Año 2010,

Entrevista al Presidente Álvaro Uribe Vélez en Todelar Noticias

Pregunta Todelar Noticias: Doctor Álvaro Uribe, Presidente de los colombianos, muy buenos días, bienvenido a Todelar.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Queridos amigos de Todelar, a ustedes muy buenos días y a toda la audiencia.

Pregunta: Señor Presidente, muchos temas para tratar, queremos empezar por el balance del consejo de seguridad encabezado por usted ayer en el departamento de Antioquia.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Bueno, ese fue un consejo de seguridad en Puerto Berrío, territorio antioqueño, en el Magdalena Medio, una zona históricamente muy afectada. esta zona sufrió mucho la violencia entre los partidos, la violencia guerrillera, la violencia paramilitar, y todavía en esa zona hay rescoldos de guerrilla y todavía hay bandas criminales del narcotráfico, o sea que hay que poner todo el cuidado. esa fue la razón de nuestro consejo de seguridad ayer en Puerto Berrío.

Pregunta: ¿Acciones concretas en ese punto para garantizar la seguridad, señor presidente?

Presidente Álvaro Uribe Vélez:  Bueno, nosotros estuvimos coordinando todo lo que tiene que hacer allí la XIV brigada; la División, que está a cargo  del señor general Mantilla Sanmiguel; El comando Caribe, que alcanza a tener jurisdicción allí; la policía del Magdalena Medio; la policía de Antioquia, examinando todo el tema de cultivos de narcotráfico, bandas criminales, guerrilla, sicariatos, el tema de la reducción del robo de combustible, que es una reducción muy importante. en Colombia eso era un delito  creciente, este gobierno lo ha  venido eliminando, pero tenemos que poner todo el cuidado para exterminarlo del todo y para que no resurja.

Además, como en todos los consejos de seguridad, pues, acude la comunidad, acuden alcaldes a plantear otros temas. Entonces se hacen dos reuniones: mientas el señor Ministro, los altos mandos y mi persona atendemos el tema de seguridad, mis compañeros de Regiones, lunes tras lunes, atienden simultáneamente en paralelo una reunión con alcaldes y comunidad, mirando asuntos pendientes, dificultades, en fin, a ver como siempre se mantiene hasta el último día de gobierno esa voluntad de apoyo a las comunidades.

Pregunta: Señor Presidente, y hablando de este  tema de seguridad, ayer se conoce un informe del Comité Internacional de la Cruz Roja, en el cual señala desde Ginebra que viene creciendo el accionar y la presencia de la guerrilla de las Farc. ¿Cómo recibió usted ese informe del Cicr?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Lo que me decía anoche el doctor Frank Pearl, quien es el alto consejero del gobierno en esta materia, primero, es contraevidente, y  segundo, cuando se lee bien el informe, eso  no es lo que dice.  La lectura que ha hecho el Alto  Comisionado es que la Cruz Roja aprecia que todavía las Farc es un peligro. Por supuesto que lo es. Es que nosotros vamos ganando esta batalla, pero no la hemos ganado todavía. Entonces hay que poner todo el cuidado.

Claro que todavía es un peligro, claro que todavía es un peligro. Pero creo que es un país muy distinto al país de hace ocho años. Creo que el país ha venido mejorando, indudablemente. Pero nosotros tenemos que mantener estas políticas, porque estos grupos no van a resignarse. El país tiene que mantener una gran fortaleza en esa política de seguridad para poderles garantizar seguridad, tranquilidad, prosperidad a las nuevas generaciones.

Pregunta: En algún momento se había hablado de que estábamos en el principio del fin, señor Presidente, en cuanto a este conflicto con las Farc.  ¿Aún permanecemos en ese principio del fin o cómo se puede evaluar la situación en este momento?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Creo que hay un gran avance. Es un país que tenía muchas regiones donde el Estado había desaparecido, había  reemplazado por el terrorismo. Pienso que hay un gran avance. Hoy los ciudadanos están más tranquilos. Hay una disminución bien importante de todos los delitos, pero no nos podemos conformar, todavía falta mucho.

