Sitio oficial
 

CONSEJO COMUNAL DE GOBIERNO # 95
Mayo 14 de 2005 (Tame – Arauca)

Compatriotas:

Un saludo lleno de afecto a todos ustedes. Muy grato
estar hoy con ustedes en esta tierra, cuan de la
libertad de la Patria, tierra que le ha dado tanto
a Colombia y que ha sufrido tanto por los males que
afectan a Colombia.

En el día de hoy hemos variado el horario.
A las 9:00 de la mañana empezamos un Consejo
de Seguridad aquí en Tame que tuvo dos espacios:
un primer espacio para oír las preocupaciones
de la comunidad, y un segundo espacio en el que continúan
las Fuerzas Militares y de Policía con el
Fiscal General de la Nación y el Viceministro
de Defensa.

En materia de seguridad hemos
encontrado buenas y malas noticias. Voy a empezar
con las buenas. El
año 2003 fue un año de un pico elevadísimo
de homicidios en Arauca, 444; en el año 2004
se rebajó a 395, en el mismo período
de 2004 a esta fecha llevábamos 157, ahora
hay 114, pero el ideal es un Arauca sin homicidios.

En materia de secuestros
tuvimos un pico elevadísimo
en el 2003, 48 secuestros; en el 2004, 17; en lo
corrido del 2004 hasta esta época llevábamos
10 secuestros, en lo corrido del 2005, 3; hay una
reducción del 70 por ciento.

Pero examinamos temas muy delicados de secuestros
que han hecho los grupos secuestradores de Colombia
al otro lado de la frontera y que afectan a ciudadanos
araucanos y a ciudadanos de la hermana patria venezolana.

Hemos visto que se ha presentado
una disminución
en todo el departamento del robo del ganado, pero
se mantiene una gran preocupación por casos
de robo de ganado aquí en Tame. Estábamos
comparando contra lo que fue el Consejo de Seguridad
que presidí aquí hace 11 meses. Hemos
visto que ha mejorado el control de las carreteras
pero no lo suficiente, en las últimas semanas
se han presentado unos casos de piratería.

Hoy la gran preocupación de la comunidad
es por la extorsión, extorsión aquí en
el casco urbano por cuenta de los mal llamados grupos
paramilitares y extorsión en las áreas
rurales por cuenta de las guerrillas.

Extorsión para sacar un animal vacuno, extorsión
para entrar mercancías al comercio, extorsión
a comerciantes, a transportadores, a finqueros. Es
de anotar que aquí en Tame no hay inversionistas
de tierras sino trabajadores de la tierra, por eso
hay que recuperar, hay que salir definitivamente
de este largo túnel que ha mantenido tantos
ciudadanos sin poder trabajar las tierras por esta
violencia.

Evaluamos también cómo ha funcionado
nuestra red de cooperantes a lo largo de las líneas
de las torres de energía. Esta semana gracias
a esa red de cooperantes hubo una captura muy importante
y esperamos desmantelar las redes que destruyen las
líneas de energía.

Evaluamos cómo avanza la red de cooperantes
a lo largo de la línea del oleoducto. Allí vamos
a tener que extender todos los esfuerzos a Norte
de Santander, porque las acciones terroristas contra
el oleoducto han disminuido en Arauca pero se han
venido trasladando a la cordillera nortesantandereana.

Nos propusimos tomar hoy
unas decisiones que en este momento están detallando los altos mandos
con la Fiscalía, aquí en el salón
contiguo. Una decisión para enfrentar la extorsión
es nombrar un oficial de enlace responsable individual
de la lucha contra la extorsión. Objetivo:
capturar los extorsionistas del casco urbano de Tame
y capturar los extorsionistas de las áreas
rurales e individualizar la responsabilidad.

Si bien la situación ha mejorado un poquitico
en sectores como La Cabuya, el mejoramiento no es
satisfactorio y se presenta una preocupante situación
en otro sector que es Betoyes.

