Sitio oficial
 

VISITA A PIZARRO DÍA DE LA NAVIDAD
Diciembre 24 de 2002 (Pizarro – Chocó)

Querida comunidad:

Quiero saludarlos a cada uno de ustedes,
de corazón. Quiero
saludar a todos los infantes de marina, a todos los soldados, a
todos los policías de mi Patria que nos acompañan
hoy en el Bajo Baudó y que tienen la responsabilidad de
devolverle la paz al litoral Pacífico.

Esta es una visita muy grata, ustedes tienen
la expresión
más bella del corazón de la Patria. Hace un año
pude venir el 24 de diciembre a hacer un recorrido en Pizarro con
ustedes, visité el hospital, lo encontré despintado,
sin cielo raso, entramos a la salita de maternidad y la camita
de maternidad estaba reventada, amarrada con pedazos de cabuya,
entramos a la salita odontológica y el equipo estaba mala,
incompleto y además sin planta de emergencia.

En fin, la situación bastante dramática. Y le dije
al Alcalde: ¿qué vas a hacer? Y me dijo: ‘de
Bogotá me van a mandar una plata para crecer el edificio’.
Le dije: para qué, no hay que crecer el edificio, el edificio
lo arreglamos con unos pesitos de pintura y con otros pesitos para
ponerle las tablillas del cielo raso, hay es que organizar los
equipos.

¡Qué bueno!, señor Alcalde, un año
después, poder venir acá en compañía
de toda esta distinguida delegación de compatriotas –encabezada
por el señor gobernador del Chocó y por las ministras
y los ministros del Despacho, la reina de Colombia y las ex reinas,
los comandantes de las diferentes fuerzas-, a poder registrar que
el centro de salud hoy es distinto.

Quiero agradecer a la doctora Alicia Arango,
secretaria Privada de la Presidencia, y a la doctora María
Paula Guerra, que se aplicaron con el Ministerio de Salud, a
cumplirle al centro
de salud de Pizarro.

Esto deja una lección: el problema no se resuelve mandando
plata, sin saber cuáles son las prioridades, de pronto el
problema no es de tanta plata, el problema se resuelve sabiendo
en qué se invierte, priorizando bien, cuidando el centavito,
sabiendo donde se pone el peso.

Es una lección para Colombia, para que sepamos administrar
muy cuidadosamente todos los recursos. Creo que si administramos
bien los recursos, con austeridad, con orden de prioridades, con
ganas, con afecto, con diligencia, con mucha menos plata vamos
a hacer más obras para toda esta Patria colombiana.

Pero, cuando se hacen las cosas no es para
sentarnos en los laureles, esto es una solución pequeñita para todo lo que necesitamos.
Un compromiso: vamos a darnos a la tarea de revisar todos los centros
de salud del litoral Pacífico y de mejorarlos a todos en
este Gobierno.

Con el mismo criterio: sin caudales de
dinero, pero con amor, con buena administración, haciendo
rendir cada pesito.

Y vamos, en los próximos meses, a sacar la nueva definición
del sistema subsidiado de salud, para avanzar –señor
Gobernador y señores Alcaldes- sustancialmente en el régimen
subsidiado en el litoral Pacífico y en toda la Patria.

Confío que el año 2004 sea un año de muchas
realizaciones en avance en el régimen subsidiado de salud,
en el 2003 tenemos que seguir la tarea de saneamiento fiscal, la
reestructuración, pero confío que vamos a tener muy
buenos resultados, especialmente en el 2004.

El país ha empezado a hacer un gran esfuerzo en materia
de impuestos, va a llegar un momento aquí en el año
2005, que todos vamos a pagar un poquito, pero si eso lo completamos
con austeridad, con derrota de la corrupción, esa platica
nos tiene que alcanzar para que crezca la economía, para
que se genere empleo, para que haya educación para todos,
para que llegue haber salud para todos, para que los colombianos
encuentren que la Patria les depara todas las oportunidades.

Hemos hecho un cambio en la estructura
tributaria que va a ser muy importante: todos pagando un poquito,
complementado con austeridad,
con derrota de la corrupción, tiene que alcanzar para resolver
los grandes problemas de la Nación entera.

Hemos venido, este 24 de diciembre, a acompañar al Párroco
de Pizarro en la novena, a todos ustedes, a llamar a todos nuestros
compatriotas a que Colombia crezca la solidaridad, el afecto. La
Nación unida, con afecto entre todos nosotros, respetando
las diferencias, no la detiene nadie, nos da una manito Dios y
este país se dispara en desarrollo económico, se
dispara en empleo, se dispara en oportunidades.

He venido, también, a seguir estimulando la acción
del Gobierno para avanzar en el Pacífico. Confiamos que
dentro de algunos meses, el señor Ministro de Obras Públicas
(Andrés Uriel Gallego) pueda entregar la parte esencial
de las obras de protección de la unidad de deportes de Pizarro,
porque esa unidad de deportes está muy amenazada por la
erosión que le ha causado el mar. Lo vimos hace un año,
todavía no se le ha hecho nada, pero se acaba de firmar
el convenio y eso debe ser muy útil.

El Gobierno Nacional ya ha empezado todas
las tareas para construir la central hidroeléctrica de Guapi y ya estamos empezando
los estudios para construir una hidroeléctrica en esta área
del Bajo Baudó.

