Año 2010,

Entrevista del Presidente Álvaro Uribe Vélez con la Emisora de la Policía Nacional

Bogotá, 5 abr (SP). “Quiero empezar expresando toda nuestra gratitud a las Fuerzas Armadas de Colombia, a cada uno de sus integrantes por este gran esfuerzo durante la Semana Santa, que permitió que millones de colombianos se desplazaran, acudieran a los sitios de turismo, acudieran a las iglesias, que millones de colombianos se movilizaran por todo el país, que se generara empleo en las estaciones de gasolina, en los montaderos de llantas, en los restaurantes, en los hoteles.

Gracias a la abnegada labor de las Fuerzas Armadas de Colombia, esto se pudo dar en todo el país. Por eso nuestra gratitud a cada uno de los integrantes de nuestras Fuerzas Armadas.

Pregunta: Presidente hoy es un día también aciago. Los colombianos de bien estamos muy tristes porque el coronel (Julián Ernesto) Guevara murió en el secuestro, en ese cautiverio ignominioso a que ha sido sometido, como algunos colombianos también han estado allí y lo han confirmado. El Coronel se fue vivo y lo regresaron en restos ¿Usted que opinión tiene de todo esto?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: El único camino que Colombia tiene es mantenerse firme en la derrota del terrorismo y del secuestro.

Estos terroristas de las Farc creen que es mucha gracia y que el país les va a celebrar devolver unos restos. El país lo que tiene que hacer es seguir señalando con el dedo del rechazo el secuestro y seguir exigiendo toda la firmeza de los gobiernos para derrotar el terrorismo.

Hace ocho años era yo candidato a la Presidencia de la República y expresé que para que hubiera un acuerdo humanitario era necesario iniciar un proceso de paz con cese, con cese de hostilidades de parte de estos criminales.

Recién empecé el ejercicio presidencial la Iglesia Católica, la Cruz Roja, Naciones Unidas, familiares de los secuestrados me dijeron que permitiera un acuerdo humanitario sin necesidad de condicionarlo al inicio de un proceso de paz, y aceptamos, y dimos todas las posibilidades, las hemos dado a lo largo de todos estos años.

Así y todo dejaron morir al coronel Guevara, así y todo no lo liberaron, así y todo lo que quieren ahora es hacer política en época electoral en Colombia, devolviendo los restos del señor Coronel Guevara, eso es una infamia, la manera como estos bandidos juegan con la vida de los ciudadanos.

Nos han engañado en muchas ocasiones y por eso en esta no nos podemos dejar engañar. El país tiene que seguir firme a derrotar el terrorismo.

Pregunta: Algunas personas, Presidente, que participaron inclusive en la liberación, personas de Colombianos por la Paz, y me sorprendió enormemente, pero quedé muy sorprendido con Monseñor Leonardo Gómez Serna, quien en la intervención que hizo en Villavicencio (Meta) dijo que teníamos que darles las gracias a las Farc por la devolución tanto de los secuestrados como de los restos del coronel Guevara. Yo, Presidente, me quedé sorprendido porque las Farc se llevaron al coronel vivo y lo devolvieron muerto, por un lado, y por el otro lado, son los secuestradores los que responden por los secuestrados.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: La verdad es que sin palabras, sin palabras. Uno le da las gracias a personas que han hecho esfuerzos por obtener esa liberación, al Gobierno del Brasil y a la Iglesia Católica, que a la Cruz Roja Internacional, pero a los terroristas, a los que los llevaron al secuestro, a los que los tuvieron en el cautiverio, a los que los torturaron, por Dios, lo que hay que hacer es mantener toda la firmeza para derrotarlos.

Porque ahora están hablando nuevamente de acuerdos de paz con ellos. El Gobierno ha vivido listo, no de otra manera se entendería que en este Gobierno se hayan desmovilizado más de 53 mil terroristas, alrededor de 18 mil de las Farc, de las guerrillas, y esos que se han desmovilizado los hemos tratado con toda generosidad. Pero una cosa es que se desmovilicen y otra cosa es que engañen al país para mantener la violencia.

Todos los intentos de paz del pasado condujeron a que estos bandidos se rearmaran, se fortalecieran y avanzaran en su propósito de derrocar al Estado colombiano, a la sociedad colombiana.

