Entrevista: La Hora de La Verdad, medidas sociales y económicas por el Covid-19.

LHDV: El compromiso es deuda, estamos con el presidente Álvaro Uribe Vélez, señor presidente muy buenos días.

AUV: Doctor Fernando, muy buenos días.

LHDV: Señor Presidente aquí hay un tema fundamental porque esto se nos vino encima, no vamos a insistir en cómo entró el coronavirus a Colombia, que bien se sabe que entró por los aeropuertos internacionales, pero iba a entrar, de todas maneras iba a llegar, estamos enfrentando esta circunstancia, los médicos tienen la palabra, vamos a ver de cuantas camas de UCI disponemos y podemos utilizar en esta emergencia y cómo podemos montar otras y cómo vamos a encontrar respiradores y ventiladores, en fin, ese es un tema médico científico. Pero hay un problema señor presidente que queremos tratar con usted, que es la economía de guerra que tenemos que enfrentar, porque esto tiene que pasar y el país tiene que ver más allá de la crisis, cómo sobrevive, cómo sobrevive. Nosotros hemos dicho qué hay que mandar a diablo la ortodoxia monetaria y financiera porque el tema es de supervivencia, no es de equilibrio de las cifras. ¿Pero cuál es la visión que usted tiene de ese tema de manejo económico que tanto nos preocupa presidente?

AUV: Bueno doctor Fernando lo que usted ha dicho es un momento muy difícil, donde toca lograr que haya una crisis sin hambre y que esa crisis a superarse pueda haber una sólida recuperación de la economía. Usted dice hay una receta especial para estos casos, a ver, el gobierno ha apelado a una serie de bolsillos y le van a sumar unos 14 billones y medio de pesos, para Colombia es un esfuerzo grande, aunque presupuestalmente apenas es el 1.4 el PIB. En Estados Unidos el paquete de ayudas aprobado, hoy lo iba a aprobar la Cámara, antes de anoche lo aprobó el Senado, es de 10% del PIB, un PIB de 20, 22 trillones, un acuerdo para apoyar de 2 trillones.

El Gobierno va a tener que apelar a venderle títulos al Banco de la República que, por la vía de comprar títulos del Gobierno, el Banco de la República le preste dinero al Gobierno.

Si yo dividiera las medidas por los estratos sociales y económicos del país diría: Hay una oferta de crédito a la gran empresa, a las empresas formales que dice pueden ir a los bancos, pedir aplazamiento, por esos aplazamientos no los pueden reportar. Allí hay otra posibilidad que es el crédito para pagar nómina.

Ante noche yo publicaba la situación del sector financiero frente a esto, pero hay un sector que me preocupa mucho doctor Fernando, que es el sector de los pequeños negocios que no tienen historia crediticia. Por ejemplo, lo llama a uno la peluquera, en la asociación de panaderos. Ayer, tuve una comunicación vía mensajes con la asociación de panaderos de Medellín, llama el pequeño hotel. Entonces dicen mire no el problema, yo no tengo crédito, yo en este momento yo no estoy pidiendo que me aplacen el pago, yo lo que estoy pidiendo es que no tengo con qué pagarles a los trabajadores, cómo no tengo con qué pagarles a los trabajadores yo necesito rápidamente un crédito de nómina, y eso es lo que tiene que fluir.

Inclusive, yo pensaba ahora preguntar cómo acceden estos pequeños negocios que no tienen historia crediticia al Banco Agrario para poder pagar sus nóminas. Eso en cuanto a la parte del crédito, yo diría que lo más delicado Dr. Fernando en la parte de crédito es el crédito que necesitan todos esos negocios pequeños e informales para que sus dueños y trabajadores no aguanten hambre. Negocios que no tienen experiencia en el acceso a las posibilidades bancarias.

Vamos a los temas sociales. Hoy, ayer debió empezar el giro a 1.700.000 ancianos, les van a girar 240.000 pesos que implica 3 meses. Hay otros 700.000 ancianos mayores de 70 años en una condición muy difícil, que también están buscando cómo le giran, ojalá eso sea rápido.

