Homenaje de las 28 cámaras binacionales de comercio

Palabras del Presidente Álvaro Uribe Vélez
en el homenaje de las 28 cámaras binacionales de comercio

1° de julio de 2010 (Bogotá)

       

“No tengo palabras para agradecerles. La verdad es que la generosidad de ustedes me causa sonrojo.

 

Yo me he hecho en la vida es de la controversia, del debate permanente. Y tanta generosidad de ustedes, que hace el camino fácil, uno se siente ahí  asombrado. Muchas gracias.

 

Si me pongo a escrutar el lenguaje para encontrar una palabra que interpretara el íntimo sentimiento de gratitud, no la encontraría. Muchísimas gracias.

 

Ustedes han sido fundamentales y tienen que serlo. En la metáfora del señor Embajador (de Estados Unidos, William) Brownfield, yo diría ustedes han sido fundamentales para diseñar el mapa. Y serán fundamentales para encontrar el tesoro.

 

A mí me parece difícil encontrar hoy en una Nación una representación fusionada de la comunidad internacional y de la comunidad doméstica como la que concurre esta noche. Este capital social se lo quisiera cualquier país.

 

Y esto es una póliza de seguro para encontrar el tesoro. Si no lo encontramos con los artesanos de la prosperidad que están reunidos esta noche en este auditorio, no hay manera de encontrarlo.

 

Ha sido muy grato para mis compañeros de Gobierno y para mí trabajar todos estos años con ustedes. Nos han ayudado inmensamente. Los agradecimientos son de nuestra parte para ustedes.

 

Nosotros le propusimos a la Patria trabajar para profundizar confianza en Colombia, en ese triángulo que llamamos de la confianza: con la seguridad con valores democráticos, con la inversión con responsabilidad social, con la cohesión social.

 

Y ustedes han ayudado a difundir esto, a que se entienda. A que se entienda en el país y en la comunidad internacional.

 

Creo que cuando yo era joven, el discurso de la seguridad tenía mucho rechazo, porque se le recibía como una invitación a la dictadura, al fascismo. Creo que se ha dado un tránsito cultural de gran importancia. Hoy las grandes mayorías colombianas aceptan la seguridad como una fuente de recursos, como un valor democrático.

 

Cuando yo era joven, el discurso político giraba alrededor de la inversión social. Pero en el discurso político existía poca o nula preocupación por indagar por las fuentes de recursos para la inversión social.

 

Una revolución cultural en el país

Se ha dado también otro inicio de revolución cultural en el país. Hoy el reclamo por lo social lleva también un antecedente. Quien reclama por lo social, reclama para que haya confianza de inversión, porque se reconoce que lo social es imposible que salga adelante si no hay una gran confianza de inversión que se traduzca en una alta tasa de inversión.

 

Estos años ustedes nos han ayudado a aclimatar en la conciencia de los compatriotas que la seguridad y la inversión son los presupuestos sin los cuales no es posible avanzar en cohesión social. Y que en una sociedad democrática es ésta, la cohesión social, la única categoría que sirve para validar una política de seguridad y una política de inversión.

 

Muchas gracias por habernos ayudado tanto.

 

En estos años hemos procurado desbrozar un camino que le ayude al país a superar pobreza, a construir empleo de buena calidad, que está ubicado en ese triángulo de la confianza y que tiene cinco elementos: ese elemento de la seguridad, el elemento de la inversión, el elemento del acceso a mercados, el elemento de la innovación productiva, el elemento de la Revolución Educativa  que la haga sustentable, el elemento de la infraestructura, en lo cual necesitamos un gran desatraso.

 

Hace ocho años unos interlocutores de Gran Bretaña, al escuchar nuestra propuesta de seguridad la miraban con mucho pesimismo, porque decían que era imposible que una propuesta de esa naturaleza se aclimatara, se llevara a cabo, sin afectar las libertades democráticas. Ustedes nos han ayudado para explicar esta propuesta de seguridad y para validarla en el ejercicio de estos ocho años.

