Año 2010,

Entrevista del Presidente Álvaro Uribe Vélez en La W Radio

Periodista: El señor Presidente de los colombianos muy gentilmente nos atiende unos minutos en La W. Presidente Uribe, gracias por estar con nosotros, muy buenos días. 

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Muy buenos días Julio (Sánchez Cristo, Director de La W Radio). Muy buenos días a sus compañeros en la W, al doctor Alberto Casas, a Yamid Palacios, a Félix de Bedout, a Camila Zuluaga, a Vanesa de la Torre. Muy buenos días a todos los colombianos que escuchan La W a esta hora.

Periodista: Presidente, esto le va a sonar un poco lambón pero lo quería hacer hoy, ya que el próximo lunes tendremos Presidente electo.

Han pasado ocho años y van a cerrar su siglo como Presidente de la República, naturalmente con la cantidad de tropiezos que enfrenta un gobernante, con los errores que comete cualquier ser humano, con las críticas, con la confrontación, con una cantidad de interrogantes que quedan sobre muchos temas que están hoy en los estrados judiciales, pero Presidente, pasa usted a la historia.

Entrega usted un país distinto, un país lleno de esperanza; millones de colombianos siguen apoyando su gestión; es usted el segundo gobernante más popular de este hemisferio después del Presidente Lula, de Brasil, y las voces de agradecimiento se extienden en los distintos homenajes que con su tiempo usted alcanza a recibir o a atender.

Por eso Presidente, además de las críticas y de las controversias que se escuchan en estas mañanas, que se leen en los diarios, que se ven en la televisión, yo quiero darle las gracias por estos ocho años de su Gobierno y por este país que nos entrega a todos los colombianos con muchísima esperanza, Presidente.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Julio no, inmensa gratitud con usted. Yo he dicho que, hombre, la Patria no es hoy un paraíso, no corren ríos de leche y miel pero vamos mejorando.

Yo creo que se dejan unas pequeñas semillas, unos huevitos, como yo lo he dicho gráficamente, porque le he dicho a mis compatriotas: miren, apenas hay unos embrioncitos. Eso de la Seguridad Democrática, de la confianza de inversión que nos está ayudando a recuperar rápidamente esta economía, el tema de los avances en política social, la relación entre esos tres elementos.

Por ejemplo hay unos intangibles importantes.

Cuando yo era joven, en el discurso político no se aceptaba el tema de la seguridad, se veía simplemente como un planteamiento hacia el fascismo, hacia la dictadura. Hoy la inmensa mayoría de mis compatriotas reconoce que la seguridad es un valor democrático, una fuente de recursos.

Cuando yo era joven, siempre se hablaba de lo social, el punto fundamental del debate político, pero no se hablaba de las fuentes para financiar lo social. Hoy la inmensa mayoría de mis compatriotas ve una gran relación entre la inversión y lo social, se entiende que si no hay una alta tasa de inversión es imposible financiar lo social.

Ahora, falta mucho Julio, pero se ha avanzado.

En estos días un campesino de un municipio colombiano me decía: ‘Presidente, usted dice que no corren ríos de leche y miel, pero ya no corren tantos ríos de sangre como en el pasado’.

Hay buenas tendencias Julio, y mi gratitud inmensa a los colombianos, esta mañana a través de La W, que me han permitido este ejercicio en la Presidencia durante estos ocho años.

En la tarde del 7 de agosto, cuando yo regrese a ese bello oficio, al de simple ciudadano de Colombia, me llevaré un equipaje inagotable de gratitud con mis compatriotas.

Pregunta: Señor Presidente, estamos en el Mundial (de Fútbol) y yo no sé por qué con este episodio que usted ya también quiere superar, pero que ha sido muy impactante con el ex Presidente Gaviria, ese comunicado que a usted tanto le dolió, el calificativo de oportunista, la expresión de Gobierno que produce asco del ex Presidente Gaviria.

En tiempos de Mundial me acordé de un gran jugador de fútbol, uno de los mejores de la historia, (Zinedine) Zidane, en la final, en el partido con Italia, cuando ya lo despedían a este galáctico y cuando pasaba después de dar las mejores tardes de fútbol que recuerde, se dejó torear de un jugador, creo que era de apellido Materazzi, y no aguantó un comentario que le hizo, un agravio que le hizo –me imagino que fue muy fuerte, nunca supimos la verdad, creo que era un comentario de su vida personal o de su familia- y le sacó la piedra.

Y en ese último partido, que era el homenaje de él, en esa última tarde, Zidane decidió darle un cabezazo, que fue lo que se quedó gravado para la historia de Zidane.

¿A usted no le parece que se dejó torear del ex Presidente Gaviria y lo llevó a donde lo quiso llevar?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Julio (Sánchez) querido, me imagino que tienes muchos temas.

Periodista: ¿Eso es todo?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Creo que tienen muchos temas.

Periodista: Bueno, muchos temas. Félix, adelante.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: ¿Sabes qué fecha es hoy?

Periodista: Hoy es 18.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Hace tres años, a la 1:00 – 2:00 de la mañana nos despertaron al entonces Ministro de Defensa, doctor Juan Manuel Santos, y a mí, porque las Farc acababa de deliberar una noticia en Europa diciendo que los diputados vallecaucanos habían muerto por un enfrentamiento entre las Farc y el Ejército.

Imagínese nuestra angustia.

Pero nos propusimos no reaccionar al impulso de las primeras impresiones. Se hizo un trabajo con todos los comandantes, muy riguroso, y a las 12:30 del día, cuando ya se había hecho un repaso de todas las operaciones militares en el área –creo que ya eran las 12:30 del día- le hablé yo a los compatriotas, diciendo cómo, de acuerdo con los informes rigurosamente producidos por las Fuerzas Armadas, no había habido combate en esa zona.

Dios premia la buena fe y la constancia. Todo quedó comprobado: las Farc asesinaron a los diputados vallecaucanos, hoy hace tres años. Es una noticia triste.

Se le acumula a uno esta noticia triste con otra noticia triste. De esa tragedia de la mina de carbón de Amagá (Antioquia) ya van rescatadas 18 personas.

A través de La W quiero decirles a los compatriotas de Amagá, que Dios mediante mañana, con otros compañeros de Gobierno, estaremos allí. 

Pregunta: Señor Presidente, ya que usted menciona al ex Ministro Santos, pues entonces vamos a un tema de coyuntura y de actualidad.

Se acaban las campañas, el domingo habrá nuevo Presidente de los Colombianos, el profesor Antanas Mockus o el ex Ministro Juan Manuel Santos.

¿Usted queda tranquilo, tiene su conciencia tranquila de que no participó en el debate más allá de lo que le correspondía, que no se metió en la campaña de Juan Manuel Santos más de lo que debía?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Julio, yo soy deliberante en las tesis, en los argumentos, en aquello de defender al Gobierno, pero veamos aspectos bien importantes: todos los candidatos estuvieron rodeados de plenas garantías.

Recordemos aquellos momentos del país cuando eran asesinados los candidatos presidenciales.

A mí hay cosas que no me gusta recordar: todos los atentados contra mí, lo que pasó el mismo7 de agosto de 2002, ese atentado terrorista de las Farc contra el Capitolio y contra la Casa de Nariño, 23 muertos, más de 40 heridos.

En estos años Colombia ha venido rescatando la libertad política, que no se había perdido por los gobiernos –los gobiernos colombianos han sido profundamente respetuosos de la democracia- esas libertades políticas se estaban perdiendo por el avance del terrorismo y la verdad es que si usted ve el proceso electoral de 2003, regido por este Gobierno, el de 2006, el proceso electoral actual, verá todos los candidatos rodeados de plenas garantías, recorriendo el país, expresando lo que quieren con absoluta libertad, bien protegidos.

Inclusive aquellos candidatos que participaron en procesos de consulta de los partidos tuvieron tantas garantías que no parecían precandidatos sino que parecían candidatos a la Presidencia, no parecían candidatos de un partido aspirando a la nominación de ese partido, sino ya candidatos a la Presidencia, por las garantías que recibieron: garantías de la opinión pública, del Gobierno, de los medios de comunicación, etcétera.

O sea que yo creo que este es un proceso bello para la democracia colombiana, y un proceso que muestra cómo la ciudadanía, las Fuerzas Armadas, han recuperado las libertades políticas que estábamos perdiendo a manos del terrorismo”.

Periodista: Como en Colombia está prohibida la participación en política del mandatario, a diferencia de otros países, y ese será otro debate, pero en Colombia está prohibida, se espera que el Presidente sea el árbitro de la contienda electoral y no parte de la campaña electoral.

En este caso, en estos últimos meses, usted ha sido enfático en criticar una campaña electoral. Desde el comienzo atacó las propuestas de Antanas Mockus. Lo criticó por el tema del ataque a la Casa de Nariño, donde inmediatamente salió la condecoración que usted le entregó por el tema de seguridad, está la famosa frase de aquella del caballo discapacitado…

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Esa no se la admito Félix, esa no se la admito. Todo esto tiene respuesta, pero esa frase le ruego retirarla. Le ruego retirarla, Félix, porque yo he sido profundamente respetuoso de las personas. Esa no se la admito ni en discusión.

Usted no puede decir que yo jamás le haya proferido a usted una frase de irrespeto.

Yo estaba hablando de un tema campesino, en otro contexto. Yo soy deliberante y defiendo mis ideas pero soy absolutamente respetuoso de las personas. Le ruego, diga todo lo que quiera, pero esa frase le ruego comedidamente retirarla.

Periodista: Presidente, es que la frase fue suya, en un momento cuando se conocía la enfermedad del candidato Mockus.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: No, no, pero no, usted no puede hacer esa relación, Félix. Yo no le admito esa relación, porque yo soy absolutamente respetuoso de las personas. Sigamos, pero esa frase me la excluye, no se la admito, Félix, no se la admito. Yo soy muy respetuoso de las personas, absolutamente respetuoso del ser humano.

Periodista: Pues esa frase, que fue suya, así fue interpretada en ese momento incluso por la misma campaña del doctor Antanas Mockus, donde esa frase generó mucha molestia, por lo que representaba en ese momento.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: No, no, Félix, yo no le admito eso, yo no le admito eso, Félix, en eso no hay discusión. Si quiere interrumpir la entrevista interrúmpala, pero yo eso no se lo admito, porque yo llevo una carrera política de respeto a los seres humanos. El doctor Antanas Mockus ha tenido todo mi respeto personal, absoluto.