La red de cooperantes que
hemos venido instalando a lo largo del tubo y a
lo largo de las líneas
de las torres de energía necesitamos extenderla
a la carretera y necesitamos extenderla al comercio,
al transporte y a cada finca.

El Ministerio de Defensa
ya tiene hoy un sistema de torres de transmisión
que permite que en cada finca haya radios, necesitamos
instalar en cada
finca un radio, comprometer a los cooperantes para
poder derrotar todos estos grupos.

Requerimos articular la integración de la
Fuerza Pública y de la ciudadanía.
Hubo denuncias esta mañana de temores a denunciar.
Hace un año una señora hizo una denuncia
y la asesinaron, caso que conoce ampliamente la Fiscalía.

Necesitamos crear confianza
para que la ciudadanía
denuncie. Hemos tomado la decisión de que
cada dos semanas se dé una reunión
entre ciudadanía y Fuerza Pública en
Tame para evaluar cómo vamos con estas nuevas
decisiones en materia de seguridad.

Hemos estudiado un plan presentado
por el alcalde de Tame, al cual le va a ayudar,
como corresponde,
la Fuerza Pública. En la capital del departamento,
en la ciudad de Arauca, tenemos una estructura de
apoyo con la Fiscalía que ha permitido proceder
de manera más diligente contra los terroristas,
vamos a replicarla aquí en Tame, también
con la ayuda de la Fiscalía.

Las Farc tienen una emisora
clandestina con la cual trata de hacer mucho daño.
Orientaremos acciones de inteligencia para desmantelar
esa emisora.

Compatriotas de Tame, el
tema de la seguridad necesita buena fe y perseverancia.
No es fácil ni rápido
desalojar a los terroristas de un país del
cual se habían apoderado, pero lo vamos a
lograr.

Ustedes vivieron muchos años soportando las
mayores estructuras que en Colombia montaron las
Farc y el Eln, estructuras que todavía están
fuertes acá, y el remedio que llegó fue
igualmente terrorista, el remedio del mal llamado
paramilitarismo.

Este Gobierno tiene una autoridad moral, la autoridad
moral de perseguir a todas las expresiones del delito.
Este Gobierno no se ha unido con grupo terrorista
alguno para derrotar otro grupo terrorista.

Cuando yo era candidato,
mis adversarios decían
que ‘Uribe se iba a unir con los paramilitares
para derrotar a la guerrilla’. Yo soy plenamente
consciente de las responsabilidades de mi ejercicio
como Presidente de la Patria, del deber moral que
tengo con mis compatriotas al haber recibido el mandato
de dirigir esta Nación, de la herencia del
legado que tenemos que dejar.

Quiero repetir desde Tame
que nuestro objetivo es una Colombia sin narcotráfico, una Colombia
sin guerrillas, una Colombia sin paramilitares, una
Colombia sin corrupción.

Aquí nadie puede decir, ni nadie podrá decir,
como se dijo frente a los carteles de la droga, nadie
puede decir ni nadie podrá decir, que el gobierno
de Uribe se ha unido con un sector terrorista para
enfrentar el otro sector terrorista. Esas mezclas,
no han sido ajenas a la historia de Colombia, por
eso la determinación nuestra para romper con
antecedentes de la índole que tanto daño
han hecho, porque lo critiqué mucho en la
campaña, dije que las Fuerzas Institucionales,
que el Gobierno, no podían soterrada o abiertamente
impulsar una plaga para acabar otra plaga; que aquí de
la manera como tenemos que proceder es con el propósito
de acabar todas estas expresiones de terrorismo.

Las ofertas de paz están hechas por igual
a todos y el ejercicio de autoridad está orientado
por igual contra todos.

