Intervención presidente Álvaro Uribe en plenaria de Cámara 12 de mayo, 2021

Señor presidente, mesa directiva y honorables representantes, en nombre del Centro Democrático les expresó que nosotros apoyamos, validamos y respetamos la protesta social que la hemos ejercido y sin vandalismo pero rechazamos la violencia, es igual el dolor de la familia de Lucas Villa asesinado en Pereira que el dolor de la familia del capitán Solano policía asesinado en Soacha.

Los momentos de mayor violencia en Colombia son aquellos que han creado los picos de desigualdad y pobreza, entre el año 2001 y el año 2013 la pobreza se redujo del 52% al 27% hubo momentos de mejoramiento del coeficiente de gin pero se estancó desde el 2013, en ese nivel encontró la encontró el presidente Duque, que encontró también la economía bastante desacelérala, esa reforma que hizo el peesidente Duque aceleró la economía, se notó en el año 2019 y en los meses anteriores a la pandemia ¿qué pasó con la pobreza? Se modificó la fórmula y al mismo tiempo el efecto de la pandemia la subió al 42% ¿qué hizo el gobierno? Un esfuerzo enorme a pesar de que encontró un país deficitario, un país con alto endeudamiento no justificado ¿que hizo por las nóminas? 146.000 empresas han recibido ayuda del gobierno para garantizar la nómina de 3.600.000 trabajadores. El gobierno fortaleció las viejas herramientas sociales que venían ayudando y creó una gran herramienta que es Ingreso Solidario que asipiramos lo pueda subir a 5 millones de colombianos como un ingreso complementarios para que nadie esté en la pobreza extrema y para acelerar la superación de la pobreza monetaria, el gobierno ha ayudado muchísimo en la pandemia pasamos de 5700 Ucis a 12000 Ucis, el sistema de salud en Colombia han eliminado 10 EPS y al mismo tiempo Colombia aparece en los escalafones internacionales como el país que menos a tenido que gastar para atender la pandemia, ojalá se pueda acelerar la vacunación.

Nosotros hemos estimulado a los jóvenes con excepciones como la mía que soy un abuelo este es un partido predominantemente de jóvenes comprendemos la problemática de los jóvenes, acompañamos al gobierno en su propuesta de la sobre titulación ojalá todos los bachilleres de Colombia salieran con el títulacion técnica con una gran inducción al lenguaje de los computadores aprovechando la virtualidad del SENA en ninguna parte del mundo quedarían desempleados, serían bien recibidos en nuestro país y en cualquier parte tendrían oportunidades, nos parece de la mayor importancia la universidad gratuita para estratos 1, 2 y 3 que no se anunció ayer presidente de la república, que viene luchando por eso y con el Centro Democrático es permanente y no hay que esperar a que se creen las cedes, hay que utilizar la virtualidad mirar el modelo asiatico de la posguerra en materia de educación, y porfavor es bien importante trabajar esa universidad virtual, el empleo digno para los jóvenes, este Congreso tiene la posibilidad de apoyar el empleo de 500.000 jóvenes con la propuesta del gobierno de darle una ayuda con el pago de la seguridad social a fin de que no se afecta el salario de los jóvenes y al mismo tiempo con la extensión del contrato de aprendizaje.

Anoche la plenaria aprobó en segundo debate el Proyecto de Ley para garantizar la alimentación escolar todo el año y esperamos que la Cámara apruebe el proyecto del bono solidario para equilibrar la cancha para poder darle oportunidades a aquellos niños que nacen en condición de vulnerabilidad con el bono que se redima cuando termine la universidad para un proyecto de emprendimiento o para completar la pensión.

Todo lo social es fundamental en esta plataforma, en este país, pero rechazamos la violencia. La violencia que ha aparecido en estos últimos días, que no fue suficientemente estimada, no ha sido espontánea, es premeditada, orquestada. La protesta social ha sido espontánea, entendemos el dolor por la agudización de la pobreza y también por la Reforma Tributaria, con la cual no estuvimos de acuerdo, Reforma Tributaria que se requiere pero con una orientación muy diferente, que la paguen los sectores más pudientes para atender la problemática social de Colombia, sin afectar la confianza de inversión de propios y extraños en nuestro país. Cuidado con eso, queridos amigos. Pero el orden público, la violencia, necesita que nuestras Fuerzas Armadas estén debidamente fortalecidas. El proceso de la Habana, que las igualó con el terrorismo, la justicia ideológica sesgada de la JEP, está narrativa de debilitarlas, infortunadamente se ha mantenido, han creado un gran debilitamiento en la acción institucional de las Fuerzas Armadas. Cuando empezó la Habana, se nos dijo que era que la violencia ya estaba reducida a cenizas, y que era el momento de llegar a acuerdos para la reincorporación. Pues bien, lo que lograron con acuerdos, por ejemplo, con el acuerdo sobre la droga, fue pasar de las cenizas a nuevas llamaradas, 209 mil hectáreas de droga. ¿Qué pasó con los programas de cacao, de palma africana, de especies menores, con todas las actividades sustitutivas?. Es que esa disminución que se había logrado a 42 mil hectáreas, no era producto de la fumigación o la erradicación manual, sino de su combinación con los programas sociales. ¿Qué pasó con las 120 mil familias guardabosques que cuidaban nuestros recursos naturales?, protegían el terreno para que estuviera libre de droga y recibían una remuneración.