Pregunta: ¿Pero Presidente, no se dedicó durante toda esta campaña usted a atacar las ideas, las propuestas del candidato Antanas Mockus como no se había visto antes en campaña electoral?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Muy bien, entonces hablemos eso. Primero, mi absoluto respeto por el doctor Antanas Mockus. Aquí pidió una cita y le contó al país cómo transcurrió eso, y fue destinatario de mi absoluto respeto, y lo ha sido a lo largo de esta extensa campaña política.

Yo he defendido las tesis de Gobierno. Por ejemplo, veamos el tema de la seguridad. Yo he sido un crítico toda la vida de la inseguridad en Colombia. La verdad es que los compatriotas han sufrido mucho el tema, para qué hablar de lo personal, donde hay tantos atentados contra la vida.

Y he sido un crítico siempre, por ejemplo, de todos esos atentados contra los candidatos presidenciales, contra mí; he sido un crítico de lo que pasaba en las ciudades colombianas, en los campos colombianos, por ejemplo ciudades llenas de guerrilla, de paramilitares, de milicias, de un grupo, del otro.

La verdad es que muchas veces he criticado y he procurado que no se repita, y he hecho todo el esfuerzo para que no se repita lo que ocurrió aquí el 7 de agosto de 2002, eso ha sido un tema mío haya o no haya campaña política en Colombia, Félix.

Por ejemplo, usted sabe que yo he trabajado lo que llamo el triángulo de la confianza, que es la política de seguridad con valores democráticos, la política de confianza de inversión –ustedes sí que sienten esa confianza de inversión allá en La W, ustedes sí que la sienten- y eso es lo que nos está haciendo que esta economía colombiana, que todavía tiene tantos elementos estructurales   por resolver, se esté recuperando velozmente, y el tema de la política social.

Para ayudar a promover la inversión nosotros hemos creado incentivos tributarios, nosotros hemos creado la ley que garantiza la estabilidad en las reglas de juego por 20 años a los inversionistas, nosotros hemos partido de la base que Colombia debe darle un tratamiento de incentivos a los inversionistas y que no puede igualar al contribuyente que hace inversión con el contribuyente que no hace inversión, porque en una economía que se integra todos los días más a la economía mundial, lo que realmente nos va a crear empleo de buena calidad es una tasa sostenida y elevada de inversión.

Entonces, a lo largo de estos ocho años de Gobierno he tenido que defender esa política frente a todos los críticos, y yo creo que esa política está sirviendo, Félix.

El año pasado Colombia tuvo la más alta tasa de inversión de América Latina, el 25,8 (por ciento). Usted sabe que nuestra tasa de inversión era del 12, del 16 (por ciento).

Nosotros teníamos mucha inversión extranjera por ocasiones: por la ocasión de un negocio de petróleo, de un pozo; por la ocasión de abrir la televisión a la inversión privada; por la ocasión de abrir la telefonía a los inversionistas privados. Teníamos inversiones altas de ocasión. Lo que hemos logrado ahora es una tasa de inversión sostenidamente alta, y eso es lo que puede ayudar a que el país supere pobreza, a que el país pueda reducir velozmente el desempleo.

Y yo he venido defendiendo eso a lo largo de estos años.

Y he dicho: mire, una política de seguridad, una política de promoción de la inversión necesitan largo plazo.

En el debate con mis compatriotas –usted sabe que yo vivo en permanente diálogo con los ciudadanos- en el diálogo con mis compatriotas muchos me preguntan: ‘¿Bueno Presidente, pero sí ya tenemos una alta de inversión, por qué todavía hay pobreza tan alta, por qué todavía hay desempleo tan alto?’.

Y suelo responderles: ‘Mire, China tiene una altísima tasa de inversión desde que llegó el Gobierno de Deng Xiao Ping. Sin embargo han reivindicado de la pobreza 400 millones de chinos, de un total de 1.300 (millones).

Esto hay que darle tiempo, hay que darle sostenibilidad a estas políticas.

Todo ese tiempo en que se dijo que yo estaba en campaña por el referendo, yo aproveché para hacer campaña por estas políticas, cuando todavía no había candidatos a la Presidencia. Yo dije: lo que yo procuro es la reelección de estas políticas. Y lo dije cuando todavía no se conocían los candidatos a la Presidencia.

Por supuesto Félix, yo he estado defendiendo las tesis de Gobierno. He dicho que participo de algo que decía uno de mis profesores: hay que definirle a los países unos objetivos, lo que yo he llamado un rumbo, unas políticas que conduzcan allá, mantenerse allí en lo que se llama un mejoramiento continuo, sin estancamiento, con ajustes, pero sin salirse del cauce. En eso he estado yo, Félix, y lo hago de mucha convicción.

Yo he tenido profundo respeto por los candidatos, han sido rodeados plenamente de garantías y he defendido la tarea de Gobierno.

Por ejemplo, yo tengo unas acciones muy importantes para defender la honorabilidad de este Gobierno. Este Gobierno empezó por eliminar los auxilios parlamentarios, por introducir la meritocracia. Entonces yo eso lo defiendo en todas partes, Félix.

Periodista: Presidente, pero vamos a la pregunta de Félix. Es que tiene que ver con la primera pregunta.

Yo entiendo que usted no quiera referirse al rifirrafe con el ex Presidente Gaviria, pero es que ahí está un ejemplo clarísimo de lo que pregunta Félix. Los candidatos, Presidente, han recibido adhesiones de muchas personas, todos los candidatos.

En su momento Germán Vargas recibió la adhesión de una persona de su círculo de trabajo, el doctor Guzmán, en su momento el candidato Petro recibió una alianza, en su momento Noemí Sanín recibió otros apoyos, todos los candidatos han recibido apoyos, pero usted solamente se refirió a un apoyo: usted calificó de oportunista el apoyo de un ex Presidente a un candidato.

Esa es una muestra de que usted sí está participando en el debate de Juan Manuel Santos, porque no se entiende por qué razón usted va a criticar a alguien que levante la mano y diga ‘yo voy a votar por Santos’. Eso a usted le pareció oportunista, ¿por qué no se ha pronunciado sobre otras personas que han dicho que van a votar por otros candidatos?, sólo ese caso le molestó.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Julio, en todos los casos me he pronunciado es sobre lo que corresponde a este Gobierno. Usted es muy inteligente Julio, muy agudo, usted es buen lector. Mientras los colombianos estamos durmiendo en las madrugadas, usted está preparando su programa en La W, apreciado Julio.

Pregunta: Pero Presidente, insistiéndole en eso, ¿su candidato es Juan Manuel Santos?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Yo hace muchos años les dije a los colombianos que tengo una candidatura, que es la política de seguridad acompañada de la política de confianza de inversión y de la política social.

Mire, Colombia en estos años ha logrado lo siguiente, Félix: Primera tasa de inversión de América Latina, si no la hubiéramos tenido el año pasado, ¿qué nos hubiera pasado?

En América Latina la pobreza el año pasado aumentó, en Colombia disminuyó levemente. Primera vez que en una crisis de esta magnitud, en una crisis doble, porque es la crisis de la economía internacional sumada a nuestra crisis particular con Venezuela.

En todas las crisis anteriores se nos había disparado la pobreza, aquí se redujo levemente.

En todas las crisis anteriores caía la economía, en América Latina el año pasado cayó el 1,7 (por ciento), en Colombia creció levemente. Este año hay una recuperación muy por encima de lo esperado de nuestra economía.

Naciones Unidas dijo el año pasado que Colombia y Perú son los países que después de China más están avanzando en el Índice de Desarrollo Humano. Nos hemos ganando la mención del Índice de Oportunidades Sociales del Banco Mundial.

Entonces esos son los temas que yo defiendo, apreciado Félix.

Le he dicho a mis compatriotas: miren, la seguridad es una fuente de recursos, uno de los presupuestos fundamentales para la inversión, y por supuesto ellos dos se convierten en fuentes de política social, y la política social en una democracia finalmente es la gran validadora de la política de seguridad y de la política de inversión.

Entonces, es lo que hecho durante estos años, defender estas políticas.

Cómo no va a necesitar esta Patria unas políticas sostenidas de prosperidad, si en 200 años de vida independiente escasamente hemos tenido 47 años de paz.

Ahora con motivo del Bicentenario, releyendo los historiadores, uno se recorre el Siglo XIX, encuentra que en el Siglo XIX solamente hubo siete años de paz, alrededor del Gobierno del Presidente Núñez, que fueron años en los cuales floreció la industria en el Caribe colombiano, avanzaron la agricultura, la caficultura en la Colombia andina; escasos 40 años de paz en el Siglo XX, por allá entre 1902 cuando se firmaron los acuerdos que le pusieron punto final a la Guerra de los Mil Días, que fue de 1.128 días, y el principio de los años 1940 cuando renació la violencia entre los partidos; termina con los pactos del Frente Nacional, de los ex presidentes Lleras Camargo y Laureano Gómez.

Inmediatamente aparecen las guerrillas marxistas, viene la reacción igualmente cruel del paramilitarismo, unos y otros cooptados por el narcotráfico.

Eso es lo que han vivido las generaciones vivas desde los años 1940.

Entonces esta Patria que ha perdido tantas oportunidades, que ha merecido, y las ha perdido por la violencia, uno sí cree Félix que para las nuevas generaciones es muy importante poder consolidar plenamente la seguridad.

Pero hay una cosa muy buena, yo la observo en el diálogo con mis compatriotas: la ciudadanía es muy existente. Hace ocho años nadie reclamaba por un hurto callejero ni por un hurto a un establecimiento de comercio ni por el robo de una moto, hoy se reclama por eso. Y cuando alguien en la Fuerza Pública protesta digo: ‘no, eso está muy bien’, porque la ciudadanía colombiana ha venido asimilando la seguridad como describe aquel sociólogo (Abraham) Maslow: el tema de la satisfacción de las necesidades básicas es un proceso ascendente, es una escalera en la cual no hay bajada, se resuelve un problema pero hay que resolver el otro.

