Sitio oficial
 

LA SITUACIÓN ES DIFÍCIL PERO VAMOS POR EL CAMINO CORRECTO

Afirma Presidente Uribe ante situación de la economía

LA SITUACIÓN ES DIFÍCIL PERO VAMOS POR EL CAMINO CORRECTO

Montería, 6 ene (CNE). El Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, se mostró hoy confiado en la recuperación de la economía gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno y al esfuerzo que tendrán que hacer todos los colombianos, aunque reconoció que la situación económica que afronta el país es muy difícil.

“Que no le quepa la menor duda a los colombianos que vamos bien, por el camino correcto. Los colombianos pueden tener la certeza que el momento es difícil pero vamos a salir adelante con la ayuda de Dios y con el esfuerzo de todos”, aseguró el Jefe de Estado al hacer un análisis sobre el desempeño de la economía en el 2003.

Uribe Vélez dijo que la situación es muy difícil si se tiene en cuenta que la Nación afronta un déficit fiscal de 4.2 por ciento, un nivel de endeudamiento superior a 100 billones de pesos, una tasa de desempleo por encima del 15 por ciento y una pobreza muy alta.

“La situación de la Nación es muy difícil. Por eso, las reformas que tramitamos en el Congreso eran necesarias. Cómo no va a ser necesaria la reforma laboral con un nivel tan alto de desempleo. Cómo no va ser necesaria la reforma pensional en un país que no tiene con que pagarle a los pensionados. Cómo no va ser necesaria la reforma de la administración pública en un país que tiene ese derroche clientelista”, se preguntó Uribe.

Igualmente, destacó los efectos positivos que han traído para Colombia la aprobación de las reformas. “El primer efecto es permitir que se recomiende a Colombia como destino de inversión y el segundo, una rebaja sustancial de la tasa internacional de interés para los créditos de Colombia”, afirmó.

El Jefe de Estado aseguró que las medidas adoptadas están produciendo un efecto de confianza sobre Colombia en los mercados internacionales lo que permitirá financiar la deuda social.

REACTIVACIÓN

El Mandatario dijo que pese a los avances, este es el momento de hacer compatibles las reformas aprobadas por el Congreso con la reactivación de la economía y el desarrollo de una política social.

Destacó que su programa de recuperación de la economía se basa en seis elementos: restablecimiento de la seguridad, reducción de costos a través del Referendo, aumento de los ingresos con la Reforma Tributaria, ataque a la corrupción y al clientelismo para poder hacer una mayor inversión social, la reactivación de la economía a través de incentivos tributarios y el mantenimiento de una tasa de cambio competitiva y unas tasas de interés estables.

En tal sentido, aseguró que trabajará de común acuerdo con el Banco de la República para mantener una tasa de cambio competitiva y unas tasas de interés favorables para los sectores productivos.

Dijo que entre otras medidas de reactivación adoptadas por su Gobierno se encuentra la eliminación del arancel para la importación de maquinaria y el establecimiento de estímulos tributarios para algunos sectores productivos.

“La reforma tributaria tiene diez estímulos para reactivar la economía. Por ejemplo, toda la industria de la madera queda exenta de impuestos. Eso es de gran importancia para el país que tiene una gran vocación forestal. La construcción de hoteles y la remodelación de hoteles también quedan exentos de pagar impuestos”, aseguró el Mandatario.

El presidente Uribe reveló que su Gobierno está buscando financiar con los organismos internacionales de crédito la pavimentación de cinco mil kilómetros de carreteras secundarias y la construcción de distritos de riego. Así mismo, dijo que durante los próximos cuatro años aspira a desembolsar en créditos a las pequeñas y medianas empresas del país un poco más de cuatro billones de pesos.

El Presidente reconoció que no todo es bueno y llamó la atención sobre los aspectos negativos que tendrá la economía en el 2003. En ese sentido, dijo que las dificultades tendrán que ver con el comportamiento de la economía venezolana, la incertidumbre en el Ecuador y los problemas que presenta la economía de los Estados Unidos.