El anticipo a familias en acción está bien, jóvenes en acción, pero yo creo que jóvenes en acción se va a tener que ampliar muchísimo por el tema de los mototaxistas. Un país con yo diría cientos de miles de mototaxistas, ellos viven de una platica que hacen en el transporte de la moto al día, también hay un sector con mucha debilidad económica, los taxistas no propietarios, etcétera.

Entonces el Gobierno ha dicho que va a girarle a tres millones de familias, Diego Molano ayer estaba armando la base de datos, dando los últimos detalles técnicos. Tres millones de familias de mucha debilidad económica, muy desprotegidos y que no están en las redes de protección que actualmente operan en el país, eso se necesita.

El Gobierno ya está en la idea de comprar un millón de mercados, yo diría que ya la semana entrante se necesita… hoy es viernes, el martes o miércoles de portarse ese millón de mercados se empieza a sentir en la calle. Entonces, alcanzarán los recursos y ahí es donde el Gobierno tiene que ir y el Banco de la República esperamos se tome esa decisión, lo que usted ha dicho, el Gobierno tiene que… todos esos temas sociales, el Gobierno no tiene más de otra que apelar al Banco de la República, unos créditos del Banco de la República por el tiempo que ya el Gobierno también tiene contratado un crédito de contingencia con el Fondo Monetario Internacional. Yo no sé en qué momento gastar eso, si gastarlo para reactivar la economía si se pudiera con los recursos locales, incluidos los del Banco de la República que es lo social, ese crédito de contingencia del Banco del Fondo Monetario Internacional se podría dejar para la necesidad y recuperación de la economía. Este es un resumen de groso modo doctor Fernando de cómo veo yo esta situación social.

LHDV: Señor Presidente yo quiero hacer énfasis en un tema que en La Hora de la Verdad hemos estado proponiendo que es el de las empresas medianas y pequeñas que se quedaron sin caja que son muchas, muchas, muchísimas y de las que dependen muchísimos trabajadores.

Entonces, el Gobierno Nacional a través del señor Ministro del Trabajo resolvió decir que la situación del Coronavirus no es causal de despido, ni de despido individual, eso quiere decir que si despiden una persona le tienen que pagar su indemnización correspondiente, ni de despidos colectivos que no los van a aceptar ¡muy bien! entonces esa es la teoría.

Pero es que la pregunta es bastante pragmática Presidente ¿Qué hacen esas empresas medianas y pequeñas si se quedan sin caja? es que el problema no es de la estructura económica y de que resistan o no resistan un crédito, seguramente que nadie lo va a resistir en estas circunstancias pero esas empresas menos. Ayer hablábamos con un representante a la Cámara muy cercano a usted desde la ciudad de Cali que nos decía que él sabía de pequeñas empresas de confecciones con 700 trabajadores que le decían al patrono “bueno ¿y ahora?” y el patrono les decía “no tengo caja, el problema es de caja”.

Nosotros hemos dicho que esas empresas hay que mantenerlas vivas cuesten lo que cuesten, en una economía de guerra hay que mantener vivo el aparato productivo, eso tiene un costo, desde luego que lo tiene, eso es heterodoxo ¡por su puesto que es heterodoxo! que se necesiten medidas del Banco de la República, que se necesite emisión, produce inflación, puede ser, puede ser Presidente porque por el otro lado la contracción es tan brutal que uno no sabe finalmente cuál es el efecto inflacionario de mantener viva la economía pagando el salario de los trabajadores de empresas medianas y pequeñas, usted se refirió a otras, las más pequeñas todavía que no tienen historia crediticia, yo abogo por las que están un poquito más arriba en la escala pero que no alcanzan a ser empresa grande en Colombia ¿Presidente no hay que mantenerlas vivas así tengamos un costo que asumir entre todos a través de un crédito del Banco de la República al Gobierno?.

AUV: El menor costo doctor Fernando es mantener vivo todo el aparato empresarial de Colombia, asumir que son unas organizaciones largas y ayudarle al aparato empresarial para que el aparato empresarial colombiano no colapse.

Mire, sobre lo laboral. Independientemente de lo que diga el Ministerio aquí hay una norma que permite la desvinculación en caso fortuito de fuerza mayor, hay una circunstancia, un hecho grave imprevisto y entonces lo que yo he sentido es que muchas empresas están desvinculando la nómina por la vía de no pedir permiso al Ministerio de Trabajo sino de avisarle al Ministerio de Trabajo, entonces el ejemplo que usted trae de la empresa de Cali es paradigmático de lo que está pasando, pero entonces veamos la parte humana y empresarial.

