Sitio oficial
 

LA ENERGÍA DE LA FUERZA PÚBLICA

Plegaria por la libertad de Colombia

LA ENERGÍA DE LA FUERZA PÚBLICA

Bogotá, 20 jul (CNE). La energía de la Fuerza Pública debe estar dirigida a recuperar la Seguridad Democrática en el país, reiteró hoy el presidente Álvaro Uribe Vélez durante la conmemoración del Día de la Independencia.

En la ceremonia, el Jefe de Estado recordó la frase del Libertador, Simón Bolívar, que dice que la “energía de la Fuerza Pública es la salvaguarda a la flaqueza individual, la garantía del débil y la única disuasión del criminal”, y pidió a los miembros de las Fuerzas Militares y de Policía -quienes son los únicos con el privilegio de portar las armas institucionales de la República-, a través de la siguiente plegaria, proteger a todos los colombianos:

“El maestro desprotegido en la vereda colombiana, maltratado por el terrorismo, tiene que ser eficazmente protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El sindicalista condicionado de un lado o de otro, inerme, simplemente adherente de sus tesis y de sus convicciones a favor de los trabajadores, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El periodista, que en Colombia es respetado por el Estado pero condicionado y agredido por los terroristas, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El ganadero de Cravo Norte, de la llanura araucana, débil, inerme, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El comerciante de las ciudades, extorsionado y con la amenaza de la represalia de la bomba terrorista contra su establecimiento de comercio, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El industrial, deseoso de invertir en Colombia, de expandir nuestras fuentes de empleo, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

La infraestructura de hidrocarburos, para poder ampliarla, para poder superar el túnel de una posible pérdida de la autosuficiencia en materia petrolera, tiene que ser protegida por la energía de la Fuerza Pública”.

El Primer Mandatario culminó la petición invitando a todos los colombianos a que cada mañana, “cuando despunte el sol” elevemos esta plegaria al cielo y digamos: “Dios de la paz, fortalece la energía de nuestra Fuerza Pública para recuperar la libertad a Colombia”.

Deja una respuesta

LA ENERGÍA DE LA FUERZA PÚBLICA

Bogotá, 20 jul (CNE). La energía de la Fuerza Pública debe estar dirigida a recuperar la Seguridad Democrática en el país, reiteró hoy el presidente Álvaro Uribe Vélez durante la conmemoración del Día de la Independencia.

En la ceremonia, el Jefe de Estado recordó la frase del Libertador, Simón Bolívar, que dice que la “energía de la Fuerza Pública es la salvaguarda a la flaqueza individual, la garantía del débil y la única disuasión del criminal”, y pidió a los miembros de las Fuerzas Militares y de Policía -quienes son los únicos con el privilegio de portar las armas institucionales de la República-, a través de la siguiente plegaria, proteger a todos los colombianos:

“El maestro desprotegido en la vereda colombiana, maltratado por el terrorismo, tiene que ser eficazmente protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El sindicalista condicionado de un lado o de otro, inerme, simplemente adherente de sus tesis y de sus convicciones a favor de los trabajadores, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El periodista, que en Colombia es respetado por el Estado pero condicionado y agredido por los terroristas, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El ganadero de Cravo Norte, de la llanura araucana, débil, inerme, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El comerciante de las ciudades, extorsionado y con la amenaza de la represalia de la bomba terrorista contra su establecimiento de comercio, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

El industrial, deseoso de invertir en Colombia, de expandir nuestras fuentes de empleo, tiene que ser protegido por la energía de la Fuerza Pública.

La infraestructura de hidrocarburos, para poder ampliarla, para poder superar el túnel de una posible pérdida de la autosuficiencia en materia petrolera, tiene que ser protegida por la energía de la Fuerza Pública”.

El Primer Mandatario culminó la petición invitando a todos los colombianos a que cada mañana, “cuando despunte el sol” elevemos esta plegaria al cielo y digamos: “Dios de la paz, fortalece la energía de nuestra Fuerza Pública para recuperar la libertad a Colombia”.