A mí me cuentan familiares de los secuestrados que fueron a la zona del Caguan, a conversar con la guerrilla para que liberaran a sus familiares del secuestro, y que este señor (Jorge) Briceño, (alias) ‘Mono Jojoy’ –detrás de quien están las Fuerzas Armadas- decía: ‘No, nosotros estamos aquí no por la paz, sino para aprovechar esta oportunidad y avanzar y tomarnos el poder’.

Todo lo que se ha hecho en el pasado, generosamente por parte del Estado colombiano, estos bandidos lo han tomado como una posibilidad para poder fortalecerse.

Por eso las actitudes débiles y de apaciguamiento lo único que hacen es darle fuerza al terrorismo.

Y hay que anotar otro aspecto: mientras estos bandidos tengan la posibilidad de esconderse en otros países, van a mantener la esperanza de en algún momento poder volver a Colombia a tomarse a nuestra Nación a través de los caminos de la sangre. Eso no se puede permitir.

Y hay que mirar también un aspecto legal, y es importante hacer claridad sobre ese aspecto legal, en estos días de procesos electorales.

En el pasado Colombia le dio amnistía e indulto a personas incursas en delitos de lesa humanidad. Hoy sería un imposible. Estos cabecillas de las Farc están condenados por delitos de lesa humanidad, no se les puede dar amnistía ni indulto, la legislación internacional, la Constitución colombiana no lo permite.

Ellos creen que van a lograr en algún momento que Colombia les amnistíe y les indulte todos esos delitos de lesa humanidad. Eso no se puede, y sobre eso hay que hacer absoluta claridad.

Lo único que se puede hacer hoy en un proceso de paz frente quienes tienen delitos de lesa humanidad, es condenarlos con unas sentencias más cortas, y si cumplen, darles una especie de libertad condicional, pero en ningún momento levantarles la condena.

Eso que creen ellos que van a poder salir, abandonar el fusil, esconderlo, y tratar de tomarse el poder por la vía electoral hoy no lo pueden hacer ¿Por qué? Porque esas condenas por delitos atroces no son condenas amnistiables, no son condenas indultables. Eso es algo muy importante que tiene que tener en cuenta el país.

Por eso yo creo que vamos por un camino que no debemos abandonar: el camino de la firmeza para derrotar estos bandidos.

Además son muy hipócritas. Yo no sé por qué el país no conoció bien estas noticias la semana pasada: a medida que liberaban al cabo (Sargento Pablo Emilio) Moncayo y devolvían los restos del señor coronel Guevara, estos bandidos asesinaban tres campesinos en Andes (Antioquia) a quienes secuestraron.

Y también provocaban el desplazamiento de 196 familias campesinas en el Nudo del Paramillo, en las áreas donde estos bandidos de las Farc siembran droga. Entonces nosotros no podemos caer en esos engaños.

Las Farc están acostumbradas a lanzarnos trampas en época electoral. No podemos caer en esas trampas Juan Guillermo (Ríos, periodista de la Emisora de la Policía Nacional).

Pregunta: Señor Presidente Álvaro Uribe, usted menciona el acuerdo humanitario, Piedad Córdoba y Colombianos por la Paz dicen que está cerca este acuerdo humanitario, temen que si no se da en su Gobierno las cosas se puedan enredar ¿En qué condiciones se daría el acuerdo humanitario dentro de su Gobierno?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Nosotros dijimos muy claramente desde el principio del Gobierno. Primero quiero repetir la historia.

Siendo yo candidato a la Presidencia de la República, después de que estudiamos con todo juicio el proceso que había vivido Colombia, dijimos que no podía haber un acuerdo humanitario sino en la medida en que empezara un nuevo proceso de paz, y que ese proceso tenía que empezar pero con cese de actividades criminales por parte de estos grupos sediciosos. Esa es la primera etapa.

Asumo yo la Presidencia y la Iglesia Católica, la Cruz Roja Internacional, Naciones Unidas, los familiares de los secuestrados, me pidieron que facilitara un acuerdo humanitario sin condicionarlo a que empezara un proceso de paz.

Nosotros dijimos: correcto. Y yo recuerdo que se autorizó a voceros de la Iglesia Católica a unas reuniones con estos terroristas, para buscar el acuerdo humanitario.

Pusimos dos condiciones.

Primera condición: que aquellas personas de las Farc que llegaren a salir de la cárcel no podían volver a delinquir, y segundo, que tenían que estar en el extranjero.

Las Farc dijo que no aceptaba irse al extranjero.

