Sitio oficial
 

GALÓN DE GASOLINA CORRIENTE SUBE $53,28

Bogotá, 31 dic (CNE).- A partir de mañana primero de enero el precio del galón de gasolina corriente pasará de 3.533,12 pesos a 3.586,40 pesos, es decir, un incremento de 53,28 pesos.

La decisión fue oficializada por el Ministerio de Minas y Energía a través de la Resolución No.181548 del 27 de diciembre de 2002.

El Gobierno Nacional también anunció que la aplicación del aumento de la sobretasa a la gasolina, cuya tarifa pasó del 20 al 25 por ciento, según la Ley de Reforma Tributaria sancionada por el Presidente Álvaro Uribe Vélez, se hará en forma gradual y durante tres meses a partir del primero de febrero. Lo mismo pasará con el precio del ACPM que tiene previsto en la Ley un aumento del seis por ciento.

La decisión de postergar durante un mes la entrada en vigencia del cobro del aumento en la sobretasa a la gasolina y hacer ese aumento en forma gradual, la tomó el Gobierno con el fin de proteger los bolsillos de los consumidores colombianos durante el primer semestre del año.

Así mismo, para evitar que los precios de los principales productos de la canasta familiar se vean afectados por un aumento importante en el valor de los combustibles.

Entre tanto, el precio por galón de ACPM será a partir de mañana de 2.484.43 pesos, según Resolución No.181549 del 27 de diciembre. El incremento es de 37,22 pesos en relación con el vigente hasta hoy.

El ACPM ecológico o premium de bajo azufre que se usa en Bogotá seguirá con un precio diferencial, acorde con el régimen de libertad regulada y que busca proteger el medio ambiente capitalino. Esto debido a la menor cantidad de emisiones de este combustible altamente refinado y que requiere mayores costos de procesamiento o importación.

Los incrementos fijados hoy por el Gobierno siguen la política de desmonte gradual del subsidio a los combustibles, iniciativa que busca obtener mayores recursos para la inversión social en salud y educación, especialmente en los sectores más desprotegidos de la población.

El objetivo es reducir gradualmente la diferencia entre los precios nacionales y los internacionales disminuyendo el subsidio otorgado por la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol). El Gobierno ha sido cuidadoso con los aumentos generados entre un mes y otro para no causar impactos negativos entre los usuarios finales.

GALÓN DE GASOLINA CORRIENTE SUBE $53,28

A partir de mañana primero de enero

GALÓN DE GASOLINA CORRIENTE SUBE $53,28

Bogotá, 31 dic (CNE).- A partir de mañana primero de enero el precio del galón de gasolina corriente pasará de 3.533,12 pesos a 3.586,40 pesos, es decir, un incremento de 53,28 pesos.

La decisión fue oficializada por el Ministerio de Minas y Energía a través de la Resolución No.181548 del 27 de diciembre de 2002.

El Gobierno Nacional también anunció que la aplicación del aumento de la sobretasa a la gasolina, cuya tarifa pasó del 20 al 25 por ciento, según la Ley de Reforma Tributaria sancionada por el Presidente Álvaro Uribe Vélez, se hará en forma gradual y durante tres meses a partir del primero de febrero. Lo mismo pasará con el precio del ACPM que tiene previsto en la Ley un aumento del seis por ciento.

La decisión de postergar durante un mes la entrada en vigencia del cobro del aumento en la sobretasa a la gasolina y hacer ese aumento en forma gradual, la tomó el Gobierno con el fin de proteger los bolsillos de los consumidores colombianos durante el primer semestre del año.

Así mismo, para evitar que los precios de los principales productos de la canasta familiar se vean afectados por un aumento importante en el valor de los combustibles.

Entre tanto, el precio por galón de ACPM será a partir de mañana de 2.484.43 pesos, según Resolución No.181549 del 27 de diciembre. El incremento es de 37,22 pesos en relación con el vigente hasta hoy.

El ACPM ecológico o premium de bajo azufre que se usa en Bogotá seguirá con un precio diferencial, acorde con el régimen de libertad regulada y que busca proteger el medio ambiente capitalino. Esto debido a la menor cantidad de emisiones de este combustible altamente refinado y que requiere mayores costos de procesamiento o importación.

Los incrementos fijados hoy por el Gobierno siguen la política de desmonte gradual del subsidio a los combustibles, iniciativa que busca obtener mayores recursos para la inversión social en salud y educación, especialmente en los sectores más desprotegidos de la población.

El objetivo es reducir gradualmente la diferencia entre los precios nacionales y los internacionales disminuyendo el subsidio otorgado por la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol). El Gobierno ha sido cuidadoso con los aumentos generados entre un mes y otro para no causar impactos negativos entre los usuarios finales.

Deja una respuesta