ENTREVISTA DEL PRESIDENTE A RADIO SANTA FE
Enero 16 de 2007

Juan Guillermo Ríos, director de noticias de Radio Santa Fe: “Le damos muy buenos días al señor Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez. Señor Presidente, muy buenos días.

Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez: Juan Guillermo, muy buenos días a usted, a sus compañeros en Radio Santa Fe y a todos los compatriotas que nos escuchan a esta hora.

Pregunta: Ayer estuvo en la posesión del presidente Rafael Correa (de Ecuador). ¿Cómo fue ese día? Porque había mucha expectativa dentro de los colombianos para saber qué iba a pasar en sus reuniones y en la posesión. Notamos dos cosas: que cuando usted llegó el tamaño de la bandera de Colombia en el aeropuerto no era igual al de los otros países. Y luego hubo allí como un olvido, un lapsus, de quien estaba a cargo de saludar a los presidentes. Y al final se acordó que usted estaba allí, pero el aplauso fue sinceramente muy grande cuando lo mencionó. ¿Cuál fue la experiencia suya en Quito?

Presidente de la República: La verdad es que yo encontré gran cariño del pueblo ecuatoriano. Yo creo que la gente comprende lo que se ha venido haciendo. A lo largo de todas estas semanas, con mucha disciplina, a las siete de la mañana, yo he permitido que todos los medios de comunicación de Ecuador me entrevisten. Lo hice hasta antes de ayer. Explicando sinceramente todo. Y también el pueblo ecuatoriano ha notado que nosotros hemos trabajado mucho por la extensión de las preferencias para todos nuestros países, que hemos trabajado mucho por la mejor integración de nuestros países. Y fue una cosa ayer allá con calidez y con cariño, indudablemente.

Pregunta:¿Las posibles diferencias que tuvimos en el pasado muy reciente con el Ecuador, están ya superadas?

Presidente de la República: Pues, Juan, usted sabe que ellos han tenido mucha resistencia a que Colombia fumigue con glifosato para erradicar la droga en la zona de frontera. Pero eso se les ha venido explicando, y creo que el acuerdo de Managua fue bueno, porque yo le dije al presidente Correa: mire, y lo decía ayer en el Ecuador, al Ecuador se le respeta su aspiración de que el glifosato que Colombia aplica no caiga en territorio ecuatoriano, y a Colombia se le respeta su derecho de utilizarlo en territorio colombiano para eliminar la droga.

Y a medida que uno explica cómo con esta droga se financia el terrorismo, cómo ese terrorismo es el que comete estos secuestros, cómo mantienen a un hombre como Fernando Araújo en el cautiverio durante seis años, y para mantenerlo necesitan una gran cantidad de gente en esa actividad terrorista y que toda esa gente es pagada por la droga, y a medida que uno explica cómo es la droga la que contamina, no el glifosato con el que erradicamos, porque es la droga la que contamina, porque cuando se derriba la selva para sembrar droga se presenta un fenómeno de erosión en el suelo, entonces la escorrentía lleva esa erosión a los cauces de los ríos, se presenta deforestación en la selva, sedimentación en los cauces de los ríos y después utilizan los precursores químicos para procesar la coca, para convertir la hoja de coca en cocaína y esos precursores químicos son letales.

Mire, mientras el glifosato tiene la menor toxicidad, está en tres, los precursores químicos que se utilizan para transformar la hoja de coca en cocaína tienen una toxicidad de uno.

O sea que a medida que se hace una pedagogía y se demuestra cómo ese terrorismo ya le ha hecho daño a Ecuador, porque han sido capturados varios terroristas de las Farc negociando con coca en Ecuador y también han secuestrado en Ecuador, yo creo que se va presentando un fenómeno de más tranquilidad.

Y esto es una tarea de todos los días, de construir, en medio de dificultades, buenas relaciones con los vecinos todos los días, porque yo tengo que ser muy consciente, y he procurado serlo en cada reunión, en cada conversación, que yo no estoy representando el querer de Álvaro Uribe sino los intereses superiores de la Patria colombiana.

Pregunta: Noté que en el discurso de posesión del presidente Correa, invitó con énfasis a Venezuela a retornar a la CAN, a la Comunidad Andina de Naciones. ¿Cómo vio usted eso?

Presidente de la República: Nosotros lo hemos hecho muchas veces. Ayer se lo repetía yo al presidente Chávez y a varios de los presidentes: Venezuela debe regresar a la CAN.

Incluso me voy a permitir trabajar la siguiente propuesta: que todo el mundo entienda que, por ejemplo, Perú y Colombia firmamos el TLC y que ahora tenemos que luchar en el Congreso norteamericano y nosotros en el Congreso de Colombia para que se apruebe. Pero que eso no nos puede dividir.