En la parte humana, yo sí creo que hay que hacer el esfuerzo que se le preste… hay que hacer la tarea de que se le preste a esas empresas para poder pagarle algunas nóminas a los trabajadores y en el momento en que la empresa ya no demás, hombre que, el Gobierno dentro de lo que está subsidiando, les subsidie a todos esos trabajadores, un tiempo. O sea, que depende de la extensión de la crisis unos ingresos para sus trabajadores derivados de préstamos para la nómina y otros ingresos posteriores derivados de apoyos del Gobierno. ¿Qué tiene que operar el Banco de la República? sin duda doctor Fernando, ahora, el Banco de la República primero habló de una liquidez de 20 billones, ayer estaba hablando de una liquidez, o antes de ayer, de una de liquidez de 10, ojalá se cumplan esas ofertas de liquidez, pero, que diría uno: que eso sí se maneja bien entonces le prestan a quienes tienen acceso al Banco de la República pero eso debe alimentar toda la cadena crediticia hacia abajo, entonces eso debe ayudarle a los bancos, a las moratorias, a facilitar los créditos, etcétera.

Esa una manera de intervención del Banco de la República y llegará la otra, que es la compra que es del Gobierno, que es la manera de prestarle al Gobierno para atender todo esto doctor Fernando, pero ¿qué hay que atenderlo? hay que atenderlo.

Usted dividía esto en el tema de salud y en el tema económico, hay que atender todos los frentes, no hay duda.

LHDV: El tema de salud, desde luego, pues no nos podemos dejar morir por el coronavirus eso por descontado se da, pero, la parte económica, la economía hay que mantenerla, viva hay que mantenerla en condiciones en que pueda ser posible un restablecimiento de la operación después de ésta tragedia y hay que prestarle a la gente y nosotros hemos dicho que a largo plazo sin intereses, ¿qué tiene un costo? claro que tiene un costo, ¿quién lo paga? lo pagamos entre todos, es que esto es una tragedia presidente.

Aquí hablamos con una persona muy cercana a usted que es el doctor Oscar Darío Pérez y conveníamos en que éste es el momento de la heterodoxia, con prudencia, con juicio, con pulcritud, todo lo que usted quiera, pero, uno no puede estar hablando de medidas ortodoxas. Mire que hoy ya en el diario el Tiempo, el Doctor Carlos caballero Argáez, viene por la misma línea, que el Banco de la República le habrá créditos al Gobierno para mantener vivas unas obras públicas sin las cuales el país no se puede sostener.

Presidente mire usted, viene una cosecha cafetera a la que llamamos los montañeros allá de caldas y Antioquia, la de traviesa y que en otras partes la llaman la de mitaca, y tenemos un excelente precio internacional, está cayendo estos días, ojalá no caiga más, está a 1 con 20 en Nueva York que es uno con 50 O 1 con 60 centavos de dólar para el café colombiano, pero la cosecha hay que cogerla, hay que tener vivo al cafetero para que pueda contratar los peones que van a recoger el café, hay que tener una línea de transporte suficiente y para eso hay que utilizar unos recursos Presidente. Esa cosecha cafetera hay que cogerla porque ese es el equilibrio de 600 municipios del país. Presidente aquí va a haber que hacer uso de mucha imaginación, de mucha decisión y de mucho valor para asumir responsabilidades y tomar riesgos, nos parece a nosotros presidente, ¿su visión?

