Sitio oficial
 

Izquierdista haragán es un pleonasmo

He conocido muchos seres que se dedican a vivir de los demás o que por circunstancias especiales, han tenido la oportunidad de subsistir sin darle un golpe a la tierra.

 

Los de profesión Heredero son afortunados porque sus antecesores lograron amasar grandes fortunas con su trabajo muchas veces honrado. Casi siempre son esas ovejas negras que se sientan a esperar que todo les llegue porque creen que nacieron con ese merecimiento natural; tienen en su interior el convencimiento de que son diferentes y no tienen por qué rebajarse a realizar un esfuerzo para conseguir el pan de cada día. Estos vagos nacieron con estrella y en algunos casos se requerirán muchas generaciones de estos individuos para acabar con esas grandes fortunas. Su razón de ser en la vida es gastar y que produzcan los otros.

 

Hay otros que, sin ser afortunados, piensan que el mundo los debe sostener por ser ellos quienes son y en este rango se encuentran, sin lugar a dudas, esos intelectualoides de izquierda que se consideran superiores a sus congéneres y los miran por encima del hombro.

 

Muchos de ellos se han entronizado en las universidades para convertirse en un estudiante perenne de diversas disciplinas, casi todas orientadas a las humanidades, como sociología, filosofía, trabajo social, algunos derecho o medicina (esta exige mucho esfuerzo y es muy poco apetecida por estos individuos) y en fin estudios que se basan en la lectura e investigación de trabajos realizados por otros para copiarlos y apropiarse de esas ideas. Muy pocos tienen pensamientos propios o gastan neuronas en producir o idear algo original. Hasta algunos que se consideraron genios de la literatura, se robaron un argumento y plagiaron a escritores de menor reconocimiento. Fueron acusados de plagio pero por su relevancia internacional eso no pasó a mayores o se compró el resultado del fallo. Vaya uno a saber.

 

Son gandules, se incrustan en la sociedad y se dedican a juzgar, acusar y señalar a quienes por principios, pensamos que el trabajo individual es la fuente de riqueza colectiva y que el emprendimiento es la mejor manera de conseguir una sociedad equilibrada en donde todos y cada uno, realizan un esfuerzo acorde con sus capacidades.

 

Esos zánganos que de cuando en vez piensan algo, se apropiaron de ideologías colectivistas y mandadas a recoger por ilusas e impracticables y han pretendido instaurar unos sistemas de organización del Estado en donde unos trabajen para sostenerlos a ellos y sus camaradas.

 

Lo podemos constatar en las acusaciones al difunto Chávez o lo que le han demostrado a la Kirchner, la Rousseff, los hermanitos Castro y en fin a todos esos dictadores de izquierda que se apropiaron de los bienes públicos y empobrecieron a sus respectivas naciones.

 

Y en Colombia solo miremos lo que ha sucedido en la fría capital de la corrupción en donde, con tres administraciones de esos indolentes mandatarios de corte de izquierda, se paró todo el impulso que llevaba la ciudad para convertirse una metrópoli envidiable. Es que su mente no les ayuda a ser ejecutivos puesto que durante toda su vida se han dedicado a pensar como quitarle el fruto de su trabajo a quienes si lo ejecutan. Muchos de ellos tienen más cartones que un tugurio pero los usan para mostrarlos y poco para producir riqueza.

 

Postre: El Estudio Polifónico de Medellín, que cumple 50 años en mayo del 2016, es una agrupación con fines altruistas que fundó la orquesta filarmónica de Medellín. Durante más de 30 años la sostuvo y sus orientadores actuales se dedicaron a gastar el fruto de un trabajo arduo y lleno de sacrificios. Son como los izquierdistas que pretenden repartir el resultado del esfuerzo de los demás.