 

Hace poco los mismos interlocutores británicos reconocían que a pesar de que ellos consideraban que era imposible avanzar en este proceso sin afectar las libertades democráticas, hoy aceptan que se produjo todo lo contrario, se avanzó en el proceso y se profundizaron las libertades democráticas, no porque los gobiernos anteriores las hubieran afectado, A Colombia la honra la cristalina tradición de gobiernos de respeto a los valores democráticos. Nuestras libertades democráticas estaban amenazadas era por el avance del terrorismo.

 

Esa gran controversia alrededor de una política de seguridad, que se genera y que se generó en lo doméstico y que todavía se escucha en muchos sitios de la comunidad internacional, ha tenido en la vocería de ustedes un gran apoyo para lo que han hecho las Fuerzas Armadas y el Gobierno de Colombia en estos años.

 

Agradecimiento a cámaras binacionales

Muchas gracias. Habría sido muy difícil legitimar esta política de seguridad sin la voz legitimante de ustedes en el país y en la comunidad internacional.

 

Y no es fácil en un período relativamente corto crear una gran confianza de inversión que se acredite la circunstancia de que en estos últimos años
Colombia duplico la tasa de inversión. Que el año pasado, en medio de la crisis de la economía internacional y de nuestra crisis específica con Venezuela, tuvimos la más alta tasa de inversión de la región.

 

Pues bien. Nosotros habríamos arado en el desierto, hablando de confianza inversionista, si ustedes no hubieran sido el ancla, el factor jalonador de esa inversión en Colombia.

 

El Gobierno propuso el discurso, trabajó por incorporar medios, pero ustedes produjeron el resultado. Nuestra inmensa gratitud.

 

Cuando hablamos de otros elementos, ha sido muy importante el trabajo con ustedes, por ejemplo el acceso a mercados.

 

Nada se gana un país con proponer una confianza de inversión  si no ofrece la oportunidad de que ese país sea plataforma de producción y de generación de servicios con acceso a muchos mercados.

 

Ustedes han sido fundamentales para crear en los países que representan confianza, a fin de que se empiecen a abrir estos mercados para Colombia.

 

Porque las cosas cambiaron. Hace unos años era más fácil que e la comunidad internacional, unos y otros países, firmaran con nosotros los acuerdos de comercio. Pero aquí había una tremenda resistencia  de viejos fundamentalismos políticos.

 

Hoy en el país hay más unanimidad, más nivel de consenso sobre la necesidad de acceder a mercados, pero hay dificultades en muchos países donde, en alguna forma, ideas políticas han creado obstáculos a esos procesos. Y ustedes han sido definitivos para ayudarnos a abrir el camino.

 

Ustedes también nos han indicado, que nosotros no podemos aspirar a llegar a los mercados, simplemente con confección básica o con café verde. Ustedes nos han dicho: hay que agregar valor y hay que desarrollar los nuevos sectores.

 

Muchas gracias. Esa tarea que ha liderado el Ministro Plata (Ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata) y su equipo, ha sido una tarea que ha tenido en ustedes unos magníficos coequiperos. Y esta Patria colombiana va a ser un jugador de talla mundial en muchos sectores de la producción y de los servicios. Muchísimas gracias.

 

Negocios con Brasil

Cuando yo pienso en la Cámara de Comercio Colombo Brasilera, viene a mi memoria lo siguiente: el día que propusimos el Acuerdo Comunidad Andina (CAN)-Mercosur (Mercado Común del Sur) aparecían dos reacciones. En Brasil indiferencia y en Colombia temor. Allá nos veían muy pequeños y acá los veíamos muy grandes.

 

La Cámara fue fundamental para el Acuerdo Comunidad Andina-Mercosur, y Brasil es hoy un gran inversionista en Colombia. Si bien ha crecido muchísimo la balanza bilateral –se ha multiplicado por siete, pero hay un enorme superávit en favor de Brasil–, el crecimiento de la inversión de Brasil en Colombia y el interés de Brasil por invertir en Colombia es muy importante.