Cuando fui candidato a la Presidencia, me preguntaban si era el principio del fin, que cuánto  tiempo nos demoraríamos para superar esto, y yo les expresaba a mis compatriotas lo que quiero repetir hoy, quiero recordar hoy: yo no voy a prometer fechas ni tiempo; lo único que voy a prometer es que si gano la Presidencia no habrá un solo minuto en el cual deje de dedicarme a la causa de recuperar la seguridad en Colombia. Y eso se ha hecho en estos ocho años. Y hemos avanzado, hemos avanzado, pero todavía tenemos riesgos, vamos ganando pero no hemos ganado todavía.

Ahora: nosotros le hemos puesto cuidado a todos los delitos; al secuestro, al homicidio. Quiero anotar esto. Hace años, los ciudadanos, anonadados, abrumados por el secuestro,  por las masacres, por los carros bomba, no alcanzaban a considerar el hurto callejero, no alcanzaban a considerar el hurto al comercio, el robo del carro, el robo de la moto; hoy, sí. Creo que  es una cosa buena: el país es hoy más exigente en seguridad.

El país en materia de seguridad es como lo que describe aquel sociólogo de la ciudadanía de cualquier país, del ser humano en materia de satisfacción de necesidades básicas: se resuelve un problema, pero el ser humano no quiere regresar atrás sino que le resuelvan el problema que está adelante. En seguridad es lo mismo, y así está bien.

Hace ochos años, los colombianos no reclamaban porque se robaban el carro o por el hurto callejero o porque se robaban la moto o porque atracaban a un ciudadano o porque entraban a un apartamento; hoy sí. Pero a mí me parece  eso muy bueno, porque quiere decir que hay un país más consciente del derecho de los ciudadanos de vivir en seguridad, de gozar la seguridad. Y en eso también hemos  venido trabajando. Por ejemplo, en todos esos delitos, este año se presenta una reducción del 13 por ciento frente al mismo período del año pasado.

Pregunta: Señor Presidente, buenos días, lo saludo. ¿Usted considera que el siguiente gobierno, el próximo gobierno, puede seguir garantizando esa seguridad que usted ha venido defendiendo durante estos ocho años que lleva como director de la Casa de Nariño?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Ojalá, es lo que deseamos, no por capricho nuestro, sino porque las nuevas generaciones de colombianos tienen el derecho a vivir en un país seguro, para que haya prosperidad. Este país nuestro ha sacrificado muchísimo, ha sacrificado muchísimo la prosperidad por vivir en  violencia.

En 200 años de vida independiente, escasamente hemos vivido  47 años de paz. Entonces, lo que deseamos es que haya seguridad, toda la dedicación a la seguridad, para que las nuevas generaciones de colombianos puedan vivir sin la pesadilla que ha atormentado a tantas generaciones, a las presentes. Las generaciones vivas desde los años 1940 no han vivido un día completo de paz.

La violencia partidista. Cuando esa violencia entre los partidos  terminaba  a finales de los años 1950, aparecieron las guerrillas marxistas, el odio de clase, que trajeron, la aspiración de derrotar el Estado de Derecho y sustituirlo por la dictadura del proletariado; después  aparecieron los paramilitares; unos y otros  quedaron cooptados por el narcotráfico. Y es la pesadilla que ha vivido Colombia durante tantas décadas, por la cual, para superarla, estamos luchando para que las nuevas generaciones puedan vivir  tranquilas en este país.

Ahora, nosotros hemos acompañado la política de seguridad de la política de promoción de inversiones; nunca antes había habido un período de tanto interés en invertir en Colombia. Y seamos claros, reconozcamos objetivamente  realidades: sin una política de promoción de inversiones, no aparecen los recursos que nos permitan  superar pobreza, construir equidad.

Y la tercera política que ha venido mano a mano con la política de seguridad, es la política  social: la política de crecimiento del seguro de salud,  de 23 millones a  43 millones de colombianos asegurados;  la política de Familias en  Acción,  dos millones  840 mil;  la política del Sena, de un millón cien mil estudiantes formados por año a siete  millones  857 mil el año pasado; la política de Bienestar Familiar, de  cinco millones 900 mil colombianos atendidos antes, ahora atiende casi 13 millones de colombianos; la política de Familias  Guardabosques para preservar el bosque, enfrentar  los cultivos de droga, darles una alternativa de ingreso a los campesinos que viven en esas áreas; en fin, son  tres políticas.