Hace ocho años con los carros bomba, con los secuestros colectivos permanentes, no había cabeza para reclamar por eso, menos para reclamar por un hurto callejero. Hoy hay una ciudadanía mucho más exigente.

Yo creo que la mejor reparación a los colombianos en materia de seguridad es el derecho a la no repetición, para que las nuevas generaciones puedan vivir en una Patria próspera. Eso es lo que yo he defendido Félix.

Pregunta: ¿Pero Presidente, no considera usted que cualquiera de los dos candidatos son capaces de defender la Seguridad Democrática?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Félix, yo respeto profundamente a los candidatos, yo lo que he dicho durante todos estos años, con o sin candidatos, es que me parece de la mayor importancia estas políticas.

Ahora, a raíz de todos los debates que a diario se presentan y que un alto porcentaje de ellos involucra al Gobierno, yo he hecho esta reflexión –y a raíz también de este gran éxito de las Fuerzas Armadas, que ha sido la Operación Camaleón- yo he hecho esta reflexión:

Las Fuerzas Armadas pueden tener todos los helicópteros del mundo, presupuesto –aquí con el impuesto al patrimonio ha habido generosidad, yo quiero agradecerle a los empresarios colombianos que han pagado el impuesto al patrimonio, porque el impuesto al patrimonio nos ha permitido adelantar la política de seguridad no a expensas de la política social sino en compañía de la política social- usted puede tener el ejército más grande del mundo, bien entrenado, comunicaciones, inteligencia, si no tiene apoyo, si ese ejército no está rodeado por la ciudadanía, no está totalmente respaldado por su comandante, si ese comandante no está involucrado a toda hora con él, el ejército se llena de dudas y no realiza estos operativos.

Por eso, yo he vivido dándole este respaldo todos estos años a nuestras Fuerzas Armadas. Lo considero bien importante.

Alguien me preguntaba: ‘Bueno Presidente, ¿pero cómo se atreven a hacer ese operativo a ocho días de elecciones, qué tal que los hubieran asesinado?’.

Mi respuesta ha sido: ‘Mire, uno no fija la fecha, son las condiciones las que fijan la fecha’.

Entonces nos dan una ventana de oportunidad para rescatar a los secuestrados, nosotros no podemos desperdiciar esa ventana de oportunidad.

Qué tal que yo hubiera dicho: ‘mire, como faltan ocho días de elecciones y se corren riesgos, no lo hagan’.

Nosotros en estos años jamás hemos sometido el superior interés de la Nación a los temas electorales, ni cuando yo era candidato hace cuatro años, que aspiraba a la reelección presidencial.

Entonces ha sido la defensa permanente de unas políticas, apreciado Félix.

Periodista: Presidente, qué pena ser reiterativa con el tema, pero sin duda alguna es la coyuntura de la semana, y algunas interpretaciones acerca de la reacción que usted tuvo de la carta que envió el Presidente César Gaviria a Juan Manuel Santos, más que un mensaje al Presidente Gaviria sería un mensaje a Juan Manuel Santos de que usted no está de acuerdo con que se reciba ese apoyo, y de esa manera usted sí estaría en cierta medida dándole las directrices al doctor Santos de cómo manejar la campaña.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Siempre que ha tocado defender este Gobierno, yo lo he defendido ¿Quién me está hablando, Camila? Apreciada Camila, siempre que ha tocado defender al Gobierno, yo lo he defendido, Camila.

Periodista: Sí Presidente, entendemos que usted lo ha defendido, pero lo que dijo en su carta el Presidente Gaviria es que se quería sumar a la campaña de Juan Manuel Santos, y usted salió a decir que era oportunista, en su concepto, ese comunicado de César Gaviria.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Camila, ustedes los periodistas son muy buenos lectores, subrayan, resaltan. Yo sé que tú has leído todo bien, apreciada Camila.

Pregunta: Yo lo que le quiero decir, Presidente, es si ese mensaje entendemos que entre líneas era también para Juan Manuel Santos, y decirle que usted no estaba de acuerdo con que César Gaviria llegara a su campaña.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Yo sé que tú lees muy bien, yo sé que tú lees todos los documentos.

Miren, a propósito, hay un tema de gran importancia para el país. Está terminando este Congreso, estamos a dos días de las elecciones presidenciales de la segunda vuelta, de que los colombianos escojan al nuevo Presidente de la República, y yo sí tengo que resaltar esto.

Este Congreso, con un gran liderazgo del Ministro del Interior, Fabio Valencia, ha aprobado leyes trascendentales en estas últimas horas, que veníamos trabajando.

Una, la ley de Descongestión Judicial. Todos los análisis sobre competitividad de Colombia señalaban que uno de los grandes atranques para la competitividad de Colombia es la congestión judicial, acaba de aprobar el Congreso de la República la ley de Descongestión Judicial. Yo lo quiero destacar esta mañana ante los colombianos, a través de La W.

Dos, nosotros nos propusimos hace tres años sacar adelante la ley del Arancel Judicial, para que aquellos pleitos administrativos, comerciales y civiles superiores a 200 salarios mínimos, paguen un arancel del dos por ciento. El primer año debe ayudarle a la justicia con 240 mil millones. Eso nos va a ayudar a financiar a la justicia.

Tercera ley de gran importancia, liderada por los ministros de Hacienda y Protección. La Corte Constitucional, en aquella inexequibilidad diferida sobre la emergencia social de salud, dio plazo hasta el 16 de diciembre con los impuestos. El Congreso acaba de convertir eso en ley, qué bueno.

Pregunta: Importantes logros legislativos, Presidente, evidentemente son unas reformas que el país necesitaba.

Yo le quiero trasladar a otro momento que ya no es de la coyuntura sino un poco del pasado.

Hace unos días, Presidente, su gran aliado en la lucha contra la guerrilla, el general Rito Alejo del Río, dijo que él no estaba seguro que Pedro Juan Moreno Villa hubiera estado accidentado en su helicóptero, sino que cree que eso fue un atentado.

También tiene dudas otro gran aliado suyo, Oscar Iván Palacio, quien fue su Secretario en la Gobernación de Antioquia. Tiene dudas sobre las investigaciones que se adelantaron en su momento sobre ese accidente o lo que hasta este momento se conoce como un accidente.

Usted, que ha sido amigo de los tres, del fallecido Pedro Juan Moreno Villa, de Oscar Iván Palacio y de Rito Alejo del Río, ¿cómo interpreta esas declaraciones? Sobre todo porque lo que hay es duda sobre las investigaciones que se cerraron tan pronto, tanto de la Aeronáutica Civil como la investigación judicial

¿Qué piensa usted hoy de ese hecho en el que falleció su gran amigo, Pedro Juan Moreno Villa, quien fue su Secretario de Gobierno en Antioquia?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Le voy a tomar un minutito para destacar otra ley de gran importancia: la ley que apoya a los artistas. Es una ley que desarrolla el principio de respeto a la propiedad intelectual. Aprobada ayer, para que los artistas puedan tener participación en las telenovelas, en las ventas en el extranjero, en el país, para ayudar a mejorarles su creatividad, su talento. Yo creo que ese es un gran paso en la promoción de esta expresión cultural tan importante de la Patria.

Este Congreso ha trabajado sin auxilios parlamentarios, sin contratos.

Este Congreso ha trabajado en un Gobierno que ha introducido la meritocracia, y por eso he defendido yo nuestra honradez. Todos estos días a las ocho de la mañana hemos venido aquí en la Presidencia dando la cara, explicándole cada ministerio, a los colombianos, qué ha hecho en la lucha contra la corrupción.

El tema por el cual usted me pregunta. Lo único que yo tuve por el doctor Pedro Juan Moreno Villa fue estimación y afecto, es lo único que tuve por él.

Y si usted me pregunta cosas tristes de estos ocho años de Gobierno: el asesinato de los diputados vallecaucanos, cuando fracasó ese rescate del Gobernador Guillermo Gaviria, del ex Ministro Gilberto Echeverri, de los oficiales que estaban con ellos, y nos los asesinaron.

Cosas tristes: la muerte del Ministro Juan Luis Londoño en un accidente aéreo. En estos días también estaba circulando la versión que no era accidente.

Cosas tristes: cuando en plena campaña al Congreso, por allá en febrero de 2006 muere el doctor Pedro Juan Moreno.

Afortunadamente este es un país libre para la investigación, todo ciudadano que quiera, toda organización que quiera, puede mirar esa investigación de la Aeronáutica.

Afortunadamente este es un país que no cierra puertas a la investigación doméstica ni a la investigación internacional.

Hombre, está de luto el mundo, la literatura, por la muerte de José Saramago a los 87 años. Le rendimos un homenaje a este Premio Nóbel de Literatura que ha fallecido.

Pregunta: Presidente, existe preocupación por parte de algunos sectores de la opinión pública por las críticas del Primer Magistrado de los colombianos, que es el Presidente de la República, a las decisiones judiciales. Hablo sobre las críticas que hiciera su señoría a lo que tiene que ver a la decisión del coronel Plazas Vega y a la decisión del doctor Mario Aranguren.

¿Qué le puede contestar usted a los colombianos sobre estas críticas del Primer Magistrado de los colombianos?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Yo respeto profundamente el principio de un Estado democrático, de balance de poderes, de equilibrio, sustentado en instituciones independientes que tienen que colaborar armónicamente por los fines superiores de la Nación.

Pero eso no obsta para que haya deliberación, la deliberación es necesaria. Por ejemplo, nosotros hemos respetado profundamente decisiones de la Corte Constitucional, ustedes la saben, saben a cuales me refiero. Nos hemos inclinado reverentes.

Mis compañeros de Gobierno también han asistido periódicamente a esas audiencias de la Corte Constitucional sobre lo que han llamado el hecho inconstitucional de los desplazados, a dar explicaciones; hay desacuerdos, se expresan con todo respeto, yo tengo las mejores relaciones con el Presidente de la Corte Constitucional, las he tenido con muchos presidentes de la Corte Suprema, con los presidentes del Consejo de Estado, absolutamente respetuosas.