Inclusive voy a viajar el jueves a la reunión de Mercosur, y voy allí a agitar esta tesis, que por primera vez me atrevo a hacerla pública. Yo la he venido pensando todos estos días: que todos apoyemos que las preferencias a Ecuador y a Bolivia se les extiendan más tiempo, pero que ellos aprueben que a nosotros nos aprueben el TLC, y así se satisfacen los intereses y las aspiraciones de todos. Entonces vamos respetando la diversidad.

Colombia necesita ese acceso permanente al mercado de Estados Unidos para estimular inversión. Colombia no tiene petróleo. Colombia tiene muy poco petróleo. Un país de doce, catorce millones, como Ecuador, de habitantes, produce un poco más de petróleo que Colombia, y en crecimiento. Para no hablar de la gran producción de Venezuela.

Y Bolivia tiene 70 teras, trillones cúbicos de gas, mientras Colombia tiene siete, y Bolivia con siete u ocho millones de habitantes. Entonces hay que entender que Colombia no tiene una disposición de recursos provenientes de hidrocarburos, que permita hacer las inversiones que estos países se proponen hacer con recursos de hidrocarburos.

Nosotros necesitamos la confianza inversionista interna, internacional, y por eso necesitamos el TLC. Pero comprendemos que si el Ecuador no puede firmar TLC este año y tampoco Bolivia, nosotros en lugar de ser indiferentes o en lugar de asistir a que nosotros nos aprueben el TLC y a ellos los dejen sin nada, o en lugar de que ocurra lo contrario, que a ellos les extiendan preferencias y a nosotros nos dejen sin TLC, lo que necesitamos es buscar cómo se armonizan los intereses de todos.

Y por eso la propuesta que me permitiré hacer, que se viene pensando mucho, es: luchemos. Si Bolivia y Ecuador definitivamente no pueden hacer el TLC, luchemos para que se lo aprueben a Perú y Colombia. Y Perú y Colombia apoyemos la extensión en el Congreso norteamericano y en el Gobierno norteamericano de las preferencias para Ecuador y Bolivia.

Yo creo que eso sería bueno. Y eso debe contribuir a crear armonía en la Comunidad Andina, y yo creo que es un mensaje también para el presidente Chávez, para que entienda cómo respetamos nosotros las diferencias y podemos, dentro de las diferencias, vivir armónicamente en la Comunidad Andina.

Pregunta: Excelente propuesta. Entonces la va a llevar usted el jueves al Mercosur. Y supongo que cuando vaya a los Estados Unidos también la va a plantear.

Presidente de la República: La voy a plantear, sí. Por primera vez la hago pública, Juan Guillermo. Ayer la estuve consultando con la Cancillería, con Luis Guillermo Plata, que asume ahora como Ministro de Comercio. Anoche se la comenté al Consejo de Ministros, y creo que ese es el camino, es la armonización de los intereses.

Ahora, respetar. Por ejemplo, nosotros en Colombia tenemos un modelo de Estado en el que creemos. Un Estado que no puede obstruir al sector privado. Un Estado que no puede ser seguir más con ineficiencias, con corrupción. Nosotros no estamos ni desmantelando el Estado, ni tampoco estamos estatizándolo todo.

Para nosotros lo social no es sinónimo de estatización. Para nosotros lo social es crear mecanismos que ayuden a darles a los colombianos plena cobertura en seguridad social, que ayuden a darles a los colombianos las posibilidades de superar la pobreza, de avanzar hacia el pleno empleo, de mejorar las condiciones salariales, de tener una sociedad con mejores oportunidades, una sociedad con reducción de pobreza, una sociedad con más equidad.

Entonces para nosotros lo importante es lo social. Para nosotros no debe haber ni desmantelamiento del Estado, ni estatización.

Por ejemplo, el modelo colombiano hay que empezar a hablar de él en todas partes, porque yo digo: en unas partes desmontaron el Estado y en otras partes lo que quieren es tener puro estatismo.

Mire lo que hemos hecho nosotros con Telecom o lo que empezamos a hacer con el Seguro Social.

Con Telecom: era una empresa estatal quebrada, habían ayudado a quebrarla con decisiones políticas. Por ejemplo, allá no solamente había excesos sindicales, sino ¿cuántos políticos mandaron a sus recomendados a Telecom a que se jubilaran o a que mejoraran la jubilación? Y nosotros encontramos una Telecom quebrada, no tenía con que pagarles a los pensionados. Hoy es próspera, está al día con los pensionados, con los trabajadores, tiene 650 millones de dólares en caja para invertir en la renovación, en la modernización de las comunicaciones. El Estado colombiano es dueño del 50 por ciento menos una acción.

Mire que no desmantelamos el Estado, pero tampoco mantuvimos el Estado burocrático, el Estado clientelista.