 

Buen futuro con Corea

Cuando pienso en la Cámara de Comercio Colombo Coreana, la asocio con nuestra reunión de ayer en Panamá, con el Presidente de Corea (Lee Myung-Bak). Corea es nuestro hermano asiático, noblemente el pueblo de Coresa tiene a Colombia en el pedestal del heroísmo por la participación de nuestros compatriotas en esa gran guerra salvadora de la democracia.

 

Estamos avanzando en ese acuerdo de comercio que parecía bien lejano. Ayer el Presidente de Corea en palabras cortas, concisas, nos dijo que si ellos le compran productos pecuarios a otros países, por qué no le van a comprar a Colombia. Se abrió un gran camino.

 

Creemos que antes del 7 de agosto no es posible firmar el acuerdo de comercio con Corea, pero queda muy adelantado. Y lo que si vemos posible, después de la reunión ayer en Panamá con el Presidente de Corea, es que antes del 7 de agosto esté firmado el acuerdo de protección de inversiones.

 

Ecuador

La Cámara de Comercio Colombo Ecuatoriana jugó un papel trascendental y además prudente, ajeno al protagonismo, para ayudar a encontrar el camino de restablecimiento a las relaciones con la hermana Nación ecuatoriana.

 

A sus directivos, con quienes tuve la oportunidad de reunirme discretamente, en momentos difíciles –dificultades que la justicia de la historia tendrá que atribuir exclusivamente a los abusos del terrorismo y a nuestra decisión de derrotar el terrorismo, que es lo único que nos ha movido, porque nosotros no tenemos si no respeto por el afecto a los pueblos hermanos–, en esos momentos de dificultades, el papel discreto de la Cámara de Comercio Colombo Ecuatoriana jugó, aportó muy, muy buenos elementos para desatrancar las dificultades.

 

Los países nórdicos hoy comprenden mejor la situación colombiana. Han sido generosos en la cooperación, pero hoy tienen más tranquilidad sobre lo que ocurre en Colombia. La voz de las cámaras de comercio ha sido fundamental para validar estas políticas.

 

Sintonía con Perú

Con el Perú, en este año del Bicentenario, cuando uno vuelve a los textos de la historia y se detiene en la epopeya de Bolívar y la epopeya de San Martín,  encuentra que se equivocan los historiadores que por la prevalencia del discurso sobre la objetividad han querido confrontarlos. Fueron complementos necesarios.

 

Y qué bueno, con la ayuda de la Cámara de Comercio con el Perú, haber podido avanzar más en este proceso de integración. Perú y Colombia avanzaron en la negociación con los Estados Unidos; Perú lo pudo hacer antes. Y ahora, simultáneamente, hemos suscrito el Acuerdo con Europa.

 

Con Perú suscribimos los acuerdos para profundizar en inversión, más allá de las reglas andinas, para desmontar la doble tributación. Con Perú hay una gran sintonía. Con Perú pudimos prevalecer entre nosotros el criterio de que la Comunidad Andina, fundada entre otros por el ex presidentes (Fernando) Belaúnde Terry y Carlos Lleras Restrepo, no era una comunidad para encerrarnos, sino para actuar como bloque y abrirnos ante todo el mundo.

 

Ha sido muy grato en estos años ver a nuestros ingenieros tener éxito en República Dominicana, trabajar con República Dominicana, y hay unos proyectos bien importantes. Colombia acaba de demostrar nuevamente sus virtudes energéticas; nos afectó la misma sequía que a los vecinos. Y aquí, con 47 millones de habitantes, pudimos pasar esa sequía sin racionamiento.

 

Integración energética

Además, pudimos ofrecer energía a los vecinos y estamos en un proceso de integración eléctrica trascendental. Además, un país que tenía una capacidad para generar 13 millones de kilovatios, hoy está instalando otros 4 millones de kilovatios a través de firmas independientes, sin comprometer el Presupuesto Nacional y sin comprometer el endeudamiento de la Nación.

 

La integración energética es fundamental. La hemos fortalecido con Ecuador, con Venezuela y confiamos que a través del Perú, esa integración con el extremo sur del continente será un hecho en los próximos años.

