Esfuerzos en el Gobierno Uribe por los secuestrados

ESFUERZO EN EL GOBIERNO URIBE POR LOS SECUESTRADOS


1. EL Gobierno del presidente Álvaro Uribe emitió el Decreto 1740 de 2002 “Adelantar diálogos, negociaciones y firmar acuerdos con los voceros, o miembros representantes de los grupos armados organizados al margen de la ley, dirigidos a: obtener soluciones al conflicto armado, lograr la efectiva aplicación del Derecho Internacional Humanitario, el respeto de los derechos humanos, el cese de hostilidades o su disminución, la reincorporación a la vida civil de los miembros de estos grupos, o lograr su sometimiento a la ley, y enmarcados en la voluntad de crear condiciones que propendan por un orden político, social y económico justo”

2. El 5 de mayo de 2003 en uno de los esfuerzos del Gobierno de Álvaro Uribe por poner fin a la atrocidad del secuestro, en un operativo militar de rescate en la zona de Urrao, Antioquia, resulta fallido, resultando muertos el gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria, el ex ministro de Defensa Gilberto Echeverri y nueve militares, todos pertenecientes al grupo de los canjeables. Los secuestrados son asesinados por los guerrilleros, ante la inminencia de la toma del campamento por parte de las Fuerzas Especiales del Ejército Nacional. Con este hecho, las FARC demuestraron su disposición de ejecutar sus prisioneros ante la eventualidad de cualquier rescate por la fuerza.

3. A través del el Gobierno promulgó el Decreto 128 de 2003: “El desmovilizado que voluntariamente desee hacer un aporte eficaz a la justicia entregando información conducente a evitar atentados terroristas, secuestros o que suministre información que permita liberar secuestrados…”

4. En el año 2003 el Gobierno Colombiano hace pública la autorización a la Iglesia Católica para adelantar una Misión Facilitadora y en el primer semestre de 2004 se le autoriza para iniciar contactos con las FARC en Brasil. Durante el mismo periodo se da inicio a encuentros de facilitadores europeos con las FARC (Suiza y Francia).

5. El año 2004 esta caracterizado por una acción continua de los organismos internacionales, la Iglesia Católica, facilitadores nacionales y extranjeros, y familiares de los secuestrados por alcanzar una fórmula que permita recuperar a los secuestrados canjeables. En julio de ese año, el Gobierno Nacional hace llegar a una de estas comisiones una propuesta hecha pública el 18 de agosto, que busca destrabar las gestiones para la liberación de los secuestrados consistente en la excarcelación unilateral de 50 guerrilleros procesados o condenados por rebelión, a quienes el Gobierno les ofrecería dos alternativas para su reincorporación a la sociedad: “viajar al extranjero o adelantar su proyecto en Colombia en el programa de reinserción del Gobierno Nacional”, esto bajo la supervisión y garantía de la Iglesia Colombiana y el Gobierno francés.

6. En el 2005, el Gobierno Nacional, a través del Alto Comisionado para la Paz, ratifica la conformación de una Comisión Facilitadora Internacional conformada por España, Francia y Suiza. En diciembre del mismo año, el Gobierno acepta la propuesta “Sistema de Seguridad para un encuentro Humanitario en la Cordillera Central” presentada por dicha Comisión.

7. En julio de 2005, Yolanda Pulecio, madre de Ingrid Betancourt, una de las secuestradas de mayor visibilidad en el grupo de canjeables, le solicitó al Presidente de la República aceptar como gesto de buena voluntad hacia la definición de un mecanismo para la liberación de los canjeables, la de devolución por parte de las FARC de un soldado retenido durante el ataque a la base de Teteyé en Putumayo.

8. En el 2005 la propuesta de la señora Pulecio fue acogida por el Presidente de la República, dejando en claro que de ser de devuelto el uniformado, las condiciones para la negociación de un Acuerdo Humanitario serían la definición de un sitio de reunión para las dos partes, en el cual se garanticen las condiciones de seguridad para los voceros, sin que esto signifique un despeje territorial, y que todo guerrillero que sea beneficiario de la excarcelación haya sido condenado por delitos políticos y garantice que no volverá a las armas.

9. En el 2005, el Gobierno Nacional, a través del Alto Comisionado para la Paz, ratifica la conformación de una Comisión Facilitadora Internacional conformada por España, Francia y Suiza. En diciembre del mismo año, el Gobierno acepta la propuesta “Sistema de Seguridad para un encuentro Humanitario en la Cordillera Central” presentada por dicha Comisión.

10. El 13 de diciembre de 2005, en una alocución televisada, el presidente Álvaro Uribe manifestó: “Aceptamos esta modificación a la postura que hemos tenido tradicionalmente, porque confiamos en la comunidad internacional nos garantiza que si bien no puede haber presencia del Ejército, tampoco habrá presencia de la guerrilla. Aceptamos esta propuesta porque en lugar de que haya presencia del Ejército durante esos días en esos 180 kilómetros, habrá 40 observadores internacionales”. Por el lado de la guerrilla no hubo celeridad en una respuesta al trabajo de los tres países. En un mensaje de fin de año, el Secretariado contestó a la propuesta con un rechazo al Gobierno por su rapidez en aceptar públicamente la propuesta, señalando esta actitud como una estrategia electoral del Presidente para su reelección.