Llamo a la comunidad para
que se adquiera conciencia que cualquier vínculo con la guerrilla en
Arauca hay que cortarlo, que cualquier vínculo
con los paramilitares en Arauca hay que cortarlo,
que el camino es el camino institucional, la integración
con la Fuerza Pública.

Y hemos estado repasando
esta mañana los
procedimientos para que nuestra Fuerza Pública
sea más eficaz en la lucha contra la guerrilla
en Arauca y contra los paramilitares que todavía
afectan una parte de Arauca, una parte del Casanare
y una parte del Meta.

Confío ver resultados, confío que
la población pueda tener un alivio, confío
que podamos avanzar en el desmantelamiento de esos
grupos paramilitares que extorsionan aquí en
Tame, en el área urbana, y de esos grupos
guerrilleros, que extorsionan en el área rural.

Confío que con los cooperantes, las comunicaciones,
la articulación de la fuerza pública
con la comunidad, podamos recuperar la explotación
agropecuaria de las fincas, porque repito, las fincas
de Tame no son fincas de inversiones de lujo ni de
rentistas, sino de trabajadores de la tierra. La
mejor inversión social aquí es recuperar
la paz, para que esas tierras las llenen nuevamente
de ganadería, para que las siembren, para
que se dé ese desarrollo agropecuario que
es importante en la generación de empleo.

Hemos tenido buenas noticias
en la tarea de la Fuerza Pública para facilitar la sísmica en
busca de petróleo y para facilitar la exploración
de nuevos pozos.

Repito: hay una gran disminución del homicidio
en Arauca, hay una gran disminución del secuestro,
hay una disminución del robo de ganado. Nada
de eso nos satisface. Lo que necesitamos es recuperar
plenamente la paz de esta tierra.

Por eso empezamos hoy el
consejo comunitario tarde, porque decidimos dedicar
toda la mañana al
consejo de seguridad, que todavía sigue funcionando.

Para los próximos consejos comunitarios,
donde tengamos que hacer la combinación con
consejo de seguridad, voy a proponer que las Ministras
y los Ministros empiecen el consejo comunitario a
las 10:00 de la mañana, yo empezaré el
de seguridad a las 9:00 y me integraré al
comunitario tan pronto terminemos el de seguridad.

Mis compatriotas de Tame
y Arauca, ustedes no están
solos, todavía están sufriendo mucho,
pero algo hemos avanzado en seguridad. Infortunadamente
Tame es el municipio del departamento donde menos
hemos podido avanzar en seguridad. Tenemos unos reportes
más tranquilizantes de Saravena, de Arauquita,
de Arauca.

Tengo muchos recuerdos. En
la campaña me
llamaban muchos araucanos a invitarme a visitar esta
tierra, y la guerrilla lo impedía con permanentes
actos terroristas.

En mi primera visita como
Presidente a Arauca, estando a las 7:00 de la mañana en el aeropuerto de
Bogotá, rumbo a salir para Arauca, fuimos
informados que acababa de estallar en la capital
un carro bomba.

Un caso muy triste: Una niña de la Policía,
de mi avanzada, estaba esperándome en el aeropuerto
de Arauca, los llamaron y les dijeron: hay un carro
sospechoso, en una calle por donde va a pasar la
delegación de Bogotá, ella acudió solícitamente
a ver qué pasaba, empezaron a desarmar ese
carro, resultó ser un carro bomba, mató a
varios agentes, entre ellos a esta niña de
la Policía de nuestra avanzada.

Tengo muchos recuerdos tristes,
por eso hay que perseverar para devolverle la paz,
que tiene que
ser la alegría, al pueblo araucano.

En mi segunda visita a Arauca
acudí aquí un
domingo en la mañana, con la ministra entonces
de Defensa, Marta Lucía Ramírez y los
altos mandos. La noche anterior en Saravena, el Eln
había entrado unos cilindros de dinamita camuflados
en un furgón de distribución de helados,
y en el parque de Saravena estallaron esos cilindros,
causándole grave daño a la población
civil y causándole grave daño a la
Policía. Después hubo bicicletas bomba
en Saravena, caballos bomba en Saravena. Hemos mejorado
bastante en Saravena.