AUV: Eso es necesario doctor Fernando, la cosecha del café que atraviesa debe estar yo diría que a menos de 10 días de que está en su fin. Por fortuna el Ministro de Agricultura hizo un acuerdo con la federación de cafeteros para facilitar esa recolección. Creo que hay que proveer de las máscaras de la prueba. Por ejemplo, distinguido, se necesitan unos 10,000 recolectores, hay que darles toda la atención preventiva para que puedan intervenir y recoger esa cosecha. Una de las 34 excepciones a la cuarentena, uno ve que está bien protegido el sector agropecuario para evitar que se caigan estas cosechas y para que este país pueda producir comida doctor Fernando. Uno no sabe qué puede pasar en la economía internacional, o sea, que la producción doméstica de comida es una necesidad de no dejar caer las actividades esenciales, de no dejar caer la cosecha cafetera. En la reunión del Centro Democrático de la semana pasada, virtual, el doctor Diego Javier nuestro representante del Quindío, insistió mucho en eso y el senador Alejandro Corrales del Risaralda, la necesidad de facilitar esa reconexión de la Traviesa cafetera. Estamos seguros de que eso se va a dar, con dificultades, pero confiamos que esas dificultades se superan y esa cosecha se recoge doctor Fernando.

LHDV: Esperamos que sí, señor Presidente y hay que estar dispuestos a tomar decisiones heroicas. Estamos en un mundo distinto, usted que fue Presidente de Colombia 8 años, que fue Gobernador, Alcalde. Las circunstancias no se parecen en nada, ¿no le parece que debemos dejar atrás todas las categorías mentales con las que gobernábamos en el pasado y en estas circunstancias de la mayor crisis que ha tenido la humanidad?

AUV: Claro Doctor Fernando, pero mire para aquella crisis del 2008 apelamos a que el Banco de la República comprara desde el Gobierno. Hoy con el componente humano tan delicado hay más necesidad de hacerlo, y nosotros confiamos que eso se vaya a dar. A mí me dio buenas señales, la decisión que tomó inicialmente el Banco de la República rapidito de inyectar esos recursos de liquidez. lo importante es que se transmita a toda la base productiva, yo no le digo al Doctor Caballero, pero lo que usted lo dice al citarlo es una necesidad que estas obras públicas no se paren. Yo no sé si a la hora de la verdad ya hayan registrado al infectólogo al doctor Juan Diego Vélez del Valle porque al oírlo a él y al leerlo uno ve alguna esperanza en el tema colombiano de la prevención y de la cura por vía medicamentos.

Yo sugeriría muy respetuosamente desde el punto de vista de salud hablar con él por la interconexión entre los dos temas. Imagínese usted una concentración en un área no grande como es la zona cafetera del Quindío o en algún municipio del suroeste de Antioquia, en el Quindío de 10.000 recolectores de café, hay que proteger su salud.

Cuando yo escuchaba y leía al doctor Vélez de la fundación Valle de liria de Cali veo que tiene unas recomendaciones que es bueno conocerlas. Qué le voy a mencionar yo de los medicamentos que sugiere el tratamiento preventivo, que sugiere además de mantener los dos metros de distancia lavarse las manos permanentemente de las máscaras, etc. Él también habla de medicamentos preventivos y curativos que para… imagínese una concentración de trabajos de obras públicas, una de esas grandes obras del país, diga usted terminando la obra del puente sobre el rio Magdalena en Magangué, se necesita ahí tomar las medidas que hasta ahora se conocen y yo creo que se debe estudiar esa parte de la medicina preventiva o curativa que están hablando algunos científicos colombianos y yo sugeriría en este caso al Doctor Vélez de la fundación.

LHDV: Eso es obvio Presidente y hay que hacerlo y hay que tomar muchas decisiones en ese sentido y hay que precaver la salud de la gente y hay que atender las poblaciones con posibilidades de su curación, hemos oído hablar también de algunas cosas como por ejemplo la combinación de unas drogas que se utilizan acá contra el paludismo, contra la malaria y no sé cuál otra de esas pandemias y hay esperanzas y puede ser pero uno no se puede apuntar a esas esperanzas. Yo le insisto en el tema crediticio porque la palabra refinanciación es una palabra que yo no sé manejar en estos momentos, algo aprendí de bancos en estos 18 años como secretario de la federación latinoamericana de bancos, pero refinanciar a hora sobre qué base, no hay banquero ninguno, señor Presidente, que haga una refinanciación juiciosa sobre la base de una incertidumbre como esta, ninguno. ¿Por qué las categorías mentales con que trabajan los especialistas en crédito no pueden estar vigentes? ¿Refinanciar, qué quiere decir eso? Acumular los intereses para soltar esa carga después cuando quedemos con una economía valetudinaria que empieza apenas a resolver sus problemas, la gente que está metida en su casa y que no puede producir, qué se gana con que le refinancien una tarjeta de crédito distinto que puede comprar hoy el mercado y mañana no va a tener con qué pagar la tarjeta de crédito. Presidente, me parece que hay que mover criterios muy distintos, de los criterios tradicionales, es en eso en lo que hemos venido insistiendo y por supuesto eso tiene un costo, claro que tiene un costo, pero ¿a quién se le pasa por la mente algo distinto? Y los bancos van a ser elemento decisivo en esto porque si siguen sin sistema bancario no hay economía moderna, no la puede haber. A los bancos hay que defenderlos, y los bancos cuando refinancian se están defendiendo ellos Presidente, porque si declaran a todo el mundo en moratoria quedarían técnicamente quebrados, los bancos tiene que sobrevivir también. Presidente, aquí va que haber hacer uso, insistimos, de unas categorías mentales y de unos recursos nuca antes ensayados, entendamos esto presidente, eta es una situación que no se vivió nunca y necesita remedios que nunca se intentaron ¿A usted si le parece que se está actuando de esa manera y Con esos criterios en las propuestas que el Gobierno ha hecho para superar la crisis?

