Sitio oficial
 

INSTITUTO CARO Y CUERVO SERÁ UNIVERSIDAD

Anuncia Mininterior

INSTITUTO CARO Y CUERVO SERÁ UNIVERSIDAD

Bogotá, 17 dic (CNE). El ministro del Interior, Fernando Londoño Hoyos, confirmó que el Instituto Caro y Cuervo será convertido en universidad, fortaleciendo a la entidad y convirtiéndola en un establecimiento mucho más significativo en el campo de la lengua española.

Londoño Hoyos hizo el anuncio en la sesión plenaria de la Cámara, durante la discusión de una ley que faculta al Gobierno Nacional a reestructurar las entidades del Estado.

Ante la solicitud de varios parlamentarios, el ministro Londoño dijo que su colega de Educación, Cecilia María Vélez, realiza los estudios pertinentes para la conversión del Caro y Cuervo en un centro universitario.

El Instituto Caro y Cuervo, entidad gubernamental fundada en 1942 y adscrita al Ministerio de Educación de Colombia, es considerado como uno de los centros de investigación del habla española más importantes a nivel iberoamericano.

En tal virtud ha recibido los más importantes galardones internacionales y se le ha reputado como una verdadera universidad de la lengua de Cervantes.

Uno de los primeros actos del presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, fue exaltar la labor del Instituto durante la celebración del sexagésimo aniversario de la entidad, fundada durante la segunda administración del presidente Alfonso López Pumarejo (1942-1945).

UN POCO DE HISTORIA

El Caro y Cuervo fue fundado originalmente con la finalidad de continuar y actualizar la obra de los grandes filólogos colombianos del siglo XIX, Rufino José Cuervo y Miguel Antonio Caro, pero trascendió dicho propósito y ha desarrollado una extraordinaria labor dirigida al conocimiento, estudio y difusión del español, muy especialmente en sus variedades americanas, extendiendo, además, sus investigaciones a los campos de la filología, la etnografía y las lenguas indígenas, cuya coexistencia con el español ha producido siempre un fecundo bilingüismo.

Prolongando la tradición de los primeros españoles que poblaron los países americanos, el Instituto Caro y Cuervo ha atendido por igual el cultivo del español y el conocimiento de las lenguas autóctonas.

Sus finalidades generales son la investigación en los campos de la lingüística, la filología, la literatura, las humanidades y la historia de la cultura colombiana, para lo que ha creado numerosos grupos de investigación y organizado todo tipo de congresos e intercambio de profesores e investigadores.

Desde su puesta en marcha, el Instituto ha alcanzado un merecido prestigio en el cuidado, docencia e investigación del castellano y en su capacidad para servir de «centro integrador de la admirable variedad que de nuestra lengua existe en el mundo».

Su obra máxima ha sido la finalización y edición del «Diccionario de Cuervo», en memoria del filólogo que inició en 1872 su realización. Este diccionario fue calificado por el escritor colombiano Gabriel García Márquez (Premio Nobel de Literatura en 1982) como «la novela de las palabras» y fue presentado oficialmente por el Instituto en julio de 1995, en un acto presidido por los Reyes de España y ante el entonces director de la Real Academia Española, Fernando Lázaro Carreter.

El Instituto ha desarrollado una ingente y prolífica producción editorial, incluyendo estudios sobre el español de Puerto Rico y de otras zonas de Iberoamérica y cuenta con una biblioteca con más de 180.000 volúmenes.

Otros logros han sido la publicación de las obras de Cuervo y las de Caro y el Atlas lingüístico-etnográfico de Colombia, con el que se puso a la cabeza de los pueblos iberoamericanos en la indagación dialectológica.

En la docencia, el Seminario Andrés Bello goza de un gran prestigio en estudios de posgrado en lingüística española y literatura hispanoamericana. El Instituto cuenta con tres sedes, dos en Bogotá (Casa de Cuervo y Chapinero) y en el Municipio de Chía (Yerbabuena), calificadas en la propuesta que en su día hizo la Universidad de Salamanca, como «oasis para la filología hispánica, desde el que se difunden por gran parte de la América española sus mejores y más actuales métodos, a la vez que se trabaja con gran seriedad en la difusión de la norma culta de nuestra lengua».

En la hacienda de Yerbabuena tiene la Biblioteca José Manuel Rivas Sacconi, considerada una de las más completas del país dentro de los campos de la lingüística y la literatura, y la Imprenta Patriótica (que toma el nombre de la imprenta en que Antonio Nariño, precursor de la Independencia, editó los Derechos del Hombre y el Ciudadano a finales del siglo XVIII) , en donde se editan anualmente más de 50 libros, producto de las investigaciones del Instituto y de otras entidades del país y del mundo.

GALARDONES

El jurado del Premio de Comunicación y Humanidades le otorgó por unanimidad, en 1999, el Premio Príncipe de Asturias, considerado como el “Nobel del habla castellana”, por su labor dirigida al conocimiento, estudio y difusión del español, muy especialmente en sus variedades americanas.

También recibió el XIV Premio Internacional “Elio Antonio de Nebrija 2002”, por su dedicación al estudio, difusión, defensa e investigación de la cultura hispánica, en ceremonia cumplida en la Universidad de Salamanca, España.

Fue seleccionado para recibir el premio entre 31 candidatos propuestos por las academias y centros de estudios literarios del mundo. El Departamento de Lengua española de la Universidad de Salamanca presentó la candidatura.

En el presente año el Instituto Caro y Cuervo de Colombia recibió también el Premio Bartolomé de las Casas, otorgado por la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica y la Casa de América, por su destacado trabajo en la defensa de los pueblos indígenas, su promoción del conocimiento y el aprecio por las manifestaciones culturales pasadas y presentes de los pueblos americanos.

