LANZAMIENTO DE LA AGENCIA NACIONAL DE HIDROCARBUROS

Septiembre 15 de 2003 (Bogotá – Cundinamarca)

Compatriotas:

Debo agradecerles inmensamente la presencia
de ustedes esta tarde, creo que todo lo ha sintetizado debidamente
el Ministro (de Minas,
Luis Ernesto Mejía), nada tendría que agregar sino
desear todos los éxitos en esta tarea que emprende la Agencia
y que efectivamente el país y la comunidad internacional
puedan ver allí un paso positivo para darle mayor seguridad
a la inversión privada, nacional y extranjera en el campo
que es tan importante para nuestra Nación.

Hemos tenido serias dificultades en el
robo de combustible, en el contrabando de combustible. Por supuesto,
se han tomado allí una
serie de medidas que aspiramos nos den resultados, una de las cuales
es vincular el vehículo en el cual se transporta combustible
robado al cuerpo del delito y decomisarlo. Confiamos que podamos
mostrar resultados en esa materia tan delicada y que tanto afecta
la distribución formal, las finanzas de los municipios,
de los departamentos y de la misma Nación.

Y, aspiramos poder cumplir las metas inicialmente
previstas en sísmica, en exploración, poder poner unas metas más
ambiciosas, cumplirlas. Y aspiramos, también, que dentro
de poco los convenios para extensión de contratos que le
garanticen al país que unos trabajos que tienen que hacer
los productores los hagan a tiempo para suavizar el descenso de
producción de muchos campos, se puedan perfeccionar para
dar señales de tranquilidad.

Estamos bastante preocupados por el tema
de la producción
petrolera en Colombia y ojalá este paso que se ha dado sirva.

Quería aprovechar 10 minutos con ustedes, apreciados inversionistas,
para escuchar opiniones de ustedes, sugerencias, a ver cómo
ayudamos todos a que Colombia salga de esta gran incógnita
que es su futura producción de hidrocarburos.

Sabemos el tema de seguridad, estamos buscando
medidas complementarias a las tomadas, estamos buscando cómo las financiamos, cómo
las aplicamos, a ver cómo les damos plena seguridad.

He encontrado que muchas firmas que en
el pasado no apelaban a buscar la seguridad del Estado y cuando
intentaban explorar y chocaban
con el primer obstáculo de orden público, simplemente
desistían. Ya hay la buena noticia de que han tornado en
busca de la seguridad del Estado, eso nos obliga a responder y
a darles plenas garantías para que puedan llevar a cabo
los trabajos exploratorios.

Pero es importante, ya que los tenemos
reunidos a todos esta tarde, escucharlos así que les ofrezco
la palabra.

Muchas gracias a todos ustedes.

Deja una respuesta