 

Estamos empezando ahora el bello reto de la línea de interconexión con Panamá, para nuestra integración al Plan Panamá Puebla. Pero hay un sueño que hay que convertir en realidad: la instalación del cable submarino desde La Guajira, que provea de energía a Puerto Rico y a República Dominicana.

 

En República Dominicana se ha despertado un gran interés por esa posibilidad. Ahí tienen nuestros dos pueblos un gran futuro. Hay que convertir esos sueños en realidades. Hoy es posible.

 

El ejemplo de Chile

Qué importante el avance con Chile. El Presidente Eduardo Frei papá fue uno de los concurrentes  a la creación de la comunidad Andina en la administración del Presidente Lleras Restrepo.

 

Pero cuando la Comunidad Andina años después se estancó, se quedó por dentro de una muralla que no la dejaba ver el mundo, Chile se dedicó a buscar mercar que suman 4 mil 500 millones de consumidores, y se retiró de la Comunidad Andina.

Ha sido muy importante con la Cámara tener el nuevo acuerdo con Chile. Y cómo han crecido el comercio y la inversión recíproca; qué gran tarea la que nos ayudado a hacer con Chile.

 

Italia, gran inversionista

Italia es un gran inversionista en Colombia. Ha puesto nuevamente el interés para participar en los desarrollos de infraestructura del país. El Presidente Berlusconi (Primer Ministro Silvio Berlusconi) ayer confirmó en Panamá toda la voluntad Italiana para contribuir a la ratificación del tratado que acabamos de suscribir con la Unión Europea.

 

Para nosotros, en la idea de hacer un país de empresarios, Italia es muy importante.

 

Ayer nos recordaba el Presidente Berlusconi cómo en una Italia de 60 millones de habitantes hay 6 millones de emprendedores, y en alguna región italiana, de cada 14 personas hay una empresa.

 

Este país, esta Colombia tiene más orientación hacia el empresarismo que hacia la subordinación laboral. Por eso avanzar en la integración con Italia es fundamental, ahí tenemos un gran ejemplo. Muchas gracias a la Cámara.

 

Países centroamericanos y el Pacífico

El nuevo Presidente de los colombianos, el doctor Juan Manuel Santos, que tiene una gran visión internacional entre las calidades que lo adornan, cuando era Ministro de Comercio avanzó en un acuerdo con México que hoy estamos buscando profundizar.

 

Queda propuesto el tema de la profundización de ese acuerdo y de otro más importante: el acuerdo de todo el Arco del Pacífico, desde México hasta Chile, que además es un camino que sumado a nuestro acuerdo con Corea, debe llevar a Colombia, una vez se levante la moratoria de los países del pacifico, a participar en esa asociación.

 

Es fundamental el trabajo con México. Además, la vocería de México y de Canadá es una vocería bien importante para que en algún momento no muy lejano se dé la ratificación en el Congreso de los Estados Unidos del tratado de comercio.

 

Qué bueno que pudimos hacer el tratado con tres países centroamericanos y que ahora estemos negociando con Panamá. Qué bueno que Colombia reconoció asimetrías en las negociaciones con El Salvador, Guatemala y con Honduras.

Eso facilitó la negociación rápida de esos tratados ya ratificados. Qué bueno, en esa Centroamérica de tanta esperanza, poder tener hoy estos socios. Qué bueno que la ronda que empieza el 3 de agosto, en pleno tránsito de Gobierno en Colombia, podamos cerrar la negociación con Panamá.

 

Ayer con el Presidente (de Panamá, Ricardo) Martinelli se habló de la necesidad de tener un acuerdo aduanero por la zona franca de Colón. Y el Gobierno panameño es totalmente consciente y creemos que eso se va a dar en los próximos días.

 

Panamá, con una inversión de 5 mil 500 millones de dólares en el Canal, es hoy un polo de atracción del mundo entero y nosotros tenemos la ventaja de ser su vecino y su hermano. Cuando uno ve el avance de esas grandes inversiones en el Canal de Panamá, ahí mismo piensa en las posibilidades de nuestros puertos, Cartagena, los otros del Caribe y Buenaventura.