La política de seguridad, que además en el frente del narcotráfico registra un gran éxito, al tener el país hoy la extensión en cultivos ilícitos más baja en muchos años de la historia de Colombia. La política de promoción de inversión. Mire: sin la política de promoción de inversiones, cómo nos hubiera ido de mal el año pasado con la crisis de la economía.

Nosotros hemos sufrido dos crisis de la economía: la crisis internacional y la crisis con Venezuela. Y sin embargo nuestro país se ha defendido. ¿Por qué? Porque ha habido una gran tasa de inversión, porque el año pasado  Colombia tuvo la inversión más alta de  América Latina, una tasa del 25, 8. Porque este gobierno con la política anticíclica el año pasado entregó  más de millón 600 mil créditos a microempresarios, por la política social.

Cuando en América Latina el año pasado  que la economía cayó  1,7, aquí subió levemente; cuando en América Latina el año pasado aumentó la pobreza, aquí la pobreza el año pasado se redujo; primera crisis en la cual la pobreza en Colombia en lugar de aumentarse se reduce, como se redujo  el año pasado, eso es bien importante.

¿En las crisis anteriores qué pasaba? Se retiraban los muchachos de las escuelas, los estudiantes de las universidades; en esta crisis,  gracias a la política social, ha podido haber más  escolaridad, crecimiento de la población universitaria.

¿Qué pasaba en crisis anteriores? El  Gobierno Nacional decía: se me cayeron los ingresos, y había que quitarle ingresos a los departamentos y a los municipios. ¿Qué pasa  ahora? El Gobierno Nacional no le ha quitado un peso a los departamentos y a los municipios a pesar de esta crisis. O sea que hemos  enfrentado pruebas muy grandes, muy duras, y las hemos estado pasando. Por eso a uno le parece importante, apreciados  amigos de  Todelar, que estas políticas se puedan continuar en lo fundamental.

Pregunta: Señor Presidente, hablando también de otros temas, ¿cómo recibió usted la decisión de la Corte de Ecuador, de ratificar la orden de captura contra el doctor Juan Manuel Santos, por el operativo que permitió dar de baja a  alias  ‘Raúl Reyes’?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Eso es sumamente grave. Hagamos una especie de recuento de hechos. Raúl Reyes era uno de los jefes de la organización narcoterrorista Farc. Raúl Reyes fue uno de los terroristas que boicoteó el intento del proceso de paz en el Caguán. Raúl Reyes era el terrorista que controlaba el secuestro de Ingrid Betancourt y de tantos otros compatriotas.

Raúl Reyes dirigía operaciones terroristas contra el pueblo colombiano. Y tenía gente en el territorio colombiano, asesinando a colombianos. Y poco antes de ese operativo la gente de Raúl  Reyes, los terroristas a cargo de Raúl Reyes  y Raúl Reyes, disparaban desde el otro lado de la frontera y nos asesinaron a varios colombianos e hirieron a varios colombianos. Entre ellos, a unos erradicadores de droga, a unos  ciudadanos que estaban erradicando manualmente droga ahí cerca de la frontera.

Colombia, el Gobierno colombiano, hizo el operativo contra Raúl Reyes. Ahora: le pedimos, le ofrecimos excusas al Ecuador, porque se dio en territorio ecuatoriano. Y siempre hemos reiterado esas excusas. La verdad fue un operativo contra un campamento terrorista, contra una persona dedicada a actividades del terrorismo, contra una persona que había mantenido el secuestro, el cautiverio de Ingrid Betancourt y de muchos otros colombianos.

Raúl Reyes, en su presencia, no habríamos podido adelantar la Operación Jaque, que permitió la liberación de Ingrid Betancourt. Él era el gran obstáculo a todos esos procesos de liberación de secuestrados. Entonces hay que entender. Lo que hizo el Gobierno colombiano fue enfrentar a  un terrorista que asesinaba y secuestraba a colombianos. Estaba violando territorio ecuatoriano, en la selva ecuatoriana.

Hemos ofrecido excusas, hemos lanzado nuestra voz de pedido de perdón al Ecuador, lo hemos repetido en muchas ocasiones, porque ese bandido de Raúl Reyes estaba en la selva ecuatoriana.