Y una cosa muy importante: cuando nos asociamos con los particulares, las empresas se blindan contra el clientelismo. ¿Usted cree que hoy sabiendo que Telecom tiene un socio privado, va a haber presiones clientelistas en Telecom? No las hay. Entonces este modelo de Estado social colombiano, de Estado al servicio de la comunidad, es un modelo que hay que empezar a defenderlo en el continente. Porque esto no es tan simplista como algunos creen, que dicen: no, es que aquellos están a la izquierda y Uribe a la derecha. ¿Cuál? No, esas son categorías del pasado.

A mí me decía una periodista ecuatoriana en estos días: Presidente, es que usted se va a sentir muy aislado, porque estos presidentes son de izquierda. Y le dije: cuénteme por qué son de izquierda. Y me dijo: ah, pues, porque ellos le dan preferencia a la educación y a la salud. Y le dije: pues, para allá vamos nosotros, nosotros estamos trabajando aquí para que haya plena cobertura en salud, plena cobertura en educación. Si eso es de izquierda, súmeme a mí ahí también, le dije a esa periodista ecuatoriana.

Pregunta: Entonces ni desmantelamiento del Estado ni estatización, Estado al servicio de la comunidad. ¿Dentro de este contexto está la medida que tomó la Superintendencia de Salud de quitarle la licencia a la EPS del Seguro, para que en seis meses haya una nueva, en la que estén las cajas de compensación con el 50 por ciento más a una acción, y La Previsora, por el lado del Gobierno, con el 50 por ciento menos una acción?

Presidente de la República: Así es, Juan. Nosotros hemos reformado 300 empresas del Estado y ahora vamos por la reforma total del Seguro en su segunda y tercera etapa.

Mire, cuando uno recorre el país los colombianos se quejan mucho del Seguro Social. La Superintendencia en su diagnóstico, en todas esas fallas que le señala al Seguro Social, tiene toda la razón. ¿Entonces qué nos toca? Seguir el camino de la reforma. Entonces quiero, a través de Radio Santa Fe, hacer el siguiente mensaje:

Primero: no se desmantela el Estado. El Estado, a través de La Previsora, de la Nación, será socio de las cajas de compensación familiar en la nueva EPS. No se desmantela el Estado.

Segundo: ¿con quién se asocia el Estado? Con unas entidades sociales extraordinarias, de gran reconocimiento en Colombia, administradas por empleadores y trabajadores, sin ánimo de lucro, que son las cajas de compensación familiar. Eso es muy importante.

Tercero: A los trabajadores del Seguro Social se les respetarán todos sus derechos.

Cuarto: Los usuarios colombianos que están en el Seguro Social, los afiliados, los trasladaremos, con la voluntad de ellos, en un período de tres, cuatro meses, a la nueva EPS, donde aspiramos que se les presten muy buenos servicios, servicios de mucha mejor calidad que hoy, que los servicios que hoy reciben.

Y me preguntan entonces: ¿y qué va a pasar con las clínicas? Las estamos reformando.

Mire, Juan, para hablar de mi ciudad, porque siento que cuando hablo de mi ciudad tengo autoridad moral para hablar de otras partes: a mí me da mucha tristeza. Uno ir a la clínica de las Américas de Medellín, a la clínica Soma, al hospital Pablo Tobón, al hospital General, ir a la clínica del Rosario, clínicas extraordinarias. Y va uno a las clínicas del Seguro y encuentra los pacientes, por Dios, los tienen arrumados, como que no fueran seres humanos, en los pasillos.

Entonces todas esas clínicas las vamos a reformar. Hace tres años dimos el primer paso, que fue desprender las clínicas de la parte central del Seguro. Esa reforma, que muchos han desconocido, fue una reforma trascendente, sin la cual no se podría hacer la nueva.

Casos de reformas de clínicas del Seguro. Si usted hace una investigación periodística encuentra que ya la clínica Enrique de La Vega de Cartagena, del Seguro Social, está prestando un servicio de mucha mejor calidad, se la entregamos en administración a una entidad religiosa.

El 15 de febrero, con la ayuda de Dios, se reabre la clínica del Seguro Social en Santa Marta, administrada por la Fundación Cardiovascular de Bucaramanga, que le está haciendo una gran inversión.

Estamos buscando un acuerdo en Antioquia con las cajas de compensación, la Gobernación, la Universidad de Antioquia, para entregarles en administración las clínicas del Seguro y, ahora que le citaba el ejemplo de Medellín, ponerlas en el mayor nivel de calidad.

Y así lo vamos a hacer en todo el país. Es que el Estado no puede estar al servicio de la ineficiencia, no puede estar al servicio del clientelismo, no puede estar al servicio de privilegios sindicales, tiene que estar al servicio de la comunidad. Todo este concepto de Estado nos toca defenderlo ahora en el contexto colombiano y en el contexto latinoamericano.