Deja una respuesta

INSTITUTO CARO Y CUERVO SERÁ UNIVERSIDAD

Bogotá, 17 dic (CNE). El ministro del Interior, Fernando Londoño Hoyos, confirmó que el Instituto Caro y Cuervo será convertido en universidad, fortaleciendo a la entidad y convirtiéndola en un establecimiento mucho más significativo en el campo de la lengua española.

Londoño Hoyos hizo el anuncio en la sesión plenaria de la Cámara, durante la discusión de una ley que faculta al Gobierno Nacional a reestructurar las entidades del Estado.

Ante la solicitud de varios parlamentarios, el ministro Londoño dijo que su colega de Educación, Cecilia María Vélez, realiza los estudios pertinentes para la conversión del Caro y Cuervo en un centro universitario.

El Instituto Caro y Cuervo, entidad gubernamental fundada en 1942 y adscrita al Ministerio de Educación de Colombia, es considerado como uno de los centros de investigación del habla española más importantes a nivel iberoamericano.

En tal virtud ha recibido los más importantes galardones internacionales y se le ha reputado como una verdadera universidad de la lengua de Cervantes.

Uno de los primeros actos del presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, fue exaltar la labor del Instituto durante la celebración del sexagésimo aniversario de la entidad, fundada durante la segunda administración del presidente Alfonso López Pumarejo (1942-1945).

UN POCO DE HISTORIA

El Caro y Cuervo fue fundado originalmente con la finalidad de continuar y actualizar la obra de los grandes filólogos colombianos del siglo XIX, Rufino José Cuervo y Miguel Antonio Caro, pero trascendió dicho propósito y ha desarrollado una extraordinaria labor dirigida al conocimiento, estudio y difusión del español, muy especialmente en sus variedades americanas, extendiendo, además, sus investigaciones a los campos de la filología, la etnografía y las lenguas indígenas, cuya coexistencia con el español ha producido siempre un fecundo bilingüismo.

Prolongando la tradición de los primeros españoles que poblaron los países americanos, el Instituto Caro y Cuervo ha atendido por igual el cultivo del español y el conocimiento de las lenguas autóctonas.

Sus finalidades generales son la investigación en los campos de la lingüística, la filología, la literatura, las humanidades y la historia de la cultura colombiana, para lo que ha creado numerosos grupos de investigación y organizado todo tipo de congresos e intercambio de profesores e investigadores.

Desde su puesta en marcha, el Instituto ha alcanzado un merecido prestigio en el cuidado, docencia e investigación del castellano y en su capacidad para servir de «centro integrador de la admirable variedad que de nuestra lengua existe en el mundo».

Su obra máxima ha sido la finalización y edición del «Diccionario de Cuervo», en memoria del filólogo que inició en 1872 su realización. Este diccionario fue calificado por el escritor colombiano Gabriel García Márquez (Premio Nobel de Literatura en 1982) como «la novela de las palabras» y fue presentado oficialmente por el Instituto en julio de 1995, en un acto presidido por los Reyes de España y ante el entonces director de la Real Academia Española, Fernando Lázaro Carreter.

El Instituto ha desarrollado una ingente y prolífica producción editorial, incluyendo estudios sobre el español de Puerto Rico y de otras zonas de Iberoamérica y cuenta con una biblioteca con más de 180.000 volúmenes.

Otros logros han sido la publicación de las obras de Cuervo y las de Caro y el Atlas lingüístico-etnográfico de Colombia, con el que se puso a la cabeza de los pueblos iberoamericanos en la indagación dialectológica.

En la docencia, el Seminario Andrés Bello goza de un gran prestigio en estudios de posgrado en lingüística española y literatura hispanoamericana. El Instituto cuenta con tres sedes, dos en Bogotá (Casa de Cuervo y Chapinero) y en el Municipio de Chía (Yerbabuena), calificadas en la propuesta que en su día hizo la Universidad de Salamanca, como «oasis para la filología hispánica, desde el que se difunden por gran parte de la América española sus mejores y más actuales métodos, a la vez que se trabaja con gran seriedad en la difusión de la norma culta de nuestra lengua».

En la hacienda de Yerbabuena tiene la Biblioteca José Manuel Rivas Sacconi, considerada una de las más completas del país dentro de los campos de la lingüística y la literatura, y la Imprenta Patriótica (que toma el nombre de la imprenta en que Antonio Nariño, precursor de la Independencia, editó los Derechos del Hombre y el Ciudadano a finales del siglo XVIII) , en donde se editan anualmente más de 50 libros, producto de las investigaciones del Instituto y de otras entidades del país y del mundo.

GALARDONES

El jurado del Premio de Comunicación y Humanidades le otorgó por unanimidad, en 1999, el Premio Príncipe de Asturias, considerado como el “Nobel del habla castellana”, por su labor dirigida al conocimiento, estudio y difusión del español, muy especialmente en sus variedades americanas.

También recibió el XIV Premio Internacional “Elio Antonio de Nebrija 2002”, por su dedicación al estudio, difusión, defensa e investigación de la cultura hispánica, en ceremonia cumplida en la Universidad de Salamanca, España.

Fue seleccionado para recibir el premio entre 31 candidatos propuestos por las academias y centros de estudios literarios del mundo. El Departamento de Lengua española de la Universidad de Salamanca presentó la candidatura.

En el presente año el Instituto Caro y Cuervo de Colombia recibió también el Premio Bartolomé de las Casas, otorgado por la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica y la Casa de América, por su destacado trabajo en la defensa de los pueblos indígenas, su promoción del conocimiento y el aprecio por las manifestaciones culturales pasadas y presentes de los pueblos americanos.