He pedido que se denuncie todo acto de terror, porque
lo que me preocupa es, que por ejemplo, cuando vienen
ONGs solamente conocen los casos imputables a los
mal llamados paramilitares, pero no se les informa
o no recaudan los casos imputables a las guerrillas.

Recuerden, el propósito es una Colombia sin
guerrillas, una Colombia sin paramilitares, una Colombia
sin corrupción y una Colombia sin drogas ilícitas.
Hay que denunciar a todos por igual y perseguir a
todos por igual.

Hace dos días le decía a la Alta Comisionada
de Naciones Unidas que frente a los paramilitares
respetamos a aquellos que respeten el cese de hostilidades
y que se desmovilicen, como hemos respetado a 6 mil
guerrilleros desmovilizados, pero aquellos que persistan
en acciones violentas los tenemos que destruir, desarticular,
con la fuerza legítima del Estado.

Este Arauca no puede seguir
maltratado por el Eln y por las Farc, y maltratado
por los paramilitares.
Aquí tenemos que recuperar plenamente la paz.
Este es un departamento muy bello, con una inmensa
riqueza de hidrocarburos, con posibilidades de encontrar
más, con una gran posibilidad agropecuaria
y sobre todo, con unos compatriotas que tienen cultura
histórica de Patria, con unos compatriotas
que tienen disciplina de trabajo, por eso hay que
quitarles la pesadilla del terrorismo.

No puedo ofrecerles en ese
campo, en ningún
campo, milagros, pero cuenten con la perseverancia
y con la dedicación de este gobierno hasta
el último día de la administración,
con un objetivo: recuperar la paz en Arauca, como
la tenemos que recuperar en toda Colombia.

La paz nace de la autoridad,
la autoridad se enseñorea
en el corazón del pueblo cuando es legítima
y se legitima todos los días. Esa legitimidad
también depende de su eficacia y de su transparencia.
Los procesos de diálogo y de paz no nacen
de las blanduras de los gobiernos, nacen de la autoridad.
Cuando los gobiernos son blandos, los terroristas
se crecen más, y en lugar de negociar de buena
fe lo que hacen es someter esos procesos a la burla.

No acostumbro dedicar estos espacios de los consejos
comunitarios a seguridad, pero dadas las dificultades
de Tame, he querido introducir en el consejo comunitario
de hoy con estas apuntaciones.

En la primera sesión de las 9:00 de la mañana
del consejo de seguridad, escuchamos los gremios,
y ellos con toda franqueza denunciaron todas las
situaciones. Y en la segunda sesión, que todavía
no ha terminado, nos hemos propuesto tomar una serie
de acciones a ver cómo avanzamos en la derrota
del terrorismo.

Vamos a dedicar estas horitas
de la tarde a examinar los temas sociales y económicos. Estos consejos
no son redentores ni milagrosos, estos consejos son
instancias de coordinación entre los gobiernos
locales, departamental y nacional, son instancias
de comunicación con la ciudadanía,
son oportunidades de rendición de cuentas
y de proyección del futuro. Estos consejos
son para saber en qué vamos bien, en qué podemos
mejorar, en qué estamos mal.

Estos consejos nos permiten más
cercanía,
porque cuando el funcionario público se acerca
más a sus compatriotas, siente más
en su carne y en sus huesos las dificultades de sus
compatriotas y se compromete más con ellos.
Estos consejos no son de promesas, son de compromisos
de trabajo honrado, de gestión en equipo por
el bien de Colombia, son instancias de recuperación
de credibilidad en las instituciones democráticas
que nos gobiernan.

Un saludo lleno de afecto a ustedes,
mis compatriotas araucanos y mis compatriotas de
Tame.

Deja una respuesta