Ahora: ¿nosotros qué pensamos? El ideal a futuro, y en eso estamos, es que todos estos países colaboren en la lucha contra el terrorismo. Porque si los países colaboran, no va a haber un terrorista en la frontera de otro país disparándonos a nosotros. Ni van a poder irse terroristas de aquí a secuestrar o asesinar ciudadanos de otros países.

Entonces lo ideal es que, por la vía diplomática, por la coordinación de actividades de vigilancia en las fronteras, los países eviten la presencia terrorista.

Este caso contra el ex ministro Juan Manuel Santos: hombre, es sumamente grave. Nosotros hemos hecho todo el esfuerzo para avanzar en el restablecimiento de las relaciones con el Ecuador, y lo seguiremos haciendo.

Esta decisión de la  justicia ecuatoriana afecta ese proceso. Ojalá se encontrara el camino para superar esta agresión contra el pueblo colombiano en que se constituye esa decisión de la justicia ecuatoriana contra el ex ministro Juan Manuel  Santos.

Ahora: aquí estamos es ante un  tema que corresponde al Gobierno, al Estado y a la sociedad colombiana. Es pensar quién era Raúl Reyes: un terrorista. ¿Qué hacía? Asesinar al pueblo colombiano, asesinar  a la Fuerza Pública, asesinar a los civiles, a los erradicadores de droga.

¿Qué hacía Raúl Reyes? Era quien mantenía, prácticamente era el carcelero de Ingrid Betancourt, porque él era el que ordenaba mantenerla en el cautiverio. Esto es bien importante entenderlo. Entonces ahí no estamos ante un tema de una persona, sino ante un tema que interesa totalmente a todo el  país.

El Ministerio de  Relaciones Exteriores está en este momento considerando los caminos a seguir, porque el tema hace parte de lo que podemos llamar un menú de temas en la mesa de asuntos sensibles, en el proceso de diálogo con el Gobierno ecuatoriano para el restablecimiento total de las relaciones. Y habrá que mirar también cómo se actúa ante los diferentes organismos internacionales.

Pero es muy claro, es muy claro: para el país ha sido altamente conveniente,  en defensa de los ciudadanos, en defensa de que no nos maten a los ciudadanos, de que no los secuestren, debilitar a este grupo terrorista de las Farc.

Y el  país no puede darle la espalda, no podemos abandonar de ninguna manera, y jamás lo haremos, a aquellas personas que han hecho tantos esfuerzos, como el ex ministro Juan Manuel Santos, para que los colombianos podamos ir avanzando en la tarea, en el proceso de superar esta larga tragedia del terrorismo, que tanto nos ha maltratado.

Vamos a hacer una síntesis de los temas. Frente al Ecuador: nosotros  hemos  pedido  perdón, porque el operativo se dio en selva ecuatoriana. ¿Cuál era el blanco del operativo? Un campamento terrorista de Raúl Reyes. ¿Quién era Raúl Reyes? El secuestrador de Ingrid Betancourt, el narcoterrorista que desde territorio colombiano o desde el lado ecuatoriano, asesinaba a colombianos, como hay pruebas de los asesinatos, días antes del operativo contra él.

Por haber hecho el operativo en selva ecuatoriana, nosotros hemos pedido perdón al Ecuador. Nosotros hemos estado en la mejor buena voluntad en el  proceso de restablecer plenamente las relaciones con Ecuador. He destacado que a medida que se ha venido en este proceso, pues se encuentra un ambiente de buena disposición, de cooperación mutua, entre Ecuador y Colombia en la lucha contra el terrorismo.

Este problema de Juan Manuel Santos es un problema de todos nosotros los colombianos. Y por eso, como tal, lo tenemos que enfrentar.

Ojalá lo podamos resolver en la mesa  de asuntos sensibles, que está acordada en el proceso de diálogo con el Ecuador. Y también en las instancias internacionales a las cuales sea del caso llevar este asunto que es de superior interés nacional.

Pregunta: Señor Presidente, pero usted considera  que de pronto esta decisión de la justicia ecuatoriana de realizar, o de iniciar nuevamente la investigación contra el ex ministro Juan Manuel Santos, ¿podría afectar de pronto su carrera,  su aspiración a la Presidencia de la  República? Eso le comento.