 

Argentina, nuevos socios de la UE e Indonesia

La Cámara de Comercio Colombo Argentina fue también fundamental en el tema del acuerdo Comunidad Andina-Mercosur. Si bien nuestro comercio con Argentina no ha crecido, como ha crecido con Brasil, nosotros tenemos que jugarle al mediano y al largo plazo.

 

Estos acuerdos son pasos trascendentales que no producen la totalidad de los resultados en el corto plazo.

 

Argentina es una gran escuela para el desarrollo de nuestro sector agropecuario y debe ser una gran fuente de inversión en Colombia y debe crecer en los próximos años nuestra balanza con Argentina.

 

Los nuevos países de la Unión Europea, los países que hace algunos años dieron ese gran salto hacia la democracia, como Polonia, se han convertido en apoyos muy importantes para Colombia.

 

En todas las asambleas de Naciones Unidas, estos gobiernos, como el Gobierno polaco, han expresado su voz de apoyo a Colombia. Yeso tiene una razón de ser, esos gobiernos oyen la voz de ustedes. Las cámaras son un gran Internet para transmitir lo que de pronto los medios de comunicación no transmiten.

 

Los medios de comunicación tienen que cumplir su misión de poner lo malo en la noticia; ustedes han puesto lo bueno en sus mensajes y eso nos ha ayudado mucho con todos estos gobiernos.

Qué bueno que como nos sentimos de lejos de Indonesia, hoy se acorte la distancia gracias a la existencia de la Cámara. Nosotros tenemos que aprender de hermanos como Chile y seguir el camino del Perú y considerar que nadie en el mundo esta lejos. Es la primera concepción que tenemos que cambiar para abrir posibilidades a 47 millones de colombianos.

 

Bolivia, Rusia y Gran Bretaña

Hubo muchas preocupaciones en Bolivia por la suscripción de nuestro acuerdo con los Estados Unidos. Y por razones que respetamos y no comentamos, la Nación boliviana, su Gobierno, tomó la decisión de no participar en nuestro acuerdo con la Unión Europea.

 

A pesar de todas las preocupaciones que había por los dos acuerdos, los temas han venido asistiendo a lo que podríamos llamar una trayectoria de tranquilidad en las relaciones comerciales y también políticas con Bolivia. En  en eso tiene una gran incidencia la Cámara de Comercio Colombo Boliviana.

 

Nosotros, después de haber hecho el tratado de protección de inversiones con China, con India, ahora que estamos negociando el tratado de desmonte de la doble tributación con India, no podemos dejar de avanzar en las negociaciones con la Federación Rusa. La cámara es de gran importancia.

 

El Gobierno británico ha sido fundamental para nuestras negociaciones con la Unión Europea. El anterior zar europeo de Comercio Exterior, un connotado Ministro británico (Peter Mandelson) dio pasos muy importantes, ayudó a crear un gran ambiente al interior de la Unión Europea para que se desistiera de la condición de exigir que toda la negociación tenía que ser en bloque y se aceptara negociar con Colombia y con Perú.

 

El Gobierno británico nos ha ayudado mucho también en el tema de seguridad. Una larga tradición de buenas relaciones con Gran Bretaña ha tenido un gran fundamento, un gran eslabón en la cámara Colombia Británica.

 

Países árabes y Japón

Ya hemos visto presencia árabe con la mejor voluntad de invertir en Colombia. Requerimos esa inversión. Hemos creado condiciones de confianza, pero tiene que ser la Cámara Colombia Árabe la que encuentre el tesoro, en las palabras del Embajador Brownfield.

 

Cien años de relaciones con el Japón conmemoramos hace dos años. Pero los secuestros habían ahuyentado la inversión japonesa de nuestro país. Ha regresado esa inversión. Estamos en la negociación del acuerdo de protección de inversiones y empezando la negociación del acuerdo de comercio.

 

En este momento está el Ministro Luis Guillermo Plata en el Japón y el informe que ha dado hoy es que se han encontrado mecanismos para acelerar el acuerdo de comercio y para poder firmar en el curso de las próximas semanas el acuerdo de protección de inversiones. ¡Qué importante!

