Ejército otorga regalo de Navidad a la comunidad del Putumayo, una nueva base militar

Por Víctor Hugo Gamba

Puerto Ospina, Putumayo, 24 dic (SP). Para estas fechas de Navidad y año nuevo y debido a la gloriosa labor de dos soldados de Colombia, el suboficial Wilner Martínez y el soldado profesional Zoilo Cadena, la comunidad del sur del Putumayo vivirá unas festividades en paz y tranquilidad, gracias a la construcción de una Base Militar en el corregimiento de Puerto Ospina. A este lugar llegaron el Presidente Álvaro Uribe Vélez y los Altos Mandos Militares el 24 de diciembre, para desearles a los soldados y policías de Colombia una Feliz Navidad.

Y es que estos dos soldados de la Patria llevan más de seis meses liderando el proceso, junto a 100 soldados regulares, para llevar a feliz término la tarea encomendada por los Altos Mandos militares hace siete meses: construir la citada base.

Así como los árboles y el bosque están emparentados, los soldados y la base también, ya que esta emerge en la selva putumayense como hija de los uniformados.

El Segundo Comandante del Ejército, general Jorge Octavio Ardila Silva, fue el impulsor de crear la base en unos terrenos ubicados a cinco minutos por tierra del corregimiento de Puerto Ospina. Estas tierras corresponden a 92 hectáreas y colindan con el río Putumayo, frontera con el hermano país del Ecuador.

La orden de construirla la recibió el comandante de la Brigada de Selva 27 y éste a su vez se la impartió al Batallón de Infantería de Selva número 49. El mayor Wilson Naranjo fue el oficial de operaciones delegado para iniciar las obras. El cabo tercero Antonio Martínez dirigiría la tropa en la fase de construcción.

‘Hay que sacar fuerzas de donde no las hay’

El calor y la humedad del clima del Putumayo y los siete meses que lleva al frente de la construcción de la Base de Puerto Ospina, se hacen sentir en el color ya oscuro de los brazos y cara del cabo tercero Wilner Antonio Martínez, un bogotano de 33 años de edad.

Orgánico del Batallón de Infantería de Selva número 49, Soldado ‘Juan Bautista Solarte’, unidad militar delegada para la construcción, este suboficial casado y padre de dos hijos, tiene en su cabeza, paso a paso, los procesos que se llevaron a cabo para construir la obra.

Martínez explicó que en julio de este año llegaron los primeros materiales para iniciar la construcción. Se trató de mil muros de conexión y bultos de arena para hacer las trincheras. Tres pelotones iniciaron las obras artesanales para construir la base. Mientras dos laboraban, uno prestaba seguridad en el área.

“Ver convertido el esfuerzo de los soldados y ver hoy en día no mucho, comparado con lo que puede llegar a ser esta base de nuestro Ejército, pero es una satisfacción ya ver posiciones de pié, kioscos, agua y luz”, indicó el suboficial, al narrar uno de los tantos méritos alcanzados.

Explicó que lo más difícil de hacer fueron los huecos y cortar la madera, que provenía de diferentes clases de árboles como la ceiba, flormorado, guayabo macho y tachuelo, oriundos de la región. “A veces hay que sacar fuerzas de donde no las hay para poder ver el esfuerzo que se hace y lo que ya está en pié”, agregó, haciendo gestos de humildad.

Al comentar que la base estará terminada en su totalidad dentro de un año, subrayó

 

El suboficial Wilner Martínez y el soldado profesional Zoilo Cadena participan en la construcción de la base militar de Puerto Ospina, Putumayo. Este corregimiento fue visitado el día de Navidad por el Presidente Álvaro Uribe Vélez, quien destacó los desvelos de los efectivos de la Fuerza Pública para que los colombianos puedan celebrar en tranquilidad y envió desde allí su saludo navideño a los integrantes de las Fuerzas Armadas. Foto: Felipe Pinzón – SP.

El cabo Wilner Antonio Martínez, un bogotano de 33 años de edad, es uno de los líderes de la construcción de la base de Puerto Ospina, Putumayo, visitada este día de Navidad por el Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, quien envió desde allí su saludo anual a los soldados y policías de Colombia, y destacó su sacrificio para que los colombianos puedan celebrar en paz las fiestas de fin de año. Foto: Víctor Hugo Gamba – SP.

El soldado profesional Zoilo Cadena considera un orgullo pertenecer “al glorioso Ejército Nacional” y ser parte de los hombres que construyen la base militar de Puerto Ospina, corregimiento del Putumayo en el que estuvo este jueves 24 de diciembre el Presidente Álvaro Uribe Vélez estuvo para saludar a los efectivos de la Fuerza Pública y enviarles el tradicional saludo de Navidad. Foto: Víctor Hugo Gamba – SP.

que actualmente cumple con los objetivos para los cuales fue creada, control de soberanía y control militar, al mismo tiempo destacó el trabajo denodado de los soldados regulares que lo acompañaron en el proceso.