Y segundo, pues, la Cancillería ecuatoriana informó ayer que al parecer iban a suspender el proceso de restablecimiento de las relaciones entre Colombia y  Ecuador. ¿Qué visión tiene de esos dos puntos que le acabo de plantear, Presidente?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Yo creo, amigo, que todo lo que podía y debía decir sobre el tema ya se lo he dicho.

Pregunta: Señor presidente, por otra parte, hay también preocupación, no solamente como lo ha manifestado usted sino en muchas esferas, por la presunta injerencia extranjera en el tema de la campaña que hay en este momento en el país. ¿Cómo ve usted esa situación?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: “Yo creo que hay que destacar un cambio en un punto muy importante de la política de relaciones internacionales de  Colombia. En este Gobierno, Colombia abandonó la pasividad frente al hecho de que nuestros terroristas  se escondían en otros países, y asumió una decisión de política  internacional de exigir que a estos terroristas se les enfrente, que a estos terroristas no se les trate con permisividad cuando violen el territorio de otros  países. Creo que eso  es un hecho muy importante.

Ahora, ese es un hecho de paz, porque una política de relaciones internacionales pasiva frente a la presencia del terrorismo escondiéndose en otros países, finalmente es una política que estimula la violencia; es una política que fertiliza, que estimula a esos delincuentes a seguir actuando contra  Colombia.

Un delincuente de esos escondido en el extranjero, si ve que aquí hay un gobierno pasivo, un gobierno que por llevar buenas relaciones internacionales y por aparentar una actitud de paz, no hace nada, ese terrorista dice: ‘pues, nada me a va a pasar, aquí  estoy tranquilo, aquí me escondo, cada que pueda entro, secuestro a alguien en Colombia, cada que pueda entro a  Colombia, asesino ciudadanos en Colombia’.

No hay nada peor para estimular a los terroristas que una  política que permita que esos terroristas tranquilamente se alojen en otros países.

Cuando esas políticas pasivas, de complacencia, de permisividad, se llevan a cabo y se practican, entonces los gobiernos dan una apariencia de tranquilidad, dan una apariencia de paz, pero finalmente lo que hacen es estimular la voracidad del terrorismo. 

Pienso  que allí ha habido un cambio bien importante  en las relaciones internacionales de  Colombia, en este Gobierno.

Y nosotros no podemos aceptar injerencia en nuestra democracia de gobierno alguno. ¿Por qué?  Porque  intimidar con guerra al pueblo colombiano es irrespetar la independencia del pueblo colombiano, es irrespetar el criterio del pueblo colombiano para libremente escoger el Presidente de la  República. Y eso finalmente ofende a todos los candidatos: ofende al candidato que se quiere vetar con una indebida injerencia, y ofende aquel candidato que el gobierno extranjero quisiera elegir.

Pregunta: Presidente Álvaro Uribe  Vélez, ¿de acuerdo con sus palabras, para usted el fin justifica los medios, por encima del respeto a la soberanía de los países vecinos?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: ¿De qué me estás hablando?

Pregunta: Con relación a lo que ha suscitado después del ataque en Ecuador.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Yo le voy a hacer una pregunta, amigo periodista, porque yo no sé quién tiene que ser más cuidadoso para este tema de las relaciones internacionales, si los periodistas en sus preguntas o  los entrevistados en las respuestas. ¿Usted  conoce o no conoce la actividad de  Raúl Reyes frente  al secuestro de Ingrid Betancourt?

Pregunta: Claro que sí, Presidente, no solo la actividad en contra de ella sino en contra de todos los ciudadanos, como usted lo ha catalogado, como un terrorista y un guerrillero  en contra de la  Seguridad  Democrática, en contra  del orden constitucional y en contra de la seguridad de todos los colombianos.

Pero le puedo hacer una pregunta, Presidente, con relación al tema: si a mí me entra un ladrón a mi casa, me roba y se entra a su casa, ¿yo tengo la autoridad para ir a tumbarle la puerta y sacar ese ladrón?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Le pregunto: ¿yo lo tenía refugiado en mi casa?

Pregunta: No, bueno, y le contrapregunto, Presidente.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Un momentico, no me vaya a poner aquí en dificultades internacionales, que ya le dije a usted el proceso que tenemos con Ecuador, y de mi parte no se va a afectar, apreciado amigo.