Nosotros mantuvimos siempre la condición de que no podían volver a delinquir, porque lo que no podemos hacer nosotros es sacar una gente de la cárcel, condenada por delitos bien graves, para que vuelvan al monte a vincularse a las Farc a seguir asesinando a los colombianos. Eso de ninguna manera, de ninguna manera lo permitimos.

Entonces el país tiene que tener mucha claridad sobre eso.

Si van a soltar a las personas que siguen en el cautiverio, y hay que soltar algunos guerrilleros, desde que la ley lo permita nosotros los sacamos de la cárcel, siempre y cuando haya todas las garantías de que no se pueden reintegrar a las Farc. De lo contrario no se puede hacer.

Ahora, no hay que olvidarse de todos los esfuerzos que el Gobierno ha hecho.

El Gobierno liberó unilateralmente 150 personas.

El Gobierno liberó unilateralmente, a pedido del Presidente (de Francia, Nicolás) Sarkozy al señor ‘(Rodrigo) Granda’ ¿Dónde está el señor ‘Granda’? Está delinquiendo nuevamente.

O sea que volver a incurrir en el error de soltar unos tipos de la cárcel para que regresen a delinquir, de ninguna manera.

Este Gobierno incurrió en ese error por atender al Gobierno de Francia, liberando a ese bandido de ‘Granda’, y ese error es muy grave porque ese bandido sigue haciendo actos de violencia contra el pueblo colombiano. Entonces en eso no nos podemos equivocar, le digo yo a todos mis compatriotas, apreciado Juan Guillermo.

Pregunta : Señor Presidente, buenos días. Quería preguntarle por unas declaraciones muy específicas que da hoy en una entrevista Monseñor Darío Castrillón, en el sentido de que llamar a la guerrilla narcoterrorista, es decir, llamar a toda la guerrilla grupo narcoterrorista es una suerte de generalización, y él dice que es una generalización simplista, que él no está de acuerdo con que a la guerrilla se le llame ‘narcoterrorista’ porque no todas las guerrillas lo son. ¿Está usted de acuerdo con esa percepción de Darío Castrillón?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Yo aprecio mucho al Cardenal, he recibido todo el apoyo de él en estos años de Gobierno, y yo conversaré con él, conversaré con él en una oportunidad posterior.

Es importante anotar esto: estos guerrilleros han tenido que liberar personas secuestradas por la presión.

Ellos siempre decían que no liberarían a uno solo, y por la presión han tenido que liberarlos.

La fortaleza que ha tenido el Gobierno, el pueblo de Colombia, las Fuerzas Armadas, ha sido un factor definitivo. Eso no se puede ignorar frente a estos acontecimientos, en un país que además ha venido derrotando el secuestro.

Este Gobierno ha demostrado que secuestrar no paga.

Estos bandidos vivían muy contentos con el secuestro, porque secuestraban docenas de personas en las carreteras, les cobraban el rescate; secuestraban en las ciudades, secuestraban en los campos, secuestraban a toda hora, ganaban fabulosas sumas de dinero provenientes del secuestro, hacían canjes con las Fuerzas Armadas, sacaban su gente de la cárcel cambiándola por secuestrados y vivían en el mejor de los mundos para ellos.

Eso se les acabó.

Por eso esas ventajas que tuvieron en el pasado y que lo que hicieron fue estimular el secuestro no se las podemos dar de nuevo.

Qué tal un acuerdo humanitario al estilo de los acuerdos del pasado, que simplemente le permita a la guerrilla recuperar su fortaleza para secuestrar y sacar unos terroristas de la cárcel. Eso sería un grave error, un grave error.

El país cometió errores de esa naturaleza en el pasado. Yo cometí el error de liberar a ‘Rodrigo Granda’ sin que eso para algo sirviera.

Por eso el país no puede incurrir ahora en esos errores.

Yo creo que en esta hora, en esta hora de la Patria, el camino que hay que tener es el camino de la firmeza.

Pregunta: ¿Usted reconoce que hacerle caso al Presidente Sarkozy en lo de este señor Granda fue un error?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Pudo ser bueno para las relaciones internacionales de Colombia, pudo ser bueno para demostrar a Francia, a la Unión Europea y al mundo la buena voluntad de este Gobierno.