¿Cuál es la idea?: ustedes tiene una energía
de ACPM, con unas plantas muy costosas, un transporte de combustible
muy costoso, unos sistemas de interconexión muy costosos.
Entonces, lo que tenemos que hacer es, aprovechar los recursos
naturales, todo el litoral Pacífico es riquísimo
en pequeñas caídas de agua, vamos a instalar pequeñas
centrales.

Nos vamos a proponer, inicialmente, sacar
la de Guapi que ya va en una fase muy próxima a iniciar construcción y,
en un segundo lugar, la de acá. Ese es un compromiso del
señor Ministro de Minas (Luis Ernesto Mejía).

La reforma tributaria también tiene cosas muy buenas, voy
a contar –pasado mañana- en Barranquilla los 10 puntos
que tiene la reforma tributaria para impulsar la economía.
Hay algunos que interesan muchísimo al Pacífico,
uno de ellos: exención tributaria a los nuevos hoteles,
a la remodelación de hoteles viejos, exención tributaria
a las empresas de ecoturismo.

Otro de ellos, de gran importancia para
esta tierra que es pródiga
en biodiversidad, sobre esta tierra se tiene que lanzar la ciencia
a buscar convertir esos recursos naturales en medicamentos. Todo
lo que se produzca en esa materia, queda exento de impuestos. La
reforma tributaria tiene un gran capitulo de reactivación
económica.

Y nos parece de la mayor importancia estimular
las grandes empresas de acueducto y alcantarillado y energía del país,
para que aprovechen un artículo de la reforma tributaria.
Ese artículo dice que esas empresas pueden gastarse parte
de los impuestos que le tiene que pagar a la Nación, invirtiendo
ese dinero en acueductos y en el alcantarillado de estas regiones.
Vamos a ver si eso nos funciona, tenemos identificados dos o tres
sitios del país para empezar, creo que hay que obligar,
señor Ministra (de Ambiente, Cecilia Rodríguez) a
Empresas Públicas de Medellín a que haga el acueducto
regional de Urabá, el acueducto regional del Bajo Cauca.
A la Empresa de Acueducto de Bogotá que haga el acueducto
de Agua de Dios, el de Tocaima, que son municipios que siguen tomando
agua del río Bogotá y buscar, como van llegando a
estas regiones, para eso se les da esa exención tributaria.

Y hay otro punto muy importante: hoy, cada
kilovatio de energía
hidroeléctrica paga un peso para mejorar el servicio de
energía en estas regiones y la reforma tributaria acaba
de extenderle el tributo a la transmisión. Una línea,
cada kilovatio que transmite, va a pagar una platica y esa platica
se lleva a un fondo para estas regiones.

Entonces, señor Ministro del Transporte (y Obras) y doctora
Alicia, con esa platica el Ministerio de Minas nos tiene que ayudar
con ese fondo nuevo que ha creado la reforma tributaria, a financiar
la pequeña central del Bajo Baudó para aprovechar
estas caídas de agua.

No la esperen para mañana, eso toma tiempo. No se cuántas
canas me han nacido del 7 de agosto a la fecha, toda decisión
toma tiempo, exige remontar muchos obstáculos, pero si empujamos,
empujamos y empujamos y de insistir, insistir e insistir, sacamos
eso adelante.

Hoy, en este 24 de diciembre, la Nación entera quiere integrarse
espiritualmente con cada uno de los soldados, con cada uno de los
policías, con cada uno de los infantes de marina de Colombia.
Sientan, muy apreciados compatriotas integrantes de la Fuerza Pública,
que la Nación tiene una enorme esperanza en ustedes, que
la Nación les exige mucho porque la Nación necesita
que derrotemos a los terroristas, pero que la Nación los
quiere enormemente.

Señora Ministra y señor General Mora Rangel (Jorge
Enrique, comandante de las Fuerzas Militares), la ley de extinción
de dominio le facilita al Estado colombiano recuperar los bienes
poseídos por terroristas más ágilmente. Hace
tres días se avanzó en unos decomisos de tierras
en Córdoba que pertenecían al Epl, confiamos que
con la aplicación de la ley de extinción de dominio,
eso regrese al Estado rápidamente.

Y los invito a tomar una determinación: ubiquen, en parte
de esas tierras, a los soldados heridos que integran hoy el Batallón
de Sanidad y a los policías heridos. Que ellos sean adjudicatarios
de esas tierras para que la Patria les de una oportunidad, ya que
ellos han sufrido limitaciones en su capacidad física por
servir a la Patria.

Que esa sea una decisión de Gobierno de este 24 de diciembre.
Premiamos a los policías y soldados que han hecho ese esfuerzo.

Y la señora Ministra del Medio Ambiente responsable del
programa de vivienda social, asume el compromiso de que cada vez
que podamos repartir unos subsidios de vivienda social, un poquito
será para la Fuerza Pública de la Patria, que ellos
sientan que les exigimos y los queremos, porque la Nación
tiene que recuperar el orden que es presupuesto de la libertad.

Muy grato este 24 de diciembre en esta
tierra de Pizarro. Cuando saludo a cada uno de ustedes, me parece
saludar un corazón
infinito, una espontaneidad infinita, una alegría infinita.
Cuando ustedes se sonríen, se les aparece el alma por esa
sonrisa.

Esta es una población muy bella, una población
muy representativa de nuestra Patria.

Para todos, feliz navidad y un feliz 2003.

Deja una respuesta