‘Gratitud en el alma por ustedes, los quiero mucho’, dijo el Presidente a su gabinete

“El único contenido de este brindis es gratitud en el alma por todos ustedes, perdónenme las explosiones de mi temperamento, los quiero mucho”, dijo el Mandatario a todos sus colaboradores antes de acudir a la ceremonia de transmisión de mando.

Bogotá, 7 ago (SP).- La última actividad como Presidente de la República de Álvaro Uribe Vélez y su esposa doña Lina Moreno fue ofrecer un almuerzo en honor al gabinete que día a día lo acompañó en sus actividades de Gobierno.

El Salón Bolívar que en muchas ocasiones fue el lugar de encuentro para reuniones de trabajo, esta vez fue escenario de un sencillo homenaje a sus más cercanos colaboradores y a través de ellos, a todo el equipo de Gobierno.

El Presidente Uribe junto a su esposa y sus hijos, así como el Vicepresidente Francisco Santos y su familia, ofrecieron pescado con verduras y papas salteadas a los Ministros del Despacho y los Secretarios, acompañados por sus cónyuges.

Fue un espacio de distensión para recordar los buenos momentos de los ocho años de Gobierno.

El “protocolo” se rompió antes de servir el postre. En ese instante doña Lina y el Presidente Uribe se acercaron a todo el equipo de Salones de Estado que los acompañaron durante ocho años.

“Estos ocho años tuvieron sentido por Ustedes. No por los cuadros, los baños, los salones, las porcelanas, sino por ustedes”, les dijo doña Lina mirándolos a los ojos, mientras que algunos de ellos trataban de contener las lágrimas.

 “Yo me despido más que circo de pueblo, lo que lo apega a uno es este equipo humano”, dijo el Presidente Uribe, quien estrechó la mano de cada uno de ellos y a las señoras les dio un beso un cálido beso en sus mejillas.

En una charla informal pero emotiva, el Mandatario recordó algunos momentos decisivos de la gestión, obras que en su parecer deben tener una merecida atención para ser ejecutadas, instantes de tensión y agradables anécdotas que desataron sonrisas de su equipo de trabajo.

El Presidente Uribe les trasmitió su más profundo agradecimiento por su decidida entrega al trabajo y sentido humano, y les expresó su cariño fraterno.

“Ustedes recorrieron la milla adicional, entregaron todo de sí, estuvieron a la altura de las necesidades de la Nación. Gracias por trabajar con amor e intensidad hasta el último día, fue muy importante trabajar así hasta el último minuto”, les dijo.

Acto seguido, el Jefe de Estado elevó su copa para compartir un último brindis con los funcionarios: “Gracias por su sentido humano, les repito estaremos pendientes de ustedes, de lo personal, de cada uno de ustedes”.

Luego, el Gabinete salió de la Casa de Nariño por la Plaza de Armas hasta la Plaza de Bolívar, para asistir a la posesión del Presidente Juan Manuel Santos Calderón.

Lo propio hicieron el Presidente Uribe y su Vicepresidente Santos, con sus familias, quince minutos después, no sin antes tomar las fotos de última hora con miembros de sus equipos de seguridad, la Casa Militar y asesores de la Presidencia de la República.

“Los queremos mucho”, reiteraron el Presidente Uribe y doña Lina al equipo que los despidieron con aplausos y lágrimas en el Hall de Banderas, por la salida a la Plaza de Armas.

Agradecimiento a la comunidad internacional

Lo cierto fue que el último día de Álvaro Uribe Vélez como Presidente de la República, fue tan intenso en su agenda como el primer día el 8 de agosto de 2002 cuando viajó a Valledupar.

Comenzó a las 9:30 de la mañana. A esa hora recibió en el Salón Protocolario de la Casa de Nariño a Su Alteza el Príncipe de Asturias, Felipe Borbón, por cuyo conducto agradeció el permanente apoyo del Gobierno y el pueblo español.

“Quiero felicitarlo por estos dos mandatos con alta popularidad y de servicio al país. Reconocerle la amistad sincera, la colaboración, el entendimiento franco. Le agradezco su talante”, le dijo Príncipe de Asturias al Presidente Uribe.

A su vez el Mandatario agradeció la amistad que recibió de los monarcas europeos y ofreció lo propio para los Reyes de España y la Princesa Leticia, a quienes extendió su saludo.

Tras 40 minutos de conversación, Uribe lo acompañó hasta la puerta principal de la Carrera Séptima.

Inmediatamente, el Jefe de Estado sostuvo un encuentro con el Presidente de Uruguay, José Alberto Mujica, a quien le recordó el discurso de posesión en Montevideo y lo calificó como una “enseñanza”.

“Usted aquí no tiene sino amigos”, le dijo el Presidente Uribe a su homólogo José Mujica.

Así mismo, sostuvo un encuentro bilateral con el Presidente de México, Felipe Calderón, con quien abordó temas de las relaciones de los ambos países.

Calderón agradeció a Uribe todo el apoyo y la cooperación que en seguridad está dando Colombia a ese país.

“Aquí lo apreciamos mucho, su valor, hay que apoyarlo en esta batalla. Tiene el apoyo público en todos los auditorios, por su determinación y firmeza”, señaló el Presidente Uribe a su homólogo mexicano.

 

Luego, una comisión bipartidista del Congreso de Estados Unidos se reunió con el Mandatario. Entre ellos, el Senador George Lemieux; el Jefe de la Delegación de Congresistas de Estados Unidos, Eliot Engel, y acompañados por el embajador de ese país en Colombia, William Brownfield.

Todos agradecieron al Presidente Uribe su firmeza, dedicación y trabajo para reivindicar los valores democráticos. Además, expresaron su apoyo para la aprobación del Tratado de Libre Comercio en el Congreso de Estados Unidos.

“Admiramos su coraje, determinación. Que usted haya estado pendiente de su gente. Admiración su pasión y amor por este país. Gracias por su amistad”, le dijo el congresista demócrata Gregory Meeks al Presidente.

Luego, se reunió en el Salón Protocolario de la Casa de Nariño, con el General James Jones, Consejero de Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

El Jefe de Estado también sostuvo un encuentro con el Primer Ministro de Jamaica, Bruce Golding.


 
Compartir