Pudo ser bueno para demostrar que nosotros estábamos dispuestos, teníamos toda la disposición de contribuir a que liberaran a Ingrid Betancourt

¿Qué es lo malo? Lo malo es que nos engañaron. Liberamos a Granda y qué hubo: nada. Qué resultado obtuvimos: a nadie liberaron, simplemente él se reintegró a las actividades criminales, pasó de ser un criminal que estaba recluido en una cárcel, a un criminal que volvió a activar su capacidad de asesinar.

Pregunta: Presidente, aquí tengo un oyente que me escribe y me dice: ‘Juan Guillermo, soy profesor en Medellín –él se llama Andrés- hágale esta pregunta al Presidente ¿A cuál Farc creerle? ¿A las Farc que hacen actos terroristas en Arauca y simultáneamente liberan al soldado Calvo, a las Farc que hacen actos terroristas en el Cauca y simultáneamente liberan al hijo del profesor Moncayo, a las Farc que utilizan un niño bomba –que ese es un hecho que me tiene a mí, Presidente, absolutamente indignado- utilizar un niño de 12 años cargado de explosivos y simultáneamente entregan los restos del coronel Guevara. Y escucha uno candidatos presidenciales –dice el oyente y ya sigo con el oyente- escucha uno candidatos presidenciales que parecen olvidarse de las verdaderas Farc y dicen que hay que hacer la paz cuanto antes y el acuerdo humanitario con ellas’. Él pregunta: ‘¿A cuál Farc creerles?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: El oyente tiene toda la razón. Además son hechos recientes.

¿Que se nos había olvidado los muertos de Buenaventura por el carro bomba de las Farc, a raíz de la liberación de Moncayo y de Calvo y el regreso de los restos del coronel Guevara? Yo no creo que se pueda olvidar eso o los secuestros en Arauca o el asesinato de tres campesinos la semana pasada en Andes (Antioquia) o el desplazamiento ayer de 196 familias campesinas en Paramillo, producido por las Farc porque se les están destruyendo allí unos cultivos de coca.

En eso no se puede tener debilidades.

Este Gobierno va a completar ya su fin, ocho años, un camino que le ha servido al país porque la disminución de la violencia en el país ha sido muy grande. Eso se ha logrado manteniendo mano firme.

Y se ha logrado mucho más resultados de paz que en el pasado.

En los años 90 se desmovilizaron cuatro mil personas, en nombre de la paz, pero Colombia llegó a tener 60 mil terroristas.

En estos años, en nombre de la autoridad, en nombre de la seguridad se han desmovilizado más de 50 mil y los terroristas se han reducido de 60 mil, a menos de 8 mil.

O sea que las cifras son elocuentes.

La paz es hija de la firmeza, de la autoridad, de la seguridad.

La paz nunca nace del apaciguamiento, de la debilidad. El apaciguamiento y la debilidad lo único que logran es que estos criminales se robustezcan.

Ahora, nosotros hemos tenido dificultades en la comunidad internacional por nuestra firmeza, pero por lo menos ya respetan a Colombia.

Antes se reían cuando les pedíamos que había que combatir este terrorismo. Hoy ya por lo menos saben que eso es en serio, que nuestras peticiones de compromiso frente al terrorismo no son peticiones para que produzcan risa, sino que hay que reaccionar con seriedad. Yo creo que este camino no se puede abandonar.

Pregunta: Presidente, hoy cuando estamos frente a los restos y a la memoria del coronel Guevara, hoy cuando estamos de luto por su muerte y la muerte de tantos policías, veo con tristeza la decisión de la Corte de Estrasburgo, de negar la extradición hacia Colombia del famoso coronel Yair Klein, que vino a Colombia a fundar y a entrenar paramilitares que mataron policías, que mataron soldados, que mataron civiles ¿Usted cómo ve eso?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Eso es una bofetada a la democracia colombiana.

Vamos a ocuparnos del tema esta semana. Estaba esperando que regresara el Canciller (Jaime Bermúdez) y hablar con el señor Vicepresidente (Francisco Santos) a ver cómo avanzamos en ese tema.

Apreciado Juan Guillermo, muchas gracias. Nos vemos en las exequias del coronel Guevara, recordándoles a los colombianos que esto no es un motivo de fiesta, sino un motivo de luto; que lo hayan secuestrado, lo hayan mantenido 12 años en el cautiverio, lo hayan matado en el cautiverio y le hayan regresado a sus familias simplemente sus restos.

Esto es un motivo de reflexión para no abandonar un camino de firmeza.

Mire, yo empecé esta entrevista dándole los agradecimientos a las Fuerzas Armadas, porque los colombianos pudieron desplazarse en esta Semana Santa.

