Entrevista del Presidente Álvaro Uribe al diario ‘El Periódico’
Marzo 19 de 2008

Bogotá, 19 mar (SP). El siguiente es el texto de la entrevista del Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, al diario ‘El Periódico’, publicada este miércoles 19 de marzo:

“Listos para la paz, pero lo importante es que no haya terrorismo”: Uribe

Por: Diego Arango Osorio

Luego de ponerle el pecho a la crisis diplomática más preocupante que ha enfrentado Colombia en muchos años, el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, realizó un balance sobre sus seis años de gobierno.

En entrevista exclusiva con el presidente del canal de televisión, Teleamiga Internacional, Diego Arango Osorio, el Primer Mandatario realizó un balance de su gestión, de la cual asegura que ha avanzado mucho, pero que no piensa bajar la guardia hasta tanto no deje la Casa de Nariño en 2010.

El Presidente aprovechó la entrevista para argumentar que su compromiso es colaborar en la construcción de una Colombia para las nuevas generaciones, motivo por el cual, sostiene que va a dejar un terreno abonado para que próximos mandatarios lo puedan explotar.

¿Cómo se sintió con el desenlace de la XX Cumbre de Río?

El primer mensaje que hay que enviar es que nosotros no tenemos problemas con los venezolanos ni con los ecuatorianos, son nuestros hermanos. Por el pueblo venezolano y por el pueblo ecuatoriano lo único que tenemos es afecto, es respeto.

Nuestro problema es con las Farc, un grupo narcotraficante y terrorista que ha maltratado a Colombia durante 40 años y nosotros tenemos toda la disposición de que el país supere esta tragedia.

Todos los días hacemos votos para poder contar con los gobiernos vecinos a fin de que estos terroristas no se instalen en su territorio, porque Colombia tiene toda la decisión de ser un país sin narcotráfico, sin guerrilla, sin paramilitares y esperamos que suceda lo mismo con nuestros países vecinos

¿Está Colombia atravesando por un conflicto?

Es un desafió terrorista que hemos sufrido durante cuarenta años. En algunos países de América Latina se habló de conflicto para tratar de darle alguna legitimación a esa violencia.

¿Cuál es la diferencia? Que allá había enfrentamiento de guerrillas contra dictaduras, aquí no hay dictadura, aquí lo que tenemos es una perturbación de grupos violentos a la democracia y eso es lo que marca totalmente la diferencia.

Cuando se atenta por la vía armada contra un país de libertades, lo primero que se debe hacer es definir esas agrupaciones como terroristas. Nosotros tenemos problemas sociales, económicos y estos grupos sólo han contribuido a agravarlos.

¿La política de seguridad democrática conducirá a la paz?

Ojalá las Farc hicieran un alto en el camino y se sentaran a dialogar, estamos listos. Todos anhelamos la paz, pero tenemos que decir que realmente estamos listos para que no haya terrorismo.

¿Cómo ganar la credibilidad de los colombianos?

Uno de los aspectos más importantes es la confianza, el segundo es la seguridad. Desde la democracia, la seguridad genera confianza e inversión. Estos factores ayudan a resolver los problemas de pobreza y a crear cohesión social.

Hemos avanzado, a pesar de todo lo que falta, hay más confianza en Colombia, la comunidad internacional cree más en nosotros, el país empieza a recibir una inversión con la que no contaba.

Nosotros de cada 100 pesos que producíamos invertíamos 12, en el tercer trimestre del año pasado estábamos invirtiendo 27 y eso nos permite avanzar.

¿Cómo se está estimulando la educación superior?

La meta era entregar en nuestro segundo gobierno cinco millones de créditos, lo que pasa es que todos los días hay que ver la parte llena del vaso y la parte vacía, mientras más créditos entregamos, más necesidad hay.

El Icetex, cuando nuestro gobierno empezó tenía 60 mil usuarios, ya está llegando a 235 mil, ahora la gente está pidiendo más crédito. Este año nos vamos a quedar sin poder atender a 50 mil.

Por otro lado, el Sena ha crecido enormemente, ha pasado de un millón 100 mil estudiantes al año a 5 millones. En ambiente virtual están estudiando un millón de estudiantes.

Tenemos un programa masivo de inglés y debemos terminar el año con más de 500 mil colombianos aprendiendo a través de Internet en programas del Sena con profesores desde San Andrés y Providencia.

¿De qué forma se está apoyando a la microempresa?

Lo de la microempresa va muy bien, por medio del programa de la Banca de las Oportunidades ha crecido mucho, estamos haciendo el esfuerzo para poder decir en agosto, que al cumplir dos años de gobierno hemos entregado cerca de tres millones de créditos para este sector.