¿Usted fue informado o no fue informado de que Raúl Reyes desde el Ecuador, violando territorio ecuatoriano, venía disparando contra ciudadanos colombianos, contra erradicadores de droga que se encontraban al otro lado de la frontera, contra agentes de la Fuerza Pública, o no fue informado de eso?  Esos fueron hechos públicos, hechos notorios que conoció el  país.  Nosotros estábamos sufriendo de parte de él todas esas agresiones, y no durante poco tiempo, no ocasionalmente.

Ahora, ¿qué es lo que queremos y qué es lo que celebramos, para no hablar del pasado? Lo que queremos y lo que celebramos, para no hablar del pasado, es que haya un buen entendimiento, como ha empezado a presentarse, que ojalá no se afectara, con el Ecuador, para que de manera mutua nos colaboremos en la lucha contra el terrorismo y contra el narcotráfico. Entonces, eso es lo que hemos mirado hacia delante, eso es lo que quisiéramos  con todos los países.

Pregunta: Señor Presidente, cambiando un poquito de tema, ayer  la Cancillería colombiana emitió un comunicado, una nota de protesta, por lo que sucedió con Nicaragua, el incidente de la captura de un barco pesquero. ¿Qué visión tiene sobre el particular, Presidente, y sobre el comunicado que emitió el Ministerio de  Relaciones  Exteriores?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Bueno, se emitió el comunicado, dejémoslo ahí, esperemos que la Cancillería haga su trabajo.

Pregunta: Faltan cerca de cien días, señor Presidente, para el final de este período, y de acuerdo con unas recientes encuestas, digamos que su favorabilidad  ha ido en aumento, no muy progresivo, no muy rápido, pero sí ha ido en aumento. ¿Cómo va a hacer para terminar bien en este Gobierno, cuando le quedan cien días?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Hombre, trabajando con todo el afecto por la Patria hasta el último día, como se ha hecho. Ahora hemos venido en consejos comunitarios de sábado y domingo mirando asuntos pendientes, cómo los podemos resolver.

Por ejemplo, dedicamos el domingo a ver  todo este tema del plan departamental de agua en el departamento de Santander; de la emergencia por el verano intenso que ha dejado prácticamente sin agua a municipios como Barichara, Villanueva, Cabrera, Aratoca. Entonces, trabajando hasta el último día.

Hoy, en la noche, estaremos en la última inauguración del Festival de la Leyenda Vallenata que le corresponde a este Gobierno, en esta oportunidad dedicado a honrar la memoria  de este gran talento de la música, del  arte, de la cultura, el maestro Rafael Escalona. Y será muy grato poder entregar en Valledupar el Conpes, que autoriza recursos por 170 mil millones del Gobierno Nacional para construir el sistema de transporte masivo en la ciudad de Valledupar.

Este Gobierno ha venido trabajando transportes masivos  en muchas ciudades colombianas. Encontramos 34 kilómetros de Transmilenio en la ciudad de Bogotá; tenemos hoy 84, en construcción 20. Y hay muchos otros, otra fase que está en proceso en Bogotá.

En Cali, empezamos y concluimos la primera etapa del Mío, Transmilenio  que está prestando servicio.  En Pereira, también; en Bucaramanga, también; en Barranquilla, también. Están en construcción en el  Área Metropolitana de Medellín, aquí en  Bogotá en Soacha, está en construcción en Cartagena; están en construcción en otras ciudades colombianas.

Y hemos aprobado sistemas que están ya en fase de diseño, estudiándose, para arrancar, que dejamos todo listo para que avancen, en la ciudad de Pasto, en la ciudad de Armenia, en la ciudad de Montería, en Sincelejo, en Valledupar, en Santa Marta.

Entonces tenemos fe que Colombia es uno de los países del mundo que más velozmente está avanzando en estos sistemas de transporte masivo, y por eso en estos últimos días de gobierno le queremos también dar un gran impulso a esa actividad, y hoy llevaremos esta buena noticia a nuestros compatriotas del Cesar.

Pregunta: Señor Presidente, y ahí de la mano va  el tema  del Metro en Bogotá. ¿Cómo va a avanzando esa idea y ese trabajo, en pro del Metro de Bogotá?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Qué bueno que rápidamente hubiera un acuerdo ya definitivo, se está trabajando en eso, plasmado en un documento de Planeación Nacional,  para que Bogotá pueda seguir avanzando en el Transmilenio. Este Gobierno  ha avanzado vertiginosamente en eso, para que tenga el Metro, para que haya el Tren de Cercanías, tan importante para la Sabana.