¿Qué tal que no hubiéramos introducido esos cambios en estos años, qué tal que en estos años no hubiéramos introducido la Política de Seguridad Democrática? No la abandonemos.

Este país se ha equivocado muchas veces creyéndoles a los terroristas y los terroristas se han burlado del país. Toda debilidad del país, toda actitud de apaciguamiento la han utilizado es simplemente para fortalecerse.

Pregunta: Presidente, ya que usted nos ha comentado que estará acompañando a doña Emperatriz (de Guevara) ¿Qué mensaje le da usted a ella –precisamente ella ha sido proclamada por el Director General de la Policía, el general Óscar Naranjo, como madre de los policías secuestrados- qué le dice usted a doña Emperatriz y a los que continúan secuestrados en la selva?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: No tengo palabras para expresarle mi admiración y mi gratitud por su patriotismo, por su fortaleza. Su dignidad, su decoro son un ejemplo para todos nosotros, sus conciudadanos. Su firmeza al lado de las instituciones democráticas. Ha sabido llevar su dolor con toda la lealtad a la Patria, por eso nuestra admiración a doña Emperatriz.

Y a los que están secuestrados. Ahí seguimos en la tarea. O los liberan o ahí seguimos avanzando hasta que lleguemos por ellos y en algún momento los liberamos.

Nosotros jamás hemos renunciado al rescate.

Yo tengo fe hasta el último día de Gobierno –y estoy seguro que el nuevo Gobierno, que siga esta línea, seguirá en lo mismo- todos los días esfuerzos hasta rescatarlos o exigir que los liberen.

Pregunta: Déjeme hacerle una pregunta final. Sé que está muy ocupado, pero estoy agradecido por darnos este espacio

¿Cómo lograr que los colombianos no sean débiles con el voto, que no voten débilmente, que no hagan una lectura errónea el día de las elecciones presidenciales y sean débiles con el voto?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Hay que pensar muy bien la historia de la Patria.

Por primera vez Colombia tiene ocho años continuos de Política de Seguridad. No se ha logrado todo, pero el país ha mejorado.

No abandonemos este camino.

En 200 años de vida independiente, escasamente hemos tenido 47 años de paz. Esto ha sido una tragedia muy grande y las nuevas generaciones tienen el derecho a vivir tranquilas.

Ahora, la seguridad es un valor democrático, la seguridad es un presupuesto para que los ciudadanos puedan vivir en libertad, la seguridad es una fuente de recursos porque ayuda a que haya inversión y si hay inversión entonces puede haber avance en lo social.

Una reflexión muy importante: en estos años la seguridad no ha ido sola, la seguridad ha ido de la mano de la política social.

Por eso hemos logrado 43 millones de colombianos con seguro de salud, 2 millones 800 mil Familias en Acción, 12 millones de usuarios de Bienestar Familiar, esos crecimientos descomunales en el Sena.

El año pasado América Latina tuvo nueve millones de pobres más. En Colombia seguimos disminuyendo la pobreza, una excepción. Mientras América Latina aumentaba la pobreza, en Colombia disminuía la pobreza.

El país tiene unas buenas tendencias, yo lo decía en Popayán, son todavía embrionarias, son todavía unos polluelos que apenas están asomando plumitas. Hay que cuidar eso para que no los abandonemos.

En el interior del país hay unas gallinitas pequeñas –que en una parte del interior las llaman cubanas en otras parte las llaman quiriques- entonces cuando esas gallinitas echan unos polluelos, esos pollitos hay que cuidarlos mucho los primeros días hasta que se fortalezcan, porque si apenas están echando plumitas, les cae un aguacero, se apestan y se mueren.

Nosotros tenemos unos polluelitos: la Política de Seguridad, no la podemos abandonar; la de promoción de inversiones, no la podemos abandonar; la política social.

Por eso es importante fortalecerlas, cuidar esos polluelitos, no dejar que les caiga un aguacero.

¿Qué es un aguacero? Un Gobierno de apaciguamiento, un Gobierno de debilidad, un Gobierno de dialoguitis entreguista.

Eso nos mata, eso nos mata, eso mata esas pequeñas tendencias, esas pequeñas tendencias que hemos logrado que germinen, con mucho esfuerzo, y que no podemos dejar que retrocedan.

Juan Guillermo, a usted y a sus compañeros de nuevo felices pascuas y muchísimas gracias”.

Deja una respuesta