Pregunta: Si me permite, Presidente, volver al tema de la droga. Es que en los últimos días perdimos un oficial y cinco soldados en Tame, en Arauca, por el terrorismo, perdimos cinco policías por el terrorismo en el Putumayo, pero simultáneamente la Dijin descubrió una inmensa caleta del narcotráfico en Cali, que ya va en 16 millones de dólares, dos millones de euros, más de 25 millones de pesos, y ayer se capturó a Eugenio Montoya, un extraditable, también dentro del contexto de la lucha contra el narcotráfico. Pero el punto es: ¿cuál es el vínculo directo entre la plata de la droga y el vínculo con las acciones de los terroristas?

Presidente de la República: La plata de la droga los financia, Juan. Se sabe que toda esa frontera, todo ese territorio colombiano cerca de la frontera con Ecuador, donde ha habido doce, quince mil hectáreas de droga, que se crecieron porque por atención al presidente Palacio del Ecuador nosotros habíamos aceptado no fumigar, se sabe que todo eso financia a las Farc, y las Farc es la que defiende esos cultivos allí y es la que se lucra de esos cultivos.

Los paramilitares se han financiado con la droga. Todos estos grupos se han financiado con la droga. Entonces un camino de eliminación del terrorismo en Colombia es la eliminación de la droga. Por eso en eso no puede haber tregua. Yo invito a los compatriotas a que todos los días nos ayuden con información para poder desmantelar lo que queda de estos carteles de la droga.

Pregunta: Hoy se cumple una cumbre muy importante con los partidos políticos. Algunos de ellos llegan con la intención de ampliar la participación burocrática. Se habla inclusive de crisis ministerial, de replantear la agenda, si se quiere, legislativa del presente año. ¿Con qué intención llega el Gobierno a esta reunión con ellos, que en algunos sectores se ven algo inconformes, inclusive con ganas de plantear otras cosas al Gobierno?

Presidente de la República: No, mire, quiero decirle, la reunión de hoy y mañana es una reunión exclusivamente programática y de agenda legislativa. Es una responsabilidad con la opinión pública colombiana. Es de gran trascendencia que cumplamos bien esa responsabilidad, donde hay que examinar todo esto. Por eso este año las reformas que nos esperan son muy grandes, empezando por la reforma a la justicia en el Congreso, siguiendo por el TLC, transferencias, esta reforma administrativa que está adelantando el Gobierno, como lo del Seguro Social, la capitalización de Ecopetrol.

Yo, por ejemplo, tengo mucha esperanza (y ojalá los colombianos, todo el que tenga dos pesitos debajo de la almohada, los tenga listos para que cuando salgan acciones de Ecopetrol en la capitalización, compre acciones de Ecopetrol), veo mucha esperanza que el día que Ecopetrol sea el 20 por ciento ojalá de la comunidad colombiana, ojalá la empresa sea mucho más eficiente de lo que ha sido.

Pregunta:¿Entonces en lo que tiene que ver con la agenda lo fundamental es la reforma a la justicia, el TLC, las transferencias y qué otro punto, Presidente?

Presidente de la República: Todo el programa social, todas las metas sociales, llegar a millón y medio de Familias en Acción, reducir la pobreza al 35 por ciento para el año 2010, cómo vamos a avanzar en eso, lograr la plena cobertura en el régimen subsidiado de salud, aplicar la reforma de la Ley 100, que aprobamos ahora en diciembre. Es una agenda programática muy importante, el país está muy estrecho en infraestructura, en obras públicas, este año tenemos que avanzar muchísimo.

Se hizo el acuerdo con Commsa, ojalá ahora el Tribunal Administrativo de Cundinamarca lo apruebe. Y abrir la licitación para la comunicación de Bogotá con el río Magdalena a través de una autopista de dos calzadas. Esto es, el trabajo es muy intenso. Por eso no nos podemos distraer en pequeñas discusiones burocráticas.

Pregunta: Cuando el Presidente tiene como meta reducir los niveles de pobreza al menos al 35 por ciento, que seguirán siendo altos, yo creo que los ciudadanos dicen: bueno, ¿en el Gobierno Uribe la pobreza cómo se reduce?

Presidente de la República: Primero, viene del 60 por ciento. El año pasado se situó en el 49,52. La meta es llegar al 2010 con el 35. ¿Cómo se reduce? Primero, nosotros le damos confianza a la inversión. Colombia es un país que no tiene petróleo, para decir que todas las inversiones las va a hacer el Estado con recursos de petróleo. Nosotros creemos en que hay que darle confianza a la inversión privada nacional e internacional, y que esa inversión tiene que cumplir una función social. Eso nos debe ayudar a crear mejor empleo, y empleo con afiliación a la seguridad social.

Y viene todo el programa social, donde empieza por Banco de Oportunidades. La meta es financiar cinco millones de microcréditos en este Gobierno. Y sigamos con la Revolución Educativa, la plena cobertura en educación básica, las metas del Sena, las metas del Icetex, las metas de Bienestar Familiar, y vayámonos por salud, toda esta reforma del Seguro Social, toda la reforma de la red pública hospitalaria, donde hemos avanzado mucho.