AUV: A ver, doctor Fernando, primero estamos de acuerdo en esa combinación de soluciones, segundo, yo creo que el Gobierno ha venido paso a paso atendiendo, por ejemplo, quiero decir esto, es necesario la combinación de recursos del banco de la república vía créditos, vía desembolsos al gobierno, vía inyección al sector privado, la actuación para apoyar las empresas, las endeudadas, las que no tienen deuda, a ese sector informal, los subsidios a la población, al sector de bienes esenciales  de la economía, póngame ahí el sector agropecuario, ponga los bienes esenciales  aquellos que no se pueden dejar perder, por ejemplo ayer estaba atendiendo fuera del problema cafetero, una cosecha de arroz y hay otra, los bananeros, si no exportan esa fruta, esa fruta se cae y se pierde, entonces yo diría, la combinación, porque mire si no se combina lo de salud con lo social y lo económico, también unos conoce de muchos trabajadores que dicen “yo soy muy pobre, pero a mí me da miedo ir a trabajar, a mí me da miedo ir a trabajar así me paguen, por esto del coronavirus, entonces ahí se necesita también, dar tranquilidad desde el punto de vista de salud, porque está bien, se permite que lleguen los 10000 recolectores de café al Quindío, pero también hay que prepararse, primero no dejarlos enfermar y segundo darles tranquilidad que vayan, qué tal que le dijeran a uno: no, los trabajadores por miedo se abstuvieron y no fueron los 10000, fueron tantos menos, entonces la combinación se necesita Doctor Fernando, financiar empresas, hombre habrá que financiarlas a muy largo tiempo, yo creo en el gradualismo, una primera moratoria, después si esto se extendió mirar cómo se sigue extendiendo los recursos para poder tener capital de trabajo y reiniciar actividades, yo creo que todo eso hay que estarlo mirando, enseguida lo de nómina, ya le decía, pensemos primero en las empresas sin historia crediticia, no hablemos de historia crediticia, sin experiencia para ir a un banco, yo confió que el Banco Agrario esté anunciándoles cómo  va  a hacer para que ese restaurante que tenía cinco meceros, les pueda pagar un tiempo, si no alcanza sino un tiempo,  que enseguida entren ellos al universo, a la base de datos  de personas protegidas por el Gobierno, entonces ahí se necesita, no solamente darles la ayuda económica sino también que haya oferta de los bienes básicos de mercado, antes de ayer me dio mucho gusto ayudar en esto, recibí la llamada del alcalde de Cali, yo tuve buena relación con él en el Senado de la Republica, cuando discutimos lo hicimos respetuosamente, me dijo que quería comprar 200.000 mercados y me asustó mucho porque me dijo que no los había en el comercio de Cali, inmediatamente, lo que he hecho estos días es estar aquí sentado al pie de un teléfono con un correo social, a través  de la hora de la verdad a muchos oyentes les tengo que decir hombre perdónenme no les he podido contestar a todos es difícil 500 mensajes al día, paso día y noche contestando mensajes, me contestó el Ministro de Agricultura, cuando el me llamó, también la Ministra del Interior y resolvieron el problema, si había la oferta de los bienes para esos 200mil mercados de Cali, qué decisión tomaron, comprarlos en el mismo procedimiento de compra de 1millón de mercados del Gobierno y se quitó ese susto. pero cuando el alcalde de Cali me dice a mí, voy a comprar 200mil mercados y no hay quién me los venda en Cali, porque no hay las provisiones, yo me asusté mucho. Entonces ahí es donde dice uno que necesitan las provisiones.

