Sitio oficial
 

CONSEJO COMUNAL DE GOBIERNO # 15
Diciembre 22 de 2002 (Pasto – Nariño)

Querida comunidad:

Un saludo muy afectuoso a ustedes y decirles
que la razón
de la presencia del Gobierno esta mañana aquí, tiene
tres motivos: hacer la primera evaluación de lo que fue
nuestro primer Consejo comunitario de Gobierno, agradecer a los
congresistas de Nariño sus esfuerzos inmensos para sacar
adelante la agenda legislativa, su comprensión para cambiar
la política, para derrotar los auxilios parlamentarios,
el clientelismo, para sustituir eso por una digna y eficaz representación
de la región.

Y el tercer motivo es saludar desde Nariño a la Colombia
deportiva. El partido de hoy tiene un gran campeón que es
la solidaridad colombiana. El equipo que más goles marque,
va a se el campeón, pero el que quede campeón y el
que pierda, van a ser campeones en solidaridad, en civismo, en
unidad de los colombianos. Este es un evento muy importante para
elevar el civismo.

Se que el pueblo de hinchas del Medellín
y el pueblo de hinchas del Pasto se van a unir en un abrazo fraterno
por Colombia
y que se va dar hoy una muestra de civismo, de solidaridad del
pueblo colombiano, que el mundo entero va a aplaudir.

Acabamos de concluir un proceso de reformas
en el Congreso de la República, de gran importancia, que implica grandes esfuerzos
para la Nación. Por ejemplo, en el tema tributario yo creo
que se dan pasos muy importantes. ¡Claro, hay que pagar más
impuestos, todos tenemos que hacer un aporte adicional!

Se va a pagar impuestos gradualmente, de
IVA, hasta que en el año 2005 todos los bienes y servicios paguen un poquito,
los de la canasta familiar pagarán dos puntos.

Los países que mayor solidaridad han adquirido, que mayor
sentido de pertenencia han desarrollado, que mayor grado de participación
ciudadana han logrado, son aquellos países donde todo el
mundo sabe que ser nacional de ese país cuesta un poquito.

Cuando terminó la Guerra de los Mil Días
y el General Uribe se dio a la tarea de reconstruir su partido
dijo que ser
miembro de ese partido es un honor que cuesta.

En la reforma tributaria, diría, los que los colombianos
tenemos que pensar que ser colombianos es un honor que cuesta y
por eso vamos a tener que hacer un sacrificio de pagar un poquito
más de impuestos.

Si eso lo complementamos con gran austeridad
y con la derrota de la corrupción, tengan la absoluta certeza que va a haber
más dinero para educación, para salud.

Una de las cosas que hoy podemos cosechar
es que ya el Gobierno se puede comprometer, gracias a esa reforma,
con unos pesitos para
cofinanciar el Estadio de Pasto y que ya hay caminos con menos
nubarrones para poder adelantar planes tan importantes como el
Plan Vial de Nariño.

Quiero agradecer a todos los congresistas
de Nariño, todos
han estado insistiéndole al Gobierno, presionando al Gobierno
por el Estadio de Pasto, todos han estado presionando al Gobierno –allá no
han llegado a la oficina los congresistas de Nariño a pedirme
puestos ni a pedirme auxilios y vengo a destacarlo hoy, ante la
faz del país porque eso honra al Congreso de la República,
eso muestra que podemos cambiar las costumbres políticas-,
todos han llegado a pedir el Estadio de Pasto, a pedir que funcione
la zona de libre comercio de Ipiales, a pedir que se recupere la
tranquilidad en las vías, a pedir que se le de devuelva
la paz a la Cocha, a pedir que se termine la pavimentación
de la troncal del Galeras, que se avance en la pavimentación
de la vía de Buesaco a la Unión.

En fin, han sido unos voceros ejemplares de los intereses de este
pueblo. No podemos dar respuesta plenamente a todas esas peticiones,
pero creo que podemos avanzar gradualmente.

Quiero desde Nariño y ante todo el país, agradecer
al Congreso porque ha tramitado una agenda muy importante, agradecer
la lealtad de los congresistas conservadores, el apoyo de los congresistas
liberales, la dignidad de sectores de oposición, del Polo
Democrático, la crítica constructiva de sectores
del oficialismo.

La Patria es pluralista, la unidad nacional
no es unanimismo, la unidad nacional es saber discrepar dentro
de la solidaridad
para sacar adelante los superiores intereses de la Nación.

Y quiero agradecer con nombre propio a
cada uno de los congresistas de Nariño, a los senadores Carlos Albonoz Guerrero, Darío
Martínez, Antonio Navarro Wolf, a los representantes Javier
Tato Álvarez, Eduardo Enríquez Maya, Manuel Enríquez
Rosero, a Miriam Paredes –quien se ha convertido en todas
estas tareas de Gobierno en un apoyo extraordinario, yo siempre
aplaudo esta tarea de las mujeres que le dan ejemplo de patriotismo
a todos-.

Quiero agradecer a Verner Zambrano, Willintong
(Ortiz) ha estado muy preocupado también por el Estadio de Pasto y por los
intereses de Nariño. A él también quiero expresarle
la gratitud, no obstante que no nos acompaña en el día
de hoy.

Deja una respuesta