Entrevista en El Heraldo Barranquilla 27/12/2021

El expresidente Álvaro Uribe reconoce lo que va bien y lo que va mal con el actual gobierno de Iván Duque, se muestra confiado en que el Centro Democrático pueda trabajar en un eventual retorno a la Casa de Nariño en lo que hace falta y advierte que un gobierno de Gustavo Petro, del Pacto Histórico, “pararía la economía”. 

Pregunta

¿Cómo ve la campaña?

Respuesta

El CD tiene un candidato de mucha credibilidad, un hombre serio, correcto, que fue ministro de Hacienda en la crisis de 2008-2009 en todo el continente americano: Óscar Iván Zuluaga. La campaña la veo con preocupación y con peligros. El gobierno del presidente Duque ha logrado, después de tantas dificultades, poner la economía a crecer a un ritmo sorprendentemente bueno, más un aumento del salario mínimo al 10 %. Esto va a llevar a que el país elimine totalmente la pobreza absoluta y entre en una senda de reducción de la pobreza monetaria y construcción de equidad, pero personas como Petro se constituyen en un atentado, en un grave peligro que puede parar este buen comportamiento de la economía, y hay otros que hacen parte de lo que yo llamo la democracia acomplejada, que si bien no tienen las garras de odio expropiadoras de Petro, les gusta parar la economía con impuestos y excesivos reglamentos, etcétera.

P.

A Duque le va mal en las encuestas, ¿cuál es la estrategia del CD: alejarse o defenderlo?

R.

El CD es un partido que reivindica la seguridad sin tibiezas, el apoyo al emprendimiento privado sin pena y sin complejos, la política social con convicciones, el Estado austero y transparente. Apoyamos grandes logros del presidente Duque y también señalamos todo lo que falta. Por ejemplo, este gran avance de la economía, el salario mínimo, pero el país necesita una gran política de financiación de la microempresa, de capital semilla; una gran política educativa, los 700 mil estudiantes de universidad gratuita ahora están bien, pero falta ampliar todas esas universidades para que lleguen todos los que faltan; en materia de seguridad hay que hacer un esfuerzo muy grande, hay que derrotar el narcotráfico; creemos que en nuestro sistema de pensiones se debería cobrar algo más de cotización al empresario para garantizar una mejor suma de pensión para las clases medias en los años que vienen. ¿Pero cómo no va a ser bueno lo que ha avanzado en infraestructura, que este país va a quedar con un 14 % de la energía de fuente solar o eólica? Un país con 160 mil km de vías terciarias es bueno, pero no es suficiente. Con la ley que impulsó David Barguil para cobrarle una sobretasa a las entidades financieras el presidente Duque ha logrado financiar más de $700 mil millones al año para vías terciarias, pero eso con una, dos o tres veces no es suficiente, eso tiene que ser un sistema que siga año tras año. La democracia tiene que vivir en un progreso evolutivo, pero no parar la economía ni revivir el narcotráfico como Santos ni una destrucción como la que podría haber con Petro.

P.

Pero Petro va liderando las encuestas…

R.

Hay que contarles a los colombianos lo que hizo Petro como alcalde de Bogotá: propuso construir 100 colegios, después que 86: cero colegios nuevos, terminó 10 entre terminados y reconstruidos; propuso construir mil jardines infantiles: se entregaron seis nuevos; aumentó sustancialmente la burocracia, esos contratos de servicios personales llegaron a 50 mil personas; dejó con un déficit de casi $300 mil millones a Salud Capital. ¿Sabe qué es lo que destaca de la alcaldía de Petro? La fotografía de los vehículos chatarra que compró para el tema de las basuras. Si eso lo hubiera comprado alguien del CD estaría en la cárcel. Petro es odio e incitación a la violencia, no votó la Ley de Seguridad, lo que hizo fue incitar a la violencia y para nosotros es clara la distinción entre la protesta que respetamos y la violencia que rechazamos.

P.

Están volviendo los asesinatos y secuestros a uniformados, los atentados, ¿Cómo analiza este fenómeno?

R.

Aquí no hubo proceso de paz, aquí Santos con un costo institucional muy grande le dio impunidad a un subgrupo del gran grupo terrorista Farc. Que no nos vengan a decir que hubo proceso de paz cuando hay 13 mil hombres en armas, el país en 2013 había bajado a 42 mil ha de coca, pero cuando se anuncio en La Habana que la coca para las Farc era delito político, sin extradición y sin cárcel, con elegibilidad política, sin fumigación y solamente con erradicación voluntaria, eso empezó a subir y el presidente Duque recibió 209 mil ha, y a pesar del esfuerzo eso sigue muy alto. Un compromiso del CD es que Colombia tiene que acabar la droga, ese daño que se le está haciendo a la juventud colombiana, y si se tiene que fumigar que se fumigue, y llevar todo de la mano de políticas sociales: por ejemplo en mi gobierno hubo cultivos sustitutivos o pagos de familias guardabosques, llegamos a tener 200 mil familias guardabosques que recibían un ingreso por cuidar los recursos naturales y al mismo tiempo mantener las zonas libres de coca.

P.

¿Y la inseguridad en las ciudades?

R.

Hay un problema de inseguridad muy grande vinculado al tema del narcotráfico y el microtráfico. Y si hablamos de tres ciudades: Bogotá, Medellín y Cali, con respeto al presidente Duque, ojalá el Gobierno interviniera directamente en la seguridad de esas ciudades y que en cada localidad de Bogotá, cada comuna de Medellín, hubiera un coronel, un mayor, un general responsable de la seguridad en esa área, que tuviera buenas relaciones con el alcalde, respetuosas, pero que le reportara al ministro o al presidente, y que todas las personas de esa localidad o comuna se afiliaran a los frentes locales de seguridad y que ese oficial se dedicara a promover los temas educativos, culturales, recreativos de los jóvenes y a promover una gran conciencia contra las drogas y la violencia.