 

Francia y Alemania

Tengo que expresar toda la gratitud a todos ustedes. Cómo han ayudado en las relaciones con Francia, unos momentos muy difíciles, María Eugenia (Rey, Presidente de la Cámara de Comercio Colombo Francesa). Todo ese tiempo del cautiverio de Ingrid Betancourt, nosotros haciendo todo ese esfuerzo por rescatarla, pero también una creciente presión para que claudicáramos ante el terrorismo. La voz silenciosa pero eficaz y convincente de ustedes fue fundamental.   

 

Qué bueno saber, por ejemplo, que compañías alemanas que se habían retirado de nuestro país están regresando. Eso es bien, bien ilusionante.

 

Al agradecer a las cámaras, tengo que agradecer muchísimo a los Embajadores. El Embajador (Fernando) Cardesa de la Delegación de la Unión Europea y el Embajador (Andrés) Collado, de España. Trabajaron en nombre de todos los embajadores europeos incansablemente para poder firmar hace tres semanas en Madrid el Acuerdo con la Unión Europea.

 

Acuerdo con Canadá

Los colombianos celebramos inmensamente el acuerdo con Canadá. Yo saldré del Gobierno con inmensa gratitud por Canadá, por su pueblo, con su Gobierno.

 

Hay que ver la generosidad, la solidaridad, con la cual ‘motu propio’ el Gobierno de Canadá invita a Colombia a presentar su caso en el G-8. Cómo allá el Gobierno y el principal partido de oposición se comprometieron a sacar adelante en el Parlamento la ratificación del acuerdo con Colombia, a pesar de tener una de las oposiciones con mayor vociferación y mayor radicalismo, y lo sacaron.

 

Se ratificó en el Parlamento y ayer ese acuerdo fue sancionado con la firma de la Gobernadora (Michaelle Jean) representante de Su Majestad la Reina (Isabel II).

 

En el Día del Canadá, que es justamente hoy, nuestra gratitud a Canadá, a la Cámara a su gran interés, a su gran interés, para que todos estos pasos se den.

 

Cámara Colombo Venezolana

Durante estos años nos hemos reunido muchísimo con la Cámara de Comercio Colombo-Venezolana, tengo que agradecerles su profesionalismo, su lucha, su prudencia y su firmeza.

 

(José) Stalin decía que le capitalismo no necesitaba enemigos, porque la debilidad conceptual de los propios capitalistas se encargaba de destruir el capitalismo. Cuando hay países capitalistas respetuosos de la iniciativa privada que claudican ante las amenazas contra la iniciativa privada y las libertades, amenazas que se dan en otros países, esos países que claudican terminan sin sus empresas, sin sus negocios y con sus principios afectados.

 

Por contraste, la Cámara de Comercio Colombo Venezolana es un gran ejemplo de firmeza, sin alharaca, con prudencia, de resistencia ante las dificultades para no quebrantar los principios y para no quebrantar las convicciones democráticas.

 

Nos ha enseñado que antes de preservar el balance de un año, hay que preservar las libertades, la iniciativa privada. Un país que acaba con la iniciativa privada no puede presionar al otro para producir un contagio.

 

La historia reciente del Muro de Berlín, del colapso de la antigua Unión Soviética, de la transición de la China de Mao Tse Tung a la de Deng Xiao Pin, que todavía no ha sido suficientemente analizada, en algún momento nos dirá que el elemento detonante fue la pérdida de calidad de vida y que la calidad de vida se estancó porque se anuló la iniciativa privada.

 

Cuando se anula la iniciativa privada se pierde la creatividad, la educación y la ciencia no producen sus resultados y por ende se retrasa el avance del ser humano. La defensa de la libertad y la defensa de la iniciativa privada no pueden tener dobleces. Y en eso ha dado un ejemplo para destacar en el mundo la Cámara de Comercio Colombo Venezolana.

 

Yo veo que hay empresas ricas de países desarrollados, afanosas, en dobleces par acomodarse a los regímenes que afectan las libertades y la iniciativa privada. ¡Cuidado!. Como decía el Presidente (de Estados Unidos, John Fitzgerald) Kennedy, ‘quien pretenda cabalgar en el anca del tigre, seguramente terminará en sus fauces’.