Por ejemplo, en la historia de discrepancias que yo haya tenido con fallos de la Corte Suprema: claro, yo tuve discrepancias y allá fui a explicarles las razones jurídicas; cuando ellos produjeron un fallo que tenía que ver con un tema de orden público, con un proceso de desmovilización de lo cual era responsable el Gobierno, cuando dijeron en una sentencia que a la guerrilla se le podía reconocer delito político, a los paramilitares no, que en la guerrilla había ideología altruista.

¿Por qué intervine en ese tema? Porque ese tema era un tema que producía impacto en la Ley de Justicia y Paz. Un Gobierno que ha desmovilizado a más de 50 mil criminales –es que la desmovilización en este Gobierno ha sido muy importante- tiene que ser muy cuidadoso con esas sentencias, porque involucran la competencia de orden público que corresponde al Gobierno.

¿Qué le dije yo a la Corte Suprema? Le dije: mire, en mi opinión personal, en una democracia donde no hay delito de conciencia, donde no hay delito de opinión, no debería haber delito político, esta es una democracia libérrima.

Pero ya que hay delito político, y que hay que aprovecharlo para estos procesos de desmovilización, yo creo que no se puede dar un tratamiento diferente a la guerrilla que a los paramilitares. Ambos quiebran el ordenamiento jurídico. Esa fue una discrepancia que yo tuve, argumental, la presenté con toda honradez.

En algún momento, hace cuatro años, yo presenté al Congreso de la República un proyecto de acto legislativo para evitar enfrentamientos por sentencias contra tutelas entre Corte Constitucional y Corte Suprema. Yo he creído lo siguiente: como el recurso de tutela es un recurso de nivel constitucional, y la Corte Constitucional es la guardiana de la Constitución, he pensado que es el órgano de cierre en esa materia, y así procedí en ese proyecto, que lo explique también respetuosamente en la Corte Suprema. Si el Presidente de la Corte Suprema de entonces tenía diferencias con ese proyecto, yo las hubiera hablado con él con mucho gusto.

Me sorprendió cuando aparece en un medio de comunicación insultándome, diciendo que yo presenté ese proyecto para pagarle el favor a la Corte Constitucional de la sentencia de la reelección

¡Por favor¡

Yo hice un reclamo, una pregunta, una inquisición al Presidente de la Corte Suprema sobre un caso muy grave para mí, para Colombia, porque era sobre el  Presidente. Que el Presidente de Colombia, mi persona, en el año 2003 había contratado al paramilitar ‘Tasmania’, para asesinar al paramilitar ‘René’. Yo llamé a eso, muchos lo criticaron, y yo reconocí aquella vez. Yo creo que estaba en mi derecho. Pero jamás llamé yo a intrigar, a presionar o a mencionar senador alguno. Eso son temas.

Aquí la Corte Suprema, su Presidente, el año pasado me mandó una carta requisitoria, de emplazamiento, que en tal fecha tenía que presentar la terna para elegir al Fiscal

Hombre, yo dije: si me da una llamadita y me dice ‘mire, hemos preparado esta audiencia, mándenos a tiempo la terna’, yo lo entiendo.

Sin embargo, a pesar de ese emplazamiento en una carta yo lo que hice humildemente fue mandar la terna. Ustedes conocen todo lo que ha pasado.

También humildemente se ha aceptado la renuncia de los ternados. Se cambió toda la terna.

Aquí una vez vinieron el Presidente de la Corte y el Vicepresidente, entonces les dije que había renunciado uno de los ternados y me dijeron: ‘queda superado el impasse’. Inclusive me dijeron que iban a hacer una convocatoria extra para elegir, y después oí en los medios de comunicación que decía todo lo contrario.

Yo le dije al país la verdad.

En estos días le dije a un miembro muy importante de la Corte: ‘Es que yo le dije al país la verdad’.

Y me dijo: ‘Sí, pero es que la dijo muy duro’.

Le dije: ‘Lo me dijeron en la Presidencia ustedes, que quedaba superado el impasse, van después a la Sala Plena y la Sala Plena no aprueba eso, me llaman a mí y me dicen, ‘lo que hablamos con usted no se puede porque la Sala Plena no lo aprobó’, buscamos otra alternativa, pero por qué proponerme ese debate en los medios de comunicación sabiendo que yo había procedido con buena fe y estaba diciendo la verdad’.

Así sucesivamente, pero nosotros nos hemos entendido bien con muchos presidentes de la Corte Suprema, con presidentes del Consejo de Estado, de la Corte Constitucional, en un país de deliberación.

Yo he pedido que se mejore muchísimo la justicia y hemos hecho esfuerzos.

¿Ustedes saben cuánto valía la Fiscalía cuando empezó este Gobierno? Valía 600 mil millones.

¿Saben cuánto vale hoy? Billón 456 mil millones.

Estos aumentos presupuestales para la justicia en este Gobierno han sido muy grandes.

Nosotros desatrasamos sueldos de magistrados, de fiscales, de jueces, de personal administrativo.

Periodista: Pero hay que reconocer que por cuenta de este enfrentamiento la Corte Suprema de Justicia no va a elegir a un Fiscal ternado por usted. Eso ya nos quedó claro a los colombianos.

Y usted no va a incluir en una terna a un enemigo suyo, sino a unos juristas capacitados que usted conozca, y la Corte considera que lo que están eligiendo posiblemente es un amigo suyo, y por cuenta de esa confrontación ayer hubo votación y estamos sin Fiscal y de eso no vamos a salir hasta que no aparezca una nueva terna que será seguramente con el próximo Gobierno.

Pero Presidente, quiero cambiarle el tema…

Presidente Álvaro Uribe: No, no cambiemos de tema, que el tema es muy hondo. Demos un campito al tema, si usted lo tiene a bien.

Periodista: Presidente, pero usted también tenga a bien reconocer que aquí hay una confrontación como nunca se había visto en Colombia entre el Presidente y la Corte Suprema de Justicia.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Presidente, yo le pido tener en cuenta estas consideraciones que le acabo de dar.

Los temas no hay que estudiarlos superficialmente, hay que profundizar en los temas. Mire, yo cumplí con mi deber con la terna, pero es que todos los órganos de poder tienen que cumplir con su deber, Julio.

A mí me parece que hay que ser justos. Si yo incumplo con mis deberes ustedes me sancionan ante la opinión pública, pero eso hay que hacerlo con todos los órganos del poder.

Periodista: Pero ellos tienen el recurso de votar y votar y votar hasta no elegir, y en eso estamos, van 12 votaciones…

Presidente Álvaro Uribe: Sí, pero tenga en cuenta el antecedente: este Gobierno, humildemente, cambió la terna.

Por ejemplo, veamos los actuales ternados, queremos repetir sus nombres:

Marco Velilla es Consejero de Estado, vinculado muy joven a la administración del Presidente Belisario Betancur. Yo sé de sus calidades, lo conozco, lo respeto, nadie puede decir que es un hombre que depende de mí.

La doctora (Margarita) Cabello Blanco. Yo no la conocía, Julio, no la conocía ¿Qué conozco de ella? Su hoja de vida, su trayectoria. Yo no la conocía personalmente, nadie puede decir que esa señora ha sido amiga personal mía.

El doctor (Aníbal) Gómez Gallego, fue Presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema, no ha sido amigo personal mío.

Es bueno considerar todos estos aspectos.

Este Gobierno introdujo el sistema penal acusatorio. En el sistema penal acusatorio hay que tener una gran diferencia entre el que acusa y el que juzga.

Yo creo que una de las reformas que falta en la justicia es que haya esa total separación entre la Fiscalía que acusa, y los jueces y magistrados que juzgan. Por eso yo pienso que una de las reformas que necesita Colombia es que el Presidente de la República nombre al Fiscal, para garantizar esa plena independencia, pero que la Fiscalía se mantenga como un cuerpo autónomo. Eso es bien importante tenerlo en cuenta.

Y mire que no es un tema de un debate superficial. Es un tema bien importante, porque se cambió muchísimo al pasar del sistema inquisitivo al sistema penal acusatorio.

¿Y por qué no se dice todo el apoyo que este Gobierno le ha dado a la justicia?

Mire solamente ese apoyo presupuestal.

El caso de Mario Aranguren. Primero ¿por qué lo defiendo yo? Porque lo conozco como director de la Dian, como director de la Uiaf, porque ha sido un colombiano probo, un servidor público eficiente y honorable, porque la Uiaf que él dirigía está muy bien catalogada en el mundo por su lucha contra las operaciones financieras sospechosas, contra el narcotráfico; porque he escuchado a Mario Aranguren, y como se lo expliqué en una reunión aquí a los representantes de los diferentes órganos de la justicia, la conducta que Mario Aranguren ha explicado es la de ejercer su competencia, haciendo unos análisis financieros, no invadiendo competencias investigativas, que no le correspondan.

Yo protesto cuando les dan libertad a narcotraficantes.

Esa lucha nuestra todos los días en las regiones de Colombia, y cada rato tengo que llamar al Fiscal o pedirle al Ministro del Interior y de Justicia que llame al Consejo de la Judicatura, que por qué un juez de garantías soltó unos tipos que llevaban fusiles.

Usted no sabe lo que es esa lucha diaria.

Y un hombre de las condiciones morales de Mario Aranguren en la cárcel ¿Cómo no voy a protestar yo por esa medida de aseguramiento? ¿Cómo no voy a decir que hay presión cuando ocurre lo siguiente?

Dicen: ‘no, no hay presión’. Cómo no la va a haber, Julio, si la Fiscalía –yo se lo dije al Fiscal, con todo el respeto personal- él me había dicho que no había razones para pedir medida de aseguramiento contra Mario Aranguren, y cuando le dictaron esa medida de aseguramiento yo le pregunté con claridad pero con respeto, y me dijo: ‘no, la otorgó la jueza’.

Le dije: ‘Fiscal, pero la pidió la Fiscalía. Si la pide la Fiscalía y la jueza que está considerando el tema sabe que es un asunto que interesa a un sector de la Corte Suprema y adicionalmente el Presidente de la Corte Suprema ha dicho que Mario Aranguren es una persona peligrosa, ¿quién niega esa medida de aseguramiento? Nadie la niega.

Se lo digo con toda franqueza, pero con toda serenidad. Estos son temas de fondo

¿Cómo no salgo yo en defensa del servidor público probo? Me toca hacerlo. Hoy lleva muchos días, injustamente detenido.