Por ejemplo, si necesitan que siembren ese arroz en el Tolima, en el Casanare y en el Meta, y para que los trabajadores y operadores… ayer supe yo de operarios de maquinaria agropecuaria que, con razón humana comprensible, no quieren ir a operar por miedo a contagiarse, entonces es ahí donde se necesita tener esa combinación de lo económico, lo social y la salud. Pero usted tiene toda la razón, doctor Fernando, lo que hace uno… por ejemplo, para ajustarse uno al reglamento del Congreso, hubo una reunión informal virtual de la Comisión Séptima, con los del senado, estuvimos ahí los catorce que integramos esa comisión con los Ministros de Salud, con el Ministro de Vivienda y Agua, que son temas muy delicados; porque si bien llevaban ya 220mil reconexiones hay muchos sitios que no pueden reconectar porque en el Gobierno anterior les dejaron, no solamente desconectar, sino suprimir la tubería, entonces hay muchos, muchos sitios de Colombia sin agua; y con el director de prevención de desastres que estuvo hablando de todo esto, doctor Fernando, insistamos, insistamos. Yo creo que con todos insistiendo el Gobierno ha entendido, yo confío en lo que está haciendo el gobierno, confío que lo que usted ha dicho de la heterodoxia se cumpla, desde un principio muchos colombianos hemos estado de acuerdo con usted.

Yo tuve la oportunidad de darle una entrevista hace una semana al Tiempo, voy a escribirle otra al Espectador y recoger de sus ideas cuando me referí a toda la escala de créditos donde tienen que empezar con un crédito del Banco de la Republica, llegar con unos créditos a los más informales y llegar con unos recursos. A ver, hagámoslo heterodoxo con el lenguaje más aproximado a que no le pánico a los técnicos: unos créditos que es emisión del Banco de la República en algún momento habrá que emitir, el banco inicialmente tiene unos recursos que los puede ir gastando, pero que finalmente tendrá que emitir unos test al Gobierno, para que el Gobierno vaya atendiendo las necesidades sociales y las necesidades productivas.

Doctor Fernando, yo hace días no lo reviso, pero es que Colombia llegó mucho mejor que otros países a esta crisis, con más de 50mil millones de dólares en las reservas, yo creo que eso ayuda, es más, no sé qué reservas en moneda extranjera del Banco de la República, ayúdanos.

LHDV: Hay como 54mil millones de dólares me parece, Presidente.

