Encuentro con ‘Sito’, el nomo caminante, en Expoempresaria 2008

Por: Sol Anyela Villalba

Bogotá, 31 ago (SP). Cuando nos acercamos con curiosidad a preguntar por unos muñecos algo amorfos, que colgaban en un stand de Expoempresaria 2008, una señora, quizá de unos 50 años de edad, quien llevaba en sus manos un extraño “mamarracho”, nos abordó y con gran emoción dijo: “Este es ‘Sito’, el nomo caminante de la tierra de los sueños…”.

Nos quedamos en silencio, por unos minutos, sin entender el significado de sus palabras. Entonces añadió: “Les presento a ‘Sito’, un personaje simbólico y ecológico que ha traído a niños y mujeres de diferentes partes del mundo, especialmente Colombia, la alegría que tanto anhelamos los seres humanos”.

Mientras mirábamos detenidamente a ‘Sito’, ella continuó: “Sito ha hecho que las tristes historias de cientos de niños y mujeres víctimas de la violencia se conviertan en valores positivos, borrando las huellas que el dolor, el desamor y la violencia les ha dejado”.

Empezamos a entender la razón de ser de este personaje y de muchos otros que lo acompañan en el stand de la Feria Nacional de la Mujer Empresaria.

Desde hace 25 años, ‘Sito’ y María, una socióloga colombiana de gran sensibilidad social, recorren pueblos, veredas, corregimientos, grandes ciudades y diferentes países del mundo, llevando junto con ellos una poesía, que habla de valores humanos y busca arrancar una sonrisa de quienes sufren por cualquier motivo de la existencia.

Por eso ‘Sito’ no ha pasado desapercibido ante los ojos de los cientos de visitantes que participaron en el encuentro artesanal de 600 mujeres colombianas.  

El trabajo de ‘Sito’ refleja el cambio que los seres humanos pueden experimentar a través de la creación de un muñeco y el significado de su mensaje para la vida.

La verdad es que cautiva ver esta extraña experiencia de cientos de muñecos sin forma exhibidos en la importante Feria y ver también a los visitantes detenerse para apreciarlos.

Llega la hora de salir del stand y continuar el recorrido, pero una magia nos detiene, pues son muchos personajes con historias que acompañan a ‘Sito’ en su labor de rescatar la sonrisa y la felicidad de niños huérfanos, discapacitados, drogadictos, personas con cáncer, sida, desplazados, víctimas de la violencia, pensionados, ancianos, campesinos, estudiantes, madres solteras, ejecutivos, obreros y niños de la calle.

Vimos brujas, músicos, nomos, espantapájaros, escaladores, pescadores, lectores, la vendedora de frutas, la bailarina, los bufones y payasos; los pintores, fotógrafos, caballitos de mar, perros, gatos, burros, jirafas, pingüinos, ángeles, la mujer estrella, Venus, la luna, flor, sol, corazón, viento, limón, saturno, Bomo, Tepichi y otros más.

Quién podría pensar que estos personajes hechos a mano en palmas, telas, cortezas, palos y semillas, recogidos del piso, sin hacerle daño a la naturaleza, llevan consigo el significado de un valor y la satisfacción de haberle devuelto a un ser

 

Desde hace 25 años, ‘Sito’ y María, una socióloga colombiana de gran sensibilidad social, recorren pueblos, veredas, corregimientos, grandes ciudades y diferentes países del mundo, llevando junto con ellos una poesía, que habla de valores humanos y busca arrancar una sonrisa de quienes sufren por cualquier motivo de la existencia. Foto: Miguel Ángel Solano – SP

Cuando nos acercamos con curiosidad a preguntar por unos muñecos algo amorfos, que colgaban en un stand de Expoempresaria 2008, una señora, quizá de unos 50 años de edad, quien llevaba en sus manos un extraño “mamarracho”, nos abordó y con gran emoción dijo: “Este es ‘Sito’, el nomo caminante de la tierra de los sueños…”. Foto: Miguel Ángel Solano – SP

Son muchos personajes con historias que acompañan a ‘Sito’ en su labor de rescatar la sonrisa y la felicidad de niños huérfanos, discapacitados, drogadictos, personas con cáncer, sida, desplazados, víctimas de la violencia, pensionados, ancianos, campesinos, estudiantes, madres solteras, ejecutivos, obreros y niños de la calle.Foto: Miguel Ángel Solano – SP

Los niños quedan prendados siempre de ‘Sito’ y sus amigos. Vimos brujas, músicos, nomos, espantapájaros, escaladores, pescadores, lectores, la vendedora de frutas, la bailarina, los bufones y payasos; los pintores, fotógrafos, caballitos de mar, perros, gatos, burros, jirafas, pingüinos, ángeles, la mujer estrella, Venus, la luna, flor, sol, corazón, viento, limón, saturno, Bomo, Tepichi y otros más. Foto: Miguel Ángel Solano – SP

humano la ganas de vivir, mostrándole que la vida es algo muy diferente a la violencia y al desamor.

“Creemos en la vida, la libertad, el amor, la ternura, el desenfado, la solidaridad y el trabajo”, concluye María, la socióloga que lidera esta iniciativa y habla en nombre de ‘Sito’ y sus compañeros.