Pregunta: Pero Presidente, ¿quién puede estar detrás de esa detención? O sea ¿qué interés puede tener alguien en detener al doctor Aranguren y no darle el beneficio de la domiciliaria?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Eso mismo pregunto yo.

Por ejemplo, ¿quién tuvo interés en ir a una revista de Colombia, con unos papeles con una firma falsificada, a decir que mi abogado, el doctor Jaime Lombana, había solicitado, en unos papeles donde aparecía su firma, unos seguimientos a unos políticos? Y eso apareció que era falso.

Y entonces por el mismo camino se ha procedido para acusar a Bernardo Moreno y a Edmundo del Castillo, con esas falsedades.

Yo me pregunto, ¿quién está detrás de esa interceptación telefónica que le hicieron a unas llamadas entre un funcionario de la DEA y un magistrado auxiliar de la Corte?

Los interceptaron y ahí mismo llevaron esas grabaciones a una revista, para desacreditar al Gobierno.

Si yo le estoy diciendo todo esto a usted, sin ocultar nada, ¿qué interés va a tener uno en grabaciones, en interceptaciones?

Y entonces yo le pedí al general Naranjo, a la Fiscalía, a todo el mundo, que clarificaran ese hecho.

Está detenido un agente de la Policía y uno del CTI, mi pregunta es: ¿por qué no han detenido al autor intelectual? Yo también me pregunto eso, con inmensa preocupación.

Yo hago las mismas preguntas.

La verdad es que yo he sido un combatiente de la política, con las cartas sobre la mesa, y entonces ahora resulta que yo he perseguido políticos. No, yo lo que he dicho en la política toda mi vida lo he dicho de frente, cara a cara, soy un combatiente.

Yo no necesito ir a un coctel a tomar trago para desinhibirme y decir lo que pienso, apreciado Julio, ni hacer cosas por ahí por debajo de la mesa.

Entonces yo me pregunto por todo esto, con preocupación.

Periodista: Señor Presidente, le quiero hablar del tercer canal. El candidato Antanas Mockus, consultado sobre el proceso, él dijo que tenía absoluta confianza en la transparencia con que el Gobierno estaba adelantando el proceso de adjudicación de un tercer canal.

Y hoy era la fecha límite para la presentación de las propuestas. Se retiraron dos de los tres aspirantes, entre ellos esta casa de comunicación. La razón es que no están satisfechos con las explicaciones que han pedido. Hubo un cambio de reglas de juego al exigir nuevos socios por una mayor participación de nacionales, y en pocos días no se podría conseguir. Y en general pues no han estado ni Cisneros ni Prisa a gusto con el proceso.

El Procurador ya había dado el visto bueno para el proceso con un único proponente.

Ayer un ciudadano preocupado, un abogado muy conocido, recordó que hay un concepto del Consejo de Estado en donde se prohíbe una adjudicación en materia de telecomunicaciones a un único proponente.

La respuesta la tiene el propio Ministro de Comunicaciones. Tenía el concepto el Ministro y no lo había compartido con la Comisión Nacional de Televisión ni lo había compartido con la Procuraduría.

La respuesta está en un comunicado del propio Ministro: Se pospone por tres días nuevamente la fecha de la famosa licitación.

Acabamos de hablar con el Procurador privadamente y él dice que él tampoco conocía el concepto, que lo conoció solo ayer, y que por esa razón ha citado a la Comisión Nacional de Televisión el día lunes, para discutir el alcance de ese concepto para poder adjudicar a un único proponente, que sería el Grupo Planeta.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Julio, a mí me abordaron personas, y usted lo sabe, usted lo sabe querido Julio, me abordaron personas hace muchos años a hablarme del tercer canal.

Yo decía: ‘¿Pero por qué les interesa tanto en un mundo lleno de televisión?’. Esto está lleno de canales comunitarios, internacionales, nacionales, regionales, estatales, privados. Yo sí me preguntaba por eso. Cómo me ha sorprendido el interés en ese tercer canal.

Le quiero decir una cosa:

Yo voy a cumplir ahora el 4 de julio 58 años, una larga vida pública. Creo que nadie puede válidamente levantar la mano a decir que yo he robado en mis negocios particulares, o he maltratado los dineros del Estado.

Nadie puede decir que en mi larga vida pública yo he orientado una licitación o un contrato. Jamás, jamás.

He procedido con absoluta pureza en el manejo de los recursos públicos.

Lo que yo he dicho del tercer canal es: primero, me asombra tanto interés y que eso despierte tantas pasiones. Pero ya no debería asombrarme, porque a mí los malos nunca se me han acercado a hacerme intrigas y los buenos sí han tratado de hacerme intrigas. Entonces ya no debería asombrarme eso. Por eso, vivir para ver, como decía el señor ex Presidente López Pumarejo.

Lo que yo le digo a la Comisión de Televisión, que es independiente, y al Ministro es: ustedes procedan de acuerdo con la ley, los superiores intereses del país. Lo que haya que hacer, transparentemente, con absoluta transparencia.

Y esto hay que ponerlo en contexto, porque por sus hechos los conoceréis, obras son amores y no buenas razones.

Este Gobierno hizo una reforma muy difícil, que había fracasado en el pasado, la de Telecom, y adjudicó un componente accionario en un tema de mucha controversia, de mucha oposición política, de manera transparente.

Este Gobierno hizo la reforma de Adpostal de manera transparente, de ese nido de politiquería costosísimo que era la vieja televisión estatal, este Gobierno hizo esa reforma transparente.

Este Gobierno ha adjudicado 400 emisoras.

Periodista: Pero Presidente, es que no estamos cuestionando el proceso ni estamos hablando de su honradez ni de que el proceso tenga algo por debajo de la mesa u oculto, simplemente su opinión sobre un concepto del Consejo de Estado, que según unos abogados y según el propio Ministro de Comunicaciones hay que analizar porque no se podía adjudicar, según ese concepto, a un único proponente. Eso era todo lo que le queríamos plantear.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Sí Julio, entonces muy extraño que se hayan retirado otros proponentes que desde hace tantos años manifestaron interés.

Usted sabe que a mí los directivos del Grupo Prisa hace muchos años me abordaron a decirme que iban a participar en la licitación de un tercer canal en Colombia, y le dije lo que le puedo decir a cualquiera: me parece muy bien, aquí tienen todas las garantías, este es un Gobierno transparente.

Mire, nosotros adjudicamos 400 emisoras sin una sola queja. Ese un número gordo. Cuatrocientas emisoras y sin una sola queja.

Usted sabe que la semana pasada se adjudicó otro espacio del especto, y aún los que perdieron dijeron: ‘Agradecemos la transparencia con que procedió el Gobierno’.

Yo le pregunté ayer al Ministro de Comunicaciones, y me dijo: ‘Hombre, ese concepto era un concepto reservado, hay unos procedimientos legales para levantar la reserva, y hay unos abogados que han dicho que hay argumentos para apartarse de ese concepto, etcétera’.

Yo creo que la Comisión de Televisión, en su fuero, en su independencia, oyendo también el concepto del señor Ministro, examinará el tema. A mí lo que me interesa es que se atienda el superior interés del país y que se proceda con toda transparencia, como ha sido la trayectoria de este Gobierno.

Ahora, también me han dicho que hay otros elementos.

Nosotros estamos adjudicando las obras públicas…

Pregunta: Presidente, antes de que se me vaya para las obras públicas por qué no me permite centrarme en el tercer canal antes de que usted se ponga a hablar de lo otro, y es una pregunta muy concreta de sí o no ¿Usted entonces apoya y está de acuerdo con que el Ministro de Comunicaciones no haya mostrado ese concepto del Consejo de Estado?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Mire Camila, yo estoy de acuerdo con que se respete totalmente la ley y la transparencia.

Y hay una analogía que usted, a pesar de sus ímpetus, va a tener que ser paciente para escucharla.

Qué tal que ahora que abrimos la licitación para el tercer tramo de una de las carreteras más importantes de Colombia, la Ruta del Sol, Bogotá-Santa Marta, se retiraran los proponentes y no quedara sino uno. Hay una propuesta conveniente, útil para los intereses del país, ajustada a los requerimientos técnicos y jurídicos, ¿entonces le vamos a decir, no le adjudicamos’

Pregunta: Presidente, quiero preguntarle porque ayer cuatro ONG estadounidenses presentaron un reporte y dicen que mucho peor que el Watergate fue el escándalo del DAS en Colombia. Esa fue la gran conclusión.

Y el reporte, que fue revelado ayer en Washington, dice que además de espionaje el DAS incurrió en toda una serie de trucos sucios, entre ellos amenazas de muerte para intimidar y acusar a miembros de la oposición, periodistas y magistrados de las Cortes.

Concluyó, citando investigaciones de la Fiscalía, que la orden para desarrollar tales actividades pudo emanar de la propia Casa de Nariño. Y también piden que se continúe bloqueando toda la ayuda a este organismo ¿Usted cómo ve este reporte?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Hay ONG políticas. Como las hay muy buenas y muy respetables, también las hay políticas, temerarias. Eso no solamente es de la condición humana, la temerariedad, sino también de la condición de las personas jurídicas, detrás de las cuales hay condición humana.

A ellos les gustaba mucho la Colombia del terrorismo, les choca mucho la Colombia de la seguridad democrática.

Había unos grupos de esos que soñaban con el triunfo del terrorismo aquí, y viven muy tristes y muy aburridos porque aunque todavía no ha ganado la Seguridad Democrática, va ganando. El país va avanzando en esa materia.

¿Cómo le parece? Este es el Gobierno en el cual se ha construido toda la confianza para la denuncia ciudadana. Antes los ciudadanos denunciaban.

Este es el Gobierno en que reclaman las víctimas. Antes no reclamaban porque les deba temor, o porque lo encontraban inútil. Ahora tenemos más de 300 mil víctimas que han registrado sus reclamos, y estamos en ese proceso de la reparación administrativa de las víctimas.

Este es el Gobierno que ha enfrentado todos los casos, y los ha sancionado, de violación de derechos humanos.

¿Y sabe qué mérito quiero reconocerle a la Fuerza Pública? Esto es muy importante. Todas las sanciones en materia de violación de derechos humanos no han sido contra el consentimiento de la Fuerza Pública, sino con su consentimiento. La Fuerza Pública de Colombia ha sido heroica y además ha sido responsable.

