Sitio oficial
 

“GOBIERNO NO ESTÁ PIDIENDO NI EMISIÓN NI CRÉDITO AL BANREPUBLICA”

Bogotá, 30 jul. (CNE).- El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla afirmó que el Gobierno no le está pidiendo al Banco de la República ni que haga una emisión de dinero, ni que le autorice un préstamo con el fin de solucionar parte del problema fiscal del país.

El funcionario aclaró que las conversaciones que se han adelantado con la Junta Directiva del Banco de la República se basan en acordar una forma para que el Emisor, sin violar la Constitución, las leyes ni la sana ortodoxia contable, posponga para el 2005 algunas provisiones que quiere hacer.

Carrasquilla explicó detalladamente cómo han sido las conversaciones partiendo de la base de que el Banco de la República es un banco central independiente, que genera utilidades porque tienen unas reservas internacionales que invierte y recibe unos ingresos.

“Lo que dice el Presidente es que dentro de la máxima ortodoxia contable y financiera, bajo la estricta supervisión de la Constitución y de la Ley, que dice que no se le puede dar ningún crédito al Gobierno, ni el Gobierno lo está pidiendo ni lo va a pedir, ustedes que podrían hacer para colaborar con el Gobierno en ese sentido”, indicó el Ministro.

A su vez, el Emisor ha dicho que no va a violar la ortodoxia contable y que va a mirar cuánto son las provisiones que debe hacer el año entrante.

“Nosotros lo que vamos a hacer es que dentro del estricto mandamiento contable de la más alta iglesia contable del mundo, con el sacrosanto padre de la contabilidad y la bendición del supremo contador, vamos a hablar con el Banco de la República para proponerle varias alternativas”, explicó Carrasquilla.

El Emisor quiere hacer provisiones para posibles pérdidas futuras. El Gobierno considera que no es el año para cubrir posibles pérdidas futuras, que las cosas van bien, que el país está saliendo de sus dificultades y que no aprovisione para dificultades que no van a haber.

El Banco dice que tiene que aprovisionar unas pensiones en virtud de ordenanzas y dictámenes de la Superintendencia Bancaria. El Gobierno opina que en lugar de hacer todas las provisiones en un año, las difiera a 4 ó 5 años.

El Emisor quiere constituir reservas para determinados tipo de riesgos. El Ministro señaló que el 2004 no es el mejor año para crear esas reservas sino que las difiera en el tiempo.

“Con base en esas discusiones que son dentro de la máxima ortodoxia contable, por fuera de cualquier discusión sobre emisión monetaria, por fuera de cualquier discusión sobre crédito primario del Banco Central al Gobierno y por fuera de cualquier solicitud del Gobierno a que se acuda a la maquinita de la emisión, nosotros estamos discutiendo ese tipo de ajustes. Y son ajustes bastante significativos. Adicional a eso, nosotros sabemos que en el caso de las utilidades del Banco de la República se puede hacer sin violar ningún mandatamiento de la iglesia contable”, afirmó.

Finalmente Carrasquilla consideró que la meta de crecimiento económico para el 2003 será superior a la meta fijada del 2 por ciento, pero aclaró que el Gobierno no va a cambiar la estimación actual