 

Pero esto lo ha advertido este conjunto de empresarios valerosos que están en esta Cámara de Comercio.

 

Cámara Colombo Americana

Quiero agradecer infinitamente a la Cámara de Comercio Colombo Americana por su trabajo de estos años. Era yo Presidente electo y la Cámara de Comercio Colombo Americana realizaba un gran trabajo en los Estados Unidos para que fueran renovadas las preferencias unilaterales, renovación que se aprobó justo el 6 de agosto de 2002, un día antes de la iniciación de este Gobierno.

 

La Cámara de Comercio ha estado permanentemente en esa tarea. La Cámara de Comercio Colombo Americana, sin entrar en el debate público, que no le corresponde, ha sido gran validadora del concepto democrático de nuestra política de seguridad.

 

No era fácil el tratado con los Estados Unidos. El primero lo firmó esa administración presidencial histórica del Presidente (Alfonso) López Pumarejo en 1935, pero la guerra impidió que ese tratado se aplicara.

 

Después hubo algunos intentos que no pasaron de iniciales declaraciones. Cuando nosotros lo propusimos, la primera dificultad la encontramos al interior de nuestro Gobierno; el primer camino fue crear consenso al interior de nuestro Gobierno. Y la segunda dificultad la encontramos al interior de nuestros sectores productivos.

 

Y cuando lo propusimos al Gobierno de Estados Unidos, su respuesta fue que no podíamos avanzar en el camino bilateral porque se afectaba el proceso de integración de las Américas. Se necesitó un tiempo para que otras tendencias políticas de la región frustraran la integración total de las Américas y entonces se adoptara el camino de avanzar en estos tratados bilaterales.

 

Y después vinieron dificultades no fáciles de superar. Que en el campo agrícola, que en el campo avícola, que en la carne bovina, que en los derechos de propiedad intelectual, etcétera. Y ha habido unas posturas en el Congreso de Estados Unidos que confiamos se superen.

Cuando llegó aquí una gran amiga de Colombia, la señora Secretaria de Estado, Hillary Clinton, hace tres semanas, la recibíamos con una buena noticia. Dijimos ‘señora Secretaria, Colombia estuvo más de 20 años en la lista de países sancionados en la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Hace un año nos mantuvieron en la lista pero con un atenuante: escribieron que Colombia era un país en vía de progreso. Y ahora nos han excluido totalmente de la lista’.

 

Yo creo que esa es una razón de mucho peso, una razón de mucho peso para que el Gobierno y el Congreso de Estados Unidos  puedan avanzar en la ratificación del tratado.

 

Estos tratados de nueva generación enmarcan lo que podríamos llamar la globalización social, porque incluyen los capítulos de respeto a los derechos humanos, de respeto a las obligaciones ambientales, y a los derechos laborales. Capítulos incluidos en el tratado con los Estados Unidos.

 

Protección de sindicalistas

Y Colombia ha hecho un gran esfuerzo –y por el tratado, sino por el talante democrático de los colombianos para superar la violencia– contra los sindicalistas.

 

Muchos antes de que pensáramos en ese tratado, en el punto 27 de nuestro Manifiesto Democrático del 2002, propusimos que de ganar la Presidencia avanzaríamos en una política de seguridad para todos los colombianos, democrática; para proteger al empresarios contra el secuestro y la extorsión, al trabajador y líder sindical contra el asesinato, al periodista contra la presión de los grupos armados.

 

Había dos sentencias, hoy hay 200. Y hoy hay más de 200 sicarios asesinos de sindicalistas en la cárcel.

 

Colombia tuvo años de asesinar 256 trabajadores, el año pasado todavía fueron asesinados 28.

 

Pero hemos desmontado en un alto porcentaje las organizaciones terroristas, cuyo propósito era la eliminación sistemática de los líderes de los trabajadores.

Y el tema hay que verlo, no solamente, en la foto del día, sino en la trayectoria.