Pero quiero decirle que nosotros en Bogotá, además del sistema de Transmilenio, dejamos grandes avances.

En plena construcción el nuevo aeropuerto, todo lo que es la concesión del  aeropuerto El Dorado, que creo que está  llamado a ser uno de los mejores del continente. Y dejamos en plena construcción las carreteras  que comunican a Bogotá con todos sus destinos económicos; la doble calzada Bogotá – Buenaventura, ya hay paso por el túnel de Melgar, túnel Guillermo León Valencia; en construcción el Túnel de la Línea, que ojalá se llamara el Túnel del II Centenario. Bogotá – Buenaventura.

Bien importante también la doble calzada Bogotá – Duitama, son  240 kilómetros, hay 200 construidos, todos por este gobierno. Eso se está prolongando con una carretera de muy buenas especificaciones,  hoy en plena construcción, para bajar de allá de Sogamoso a Yopal, la carretera por Pajarito. De Yopal a la capital araucana queda  prácticamente  todo pavimentado, menos un pedazo por donde  se hace una variante en el puente del río Casanare, puente que está en instalación.

De Bogotá a Santa Marta.  En construcción doble calzada Bogotá – Villeta, adjudicados los dos contratos más grandes, uno de Villeta al río Magdalena, otro del río Magdalena a San Roque en el Cesar; en licitación el último tramo, que va de San Roque en el Cesar a Santa Marta, con acceso a Valledupar y con acceso a Cartagena.

En construcción la doble calzada  Bogotá – Villavicencio, y unas dobles calzadas en la Sabana bien importantes.

Creo que en medio de tantas dificultades económicas, podemos dejar una obra  de infraestructura avanzando para el empleo, para la prosperidad de  Bogotá, de gran importancia.

Pregunta: De hoy  en ocho días hay una reunión, nuevamente una Sala Plena de la Corte Suprema, en la cual se espera que se tome una decisión  sobre la Fiscalía  General de la Nación. ¿Cuál es el llamado y la expectativa que hay por esta próxima reunión?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: El Gobierno ha cumplido su deber con el Estado de Derecho. El Gobierno ha cumplido su deber con las instituciones. Y lo ha hecho en exceso. Porque, además, para superar dificultades con la Corte Suprema, el Gobierno humildemente le aceptó la renuncia a dos de los ternados para la Fiscalía.

Ahora: por competente que sea un fiscal encargado –tengo todo el respeto por el doctor Mendoza Diago–, en cualquier institución, especialmente en una institución de justicia con 22 mil personas, con un presupuesto que antes valía 600 mil millones de pesos y que ahora supera el billón 400, una institución de esas en interinidad es una institución que sufre, es una institución que enfrenta mayores dificultades. 

La interinidad es dañina en todas partes. Más en instituciones en donde no hay una jerarquía absoluta, como son estas instituciones de justicia donde cada uno de sus integrantes siente que tiene un amplio margen de discrecionalidad.

Entonces no puedo ocultar mi enorme preocupación por la circunstancia de que estamos ajustando, vamos para diez meses de interinidad en la Fiscalía General de la Nación.

Y el Gobierno ha cumplido sus deberes con las instituciones. Primero, presentamos a tiempo, antes de tiempo incluso, la terna, por exigencia de la propia Corte. Humildemente, nosotros aceptamos una fecha que nos impuso la Corte y allá hicimos llegar la terna.

Después se aceptó la renuncia de dos de los ternados, para poder responder a aspiraciones de la Corte Suprema de Justicia.

Y seguimos en esta interinidad. Esto no es bueno para las instituciones. No es bueno para el Estado de Derecho. Esto es un mal ejemplo para el Estado de Derecho.

La verdad es que en los órganos superiores del poder público, es donde hay que dar ejemplo en materia de cumplimiento con las obligaciones del Estado de Derecho.

Pregunta: Señor Presidente, usted siempre resalta los logros que ha tenido su Gobierno en estos ocho años en materia de seguridad,  de inversión, en otros temas, pero, ¿qué le queda pendiente al siguiente gobierno, qué le faltó a usted por hacer en la Presidencia?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Tantas cosas. Diría que, podría uno hacer un resumen aquí. Hay aspectos positivos, diría que son tendencias todavía embrionarias, que ojalá no se dejen devolver: qué tal dejar devolver la seguridad o  la promoción de inversión.