AUV: Bueno, siquiera me deja más contento con 54mil. Yo sinceramente, creo que ese es un factor de optimismo, doctor Fernando. Que le voy a decir algo, yo no sé qué va a pasar con el dólar, si Estados Unidos logra mantener la economía y nosotros también, puede haber un equilibrio. Si Estados Unidos la mantiene y nosotros no, uno no sabe a qué costo se vaya el dólar. Si Estados Unidos no la mantiene, uno no sabe que caída pueda tener el dólar. Son tiempos tan difíciles que hasta cuando el pensamiento tiene que enfrentar este universo heterodoxo inicialmente es muy difícil la predicción, pero cualquiera sea el derrotero los próximos días, un país con 54 mil millones de dólares en la reserva, lo que llamaríamos estas economías emergentes como Colombia, es un país que tiene posibilidades para ir solventando esta crisis. Doctor Fernando, a ver, estamos con todo el cuidado, con toda la preocupación, pero yo también digo que esto se va a lograr superar. Y eso sí, mire, por ejemplo, el señor Ministro de Salud, él anunció antes de anoche que para el 6 de abril, que es ya… hoy es 27, necesitamos 350 mil pruebas. Que, de la prueba tradicional, la que se está haciendo, Colombia hasta ayer había hecho 8 mil y tenía pedidas otras 20 mil. Entonces de esa prueba comercial, fácil, simple, masiva de detección se necesitarían traer 322 mil. Ayer lo estaba probando el INVIMA, anoche lo anunció en la alocución el señor presidente. Que las EPS tienen que traer eso, ojalá cuanto antes. Un monitoreo del gobierno para que eso se cumpla, porque entonces yo pienso en los 10 mil recolectores cafeteros. Yo, si fuera recolector cafetero diría bueno, si a mi me van a pagar allá por recoger un café, ¡pero mi salud! Entonces una cosa es que me hagan la prueba y que digan “vaya a recoger café, utilice esta mascarita, pero usted tiene inicialmente, en esta prueba, no en la molecular, sino en la inicial de detección es negativo, está aliviado, no está contagiado, vaya a recoger café. Otra cosa es que no hagan la prueba, ¿cómo se va a ir el trabajador a recoger café con esa incertidumbre de que no sabe si está infectado o no? Porque sabemos que un 80% de los casos, le hablo como un loro, es oyendo los médicos y estudiando reportes de científicos que dicen que un 80% no genera síntomas. Entonces, por ejemplo, eso de salud lo necesitamos para que el productor cafetero, nuestro ejemplo, el recolector cafetero sepa que ya le hicieron la prueba, que dio negativo y que utilizando una máscara y unas distancias puede recoger café. O sea que se necesita esa combinación. Usted decía también al principio, el tema de los respiradores, ¡es urgente! El país tiene 6 mil respiradores. Se necesitan para atender el pico de la crisis, que ojalá no hubiera pico crítico de crisis, fuera manejable; unos 10 mil. No lo digo yo, lo dicen los científicos. Está ese bien agotado en el mundo. Yo creo que hay que aplaudir la innovación de la Universidad de los Andes, la Fundación Santa Fe de Bogotá, la Universidad de Antioquia, unos empresarios del Valle del Cauca están innovando para la producción local de respiradores. Yo creo que ahí el problema que tiene es la carencia del insumo, de la materia prima, de los componentes que necesita un respirador en el mundo. Ojalá lo puedan traer.

Uno quisiera que, así como fue un avión del Gobierno, un chárter del Gobierno a traer unos compatriotas de China, que recogieran lo que pudieran ahora de respiradores y de pruebas, que eso está bastante agotado en el mundo, bastante agotado en el mundo; que de todas maneras, estos colombianos que hay que aplaudirlos porque están innovando, como hacen un respirador doméstico, puedan tener también el apoyo para todos los insumos. Hay una enorme correlación en los tres temas, usted tiene toda la razón y yo confío. En este país, digamos que hay una característica, el doctor Enrique Gómez Hurtado, fallecido recientemente, amigo común, solía mirar al Congreso y decir “aquí hay congresistas de tal y tal, pero no hay brutos”. En este país no hay brutos, doctor Fernando. Es un país muy inteligente. No digamos defectos de nosotros los colombianos, pero digamos que es un país muy inteligente y entonces, que vayamos por ese camino y usted tiene toda la razón ¡dé luces, siga dando luces! Que yo creo que esto lo superamos y tengamos fe, tengamos fe en el talento colombiano para superar esto.

LHDLV: Solo quiero pedirle, presidente, cuando nos vamos a despedir, que esto lo hagamos con frecuencia, el país lo oye a usted. En este momento estamos, me corrigen presidente, las reservas internacionales son de 53 mil millones de dólares, no de 54, bueno, me equivoqué por mil. El país lo oye, presidente, el país espera su palabra y el país espera sus luces. Yo sé que usted, todo el día…

AUV: ¡Siempre con mucho gusto! Cada que me llama, además yo le dije, le había dicho que no lo hiciéramos ayer, sino hoy, esperando decisiones de salud, doctor Fernando; porque yo le digo: a mí me preocupa mucho cuando el trabajador de maquinaria agrícola dice “hombre, bueno el trabajito, el ingreso y eso, pero yo no me expongo a que me contagien”. Entonces estábamos esperando también que nos dijeran lo de las pruebas. Ahí han puesto un buen gerente, amigo suyo, usted lo conoce mucho, que es el doctor Luis Guillermo Plata.

LHDLV: ¡Pero claro!

