NIÑOS EN LA GUERRA: TEMA PARA LA MESA DE DONANTES

Bogotá, 18 sep. (CNE).- El presidente Álvaro Uribe Vélez se reunió hoy, durante dos horas, con el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco y varios altos directivos de esa ONG. Con ellos, discutió temas como la situación de los niños reclutados por los grupos armados ilegales, el proyecto de Ley de penas alternativas y el Acuerdo entre Colombia y Estados Unidos relacionado con la Corte Penal Internacional.

El señor Vivanco le entregó al Presidente una copia del informe, “Aprenderás a No Llorar – Niños Combatientes en Colombia”, en el cual hace un crudo balance de la dramática situación que enfrentan cerca de 11 mil niños que, según Human Rights Watch, han sido reclutados por la guerrilla y los paramilitares.

Vivanco manifestó su preocupación por generar una estrategia global para erradicar el reclutamiento de menores de edad, convertidos en “niños combatientes”, práctica con la cual tanto la guerrilla, como los paramilitares violan los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Vivanco también propuso conseguir de la comunidad internacional el apoyo para enfrentar ese flagelo. La práctica obliga a los menores a cometer atrocidades, según el informe de esa Organización No Gubernamental, en el que aparecen más de cien testimonios de estos niños.

El Presidente agradeció a Human Rights Watch el informe. “Será una herramienta útil para que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar adelante programas que nos sirvan para regresarlos al seno de sus familias y buscar su rehabilitación”, dijo el Mandatario.

Ordenó a sus asesores incluir el tema en la agenda para la Mesa de Donantes que se reunirá en Europa en el primer trimestre del año entrante.

En relación con el proyecto de ley de penas alternativas que cursa trámite en el Congreso de la República, y que fue presentado por el Gobierno Nacional, Vivanco indicó que le preocupa el hecho de que abra las puertas a la impunidad.

El Presidente respondió que está abierto a explorar múltiples opciones, que sólo es un proyecto de Ley y que acepta propuestas para mejorarlo siempre y cuando aporten soluciones reales al problema colombiano.

El Director de Human Right Watch, dijo que habló con el Presidente sobre la necesidad de construir una estrategia con la participación de las organizaciones no gubernamentales. “Creemos que es fundamental, para afrontar los problemas tan graves que tiene Colombia en materia de derechos humanos, mantener una relación lo más constructiva posible con las Organizaciones No Gubernamentales aquí en Colombia y fuera de Colombia”, aseguró.

Sobre ese tema, el Presidente respondió que acepta las críticas de las ONGs siempre y cuando sean constructivas y equilibradas.

A la reunión, que se prolongó durante dos horas asistieron, además del Presidente y los voceros de Human Rights Watch el vicepresidente de la República, las Ministras de Relaciones Exteriores y Defensa y el Comandante de las Fuerzas Militares

NIÑOS EN LA GUERRA: TEMA PARA LA MESA DE DONANTES

El Presidente recibió durante dos horas a directivos de Human Rights Watch

NIÑOS EN LA GUERRA: TEMA PARA LA MESA DE DONANTES

· Durante el encuentro con el presidente Uribe, José Miguel Vivanco sostuvo que la ONG que él representa considera que la política de Seguridad Democrática del Gobierno es “impecable en materia de derechos humanos”.

Bogotá, 18 sep. (CNE).- El presidente Álvaro Uribe Vélez se reunió hoy, durante dos horas, con el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco y varios altos directivos de esa ONG. Con ellos, discutió temas como la situación de los niños reclutados por los grupos armados ilegales, el proyecto de Ley de penas alternativas y el Acuerdo entre Colombia y Estados Unidos relacionado con la Corte Penal Internacional.

El señor Vivanco le entregó al Presidente una copia del informe, “Aprenderás a No Llorar – Niños Combatientes en Colombia”, en el cual hace un crudo balance de la dramática situación que enfrentan cerca de 11 mil niños que, según Human Rights Watch, han sido reclutados por la guerrilla y los paramilitares.

Vivanco manifestó su preocupación por generar una estrategia global para erradicar el reclutamiento de menores de edad, convertidos en “niños combatientes”, práctica con la cual tanto la guerrilla, como los paramilitares violan los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Vivanco también propuso conseguir de la comunidad internacional el apoyo para enfrentar ese flagelo. La práctica obliga a los menores a cometer atrocidades, según el informe de esa Organización No Gubernamental, en el que aparecen más de cien testimonios de estos niños.

El Presidente agradeció a Human Rights Watch el informe. “Será una herramienta útil para que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar adelante programas que nos sirvan para regresarlos al seno de sus familias y buscar su rehabilitación”, dijo el Mandatario.

Ordenó a sus asesores incluir el tema en la agenda para la Mesa de Donantes que se reunirá en Europa en el primer trimestre del año entrante.

En relación con el proyecto de ley de penas alternativas que cursa trámite en el Congreso de la República, y que fue presentado por el Gobierno Nacional, Vivanco indicó que le preocupa el hecho de que abra las puertas a la impunidad.

El Presidente respondió que está abierto a explorar múltiples opciones, que sólo es un proyecto de Ley y que acepta propuestas para mejorarlo siempre y cuando aporten soluciones reales al problema colombiano.

El Director de Human Right Watch, dijo que habló con el Presidente sobre la necesidad de construir una estrategia con la participación de las organizaciones no gubernamentales. “Creemos que es fundamental, para afrontar los problemas tan graves que tiene Colombia en materia de derechos humanos, mantener una relación lo más constructiva posible con las Organizaciones No Gubernamentales aquí en Colombia y fuera de Colombia”, aseguró.

Sobre ese tema, el Presidente respondió que acepta las críticas de las ONGs siempre y cuando sean constructivas y equilibradas.

A la reunión, que se prolongó durante dos horas asistieron, además del Presidente y los voceros de Human Rights Watch el vicepresidente de la República, las Ministras de Relaciones Exteriores y Defensa y el Comandante de las Fuerzas Militares

Deja una respuesta