La meta de llegar a plena cobertura en régimen subsidiado de salud, en Familias en Acción. Yo encontré 220 mil, hoy hay un poco más de 600 mil. La meta es llegar a millón y medio. Ese es un camino muy eficaz de reducción de pobreza, porque entonces a las familias más pobres se les da un subsidio, y con ese subsidio esas familias deben garantizar la educación y la nutrición de sus hijitos.

Hemos pasado el presupuesto de vivienda social de 200 mil millones al año a 410 mil millones de pesos. La inversión empieza a crecer a pesar de las restricciones, la inversión en acueductos y en alcantarillados. Esto es un programa social de mucho fondo, en un país que ha tenido mucha pobreza y muchas dificultades.

Entonces uno va e inaugura un acueducto y uno se alegra, pero eso es muy pequeño frente a todo lo que se necesita. Nosotros tenemos que trabajar con toda la intensidad, pero sin triunfalismo. A medida que haya un resultado bueno, no bañarnos en agua de rosas, sino emprender el camino para conseguir otro mejor.

Pregunta: Al comenzar el año tuvimos una noticia que hablaba de un límite en las tasas de interés para los créditos de consumo y otros, que llegaba casi al 32. Y el Gobierno actúo y salió un comunicado de la Presidencia, donde se ponía un tope a esas tasas de interés, muy inferior al que inicialmente se había establecido. ¿Por qué bajó las tasas de interés?

Presidente de la República: Por lo siguiente: porque lo único que se necesitaba entrar a corregir era lo de microcrédito. Para que todo el sistema financiero entre a prestar masivamente microcrédito, ellos tienen que asumir unos costos administrativos y unos costos de contratar supervisores, asesores, etcétera, a todo el sistema de Banco de Oportunidades.

Entonces ahí hicimos dos cosas: primero, se aceptó una tasa de interés un poco más elevada. Segundo, se eliminó un sobrecosto que había, que era la comisión. Se autorizaba una comisión del 7,5 en el microcrédito. Eso se eliminó. Pero se autorizó un ajuste en la tasa para poder pagar los costos administrativos que implica el otorgamiento de un crédito de 600 mil pesos, de 500 mil pesos, para defender y llegarle al sector más pobre de la población colombiana, que tiene que pagar créditos del 10, del 20 por ciento mensual, del 5 por ciento al día en el agiotismo, en lo que en muchas ciudades llaman el gota a gota.

Una de las cosas del Banco de las Oportunidades es ir trasladando a los colombianos que están en el gota a gota al sistema formal de crédito.

Pregunta: Por ejemplo, el año que concluye, el que pasó, y comienza éste con algo que me entusiasmo mucho, Presidente: la cantidad de colombianos que tomaron vacaciones, que se volcaron a las rutas, que estuvieron en las playas, que estuvieron en el Eje Cafetero, que vinieron a Bogotá, que se convirtió en un importantísimo centro turístico. Cuando usted ve que las cifras del turismo rebasaron todas las expectativas, ¿en qué piensa, Presidente?

Presidente de la República: Que podemos salir adelante, Juan, que podemos transformar a Colombia, que podemos cumplir la meta del 2010, que entren dos millones de turistas internacionales, la reducción del desempleo, la reducción de la pobreza, que puede ser un país, mucho, mucho mejor. Y verá usted que en el contexto latinoamericano este es un país de menos discurso pero de más resultados.

Pregunta: Permítame regresar al tema de la cumbre política de hoy. Usted dice que no se va a distraer por pequeñeces burocráticas. Sin embargo, cuando uno escucha a senadores del uribismo, como Carlos García, diciendo que el Gobierno no ha arrancado todavía y pidiendo cambios fundamentales, pues lo que uno ve es que realmente ellos están pensando es en eso, en la posibilidad de ampliar la participación en el Gobierno. Eso seguramente se lo van a plantear hoy o se lo estarán planteando a funcionarios suyos. Frente a esas peticiones, ¿cuál es la respuesta del Gobierno?

Presidente de la República: No, es muy claro: nosotros tenemos una reunión hoy con toda seriedad para examinar el tema de agenda legislativa y el tema programático. Nosotros tenemos que respetar la opinión pública, que nos confió las mayorías del Congreso y el Ejecutivo. Por eso el temario de hoy es un temario exclusivo de agenda legislativa y de la parte programática.

Pregunta: Al finalizar el año usted anunció a los colombianos que en el 2007 usted iba a liderar una campaña por la vida, y dijo usted una cosa que me llamó mucho la atención: que en Colombia cuando matan a alguien, la gente dice: por algo lo matarían. ¿Cuál es la razón de ser y hasta dónde va a llevar usted esa campaña?

Presidente de la República: Juan Guillermo, cuando nosotros empezamos el Gobierno, Colombia tenía una tasa de asesinatos más o menos de 66 por cada cien mil habitantes. Ahora se hizo el ajuste del censo. Yo creo que con el ajuste del censo, estaba por ahí en el 70. Al terminar el 2006, esa tasa puede ser del 38. O sea que es una reducción de unos 30 puntos. Puede ser del 38 – 40, al ajustar con número de habitantes.