 

Era yo estudiante universitario y las guerrillas marxistas trajeron al país la idea de la combinación de todas las armas de lucha. Asesinaban y secuestraban y penetraban el movimiento estudiantil y al movimiento obrero.

 

Y después produjeron la reacción igualmente cruel del paramilitarismo. Y los paramilitares empezaron a matar líderes de los trabajadores acusándolos de ser colaboradores de la guerrilla. Y la guerrilla reaccionó a asesinar líderes de los trabajadores acusándolos de ser traicioneros y de haberse pasado al lado de los paramilitares. Esa situación se ha venido superando. Afortunadamente.

 

Y hoy hay más de dos mil líderes sindicales en Colombia con protección efectiva. Hacen parte de eso grupo de 10 mil colombianos que han tenido protección individual afectiva durante estos años.

 

Colombia, además, hace ocho años tenía 820 mil integrantes de las organizaciones sindicales; hoy ellos expresan que tienen casi millón  600 mil afiliados.

 

El contrato sindical

Y para crear mejores condiciones de fraternidad, hemos reglamentado la figura el Código del Trabajo sobre el contrato sindical,  a fin de construir confianza  en las empresas para que puedan contratar los servicios de tercerización con las propias organizaciones de los trabajadores.

 

Colombia acaba de elegir Vicepresidente de la República a una persona con una historia de liderazgo sindical (Angelino Garzón) y con una gran evolución en el concepto de la fraternidad.

 

Todo esto debe ser sopesado en el Congreso de los Estados Unidos, para poder avanzar en esta ratificación.

 

Agradecemos toda esa tarea de la Cámara Colombo Americana. Ha estado permanentemente allí diciendo que se haga la negociación, ayudando a que la negociación se dé y buscando que se superen los obstáculos a la ratificación.

 

Muchas gracias por su tarea permanente de todas las horas, Embajador  Brownfield.

 

Querer cada día más a las Fuerzas Armadas

Mí guardia, venga para acá. Usted, mi guardia, venga.

¿Quién es el más viejo de los ministros? Canciller (Jaime Bermúdez), venga a ver para acá con Óscar Iván (Zuluaga, Ministro de Hacienda) y Daniel (Medina, Ministro encargado de Tecnología de la Información y las Comunicaciones). Ministros vengan, vengan Viceministros.

 

Colombia tiene que querer todos los días más a las Fuerzas Armadas. Tienen dos merecimientos: su heroísmo y su responsabilidad.

 

Apreciados integrantes de estas cámaras de comercio, ayúdennos a decir en sus países: las Fuerzas Armadas de Colombia siempre han dado su consentimiento y aportado su liderazgo para que no quede impune una sola violación de derechos humanos. Son heroicas y todos los días más transparentes.

 

Un país tan afectado por la narcoguerrilla y el narcoparamilitarismo, el narcoterrorismo,  tiene  un caminito: la Constitución, el pueblo y las Fuerzas Armadas.

 

Consigamos para ellas todo el respeto en la comunidad internacional. Digamos a nuestros hijos, a nuestros nietos, a nuestros familiares, que hay que tratar con un genuino afecto a los integrantes de las Fuerzas Armadas de Colombia.

 

Apreciados integrantes de las cámaras de comercio, el 7 de agosto empieza un Gobierno que nos tiene plenos de ilusiones, el Gobierno del Presidente, Juan Manuel Santos.

 

Ustedes seguirán con renovadas energías ayudando a que la Patria encuentre un camino de prosperidad colectiva. Colombia cuenta con ustedes.

 

En la tarde del 7 de agosto, cuando yo regrese al bello oficio del simple ciudadano de Colombia, llevaré en mí corazón una palabra, una palabra que es gratitud. Incancelable gratitud con ustedes.

 

Cuando vayan a hacer este balance, cualquier cosa buena que hayamos podido realizar abónenla a la cuenta de estos distinguidos compatriotas que me han acompañado.

 

Y todas las fallas, bien puedan ponerlas en el pasivo de esta ‘carnita’ y estos ‘huesitos’, que no han sido capaces de llevar el temperamento.

 

Muchas gracias”.