Maestros en ascenso

Por: Cecilia María Vélez White
Ministra de Educación Nacional
El tiempo
Domindo, 14 de Febrero de 2010

Hace una semana se produjo un hecho de enorme trascendencia para el sector educativo y para la calidad de la educación en el país: 33.490, incluyendo a directivos docentes –rectores, directivos rurales y coordinadores- inscritos en el nuevo Estatuto de Profesionalización Docente, participaron por primera vez este 24 de enero en el proceso de evaluación de competencias con el objetivo de ascender de grado en el escalafón y conseguir una mejor ubicación de nivel salarial.

Los profesores y directivos, quienes presentaron las pruebas de manera voluntaria, hacen parte de los 53.688 del grupo que entre el 2004 y el 2009 llegó a la nueva carrera docente escogidos mediante concurso de mérito. Estos maestros, adicionalmente, superaron la evaluación del período de prueba, fueron nombrados en propiedad y obtuvieron una evaluación de desempeño efectuada por sus superiores en por lo menos dos años más.

Vale señalar que los docentes que han ingresado a la carrera por Concurso bajo el nuevo Estatuto lo hicieron con salarios de entrada que en los dos últimos años promedian el 8 por ciento de aumento. Con ello, el Ministerio de Educación ha buscado mejorar la asignación básica mensual y simultáneamente equiparar los salarios de los nuevos docentes con los de los profesionales de las ciencias sociales que se desempeñan fuera del servicio oficial educativo.

Este sistema de ingreso garantiza igualdad de oportunidades para todos los aspirantes, asegurando transparencia y blindando el proceso de las influencias que durante muchos años incidieron en el nombramiento de docentes.

El proceso de evaluación de competencias introduce, además, un cambio fundamental en el sistema de ascensos, incentivos y reconocimientos que rigió en Colombia durante dos décadas, al pasar de un esquema donde, entre otros, se tenían en cuenta requisitos como la antigüedad y los cursos, a otro donde se retribuye el esfuerzo realizado por los maestros que deciden continuar con su formación académica, se estimula su desarrollo y crecimiento profesional y se valoran su saber y competencia.

Las pruebas, preparadas por la Universidad Nacional y aplicadas por el Icfes, sin duda fortalecen a las instituciones educativas al permitir el ingreso y la continuidad de maestros y maestras con las más altas calidades humanas y profesionales en sus aulas y medir de manera objetiva aspectos como logro y acción, ayuda y servicio, influencia, eficacia personal, dirección y liderazgo.

La asistencia masiva y entusiasta de los docentes y directivos inscritos en el nuevo régimen demuestra no sólo su interés por la carrera y las expectativas de progreso y bienestar, sino que se constituye en la expresión de la voluntad de la comunidad educativa y de sus instituciones por conocer las capacidades de su cuerpo docente, identificar sus dificultades, mejorar sus procesos de enseñanza, transformar sus prácticas y ofrecer un servicio eficiente.

El paso dado este mes con la evaluación de competencias es fundamental, ya que no sólo asegura la calidad de la educación en todos sus niveles sino que también garantiza un ciclo continuo de mejoramiento con base en información confiable y verificable.

El mundo contemporáneo no sólo impone una transformación de los procesos educativos sino que exige un perfil distinto para maestros y estudiantes. Estoy segura de que, con la demostración que han dado estas maestras y maestros que presentaron la evaluación de desempeño, se han vencido los temores que existían con las pruebas y que el proceso hacia la calidad de la educación en Colombia no tiene reversa.