Hemos reducido de 30 mil homicidios. A ver, coronel, finalmente cuántos se dan en el año 2006. Todavía se dan 17.304. Eso todavía es muy alto. Entonces nosotros tenemos que hacer un esfuerzo para reducir eso sustancialmente.

Por eso queremos hacer de este año un año de defensa de la vida, que deben ser todos los años. Y que todos los colombianos nos comprometamos a derrotar el homicidio.

¿ Qué pasa? Usted lo ha dicho. Todo este avance de los asesinos en Colombia, en tantas décadas, logró perturbar la cultura colectiva. Entonces cuando se tiene la información de un homicidio, mucha gente en lugar de repudiarlo empieza a buscarle justificaciones. Y preguntan: hombre, ¿por qué lo mataron? Y alguien contesta: ah, es que lo mataron porque era mafioso. Y el otro dice: lo mataron porque era auxiliador de la guerrilla. Y el otro dice: no, es que lo mataron porque era auxiliador de los paramilitares. Y el otro dice: lo mataron porque debía una plata. Y el otro dice: no, a ese muchacho lo mataron porque estaba bailando con la mujer de un narcotraficante.

Entonces son todos buscándole justificaciones al crimen, cuando lo que tenemos que hacer es rechazar el crimen, repudiarlo.

Pregunta: Y buscarle una justificación a la vida.

Presidente de la República: Siempre, a ese don preciado, precioso, que Dios nos dio. Entonces vamos a hacer un gran esfuerzo.

Anoche se tomaron decisiones como éstas en el Consejo de Ministros:

Cada mes la Ministra de Educación va a dar un premio al establecimiento educativo del país que mejor esfuerzo esté haciendo por sensibilizar a los colombianos sobre el derecho a la vida.

Cada mes vamos a darles una mención a la ciudad colombiana y a los municipios colombianos, por categoría, que mayor descenso muestren en el homicidio.

Cada mes el Ministerio de Defensa le va a dar una mención a la brigada o al Comando de Policía que haya mostrado un gran programa de derechos humanos. El estímulo por la vía positiva.

Yo veía aquí el diario de seguridad, esta mañana lo estaba viendo, y le voy a contar de algunas ciudades cómo van estos 16 días del mes de enero.

Por ejemplo, en Barranquilla van cuatro homicidios menos que en el mismo período del año pasado, en el Atlántico nueve menos. Los problemas se llaman Cali y Buenaventura. En Cali van 20 más y en Buenaventura van dos más. Eso hay que volverlo negativo.

Pregunta:¿Y en Bogotá?

Presidente de la República:Ya voy. El Valle del Cauca tiene menos 16, Bogotá tiene hoy menos 16, Medellín tiene menos 7, pero la Metropolitana de Medellín tiene más uno, Pereira tiene menos 6, Risaralda menos 4, Pasto (que el año pasado se comportó mal) tiene menos uno, Nariño tiene menos diez, Villavicencio (que el año pasado se comportó mal) tiene hoy menos siete, Meta menos 27.

Entonces aquí tenemos tres con un negativo, Cali lleva más 20, Buenaventura más dos, el área metropolitana de Medellín, fuera de Medellín, porque Medellín lleva menos 7, el área metropolitana lleva más uno.

Todos esos hay que corregirlos y volverlos negativos. Y por eso lo que tenemos que hacer es, mes a mes, estimular a los que mayor esfuerzo estén haciendo en lo que es el decrecimiento del homicidio.

Pregunta: Volviendo a Quito, supe que se reunió con el doctor José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, y se logró prorrogar y mantener hasta el 2010 la misión de la OEA que viene haciendo el acompañamiento a los procesos de paz en Colombia, muy concretamente lo de las AUC y con Justicia y Paz. Usted entiende que no me perdonarían los oyentes si no le pregunto porque lo dijo Mancuso, que dice que en el 98 ellos obligaron a votar por Serpa en la primera vuelta, por Pastrana en la segunda, y que sugirieron en el 2002 votar por usted.

Presidente de la República: Pues, la verdad es que yo en todos esos departamentos perdí. Perdí. En esos departamentos perdí. Lo que le vuelvo a repetir es muy claro, Juan Guillermo, yo no he tenido ninguna relación con estos señores.

Pregunta: ¿Y cómo ha visto el desarrollo de estos señores de las AUC frente a los fiscales de Justicia y Paz, lo de Mancuso, lo de los otros, alias El Loro, los ha visto comprometidos con la verdad?

Presidente de la República: No lo sé, tendrán que evaluarlo los jueces de la República, ellos tienen que cumplir con la verdad para que se hagan beneficiarios, acreedores, a los beneficios de la ley. Si no cumplen con esos requisitos la ley, entonces pierden los beneficios de la ley.