AUV: A usted todo el mundo lo respeta. Acosen en buen sentido al Banco de la República, al doctor Carrasquilla. Usted sabe que Alberto, los economistas en momentos tienen que ser caprichosos, pero Alberto Carrasquilla es un hombre muy inteligente y él sabe, él sabe esto. Usted sabe que muchas veces los que manejan la economía dicen no y no y no mientras van pensando para poder decir si, si, sí. O sea, que siga acosando, en el buen sentido doctor Fernando. Siempre estoy disponible, si el mar me llama. Lo único que le dije, esperemos no el jueves sino el viernes a ver que nos pasa con lo de las pruebas.

LHDV: Presidente, tomamos su palabra que vale oro, que vale más que cualquier escritura pública porque al país hay que mantenerlo vivo, hay que mostrarle caminos, hay que mostrarle horizontes, hay que respaldar al gobierno en las decisiones que tome y mientras más duras sean, más disponibles tenemos que estar para la defensa de esas posiciones que pueden ser de momento muy duras pero que más adelante tendremos que agradecer todos. Hay que sobrevivir presidente, hay que sobrevivir. Esa es la tarea del momento, sobrevivir, pero dejar un país más o menos entero para emprender después el camino de la recuperación. Presidente Álvaro Uribe Vélez un abrazo muy estrecho.

AUV: doctor Fernando a usted muchas gracias, quiero también a las familias de todos los oyentes, del equipo periodístico que lo acompaña, su familia, a todos, toda la solidaridad, a las comunidades vecinas de cada uno toda la solidaridad y que vayamos saliendo adelante. Dese de pronto una conversadita con el doctor Vélez de la fundación del Valle del Lili.

LHDV: ya lo anotamos presidente, no se nos escapa. Tranquilo.

AUV: y con Luis Guillermo Plata.

LHDV: lo haremos, presidente.

AUV: Voy a hacer una notica, un mensajito social. Ayer se lo dijimos al ministro de salud. Este país tiene todavía por acabar de dotar unos 28 laboratorios regionales. Estaban esperando cofinanciación de las entidades territoriales. Nosotros nos atrevimos ayer a decirle al ministro: ministro, hay unas regiones donde no va a haber cofinanciación, hágalo la nación, pero dote.

Otro mensajito social. El Gobierno se comprometió a girar 2 billones y medio urgente a hospitales, de la ley de punto final. Estaban también esperando que hubiera la contrapartida departamental. Solamente creo que Antioquia y otra región han cumplido con esas contrapartidas. Hay que girar eso sin las contrapartidas. Departamento que tenga dificultades por favor no le exijan eso ahora. Giren ese dinero sin las contrapartidas, focalizándolo. Yo lo que si haría es decirle a cada hospital: mire, usted va a recibir esto por esto que le deben a usted tales y tales empresas y tales EPS. Pero díganos cuales son las prioridades para ese gasto del dinero que le vamos a entregar señor gerente del hospital. Yo creo que eso también se necesita doctor Fernando. Háblele a Luis Guillermo Plata, su amigo, de este tema, de los giros para los laboratorios en las regiones y de los giros de la ley de punto final sin que la condición sine qua non sea la contrapartida regional. Cuando se pruebe rápidamente, en una prueba muy rápida del examen de las finanzas de ese departamento, de esa ciudad, que no hay posibilidad de la contrapartida departamental, giren ese dinero.

LHDV: ¡Viva la heterodoxia! Aquí no hay más remedio presidente que acomodarnos a una situación que nunca vivió la humanidad. Tal vez no hemos entendido: nunca, ni siquiera en la peste negra de la edad media, ni siquiera con la gripe española. Esto es más grave que todo lo que la humanidad ha vivido, precisamente porque es una aldea global. Antes las pestes eran más o menos limitadas, esta es universal. Vamos me parece que, en 175 países, creo que no se escapa ninguno. Esto es universal y este es un problema que nunca habíamos enfrentado, enfrentémoslo con espíritu abierto. Hay que sobrevivir y vamos a tener que ser heterodoxos. Presidente de nuevo un abrazo muy estrecho y hasta muy pronto.

AUV: Gracias, doctor Fernando a usted y a todo su equipo. Muchas gracias.

FIN.