¿Cuáles son las metas en infraestructura vial?

Este es el único país que tiene una ciudad tan importante como Bogotá a mil kilómetros del mar, por eso estamos empeñados en hacer la doble calzada Bogota – Santa Marta, además está el Plan 2500, que es muy ambicioso en lo que tiene que ver con las vías municipales.

Éste ya va bastante adelantado, se han ido solucionado muchos problemas, quedan otros. Esto es necesario porque hay mucho municipio en Colombia donde la gente se estaba saliendo no solo por violencia sino por falta de vías y de servicios públicos.

Además del Plan 2500, tenemos vías de competitividad, por ejemplo la doble calzada Bogota – Santa Marta, en pleno proceso de reestructuración y la doble calzada Bogota-Buenaventura, con el túnel de la línea que hemos propuesto que se llame el túnel del segundo centenario.

Por otro lado, hemos trabajado en la malla vial vallecaucana, usted viene hoy de Santander de Quilichao al norte del Valle, casi por toda una autopista.

Ahora estamos empeñados en la construcción de un patrimonio autónomo para poder hacer lo que el Ministro ha llamado la transversal de las Américas, que es la autopista de la frontera con Venezuela por todo el litoral Caribe colombiano a la frontera con Panamá.

¿Y los 22 kilómetros del tapón del Darién que no han permitido seguir la panamericana?

Nosotros vamos a dejar contratado el tramo colombiano, con la esperanza de que el gobierno panameño, en algún momento, acepte hacer su parte.

¿Y en materia de puertos? Este es un factor muy importante, sobre todo si se logra el TLC

Primero, hemos renegociado las concesiones con Buenaventura, Santa Marta, Barranquilla. Hay unos compromisos de inversión muy grandes; segundo, se ha adoptado la figura de las zonas francas que es una gran revolución para traer inversión a Colombia.

¿En qué consiste?

Hoy usted puede constituir zonas francas en cualquier sitio con una o varias empresas y los beneficios son enormes, hoy los puertos se pueden constituir en zonas francas, lo que permite importar equipos sin pagar IVA, sin pagar arancel y después pagar una tarifa de renta del 15 por ciento. Por este motivo ya se está viendo una gran inversión en equipos y puertos. Usted va a Buenaventura y ve los equipos que no tienen nada que ver con los que se tenían hace dos años.

Lo importante es que se vea reflejado en empleo de buena calidad, yo estoy haciendo toda la fuerza con todo el equipo de gobierno para que al final de esta administración el desempleo no supere el 8 por ciento.

¿Cómo vamos en productividad?

Sigue siendo poco para el número de habitantes de Colombia, pero ha venido creciendo. En cuanto a las exportaciones, vamos a dejar una herencia de inversión muy grande y los nuevos gobiernos la podrán cosechar.

La inversión que se está haciendo ahora, va a producir resultados en los próximos años, por ejemplo, hay una exploración minera en el país sin antecedentes buscando níquel, oro, gas, petróleo, todo esto es infraestructura.

¿Y la inversión en las zonas urbanas?

Concesiones como la del aeropuerto Eldorado y el Transmilenio son muy importantes, pese a que este país es muy difícil por la topografía y las distancias.

Chile, que tantas veces aplaudimos, no tiene sino un problema que es Transantiago, nosotros estamos haciendo Transmilenio en Bogotá, Cali, Pereira, Medellín, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga y ahora hay que empezar en otra gran cantidad de ciudades colombianas.

¿Va a apoyar el metro de Bogotá?

Tuvimos una reunión de infraestructura con el Alcalde Samuel Moreno, por supuesto, el pueblo bogotano tiene que tener metro, ya la administración distrital está contratando la consultaría.

¿Qué otras propuestas tiene?

Ya tenemos financiada, con una gran participación del Gobierno Nacional la Autopista Longitudinal de Occidente (ALO), la contribución de la nación para el empalme con la vía al Llano, nos hemos comprometido en avanzar en el tren de cercanías, Faca-Bogotá-Tocancipá- Zipaquirá.

¿Y hacia el centro del país?

La doble calzada Bogotá-Tunja-Sogamoso debe complementarse con la pavimentación de los 13 kilómetros que faltan en la carretera de Sogamoso a Yopal y con regalías de Arauca se ha construido gran parte de una carretera pavimentada desde Tame a la capital de Arauca.

Pensando en los colombianos, ¿Cuál es su sueño?

Yo tengo un sueño hombre, que las nuevas generaciones de colombianos puedan vivir felices en el noble suelo de la patria.

 

Deja una respuesta