Sitio oficial
 

GOBIERNO INSTA A USAR MEDIDAS CONTRA ROBO DE HIDROCARBUROS

Bogotá, 22 ago (CNE).- Un llamado a todos los alcaldes y gobernadores para que hagan uso del decreto que penaliza el robo, compra y comercialización de hidrocarburos, hizo hoy el ministro de Minas y Energía, Luis Ernesto Mejía.

"Siempre ha sido un delito hacer contrabando o robo de gasolina pero no era posible perseguir, por medios legales, a una persona con un volumen equivalente a una tractomula de gasolina", dijo.

El Ministro solicitó a los alcaldes y gobernadores que actúen responsablemente frente al tema y utilicen las herramientas que hoy les da el Gobierno para proteger sus ingresos.

"Los alcaldes y gobernadores, como comandantes locales de la Fuerza Pública, deben ser más intensos en el tema del control y la actividad policial", afirmó.

Recordó también que desde el año pasado las autoridades regionales cuentan con la Ley de Gasolina en Fronteras, instrumento que busca reducir el impacto económico de los delitos relacionados con los combustibles.

Insistió en que, a través del cobro de la sobretasa a la gasolina, se debe impulsar la participación ciudadana para que el volumen de combustibles ilícitos no afecte la llegada de mayores recursos a la Nación.

"Los colombianos requieren inversión y asistencia del Estado. Por eso, deben procurar que los medios del Estado para administrar ingresos puedan ser efectivos", puntualizó.

Quienes roben, compren y comercialicen combustibles ilícitos serán castigados. Este decreto incluye a los grupos armados al margen de la Ley, en cuyo caso la pena se extenderá a todo el grupo delictivo: "El delito de uno de sus integrantes se extenderá a los demás", sentenció Mejía.

Actualmente, el Gobierno estudia los sistemas de marcación de los combustibles para diferenciar la gasolina legal de la de contrabando y de la robada. Este sistema utilizará un equipo de control de volumetría. "Como el mayor volumen de gasolina de contrabando viene de Venezuela, tiene plomo y se diferencia de la nuestra", aclaró el funcionario.