Pregunta:¿Cuál es la verdad sobre la posible ubicación, por parte de organismos de inteligencia del Estado, del sitio donde tienen secuestrada a Ingrid Betancourt?

Presidente de la República: No, Juan Guillermo, la verdad es que el Estado trabaja intensamente en todos esos temas, y con toda prudencia, pero nosotros hemos hecho muchos esfuerzos todos estos años, aún infructuosos, ahí no tengo más respuesta.

Pregunta: Este año es electoral, tenemos elecciones de alcaldes, de gobernadores, de concejales y de diputados. ¿Cuál es la orden suya para los funcionarios y para la Fuerza Pública, para que el proceso no se vea interrumpido por fuerzas extrañas, por fuera de la ley, a nivel regional y local?

Presidente de la República: Seguridad Democrática. Nosotros llevamos tres procesos electorales con toda claridad. Tres procesos electorales donde la Seguridad Democrática ha defendido plenamente los derechos de todos los aspirantes. Y este año con una Seguridad Democrática más consolidada, tenemos que tener un proceso electoral impecable.

Pregunta: ¿Cómo vio el Presidente la decisión de la Fiscalía sobre el Banco de Colombia?

Presidente de la República: El Gobierno tiene que respetar a la justicia.

Pregunta: Y cuando le informaron de la liberación de Fernando Araújo, ¿qué pensó?

Presidente de la República: Hombre, di gracias a Dios, di gracias a Dios. Sufrí mucho recordando a los que siguen secuestrados. Pasó por mi mente la muerte de mi padre a manos de las Farc en un intento de secuestro. Y por supuesto, me dio tristeza por la muerte del infante, a quien se le va a ayudar con todo lo de seguridad social. Y entiendo que va a haber una muy buena respuesta para su familia.

Pregunta: Entonces este año es el año por la vida. Tenemos que derrotar el homicidio y la manía de algunos colombianos de intentar o admitir una justificación a algunos crímenes o a ciertos crímenes, pero también tenemos expectativas por el ELN. ¿Qué espera usted este año con el ELN?

Presidente de la República: Ojalá hicieran la paz, Juan, ojalá hicieran la paz.

Pregunta:¿Y con las Farc?

Presidente de la República: El ideal sería que se sentaran a conversar e hicieran la paz. Pero si no lo hacen, usted sabe que la decisión del Gobierno nuestro es muy clara. Es derrotar el terrorismo, acción militar contundente.

Pregunta: ¿Y cómo vio el debut de la Canciller en Europa? Los informes que yo tengo es que le fue supremamente bien en Londres, en España, y había allí como una especie de prueba de fuego para ella. ¿Cómo la vio?

Presidente de la República: La Canciller es una mujer muy capaz. Una mujer muy joven y su juventud no es obstáculo para su capacidad y acumula experiencia muy fácilmente y muy positivamente.

Pregunta: Permítame retomar nuevamente el tema de Cali. Usted mismo nos contaba, en el diario que lleva sobre la seguridad y los homicidios en Colombia, que Cali y Buenaventura son puntos críticos para el Gobierno colombiano. Allí se cambió la estructura de la Policía. Sin embargo, lo que uno ve y lo que se escucha aquí en Bogotá es que Cali realmente tiene graves problemas de narcotraficantes, de bandas delincuenciales, y que no ha sido posible controlarlas a pesar del esfuerzo del Gobierno.

Presidente de la República: Allá hemos desmantelado muchas bandas. Ustedes saben en lo que venía las Farc en Cali, en esa asociación de atentados terroristas. Y capturamos mucha gente, se desmovilizaron más de 40, allí se han tenido éxitos, pero infortunadamente todavía se sigue presentando un alto número de asesinatos. Y vamos a enfrentar esto todos los días, porque es una tragedia que Cali, a estas alturas del año, lleve en el mismo período 20 asesinatos más que en el mismo período del año pasado.

Pregunta: ¿Y cómo vamos en Bogotá?

Presidente de la República: Como le acabo de decir, con una disminución de 16 homicidios a estas alturas del año, y en Medellín de 7. En Barranquilla menos cuatro. Ciudades que le hemos puesto mucha atención, por ejemplo, Villavicencio, porque Villavicencio el año pasado tuvo un comportamiento negativo, este año lleva menos 7.

Pregunta: Yo le preguntaba por la evolución social de Bogotá: ¿cómo nos ha visto a los bogotanos, a los que vivimos acá?

Presidente de la República: Nosotros estamos haciendo un gran esfuerzo para que todas las políticas sociales del Estado avancen bien en Bogotá. Además el tema de obras públicas. El Gobierno Nacional está financiando el 70 por ciento de todo este proyecto de Transmilenio en Bogotá. Una financiación sin precedentes.

