Sitio oficial
 

FAMILIAS DESPLAZADAS RECIBEN ATENCIÓN HUMANITARIA

Bogotá, 22 ene (CNE).— La Unidad Territorial de la Red de Solidaridad Social, RSS, en el departamento de Antioquia informó hoy que 749 campesinos desplazados –unas 191 familias–, reciben asistencia integral de emergencia en alimentación, salud, educación, atención sicosocial y alojamiento en el municipio de San Carlos.Estas personas de las veredas Dosquebradas, La Pupiada y sus alrededores huyeron de sus tierras hacia el casco urbano de San Carlos, después de los hechos violentos contra la población, ocurridos la semana pasada por parte de grupos al margen de la ley. Según Rodolfo Zapata, coordinador de la Red en Antioquia, el Comité de Atención a la Población Desplazada se activó desde el momento en que sucedieron los hechos y la labor se desarrolla de manera oportuna y coordinada.

En dos albergues provisionales fue ubicada el 70 por ciento de esta población desplazada y el otro 30 por ciento en casas de familiares y amigos. Además del alojamiento, las familias recibieron alimentos para 15 días así como elementos de aseo y de cocina, vajillas y mantas. Las autoridades locales y departamentales están apoyando los requerimientos de salud tanto física como mental en el hospital de San Carlos.“Muchos ciudadanos estuvieron cerca de los cadáveres por más de 48 horas ante lo cual se organizó una jornada de vacunación para evitar cualquier tipo de infecciones, y en este momento se realizan brigadas de salud oral”, indicó el funcionario.Un grupo de profesionales procedentes de Medellín brindan atención sicosocial a niños y mujeres afectados.

El acompañamiento y coordinación para esta atención humanitaria la realizan funcionarios de la RSS, la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín, el Ministerio de Salud, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el Comité Internacional de la Cruz Roja y las organizaciones Corporación Ayuda Humanitaria y la Corporación para el Desarrollo de los Pueblos (Cifp) de la Unión Europea.

 

“Estamos coordinando un posible retorno acompañado por las Fuerzas Armadas para las personas que están llegando al casco urbano. Estas familias desean regresar a su lugar de origen, pero es una situación que se está estudiando una vez haya un poco más de tranquilidad”, concluyó Zapata