Pregunta: Pero Presidente ¿en el tema del DAS qué responsabilidad acepta usted? Porque el DAS depende directamente de usted.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Acepto la responsabilidad de no haber cerrado esa entidad cuando llegué. Esa es la responsabilidad que tengo. Y cuando propuse cerrarla pareció descabellado. Eso es lo que debí hacer cuando llegué. Y hablé de eso, pero no pude. Acepto esa responsabilidad.

Y yo a usted le expliqué una vez allá, en una entrevista muy larga, creo que he abusado mucho de ustedes del tiempo, porque nombré al uno y al otro y al otro.

Periodista: Pero Presidente, es que lo que cada vez se conoce, incluso ya se conocen grabaciones de salas plenas de la Corte Suprema de Justicia, donde funcionarios del DAS dejaban grabadoras en esas salas plenas, donde se discutían temas como la Yidispolítica.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Es muy importante saber quién las ordenó, porque por ejemplo yo siempre he pedido a la Corte Suprema, a la Fiscalía, al DAS, que me den una información sobre ese tema de ‘Tasmania’. No la he podido tener.

Periodista: El tema ‘Tasmania’ ya se resolvió en la Fiscalía.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: No, no, no. Perdón, yo no quedo satisfecho con esa solución, porque es que además ahí hay un tema que estaba en la Corte Suprema.

Periodista: Presidente, pero eso lo resolvió incluso el que hoy es Embajador suyo en Egipto, el doctor Mario Iguarán. La Fiscalía determinó que en el caso ‘Tasmania’ se hizo un montaje contra el Magistrado Iván Velásquez.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: No, no, no, pero eso no lo determinaron en la Corte Suprema.

La realidad es que a mí no me supieron explicar por qué había en la Corte Suprema una investigación contra mí, porque supuestamente había contratado a ‘Tasmania’ para que mataran a ‘René’.

Yo esta mañana me propuse, Félix, tener mucha paciencia contigo. Cuando en la vida me vuelvas a hacer una entrevista, la noche anterior te mando unas goticas, Félix. No te desesperes. Es que tú te apasionas mucho y el periodista también tiene que tener algo de imparcialidad, Félix.

Periodista: Con mucho gusto le acepto las goticas, pero el tema ‘Tasmania’ fue resuelto por la Fiscalía.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Allá te voy a mandar unas goticas que dicen, hay que tener para ejercer actividades públicas, y el periodismo es una de ellas. Hay que tratar de rebajar las pasiones, apreciado Félix.

Me voy a referir al tema.

Yo le pedí información sobre el tema ‘Tasmania’ al DAS, a la Fiscalía y a la Corte Suprema. A nadie le pedí que adelantaran un procedimiento ilegal para darme esa información.

Es que mire para dónde vamos. Ustedes no han tenido en cuenta esto y ustedes lo conocieron, porque entiendo que a ustedes les llegó un papelito firmado por el abogado del Presidente, Jaime Lombana, falsificando su firma, donde aparecía Jaime Lombana como abogado del Presidente, con una firma que le falsificaron a él, aparecía pidiendo unas persecuciones a políticos en el DAS.

¿Cómo le parece?

Y cosas parecidas contra Edmundo del Castillo y contra Bernardo Moreno. Y este casito que les acabo de decir que se hizo para desacreditar al Gobierno, y que no lo han clarificado, de la interceptación a la conversación entre un agente de la DEA y una persona de la Embajada de los Estados Unidos.

Y llevaron esa interceptación, ahí mismo, a un medio de comunicación.

¿A dónde está el autor intelectual?

Qué bueno que todo eso se esclarezca, doctor Félix.

Mi gran responsabilidad política es no haber cerrado el DAS, que tiene gente muy buena, pero que también ha tenido un antro criminal, cuando llegué a la Presidencia de la República.

Periodista: Muy bien Presidente, pero yo le repito, y se lo vuelvo a reiterar con toda la calma del mundo. El caso ‘Tasmania’ fue resuelto por la Fiscalía. Y se descubrió que era un montaje en contra del Magistrado Iván Velásquez.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Félix, no era competente. Ese fue un fallo de equilibrio político, para quedar bien con Dios y con el diablo.

Le voy a decir ese fallo como fue. Primero, un fallo sin competencia, porque la investigación contra mí se estaba haciendo en la Corte Suprema de Justicia. Eso no lo tenía que fallar el Fiscal General de la Nación.

A mucha gente le pareció inapropiado que yo llamara al Magistrado Auxiliar o al Presidente de la Corte. Yo los llamé. Y a mí no me negaron que estuvieran en eso. Me daban tranquilidad, pero no me negaron que estuvieran en eso.

Entonces mi pregunta es: ¿Cuál era la competencia del Fiscal General cuando el tema lo estaba conociendo era la Corte Suprema de Justicia?

Y segundo: el Fiscal se lavó las manos, Félix. Lo digo sin grosería. Simplemente quiso ponerle una vela a Dios y otra al diablo. Yo no sé quién es el diablo y quién es Dios en este caso. Yo no sé, pero le puso vela a ambos.

Entonces dijo: ‘No, el Presidente de la República no contrató a ‘Tasmania’ para matar a ‘René’, pero además tampoco había una investigación del Magistrado Auxiliar, sino un montaje contra él’.

Allá quedó bien con el Magistrado Auxiliar y quedó bien conmigo.

Pero como a mí no me gustan esos equilibrios, entonces yo no quedo satisfecho, porque además él ejerció una atribución que no le correspondía, y le corresponde es a la Corte Suprema decir por qué estaban adelantando esa investigación. Bueno, pero eso se ha dicho, Félix, y la verdad es que la mejor pomadita cicatrizante es el tiempo.

Yo seguramente me he equivocado en mis palabras, muchas veces en el tono, pero siquiera plantee eso al país y a la Corte Suprema oportunamente y de manera pública

Qué tal que no lo  hubiera hecho y que saliera por ahí en anales: ‘cuando era presidente Álvaro Uribe en 2003, contrató un paramilitar ‘Tasmania’ para que matara a otro paramilitar ‘René’.

Es que recuerde el ciclo de este Gobierno.

Cuando empezamos dicen: ‘es el gobierno de los paramilitares, el gobierno del fascismo, el gobierno de la guerra  que  no va  a hacer política social’.

Y entonces cuando empezamos a hacer  política social ya dijeron: ‘no, es que es el gobierno de la corrupción, el gobierno que intercepta a los políticos’. ¿Cuándo habían tenido los políticos las garantías que han tenido en este Gobierno?

Es que, hay que analizar el tema de fondo

Díganles a esas ONG de Estados Unidos, ¿cuándo había tenido la oposición radical  en Colombia las garantías que ha tenido en este gobierno?

Recuerden aquí qué pasó con la Unión Patriótica, recuerden qué pasó con tantos candidatos a la Presidencia ¿Por qué no miran el proceso garantista de este Gobierno gracias a la Seguridad Democrática?

Díganles a esas ONG de ayer: cuándo en América Latina  había habido un gobierno  que  enfrentara el terrorismo, el terrorismo más peligroso del mundo y rico, como es el nuestro, con legislación ordinaria, con absoluto respeto a las garantías  ciudadanas, con absoluto respeto a los derechos políticos, sin legislación marcial, sin censura de prensa, sin supresión de libertades, como pasó en otros países de  América Latina.

Eso es  lo que hay que decirles a esas ONG. Que hay muchas ONG que lo entienden.

Yo por eso  no quiero incurrir en el error por allá cuando empezaba el Gobierno, que de pronto en un discurso hablé de ONG de manera general.

Por eso digo que las hay, las hay. Las hay imparciales, juiciosas, y las hay disfrazadas ahí detrás de esa bonita palabra de ONG, que tiene prestigio, simplemente para poder darle trámite a sus pasiones.

Todo, todo eso siquiera lo dijimos públicamente y en tiempo oportuno, a pesar de que hubiera causado muchas dificultades.

Mire, otra dificultad que yo tuve con el sector de la justicia: extradiciones.

Cuando empezó la Ley de Justicia y Paz, mis críticos decían: ‘Uribe lo que quiere es legalizar el paramilitarismo’. El Gobierno que eliminó el paramilitarismo, que recuperó el monopolio del Estado para combatir a los violentos. ‘Uribe lo que quiere es no extraditarlos’. Efectivamente, se  aplazó la extradición de 14 de ellos, para que cumplieran con Justicia y Paz. Esa tesis  surgió del Gobierno no de la Corte.

Pero el Gobierno que es el promotor del proceso, el responsable del orden público, también estimó en qué momento estaban incumpliendo con la Ley.

Eso no necesitaba sentencia judicial para decir que incumplieron.

Y los extraditamos. Y los que la víspera habían dicho que no los queríamos extraditar simplemente para legalizar el paramilitarismo, para que no dijeran la verdad contra el Gobierno, el día que los extraditamos dijeron todo lo contrario.

Los amigos de la extradición en la víspera, cuando extraditamos se convirtieron en los opositores de la extradición diciendo: ‘los extraditaron para que no dijeran la verdad, los extraditaron para que no repararan a las víctimas’, cuando les habíamos dado todo ese tiempo aquí para entregar sus patrimonios para reparar víctimas, y no lo quisieron hacer.

Pregunta: Señor presidente, usted acaba de decir que usted reconoce errores.

Acabamos de escuchar al Presidente de la República de Colombia cuestionar a su Fiscal General de la Nación. Digo su, porque fue funcionario suyo como Viceministro, fue Fiscal General de la Nación elegido por la Corte, y hoy es su Embajador en el exterior.

Usted dice que esa autoridad de justicia le puso una vela a Dios y otra al diablo.

Presidente, permítame hacerle la pregunta. Ha criticado usted a la Corte  Suprema de Justicia, acaba de criticar usted a una juez que tomó una decisión con el coronel Plazas, critica usted a las autoridades que toman la decisión en el caso Aranguren

¿Señor Presidente, no reconoce usted que por su estilo o por su sinceridad no le corresponde al Presidente de la República cuestionar a los jueces de la Nación?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Hombre, ¿entonces cómo me refiero yo si Félix dice que ese fue un tema fallado? Yo tengo que presentar mi discrepancia.