Las Fuerzas Armadas son titulares de obligaciones de Derechos Humanos y también del derecho a ser respetadas por los colombianos. Nosotros tenemos otra razón para apoyarlas. Al oír esta noche a los órganos de control, hemos ratificado que las Fuerzas Armadas de Colombia nunca han sido protegidas por la impunidad, pero además, tampoco han estado al servicio de dictaduras, han sido constitucionales, han sido democráticas y también víctimas de falsas acusaciones.

Un gobernador me decía esta tarde, que en su departamento anunciaron que había 17 desaparecidos a cargo de las Fuerzas Armadas y que ninguno está desaparecido. Pero se ha creado en el extranjero por la vieja diplomacia paralela de las Farc y de los grupos extremistas, con los cuales coincide, la falsa imagen de que aquí, en esta gran democracia, lo que hay es violencia oficial. El policía es un ser humano, los colombianos tenemos que querer a nuestras Fuerzas Armadas, que observen rigurosamente los Derechos Humanos, la Constitución, pero son las únicas para protegernos. Los hechos del sur de Cali, muestran que hubo hechos que podrían ser de legítima defensa, una ciudadanía acosada por la acción vandálica esperaba que llegara la Fuerza Pública a socorrerla y no llegó. Y entonces, esas acciones que podrían ser de legítima defensa, muestran un peligro, el peligro de que se pase a la organización de la justicia privada, con toda su crueldad y desinstitucionalización que el país había superado, eso se logra, con el debilitamiento de las Fuerzas Armadas.

Esta es una sociedad pluriétnica, pero ninguna condición étnica autoriza a ejercer violencia. Hay compatriotas indígenas, que construyen patria diariamente, con sus costumbres, sus usos, sus normas, otros que destruyen diariamente. Los colombianos deben saber que la Agencia de Desarrollo Agropecuario apenas tiene $105 mil millones de presupuesto, que reclaman presupuesto en todo el país y que 55 mil están asignados al CRIC, y a ratos se pregunta uno, ¿entonces lo del CRIC es para la violencia?. Cuidado, compatriotas Honorables Representantes con la destrucción del sector agropecuario que salvó al país durante la pandemia, se están muriendo las aves, los peuqeños productores de plátano y de banano del Quindío no pueden llevarlo a sus mercados se está afectando al seguridad alimentaria, se está destruyendo la economía agropecuaria y muchos en esos bloqueos dicen que los bloqueos son legales ¡mentiras! Una cosa es defender el derecho de huelga en una empresa impidiendo que se entre a trabajar y otra cosa es legallizar este vandalismo y esta violencia de los bloqueos y se repite: el bloqueo, el bloqueo, que lo que quieren es destituir a Duque, que renuncie o llevarlo como títere al proceso electoral el 22.

Yo conocí en mi juventud la discusión en las universidades públicas al interior de los grupos extremistas, se peleaban entre ellos porque unos querían la lucha armada y otros la lucha política, hoy se juntan, hoy la violencia está al servicio del objetivo político de las elecciones del 22, eso no se puede permitir, muy estimados representantes a la Cámara.

Y así como aquí en esta protesta social hay colombianos respetables afectados por la pobreza por la vieja reforma tributaria ya retirada así como comprendemos los jóvenes hay que señalar claramente a las disidencias de las Farc, al ELN, al narcotráfico todavía con 150.000 hectáreas de coca y nos quejamos, nos quejamos de la violencia y a lo que es la orientación internacional.

Destacamos del gobierno su esfuerzo educativo. Ha crecido el presupuesto educativo en un 30%, su transparencia, los pliegos tipo, Colombia compra eficiente en esos sistemas que tiene el gobierno el PMU intervienen gobernadores, alcaldes, órganos de control allí hay transparencia, de allí no salen órdenes de barbarie. Destacamos del gobierno su política energética y ambiental, este país amazónico, andino, este país tan importante en materia de recursos naturales tiene un gobierno empeñado en cuidar esos recursos naturales. El año entrante, el 14% de la generación de energía será de fuente eólica y solar, ya han titulado 630.000 hectáreas, ojalá puedan acelerar ese proceso y sin afectar a los productores del campo comprar tierra para las organizaciones campesinas.

Este país, este partido apoya totalmente la propuesta de construcción de una política para los jóvenes de Colombia, la austeridad en el Estado, la reducción del sueldo y del tamaño del Congreso, la eliminación de entidades innecesarias, necesitamos menos Estado burocrático y más atención a las comunidades.

Nosotros creemos no solamente en la seguridad con criterio democrático, en la relación entre la inversión privada, la producción y la política social; nosotros creemos en una economía fraterna por oposición al odio de clases, más apoyo al emprendimiento, mejores condiciones laborales; ahí están nuestras propuestas en el Congreso, las que estamos impulsando con otros partidos como la disminución de la jornada de trabajo para hacer un ambiente laboral más amable sin afectar el ingreso de los trabajadores.

Lo que no apoyamos, distinguidos congresistas, es negociar la violencia, lo que no apoyamos es negociar los bloqueos. Cuba y Venezuela son dictaduras sin esperanzas, la una ha sacrificado a cuatro generaciones y la otra ya está en el sacrificio de la segunda generación. Colombia tiene una democracia que se ha mantenido en mejoramiento continuo, existen todas las posibilidades de obtener desempeños sobresalientes en seguridad, emprendimiento y cohesión social.

Gracias señor presidente.