuencias catastróficas que un accidente
o incidente puede producir en la salud de la población
ribereña, el medio ambiente marino y las actividades económicas
de sus poblaciones.

En este sentido expresaron que, de manera
consistente con los derechos y obligaciones marítimas en el derecho internacional,
alentarán y apoyarán el pleno cumplimiento de las
convenciones, normas y códigos de conducta vigentes de
la OMI y AIEA, sobre la materia.

Subrayaron la importancia de contar con
mecanismos efectivos de responsabilidad y se comprometieron
a alentar la consideración
por parte de la AIEA y de la OMI y de otros órganos internacionales
competentes, el establecimiento de medidas adicionales internacionales,
cuando sea necesario, que incluyan las garantías sobre
la no contaminación del medio marino; el compromiso de
recuperar material radioactivo, incluyendo desechos, en caso
de derrame o pérdida accidental de los mismos; las provisiones
para la reparación, rehabilitación o reconstrucción,
cuando sea apropiado, de las poblaciones afectadas en caso de
un accidente. Asimismo se comprometieron a invitar a los países
que transportan material radioactivo, incluyendo desechos, a
proveer información oportuna sobre dichos embarques y
sus rutas a Colombia, a Chile y a todos los Estados potencialmente
afectados del Hemisferio.

31. Los Presidentes instruyeron a sus
Ministros de Relaciones Exteriores realizar la segunda reunión de la Comisión
Mixta Cultural Colombia – Chile, en el cuarto trimestre
de 2005 en Bogotá, con el fin de acordar el programa de
Cooperación Cultural y Educativa Binacional.

32. Recomendaron iniciar negociaciones
tendientes a la pronta suscripción de un acuerdo de cooperación en materia
de preservación del patrimonio cultural material e inmaterial
tomando como base la experiencia colombiana en esta materia.

33. Así mismo, exhortaron a las autoridades competentes
diseñar una estrategia binacional contra el tráfico
ilícito de bienes culturales que parta del intercambio
de información referente a la legislación de ambos
países sobre el tema.

34. Los Mandatarios se congratularon
por la continua presencia de Chile en el Festival Iberoamericano
de Teatro de Bogotá,
así como por la confirmación de su participación
en calidad de Invitado de Honor en la Feria Internacional del
Libro de Bogotá de 2007.

35. Instruyeron estudiar la posibilidad
de firmar un memorando de entendimiento en materia de coproducción, promoción,
difusión y conservación del patrimonio cinematográfico,
con miras a suscribir en el futuro un acuerdo de coproducción
en materia cinematográfica.

36. Dispusieron continuar con el programa
de becas para formación
de jóvenes diplomáticos y otras actividades de
apoyo y cooperación entre las Academias Diplomáticas
San Carlos de Colombia y Andrés Bello de Chile.

37. Se comprometieron a promover el incremento
de la inversión
de las empresas colombianas en Chile y de las empresas chilenas
en Colombia, para lo cual instruyeron a sus autoridades competentes
examinar posibles alianzas entre inversionistas en sectores específicos,
realizar divulgación normativa que estimule la inversión
extranjera y estudiar nuevas alternativas de inversión.
Acordaron que se reúnan los organismos competentes para
negociar un acuerdo para evitar la doble tributación.

38. En relación con el Acuerdo de Complementación
Económica Nº 24 y respecto al fallo arbitral emitido
mediante Resolución definitiva del 19 de mayo de 2004,
los Presidentes instaron a los Cancilleres y Ministros responsables
del tema a hacer todos los esfuerzos para resolver la situación
actual que afecta la relación comercial y limita las posibilidades
de crecimiento del intercambio bilateral.

39. Instruyeron a sus Ministros de Relaciones
Exteriores y encargados de comercio exterior para que organicen
un encuentro empresarial
que congregue a exportadores e importadores de ambos países
en la ciudad de Bogotá en el transcurso del primer semestre
del 2006, con miras al incremento del intercambio comercial bilateral.

40. Destacaron su interés por la pronta entrada en vigor
del Convenio de Seguridad Social, suscrito entre los dos países
en diciembre del 2003 e instruyeron a las instituciones respectivas
agilizar los trámites pendientes.

Al término de su Visita de Estado, el Presidente de la
República de Chile, señor Ricardo Lagos Escobar,
expresó en nombre de su comitiva sus sentimientos de gratitud
y afecto por las atenciones de que fue objeto durante su visita
a Colombia y extendió una cordial invitación al
Presidente de la República de Colombia, señor Álvaro
Uribe Velez, para que visite Chile en una fecha a su conveniencia.

Suscrita en Bogotá, el dos de
septiembre de 2005.

Por la República de Colombia,
ÁLVARO URIBE VÉLEZ
Presidente
de la República de
Colombia

Por la República de Chile
RICARDO LAGOS ESCOBAR
Presidente
de la República de
Chile

 

Deja una respuesta