Sitio oficial
 

GOBIERNO QUIERE CONSENSO SOBRE ALTERNATIVIDAD PENAL

Bogotá, 26 sep. (CNE).- El presidente Álvaro Uribe Vélez reiteró hoy la disposición del Gobierno para lograr un amplio consenso nacional e internacional frente al proyecto de alternatividad penal, que actualmente estudia la Comisión Primera del Senado.

Al referirse a las críticas que han surgido a la iniciativa en los últimos días, el Jefe del Estado indicó que Colombia necesita de un instrumento jurídico que facilite la reincorporación a la vida civil de aquellos integrantes de grupos armados al margen de la ley, que hayan cometido delitos atroces.

“Nosotros queremos sobre ese hecho un gran consenso nacional e internacional. La postura del Gobierno no es dogmática. Estamos invitando a que se busquen opciones en el Congreso de la República, a que opine Europa, Estados Unidos, nuestros vecinos de Latinoamérica y a que pensemos muy bien que eso tiene que servir para todos los grupos violentos”, dijo el Presidente.

El proyecto que tiene en sus manos el Congreso se basa en los principios de verdad, justicia y reparación con penas alternativas, como instrumento para facilitar la reincorporación a la vida civil de los alzados en armas.

Uribe recordó que es conveniente tramitar desde ya la iniciativa, que consideró necesaria para cuando Colombia se enfrente a la desmovilización de personas que hayan sido condenadas por delitos atroces.

Durante la administración del presidente Uribe se han desmovilizado casi 2.300 personas que pertenecían a grupos ilegales como las Farc, el ELN y las AUC, algunos de los cuales necesitarían de un instrumento jurídico para completar su proceso de reincorporación a la vida civil..

El proyecto beneficia a las personas, que de manera individual se retiren de las filas de los grupos ilegales o a las organizaciones que estén en un proceso de paz con el Gobierno Nacional.

Para beneficiarse con las medidas que propone el proyecto, estas personas deberán comprometerse a dejar las armas, a no regresar a las filas de los grupos ilegales, cumplir una pena alternativa a la prisión e iniciar un proceso de reparación a las víctimas de sus delitos.

Adicionalmente, el Presidente recordó que el proyecto implica que estas personas confiesen y pierdan sus derechos políticos, entre otros requisitos.

“Hay que decirle al mundo que nosotros necesitamos el instrumento, es para todo el mundo, sea paramilitar o guerrillero y queremos llegar a un gran consenso para encontrar el instrumento y es muy importante pensar, al criticar el instrumento de hoy, qué se le va a contestar a la guerrilla cuando sienta que ese instrumento le puede quedar cortico”, expresó Uribe.

Al mismo tiempo, invitó a reflexionar. “Estoy de acuerdo que fue conveniente, que era válido amnistiar como se amnistió a dirigentes de organizaciones que por ejemplo con financiación del narcotráfico destruyeron el Palacio de Justicia y no es válido buscar un camino que sirva hoy para desmovilizar 10 o 12 mil paramilitares y mañana para poder adelantar un proceso con la guerrilla?”, cuestionó el Presidente

GOBIERNO QUIERE CONSENSO SOBRE ALTERNATIVIDAD PENAL

Que opine el Congreso, Estados Unidos y Europa, dice Uribe

GOBIERNO QUIERE CONSENSO SOBRE ALTERNATIVIDAD PENAL

Bogotá, 26 sep. (CNE).- El presidente Álvaro Uribe Vélez reiteró hoy la disposición del Gobierno para lograr un amplio consenso nacional e internacional frente al proyecto de alternatividad penal, que actualmente estudia la Comisión Primera del Senado.

Al referirse a las críticas que han surgido a la iniciativa en los últimos días, el Jefe del Estado indicó que Colombia necesita de un instrumento jurídico que facilite la reincorporación a la vida civil de aquellos integrantes de grupos armados al margen de la ley, que hayan cometido delitos atroces.

“Nosotros queremos sobre ese hecho un gran consenso nacional e internacional. La postura del Gobierno no es dogmática. Estamos invitando a que se busquen opciones en el Congreso de la República, a que opine Europa, Estados Unidos, nuestros vecinos de Latinoamérica y a que pensemos muy bien que eso tiene que servir para todos los grupos violentos”, dijo el Presidente.

El proyecto que tiene en sus manos el Congreso se basa en los principios de verdad, justicia y reparación con penas alternativas, como instrumento para facilitar la reincorporación a la vida civil de los alzados en armas.

Uribe recordó que es conveniente tramitar desde ya la iniciativa, que consideró necesaria para cuando Colombia se enfrente a la desmovilización de personas que hayan sido condenadas por delitos atroces.

Durante la administración del presidente Uribe se han desmovilizado casi 2.300 personas que pertenecían a grupos ilegales como las Farc, el ELN y las AUC, algunos de los cuales necesitarían de un instrumento jurídico para completar su proceso de reincorporación a la vida civil..

El proyecto beneficia a las personas, que de manera individual se retiren de las filas de los grupos ilegales o a las organizaciones que estén en un proceso de paz con el Gobierno Nacional.

Para beneficiarse con las medidas que propone el proyecto, estas personas deberán comprometerse a dejar las armas, a no regresar a las filas de los grupos ilegales, cumplir una pena alternativa a la prisión e iniciar un proceso de reparación a las víctimas de sus delitos.

Adicionalmente, el Presidente recordó que el proyecto implica que estas personas confiesen y pierdan sus derechos políticos, entre otros requisitos.

“Hay que decirle al mundo que nosotros necesitamos el instrumento, es para todo el mundo, sea paramilitar o guerrillero y queremos llegar a un gran consenso para encontrar el instrumento y es muy importante pensar, al criticar el instrumento de hoy, qué se le va a contestar a la guerrilla cuando sienta que ese instrumento le puede quedar cortico”, expresó Uribe.

Al mismo tiempo, invitó a reflexionar. “Estoy de acuerdo que fue conveniente, que era válido amnistiar como se amnistió a dirigentes de organizaciones que por ejemplo con financiación del narcotráfico destruyeron el Palacio de Justicia y no es válido buscar un camino que sirva hoy para desmovilizar 10 o 12 mil paramilitares y mañana para poder adelantar un proceso con la guerrilla?”, cuestionó el Presidente

Deja una respuesta