Pero además dije lo siguiente: la Fiscalía falló entonces digamos que lo suyo, pero la Corte nunca me dio explicación. Y la Fiscalía no puede resolver un tema  que se estaba investigando en la Corte. Mira que el tema es más de fondo.

¿Por ejemplo qué hubiera pasado si el Gobierno no le hubiera cumplido presupuestalmente a la justicia? Cómo nos estarían criticando ustedes. Sin embargo ustedes no han exigido eficiencia a la justicia.

Mire, a mí me sorprende que estos  sean los temas de fondo, cuando ahí tenemos son temas de  fondo.

Yo anoche saqué unos papelitos, dije: como Julio me dijo  que era una entrevista muy seria, yo voy a  examinar con él todo lo que ha sido la Ley del Arancel Judicial que se acaba de aprobar, y la Ley de Descongestión Judicial.

¿Usted sabe qué trae la Ley de Descongestión Judicial, que va a ayudar tanto? Crea unos jueces para que esos jueces puedan descongestionar la justicia en todo lo de pequeñas causas.

La Ley de Descongestión Judicial le dice a los jueces laborales: ‘cuando ustedes vean que el derecho del trabajador es cierto, inmediatamente exijan el pago de la obligación, suspendan el proceso, termínenlo ahí’.

Esta Ley es de una gran importancia.

Esta Ley dice: ‘miren, no sigan jugando con la apelación en Colombia, que la apelación quita mucho tiempo y le cuesta mucho a la sociedad colombiana, concédanla no en efecto suspensivo sino en efecto devolutivo’.

Aquí le estamos cumpliendo a la justicia con la Ley de Arancel Judicial.

Hace tres años le dije yo a Asonal Judicial: ‘nosotros vamos a buscar  más recursos para la justicia’. Estamos con lo del Arancel Judicial.

¿Cuántos fallos hay en la justicia?

Hombre, yo delibero sobre algunos. El Gobierno acata las sentencias, pero delibera sobre ellas. 

Mario Aranguren  está en la cárcel, ¿y no puedo yo expresar mis opiniones sobre ese funcionario? Yo puedo deliberar, pero nosotros acatamos la sentencia. Allá  está en la cárcel, tristemente, creo yo, injustamente.

Y me parece más injusto cuando sueltan tantos bandidos, como lo vivo yo en las regiones, porque yo hago  consejos de seguridad a toda hora y me dice la Policía y el Ejército con angustia: ‘Presidente mire, se capturó a estos diez tipos, llevaban fusiles de una banda criminal, y los pusieron en libertad’.

Y nosotros pacientemente eso lo hablamos con los fiscales, con el Consejo de la Judicatura, etcétera.

Entonces uno siente mucha tristeza que eso ocurra y que un ciudadano probo como Aranguren esté en la cárcel.

Yo creo que hay que hacer reformas en la justicia. Nosotros hemos hecho muchas, hemos dado todo el apoyo, pero yo creo que hay que hacer  reformas en la justicia.

Pregunta: Presidente, a propósito de las decisiones esta semana. Conocimos específicamente el martes una decisión del Consejo  Superior de la Judicatura, la seccional del Valle del Cauca, pues en cierta medida desautorizando por el  momento la decisión que ya había tomado la Procuraduría en primera y segunda instancia alrededor del Gobernador del Valle del Cauca, Juan Carlos Abadía.

A la hora de preguntarle al Consejo Superior de la Judicatura qué va a pasar  entonces  con esa decisión, vuelven a restituir o ponen  al señor Abadía en la Gobernación del Valle, lo que nos dijeron es que eso quedaba en manos del Ejecutivo, es decir,  suya Presidente ¿Usted qué va a hacer con ese tema?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: No, no, mire, yo  creo que hay que informarse bien. El Ejecutivo cumple estas decisiones. Las cumple cuando las comparte y las cumple cuando no las comparte. Yo la semana pasada firmé un decreto cumpliendo el proveído de la Procuraduría, y nombré gobernador encargado del Valle del Cauca. Yo lo hice.

Otra cosa es que la justicia de manera independiente le dé trámite a las tutelas. El  Gobierno no interviene en eso.

En lo que sí he intervenido yo es en ayudar al Valle del Cauca. 

A pesar de todo lo que falta yo sí siento mucho gusto que hemos mejorado seguridad en el Valle del Cauca; que se hizo el Mio, ese gran Sistema de  Transporte Masivo. Hemos hecho nueve en Colombia. Y el Transmilenio de  Bogotá lo hemos multiplicado por tres en estos años.

Falta mucho pero se han hecho cositas. Ahí se puso ‘un huevito’ de transporte masivo en Colombia bien importante.

Y me gusta mucho poderle decir a los vallecaucanos que recibimos una Emcali  quebrada, que había sido maltratada por el clientelismo político que de allí erradicamos, por la violencia de sectores del sindicalismo, sectores del sindicalismo que eran violentos y que estaban con grupos violentos y que de allí se erradicaron. Hoy hay un sindicalismo allí libre, respetuoso y que se le respeta.

¿Sabe qué va a recibir Emcali?

Va a recibir los certificados de calidad

¿Cuándo?

Iba a ser el jueves, pero el jueves tengo que ir yo, porque han invitado al Presidente  de Colombia a hablar en el G-8. A pesar de esas cuatro ONG, el Presidente de Colombia está invitado a hablar en el G-8 porque se considera que el caso de Colombia es un caso de éxito.

Entonces me tengo que ir para Canadá esa noche y no puedo ir a  Cali.

Yo le decía a un compañero en estos  días: ‘vea, si usted se emborracha un sábado no es capaz de levantarse el domingo, si usted hace un Consejo Comunitario un sábado, de 12 horas, seguramente se cansa, pero se levanta el  domingo con la conciencia  tranquila a trabajar’.

¿El domingo entrante sabe qué vamos a recibir?

Vamos a recibir  el certificado de calidad de Emcali, una empresa que se está transformando. Se vendió ya la térmica por una suma superior a la que se creía que valía, gracias a la recuperación de la inversión en el país. Y vamos a dejar la reforma de la empresa de telecomunicaciones. Y le dejamos un billón de pesos de deuda de Emcali con la Nación en un fondo de capital social, y la contrapartida es un plan de gobierno, de buen gobierno y de desempeño, para que no vuelvan a quebrar esa empresa con el clientelismo y la politiquería.

Y cómo  me da de gusto saber, saber  que  estamos  construyendo esa doble calzada Buga-Buenaventura,  que era impensable y que hace parte de la gran carretera  Bogotá-Cali-Buenaventura en doble calzada.

En eso sí he intervenido, en tratar de trabajar por el bienestar de mis compatriotas vallecaucanos.

Pregunta: ¿Señor Presidente, Bogotá va a tener Metro?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Anoche tuvimos una reunión muy larga aquí, y Planeación Nacional después de esa reunión vuelve a hablar con el señor Alcalde.

Los equipos técnicos nacionales  internacionales  han venido haciendo la siguiente propuesta:

Primero, Transmilenio. En este Gobierno ha pasado de 34 kilómetros a 84 kilómetros. Era alcalde el doctor Antanas Mockus y yo con toda diligencia, en un  país con muchas dificultades económicas, en cuatro meses de Gobierno le entregue vigencias presupuestales creo que por 980 millones de dólares, algo así, y hemos pasado de 34 kilómetros a 84, estamos haciendo 20 y se va a abrir la licitación de la séptima.

¿Qué dice este grupo? 

Dice: ‘Mire, de todas maneras hay que adelantar otras rutas de Transmilenio, se ve muy congestionado el Transmilenio de la Caracas, etcétera, pero el Transmilenio es el gran logro.

A Colombia la distinguen hoy en el mundo –y le hago el honor al doctor Enrique Peñalosa- por haber desarrollado estos sistemas.

Como a mí me gusta recoger las ideas buenas y aplicarlas, por eso me propuse: esta idea es muy buena. Me voy a poner yo aquí de tonto a criticar esta idea por vanidades políticas, esta la ejecuto. Por eso hemos crecido los  Transmilenios y los hemos hecho en tantas ciudades de  Colombia.

Esa es  una gran idea, y lo que se precia este Gobierno fue de haber tenido la capacidad de decir: es una gran idea, así sea ajena, de personas que pueden pensar en lo político diferente frente a este Presidente de la República, pero es una gran idea, y la sacamos adelante en muchas ciudades colombianas.

¿Qué nos dice ese comité sobre el Sistema  Integrado de Transporte Masivo?

Que ellos están hablando con el señor Alcalde, porque es bueno llevarlo por etapas.

Y el Alcalde, con quien tenemos un buen diálogo –yo he procurado tener buen diálogo con todos los alcaldes y los gobernadores de Colombia independientemente de su origen político- yo creo que ahí hay una cosa razonable que la Alcaldía puede tener en cuenta

¿Qué nos dicen sobre el Metro?

Sobre el Metro nos dicen: el corredor Norte–Sur es un corredor necesario, pero tiene este comité muchas dudas sobre el corredor Sur–Occidental. Entonces eso  también hay que hablarlo con el Alcalde.

¿Qué nos dicen sobre el Tren de Cercanía?

En la primera etapa, dada la demanda  de tráfico, debería ser un sistema liviano que se habla también con el Gobernador.

Estas son las conclusiones de la reunión de anoche, y le pedí a Planeación Nacional que entonces ya con todos estos equipos nos sentemos con la Alcaldía, con la  Gobernación de Cundinamarca, a ver cómo se tiene un consenso, que ese consenso quede vertido en un documento, y la garantía que si tienen –y lo repito esta mañana, gracias Julio, por darme la oportunidad a través de la W ante todos mis compatriotas de Bogotá, con todo afecto por esta ciudad; le tengo  gratitud a esta ciudad,  inmensa gratitud a esta ciudad, por muchas cositas le tengo inmensa gratitud a esta ciudad- este Gobierno en ese documento definirá que todas las vigencias futuras que se necesiten, que se necesiten después del año 2016, quedan aseguradas

¿Por cuánto tiempo? Indefinidamente, para que Bogotá, nuestra capital, para que nuestra capital  pueda resolver el  tema del transporte masivo.