11. Para inicios de junio de 2006, el Presidente de la República anuncia que realizará un gesto unilateral sin precedentes en su Gobierno, con el fin de encontrar una salida urgente al asunto del Acuerdo Humanitario. La movida del Gobierno incluye la liberación unilateral de un número indeterminado de guerrilleros condenados por delitos políticos, que renuncian a volver a las armas y se comprometan con la construcción de un ambiente paz en el país, y la liberación de Rodrigo Granda, máximo cabecilla en poder del Gobierno y uno de los principales integrantes de la lista de canjeables de la guerrilla, con el compromiso de servir de enlace entre el Secretariado y el Gobierno para avanzar en la concreción del acuerdo humanitario.
La liberación de los guerrilleros y de Granda volvió a ser tomada por las FARC negativamente. En un nuevo comunicado, después de seis meses, el Secretariado reitera que no aceptan acciones unilaterales

12. En un comunicado de las FARC sobre el acuerdo humanitario, el 18 de junio de 2007, coincide con la fecha que el Bloque Occidental de esa organización informa sobre la muerte en cautiverio de 11 de los secuestrados canjeables, en medio de un fuego cruzado con una fuerza militar no identificada. Este hecho, el más grave de los ocurridos con el grupo de canjeables, por el número de caídos y por el contexto en el que se dio, con Rodrigo Granda liberado y trasladado a Cuba para contactos con el Secretariado y un Estado Mayor haciendo exigencias sobre la negociación, conducen al Gobierno a su posición inicial, intercambio sin despeje y rescate militar.

13. Para inicios del 2009, el Gobierno nacional adelantó las gestiones necesarias con el Comité Internacional de la Cruz Roja -CICR-, con el Gobierno de Brasil a través de su Embajada en Colombia (encargados de brindar los medios logísticos para la liberación) y con la senadora Piedad Córdoba, para conformar la operación humanitaria que daría como resultado la liberación de los miembros de la Policía Nacional: el patrullero Alexis Torres Zapata, el patrullero Juan Fernando Galicia Uribe, el agente Walter José Lozano Guarnizo; y del Ejército Nacional, el soldado William Giovanni Domínguez Castro; el ex gobernador del Meta, Alan Jara Urzola, y el ex diputado del Valle, Sigifredo López, entre los días 1 y 5 de febrero

14. El Gobierno nacional, a través del Decreto 614 del 27 de febrero de 2009, definió a los Gestores de Paz como las personas que a juicio del Gobierno pueden contribuir a propiciar acuerdos humanitarios, liberar secuestrados en poder de grupos armados organizados al margen de la ley y contribuir efectivamente a la aplicación del Derecho Internacional Humanitario.

15. Conforme al artículo 6 del Decreto 614 del 27 de febrero de 2009 en mención, el Gobierno nacional nombró como Gestores de Paz a Elda Nellys Mosquera García, a Raúl Agudelo Medina y a Danis Daniel Sierra Martínez. Cabe destacar que, en virtud de la actividad como Gestor de Paz, no se modifica la situación jurídica de la persona, ni se interrumpe el tiempo de cumplimiento de la medida de aseguramiento, ni de la pena.

16. Gracias a la política de seguridad democrática, en materia de protección de la libertad individual, desde 2002 hubo una disminución del número de casos. La reducción de secuestros totales y secuestros extorsivos fue, respectivamente, de 2.882 y 1.708 casos en 2002 a 213 y 160 casos en 2009

17. Operación ‘Jaque’ gracias a la cual se liberaron 12 secuestrados entre ellos 3 militares norteamericanos, Ingrid Betancourt y militares colombianos

18. Operación ‘Camaleón’, gracias a la cual fueron rescatados el general Luis Mendieta y el coronel Luis Enrique Murillo, ambos policías, fueron liberados en la llamada «Operación Camaleón» junto al sargento el ejército Arbey Argote.

19. El Gobierno creó un fondo de cien millones de dólares, para estimular la desmovilización de los integrantes de las FARC que tuvieran personas secuestradas en su poder y los liberaran; esto hizo posible, entre otros resultados, la fuga del guerrillero Wilson Bueno Largo, con el ex representante a la cámara Óscar Tulio Lizcano

20. Gracias a los esfuerzos del Gobierno y como un acto de compromiso con aquellos guerrilleros que se atrevieran a desmovilizarse y ayudar a la liberación de los secuestrados, el presidente Álvaro Uribe buscó los mecanismos para que el alias ’Isaza’, quien se desmovilizó y liberó a Óscar Tulio Lizcano, pudiera salir del país y gozar la libertad. Fue llevado a Francia, con su novia y recibió una recompensa del Gobierno”

Previous
Next