Deja una respuesta

LA SITUACIÓN ES DIFÍCIL PERO VAMOS POR EL CAMINO CORRECTO

Montería, 6 ene (CNE). El Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, se mostró hoy confiado en la recuperación de la economía gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno y al esfuerzo que tendrán que hacer todos los colombianos, aunque reconoció que la situación económica que afronta el país es muy difícil.

“Que no le quepa la menor duda a los colombianos que vamos bien, por el camino correcto. Los colombianos pueden tener la certeza que el momento es difícil pero vamos a salir adelante con la ayuda de Dios y con el esfuerzo de todos”, aseguró el Jefe de Estado al hacer un análisis sobre el desempeño de la economía en el 2003.

Uribe Vélez dijo que la situación es muy difícil si se tiene en cuenta que la Nación afronta un déficit fiscal de 4.2 por ciento, un nivel de endeudamiento superior a 100 billones de pesos, una tasa de desempleo por encima del 15 por ciento y una pobreza muy alta.

“La situación de la Nación es muy difícil. Por eso, las reformas que tramitamos en el Congreso eran necesarias. Cómo no va a ser necesaria la reforma laboral con un nivel tan alto de desempleo. Cómo no va ser necesaria la reforma pensional en un país que no tiene con que pagarle a los pensionados. Cómo no va ser necesaria la reforma de la administración pública en un país que tiene ese derroche clientelista”, se preguntó Uribe.

Igualmente, destacó los efectos positivos que han traído para Colombia la aprobación de las reformas. “El primer efecto es permitir que se recomiende a Colombia como destino de inversión y el segundo, una rebaja sustancial de la tasa internacional de interés para los créditos de Colombia”, afirmó.

El Jefe de Estado aseguró que las medidas adoptadas están produciendo un efecto de confianza sobre Colombia en los mercados internacionales lo que permitirá financiar la deuda social.

REACTIVACIÓN

El Mandatario dijo que pese a los avances, este es el momento de hacer compatibles las reformas aprobadas por el Congreso con la reactivación de la economía y el desarrollo de una política social.

Destacó que su programa de recuperación de la economía se basa en seis elementos: restablecimiento de la seguridad, reducción de costos a través del Referendo, aumento de los ingresos con la Reforma Tributaria, ataque a la corrupción y al clientelismo para poder hacer una mayor inversión social, la reactivación de la economía a través de incentivos tributarios y el mantenimiento de una tasa de cambio competitiva y unas tasas de interés estables.

En tal sentido, aseguró que trabajará de común acuerdo con el Banco de la República para mantener una tasa de cambio competitiva y unas tasas de interés favorables para los sectores productivos.

Dijo que entre otras medidas de reactivación adoptadas por su Gobierno se encuentra la eliminación del arancel para la importación de maquinaria y el establecimiento de estímulos tributarios para algunos sectores productivos.

“La reforma tributaria tiene diez estímulos para reactivar la economía. Por ejemplo, toda la industria de la madera queda exenta de impuestos. Eso es de gran importancia para el país que tiene una gran vocación forestal. La construcción de hoteles y la remodelación de hoteles también quedan exentos de pagar impuestos”, aseguró el Mandatario.

El presidente Uribe reveló que su Gobierno está buscando financiar con los organismos internacionales de crédito la pavimentación de cinco mil kilómetros de carreteras secundarias y la construcción de distritos de riego. Así mismo, dijo que durante los próximos cuatro años aspira a desembolsar en créditos a las pequeñas y medianas empresas del país un poco más de cuatro billones de pesos.

El Presidente reconoció que no todo es bueno y llamó la atención sobre los aspectos negativos que tendrá la economía en el 2003. En ese sentido, dijo que las dificultades tendrán que ver con el comportamiento de la economía venezolana, la incertidumbre en el Ecuador y los problemas que presenta la economía de los Estados Unidos.