Yo anoté un poco de puntos esta mañana aquí.

Por ejemplo uno de Canadá.

¿La niña que me hizo la pregunta de Estados Unidos, de esas cuatro ONG, le puedo hacer un comentario sobre Canadá relacionado con el tema?

Periodista: Presidente, lo saludo muy cálidamente en este verano washingtoniano.

Quiero volver al tema de las ONG, porque sin duda su gobierno nos ha dejado muchos éxitos y eso nadie lo pone en duda. Pero también Presidente yo sí creo que la  herencia de violaciones a los derechos humanos es importante.

Mire, los 14 paramilitares que están extraditados aquí en Washington, Mancuso, ‘don Berna’, ‘Jorge  40’, todos estos, dicen muy campantes: ‘No, es que yo no maté 50 mil personas, es que yo solamente desaparecí tres mil o diez mil’.

¿Cómo así, las verdades de ellos no se saben, no se sabe a estas alturas qué pasó con los dos mil jóvenes desaparecidos en los falsos positivos, no se sabe quién daba las órdenes de esa maquinaria sistemática y criminal en que se convirtió?

Su gobierno nos está dejando grandes éxitos, es cierto, ¿pero todas esas preguntas que  el país tiene quién nos la va a contestar?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Te las puedo contestar Vanesa (de la Torre). Me das la oportunidad de hacerlo punto por punto.

Mira, por ejemplo el primer punto que tú planteas, los paramilitares. Este Gobierno no  tiene sino una respuesta: este Gobierno encontró la guerrilla y los paramilitares en el Curubito, la Patria se quería desintegrar, los unos apropiados de una región de la Patria y los otros de otra. Desmontamos los paramilitares. Es la gran respuesta. Ese bailado no nos lo pueden quitar. Nosotros desmontamos los paramilitares.

Segundo. Los falsos positivos. Mira Vanesa  que hizo este Gobierno.

Primero yo me reuní aquí en el edificio de Naciones Unidas, invitado por el Delegado de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, en compañía del Ministro de Defensa, y escuché un testigo protegido, y se lo dije al país –uno  esas cosas no se las puede guardar- ese testigo dice que lo que hubo en Ocaña fue una infiltración del narcotráfico.

Entonces el narcotráfico para mantener allí impunidad en sus negocios se alió con un  sector militar, con unos integrantes de la Brigada, muchos de ellos ya en la cárcel, para matar personas inocentes y poder mantener su negocio del narcotráfico.

Esto no es episódico. La penetración del narcotráfico en las instituciones ha sido muy grande ¿Qué ha hecho este Gobierno? Erradicarla.

Hace pocos días el  Alto Comisionado de los Derechos Humanos en Colombia vino a la oficina y me dijo: ‘Presidente, en el último año y medio solamente tenemos cuatro casos, dos que nos parece que hay que estudiar, y dos que descartamos.

Le dije: Yo no estoy contento porque nosotros necesitamos cero casos.

Las medidas que este Gobierno ha tomado para enfrentar el narcotráfico, para quitar esa penetración en las instituciones, las medidas de derechos humanos de este Gobierno han ayudado.

¿Usted sabe qué pasó? Una de las medidas que nosotros tomamos fue esta. Cuando se dé una baja, ese cadáver no lo pueden tocar las Fuerzas Armadas, tiene que esperar que llegue el CTI.

Sobre toda baja en Colombia hoy hay investigación. Por eso dicen: ‘hay tres mil investigaciones’. No, es que sobre toda baja hay investigación.

Y entonces el CTI si encuentra que nada hubo irregular la investigación no avanza, si encuentra que hubo algo irregular la investigación avanza. Ese es un punto de avance de derechos humanos muy importante en Colombia.

Además protege las Fuerzas Armadas.

Si hubiéramos hecho eso desde el día que arrancó el Gobierno, hubiéramos evitado mucha falsa acusación, porque se da de baja a alguien y dicen: ‘no le dieron de baja, fue un asesinato extrajudicial, una ejecución extrajudicial’.

Si hubiéramos hecho eso desde el principio no habría manera de decir eso.

Nosotros hemos hecho muchas operaciones de contrainteligencia. Por ejemplo, para capturar a uno de esos señores del narcotráfico del Valle  del Cauca hubo que hacer una operación de contrainteligencia, fueron desvinculadas muchas personas de la Brigada, y se capturó a ese señor. 

Aquí no hemos vacilado en sancionar cualquier violación de derechos humanos.

¿Vanesa, por qué te relaciono este tema con Canadá?

Uno de los debates más difíciles de mi vida fue en el Congreso canadiense sobre todos estos temas, pero como uno tiene la  conciencia tranquila y Dios ayuda a la buena fe, se sostuvo ese debate allá.

Imagínate, yo que no hablo inglés sino paisaenglish, sostener ese debate allá, largas horas. Premian la buena fe.

La Cámara de Canadá ya aprobó nuestro TLC, lo aprobó el Comité y lo aprobó la Plenaria y ya hubo la primera aprobación de las tres que se necesitan en el Senado, o la segunda, en un país tan exigente en materia de derechos humanos.

¿Vanesa, me van a cuestionar los  esfuerzos en derechos humanos?

Mira lo que ha pasado en la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esta Patria nuestra estuvo más de 20 años en la lista de países sancionados en la Organización Internacional del trabajo. Nos habían mantenido ahí con la sanción, pero nos habían dado un atenuante: Colombia  sigue en la lista de sancionados, pero es un país que está haciendo progreso.

Vanesa, este año nos sacaron totalmente de la lista de sancionados ¿No te parece que es  un gran hit? Y no lo digo yo, es una decisión  de la OIT.

¿Tú crees que si no vieran nuestro esfuerzo en el cumplimiento de los derechos humanos lo hubieran hecho?

Entonces aquí hay unos hechos objetivos para enfrentar lo que dicen algunas ONG, porque hay unas muy imparciales, otras que no lo son. Esa parcialidad no se les cura.

¿Para qué me voy a poner yo impaciente con ellos, si  ese sesgo no se les cura? Ellos van a morir con esa enfermedad de la parcialidad, van a morir de rabia porque aquí no ganó el terrorismo, se van a morir de rabia.

Julio vea, sobre el tercer canal quédele esta tranquilidad. Este es un Gobierno honorable. En la vida mía jamás he orientado una adjudicación.

Y es un gobierno que ha tenido un diálogo sincero con los compatriotas.

Nosotros en estos años de Gobierno hemos dialogado ampliamente con los compatriotas. Se cambió el diálogo. Antes no había diálogo con la ciudadanía pero sí había afán de diálogo con los que no querían dialogar, con el terrorismo. Este Gobierno ha tenido un gran diálogo con los compatriotas.

Yo no me voy a  acordar de llamadas telefónicas, de muchas, lo que me voy a acordar es de este diálogo en más de 300 consejos comunitarios, en infinidad de consejos de microcrédito, en infinidad  de consejos de seguridad con la ciudadanía.

Y el 7 de agosto, cuando vuelva a mi condición de simple ciudadano, me llevaré un equipaje de gratitud.

¡Qué bueno haber podido dialogar todos estos años con mis compatriotas!

Esos diálogos sí los voy a recordar. Hay otros que es mejor que se borren de la memoria, apreciado Julio.

Pregunta: Señor Presidente, una última pregunta para simplemente que usted  me indique si le parece bien o le parece mal. En este momento nuestra editora de la página de Internet, que sube la información de  W al mundo, me presenta un titular de la noticia: ‘Presidente Uribe se arrepiente de no haber cerrado el DAS’ ¿Está en lo correcto ella?

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Está en lo correcto ese titular Julio, está en lo correcto. Y se arrepiente de que no me lo dejaron cerrar sería agregarle eso. Presidente Uribe se arrepiente de que no lo dejaron cerrar el DAS.

Julio Sánchez Cristo: Presidente, gracias por este nuevo encuentro, sé que no será el último, nuevamente agradecerle todas las cosas buenas  que han pasado.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Julio, déjeme agradecerle a usted y a todos.

Mire, Félix, usted es duro conmigo, yo duro con usted, pero cualquier cosa  que yo  me haya excedido perdónemela que la verdad es que, no faltaba más, usted es un periodista joven, un luchador de todos los días y yo eso se lo admiro y se lo valoro.

Cualquier discrepancia que tenga conmigo o cualquier discrepancia  que usted pueda notar de mi persona con usted, por cualquier cosa mala que yo haya dicho le ofrezco excusas. Yo le valoro su actividad periodística, lo respeto. Yo he procurado que los periodistas en  Colombia sientan en estos años garantías. Aquí asesinaban a toda hora periodistas, los intimidaban, y nosotros hemos querido construir un motivo de orgullo, un país con absolutas libertades, y el periodismo es una expresión de las libertades.

Y yo de pronto, sí allá discuto con Camila  y con Vanesa y eso. Yo soy  un viejo deliberante, ellas son unas jóvenes periodistas preparadas y más deliberantes que yo.

¿Qué tal no les discutiera, mujeres?

Muchas gracias a todos.

Félix de Bedout: Sí Presidente, yo también diría lo siguiente. Yo le acepto las gotitas, le acepto la gotitas que me recomendó. Le agradezco la recomendación, y estoy seguro que con las gotitas le pasa lo mismo que a mí: ni me cambian las convicciones ni las preocupaciones, como seguramente le pasará a usted.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Félix, pero  el periodismo no puede dejarse llevar solamente de sus convicciones. Muchas veces la imparcialidad obliga a  revisar las propias convicciones.

Ahí te lo dejo, eres muy joven. Perdóname ese atrevimiento de hacerte esa sugerencia.

Muchas gracias a todos ustedes.

Julio Sánchez Cristo: Presidente, feliz mañana. Muchas gracias.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: Julio, dígale a los compatriotas que fútbol hay muchas veces. Es muy importante el Campeonato Mundial de Fútbol, pero el domingo es el día de la democracia de la Patria. Que hagan todos el esfuercito de suspender un ratico  los partidos de fútbol para cumplirle a la democracia de  la Patria y vayan a votar. Por favor Julio.

Julio Sánchez Cristo: Así será Presidente. Muchas gracias.

Presidente Álvaro Uribe Vélez: A ustedes muchas gracias”.

Deja una respuesta