Hace cuatro años Bogotá tenía en servicio 32 kilómetros de Transmilenio, hoy tiene 84, y tenemos financiadas unas obras bien importantes que vienen para agregarle más kilómetros a ese Transmilenio de Bogotá. El Gobierno Nacional ha financiado un alto porcentaje de la vía que se está construyendo para comunicar el sur de Bogotá con el túnel que sale en la carretera al Llano.

Estamos ya en la contratación de los primeros kilómetros de la vía ALO, debe estar empezando la concesión del aeropuerto Eldorado, y aspiramos crecer muchísimo Familias en Acción en Bogotá. Bogotá está cerca de la plena cobertura en régimen subsidiado de salud. Garantizar eso. En este Gobierno hemos pasado de 170 mil personas atendidas por el Sena al año en Bogotá, a más de 600 mil. O sea que ahí seguimos en eso.

Pregunta: Tenemos un Presidente que ha acostumbrado a los colombianos a las vacaciones, y usted mismo pasa sus vacaciones, por lo menos en los dos últimos años, en El Ubérrimo. Cuando está en las vacaciones, ¿cómo es? ¿Lee, escucha música, igual vive pendiente de lo que pasa con los colombianos, qué sucede con Álvaro Uribe en las vacaciones?

Presidente de la República: Uno disminuye muchas reuniones de gobierno, pero mantiene todo el ritmo de la marcha del gobierno, el teléfono. Yo recorro telefónicamente todos los comandos de Policía y todas las brigadas. Permanentemente se desplaza uno a uno u otro sitio del país y saca ratico para leer.

Pregunta: ¿Y qué leyó?

Presidente de la República: Como el 23 de diciembre no hubo Consejo Comunitario, entonces empecé a leer y lo terminé en raticos del 25, porque el 24 estuve con el Banco de Oportunidades y con la Fuerza Pública en Puerto Santander, en Norte de Santander. El 23 de diciembre leí el Diario del Libertador en Bucaramanga, escrito por el general Luis Perú de la Croix. Y después leí el libro ‘Más allá de la razón’, de los profesores Fischer y Shapiro, el último texto de negociación basada en emociones, de la Universidad de Harvard. Y después leí un libro de Fukuyama, que se llama ‘La construcción del Estado’, y empecé a leer (vamos a ver por ahí en los viajes, en el avión, en qué momento se termina) el libro de Thomas Friedman, ‘El mundo es plano’.

Pregunta: Este año vamos a tener unos eventos muy importantes en Colombia: el Congreso de la Lengua Española en Cartagena, los 80 años de Gabriel García Márquez, que es nuestro Nobel, una serie de eventos que tienen que ver con la imagen de Colombia en el exterior. ¿Qué importancia le da a los 80 años de Gabo y al Congreso de la Lengua Española?

Presidente de la República: Primero, Gabo es una institución de la Patria que todo el mundo respeta, quiere, y que enaltece el nombre de Colombia. Segundo, es muy bueno para Colombia poder tener esos dos eventos: el Congreso de las Academias de la Lengua en Medellín y el Congreso del Idioma en Cartagena. Vamos a tener la visita de delegaciones de muchos países donde la principal lengua es nuestra lengua española, nuestra lengua castellana.

En Medellín se va a expedir la nueva gramática de la lengua española, por supuesto se llamará la Gramática de Medellín. Eso le da una gran oportunidad a Colombia y a la ciudad de Medellín, como la tendrá Cartagena con el Congreso de la Lengua.

Pero eso no serán los únicos eventos internacionales de Colombia. Se espera también en Cartagena el Congreso Mundial de Turismo y Bogotá es este año la Capital Mundial del Libro, con todos los eventos que allí se derivan.

Juan, son las ocho de la mañana y debo despedirme. Yo les agradezco inmensamente.

Pregunta: Dos cositas finales, un minuto. Tengo acá El País de España y dice que el presidente Fidel Castro está con una gravísima infección en el intestino grueso, que lleva tres operaciones fallidas y que está postrado a las puertas de la muerte, dice el periódico El País de España. ¿En este instante qué piensa de este hombre que hizo historia?

Presidente de la República: Fidel Castro al Gobierno que yo presido le ha ayudado: con el ELN, le ha ayudado en la armonía de las relaciones, en América Latina, de Colombia con otros países. Como lo he dicho públicamente, yo tengo gratitud con el presidente Fidel Castro y con el Gobierno de Cuba por las deferencias que han tenido con este Gobierno, en bien del pueblo colombiano. Hemos tenido una muy buena relación con ellos. Y le deseo que se restablezca.

Yo hice una ronda telefónica los días 30, 31 de diciembre, primero de enero por todo el continente, no hablé con él, pero hablé con sus inmediatos asesores y el 31 me llamó Raúl Castro con quien hablé durante unos minutos.

Pregunta: Un mensaje para los colombianos en el 2007 a través de Radio Santa Fe del Señor Presidente.

Presidente de la República: Trabajar, Juan, con entusiasmo y honradez, producir resultados y defender el derecho a la vida.

Deja una respuesta