En este país apenas estamos empezando a tener  una alta tasa de inversión, y eso es muy frágil. Apenas están empezando a ver a Colombia  en lo que podríamos llamar las pantallas de inversión en el mundo, el radar de la inversión; entonces si  se retrocede, cuando apenas se empieza a tomarse decisiones para invertir en Colombia, sería muy grave.

Ahora, hay  muchos aspectos que el Gobierno no pudo hacer, otros que quedan pendientes, el país tiene que vivir en lo que llamaríamos un mejoramiento continúo. Por ejemplo, en infraestructura. Quedan unos contratos honorablemente adjudicados, de gran importancia. Creo que el próximo gobierno tranquilamente les puede dar continuidad, y ahí hay un gran aporte al país.

Para otras obras de infraestructura, creo que el próximo gobierno tiene un recurso bien importante que le permitirá hacerla sin aumentar el endeudamiento, que es vender un poquito de Ecopetrol. Cuando este gobierno  empezó, se decía que Ecopetrol valía  trece billones, hoy se dice que vale más de  cien billones, ese salto es grande. Creo que el próximo gobierno tiene el espacio de vender un poquito de Ecopetrol para avanzar en infraestructura.

Un tema que me preocupa a mí mucho es el tema de los trabajadores  colombianos que  no están afiliados a pensiones, y que van a llegar a la edad de pensionarse sin tener pensión. Ese es uno de los problemas  sociales grandes del país a futuro.

¿Este Gobierno qué hizo? Primero, una reforma constitucional y después una ley, que autorizan que el Gobierno haga aportes a los trabajadores pobres que cumplan  edad  de pensionarse y que no se puedan pensionar, para que tengan un ingreso de retiro.

Este Gobierno deja lo que es el marco jurídico, pero al próximo Gobierno le corresponde hacer un gran esfuerzo en materia económica. Así sucesivamente, querido amigo.

Les he pedido a todos los compañeros de Gobierno que hagamos el más objetivo inventario de avances, de dificultades, de temas que se nos han quedado rezagados, etc. Lo que hemos procurado es  proceder con todo el amor a Colombia.

Pregunta: Señor Presidente, también hay mucha expectativa por las discusiones que se inician en  el Congreso de República sobre  el tema de  la Emergencia  Social, después de su caída en la Corte  Constitucional. ¿Qué espera usted de estos debates que se inician en el Congreso?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Bueno, la Corte  Constitucional nos ha dado un margen de manejo importante, porque ha declarado una inexequibilidad diferida, ha permitido que estos impuestos se sigan cobrando hasta el 16 de diciembre para dar tiempo de que el Congreso los adopte  por ley. Casualmente, hemos  llegado a las ocho de la mañana, enseguida me despido de ustedes, les doy las gracias por este amable espacio, voy a entrar a una reunión con un sector del Congreso a pedir que avancemos en este proyecto.

Ojalá nosotros le podamos dejar al próximo Gobierno aprobada esta ley, para poder seguir cobrando indefinidamente  esos impuestos para la salud de  los colombianos. Recordando que en este Gobierno se han dado  grandes avances. Cuando este Gobierno empezó, nosotros teníamos  23 millones de colombianos asegurados, hoy 43 millones.

En este Gobierno no se ha cerrado un solo hospital, pero hemos reestructurado más de  200 hospitales. Hemos reestructurado las clínicas del Seguro Social.  Basta recordar cómo era de lamentable, en términos generales, la atención  en las clínicas del Seguro Social en Bogotá, y cómo ha mejorado eso, gracias a toda la transformación. Y así ha ocurrido en las otras ciudades colombianas. Pienso que hemos un gran avance en  salud y que esta ley da unos recursos para que esos avances en salud no tengan retroceso.

Pregunta: Señor Presidente, muchísimas gracias por atender esta comunicación con Todelar Noticias. Como siempre seguiremos atentos a toda la información que surge desde la Casa de Nariño, que tenga un feliz día.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: A ustedes, muchas gracias, amigos.

Deja una respuesta