“Darles un millón de gracias por haber dejado aquí tanto amor, sacrificio y sudor. Y en un futuro, cuando tengan la oportunidad de ver en los medios de comunicación esta base, puedan decir que aquí dejaron su sudor, sangre y lágrimas en la construcción”, dijo.

No en vano, este bogotano ya había participado en el año 2001 en la construcción de otra base militar, el Centro de Instrucción y Entrenamiento en Urrá, Córdoba.

Lo hago por mi madre

Con sus 1.60 de estatura, piel clara y ojos café, el soldado profesional Zoilo Cadena manifiesta que es un orgullo, primero pertenecer “al glorioso Ejército Nacional”, y segundo, hacer parte de los hombres que construyen la base militar.

Con 25 años de edad recién cumplidos y oriundo de San Gil, Santander, este soldado maneja la sierra con la cual se corta la madera, material fundamental en la construcción de esta obra de infraestructura militar.

Al preguntarle sobre su mejor satisfacción en este proceso, una sonrisa se esboza en su cara y dice: “Representa sentirme muy orgulloso de pertenecer a mi Ejército Nacional y de aportar un granito de arena para vivir siempre bien y estar con mis compañeros. Es una base muy privilegiada, porque estamos cerca de la población civil y no nos vamos a dejar ganar el territorio de los insurgentes”.

Porque para este soldado profesional con tres años de vida militar, su esposa Erika, su mamá y sus dos hermanos, representan su norte y la luz de su vida.

“A mi esposa y mi mamá, que las quiero mucho y que ellas son el eje de trabajo de uno acá para no sentirse solo, para estar pensando siempre en ellas. Que aunque muy lejos esté de ellas, mi mamá, mi mujer y mi hermana y mi hermano, van a ser el eje de mi trabajo”, manifestó.

Una Navidad lejos de casa

Para estos dos soldados de la Patria, vivir estas festividades de Navidad y año nuevo sin su familia, pero prestándole un servicio a la Patria, es un honor que solo pueden llevar los militares.

“Para mi esposa, lo que siempre le he dicho, que es una ‘verraca’, que es papá y es mamá, y lo mejor siempre para ella y para mis hijos. Y dejarles este mensaje: que todo esto que estoy haciendo, ese sacrificio de dejarlos solos y estar lejos de ellos, es todo para ellos, para que en un futuro puedan tener cosas mejores y un país mejor”, narró el suboficial Martínez, derramando una lagrima en su mejilla.

A su turno, el soldado profesional Cadena pasará la Navidad patrullando en la selva colombiana.

“Ahora la Navidad acá, nosotros no pensamos en una Navidad como siempre se pensaría en la vida civil. Pero le pedimos al Todopoderoso que siempre que tengamos la salud, la pasemos bien. Y siempre la seguridad las 24 horas con mis compañeros acá”, sostuvo.

Saludo presidencial

Hacia las 11:30 de la mañana llegaron por vía aérea el Presidente Álvaro Uribe Vélez  y la cúpula militar a la Base Militar de Puerto Ospina, a cumplir con la cita que año tras año realiza para estas épocas, la de darles un saludo de Navidad a los soldados, policías e infantes de marina del país.

Recordó que “los colombianos podemos tener una Navidad más tranquila gracias al esfuerzo de los soldados, de los policías, de la Armada, a los esfuerzos de la Fuerza Aérea”.

Por eso invitó a todos los colombianos a que, cuando estuvieran reunidos por la noche en familia, destacaran con afecto, con amor, la labor de los integrantes de las Fuerzas Armadas.

“Los integrantes de las Fuerzas Armadas hoy no pueden estar reunidos con sus familias por estar dedicados a cumplir el deber que nos permite al resto de los colombianos reunirnos con nuestras familias”, subrayó.

Para el cabo Martínez, esta visita recompensa su trabajo denodado para sacar adelante este proyecto de infraestructura militar en plena selva del Putumayo.

“Para nosotros es un orgullo que el día de la Navidad venga nuestro comandante y jefe máximo de las Fuerzas Militares a mirar el trabajo que con mucho esfuerzo se ha hecho y nos agrada la visita. Y mucho orgullo para la tropa, que son los que han dejado el sudor en esta base”, concluyó.

La Nueva Base Militar

Los terrenos de la Base Militar de Puerto Ospina tienen un total de 92 hectáreas y son de propiedad del Ejército Nacional. A la fecha se han invertido recursos por 49 millones de pesos para su construcción.

Soldados del Batallón de Selva número 49 y del Batallón de Ingenieros número 12 ‘General Liborio Mejía’, han participado durante seis meses en su construcción, la cual se inició en junio de 2009

Dentro de un año estará finalizada en su totalidad la base, la cual está diseñada para doscientos soldados, pero desde ya está prestando los servicios para lo cual fue creada, el control de soberanía y control militar del sur del Putumayo.


 
Compartir