¿El gobierno más corrupto?

Por: José Manuel Acevedo
El tiempo.com
2 de junio de 2010

Nos han vendido el cuento de que el de Álvaro Uribe ha sido el gobierno más corrupto de la historia. Tal vez -dirán los más generosos- el que devolvió la seguridad a los colombianos, pero también el más corrupto de todos.

En pocos temas la opinión pública raja al presidente Uribe como lo hace cuando se le habla de corrupción. Un 52 por ciento de los encuestados por Invamer Gallup considera que el Gobierno no ha enfrentado como corresponde el clientelismo y las marrullas dentro de la administración pública.

La percepción ciudadana no se compadece con la realidad y, a riesgo de que me crean ciego e insensato, diré, con cifras y ejemplos, que este gobierno ha sido activo en su combate contra los alarmantes índices de corrupción, especialmente en comparación con gobiernos pasados que convivieron, ¡de qué forma!, con la ilegalidad. Estos 8 años de Uribe en el poder sirvieron para emprender varias acciones que la mayoría lucha por no reconocer.

Cuatrocientas sesenta y cinco entidades de la rama ejecutiva han sido reformadas. Hoy son más eficientes y transparentes y, como consecuencia de esa decidida intervención, el Departamento Nacional de Planeación ha dicho que se han liberado cerca de 5,4 puntos del PIB, equivalentes a 25,4 billones de pesos, para ser destinados al sector social.

Cuánto escándalo le hicieron a la famosa Pila, implementada tortuosamente en sus comienzos, pero que a mediano plazo ha logrado hazañas que no se cuentan: los recaudos por concepto de la Pila pasaron de 25,5 billones en el 2008 a 29,5 billones de pesos al cierre del 2009.

¿Quiénes ganan con esta medida que combate la evasión entre ciudadanos y empresarios acostumbrados al atajo? Los beneficiarios del Sena, que, dicho sea de paso, hoy acceden a los servicios virtuales y presenciales de esa institución sin necesidad de palancas. ¡Y los testigos existen y se cuentan por millones!
También ganan, con la administración limpia de los aportes de los colombianos, otros cuantos millones de usuarios del ICBF.

A la fecha, todos los créditos del Icetex se solicitan a través de la página web, y el computador ciertamente no tiene preferencias en las solicitudes ni en la adjudicación de los mismos.
Los profesores ya no se nombran por recomendación, como ocurría antes. Hay 53.688 docentes y directivos vinculados a la carrera por concurso. Ello garantiza no solo transparencia, sino calidad. ¿Quién resalta este hecho?

¿O quién le reconoce al Gobierno haber rescatado a Telecom de las mafias que la desangraban? En el 2002, la compañía era inviable a corto plazo, con incalculables pérdidas.
Desde el año 2004 y hasta el año 2009 se ha efectuado inversión por 2,2 billones de pesos, al pasar los ingresos de 1.891 millones de pesos en el 2002 a ingresos operacionales de 2.041 millones en el 2009.

¿Se acuerdan de los auxilios parlamentarios? Este gobierno los acabó. A cambio de ellos se asignó una partida de 1 billón 400 mil millones de pesos para fortalecer los planes departamentales de agua en todo el país, que con éxito dejó marchando el ex ministro Juan Lozano.

¿Y de la ‘Yidispolítica’, qué?, se preguntarán algunos. La respuesta es que ningún gobierno había sido tan investigado como este por la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía General de la Nación. Con la condena anticipada de Yidis Medina y Teodolindo Avendaño, la Corte busca culpables del lado del Ejecutivo. Si es un ministro, o dos, mejor.

El juicio se ha conducido con criterios más políticos que estrictamente jurídicos, pero el punto está en que nunca un gobierno había sido tratado con tanta dureza por un presunto caso de corrupción. ¿Cuántas ‘Yidis’ se pasearon impunes en administraciones anteriores y parlamentos pasados?
La tarea está por completarse. No niego que hace falta mucho, especialmente en el orden departamental y municipal, pero de ahí a decir que este gobierno ha sido el más corrupto de todos constituye una injusticia manifiesta. Aquí están las cifras. Estudiémoslas con objetividad.