Palabras del Presidente Álvaro Uribe en la conmemoración de los 60 años de Almacenes Éxito

Bogotá, 2 dic (SP). “Nos reunimos esta noche para celebrar 60 años de éxitos para la Patria. ¡Qué bueno! Para poner un ejemplo en un momento de dificultades.

Uno dimensiona en una trayectoria de 60 años, donde empezó en aquellos 16 metros cuadrados una empresa que está hoy anclada, no solamente en más de 50 municipios de la Patria, en 260 tiendas, sino en el corazón de todos los colombianos.

Yo creo que el posicionamiento del Éxito en el corazón de todos los colombianos es el mejor indicador de su responsabilidad social.

Más de 57 mil empleados; empleados que se sienten a gusto. Una gran contribución a la formalización de la economía; empleos de alta calidad, con afiliación a la seguridad social. 3 mil proveedores, el 85 por ciento de ellos pymes. ¡Qué gran oportunidad!

Homenaje a los fundadores

Quiero rendir un homenaje a todos, a sus fundadores, a quienes han venido integrando este gran proceso.

Tuve la oportunidad en mi infancia de conocer a don Gustavo Toro Quintero, a don Mario y a don Alberto. Los recuerdo con profunda admiración. Provenían de un pueblo muy importante del suroeste de Antioquia, de Titiribí. Un pesebre, bellísimo, empotrado en la cordillera, de troveros, de aguardienteros, de mineros, de gentes cultas.

Cuenta la historia que Antonio José Restrepo, cuando regresaba de ejercer sus funciones de Embajador Plenipotenciario en Europa, antes que detenerse en cualquier ciudad colombiana, llegaba a Titiribí a buscar a sus copleros y a desafiarlos en los duelos de la trova.

Él se jactaba de cómo algunos pueblos de Antioquia, entre ellos Titiribí, se disputaban su cuna.

Allí estuvo la mina del Zancudo. Llegaron ingleses muy destacados a buscar estos desarrollos y de allí emprendió su viaje de éxito hacia Medellín, hacia Colombia, la familia Toro Quintero.

Yo lo recuerdo en mangas de camisa, con un sentido natural que brotaba por todos sus poros, como lo acaba de describir bellamente el doctor Alberto Velásquez Martínez.

Uno no sabía si estaban vendiendo o estaban atendiendo, si estaban conversando o estaban ofreciendo una camisa, allá en la calle Maturín, en el Guayaquil de Medellín. Nunca tuvieron concepción de rentistas, siempre disciplina de trabajo. ¡Qué cosa tan importante!

Hablando de ellos en alguna ocasión, un compañero de tertulia me decía: ‘Usted cómo los define?’ Yo le contestaba: Unos cristianos congruentes. Y él me decía –un compañero crítico, bastante crítico– me decía: ‘No, esa ética nos dejó a todos los que nos denominamos cristianos; está mucho más adelante’. De pronto se parecería a la doctrina más exigente de (Juan) Calvino: esa ética del trabajo, que no del rentista, esa ética del esfuerzo sin mostrar malestar, esa ética del servicio a la comunidad.

Ese sentido natural por la responsabilidad social. En ellos la responsabilidad social no era algo impuesto, no era una moda del momento, no era una manera de vender prestigio empresarial. Era algo que brotaba de su corazón.

Y de esos 16 metros cuadrados de Maturín, en el corazón de Guayaquil, fueron saltando a todo Medellín y al país entero. Y haciendo grandes socios en el proceso.

Yo tuve la fortuna en 2001 de visitar a don Alberto Azout (directivo del grupo Carulla-Vivero), en Barranquilla. Hablé largo rato con él sobre Colombia, sobre la necesidad de una Patria que superara tantos años de violencia, que creara más condiciones de confianza de inversión. Y me parecía estar hablando con alguien de unas costumbres, de una manera de enfrentar el trabajo, la responsabilidad cotidiana, idénticas a aquellos que había conocido tantos años antes: a don Gustavo, a don Alberto, a don Mario.

Quiero rendir un homenaje también a don José Carulla, la raíz de ese otro grupo tan importante; a don Luis Eduardo Yepes, del LEY, y al Grupo Casino (de Francia, accionista mayoritario de Almacenes Éxito).

Al Grupo Casino nuestra gratitud por esta confianza tan grande que han tenido en Colombia.

Rindo un homenaje a los 57 mil trabajadores del Éxito, un homenaje a los 3 mil proveedores, un homenaje a sus directivos de todos los tiempos, al doctor José Restrepo, a quienes presidieron su Junta Directiva, a quienes promovieron al Éxito. Un homenaje a los vivos y a aquellos que nos acompañan desde las colinas de la historia.

Hoy recuerdo a un gran promotor: al ex ministro Juan Gonzalo Restrepo Londoño, el padre del doctor Gonzalo (Restrepo López, Presidente de Almacenes Éxito).

El doctor Juan Gonzalo Restrepo era la erudición, el sentido empresarial, el humanismo, las relaciones humanas, la delicadeza para enfrentar todas las vicisitudes.

Recuerdo a don Santiago Mejía Olarte, quien durante un tiempo tan importante presidió la Junta del Éxito. Si ustedes me preguntaran mi testimonio sobre don Santiago Mejía Olarte, diría el sentido común del sentido común.

Quiero rendir un homenaje a todos los que han fabricado esa integración tan importante. Al grupo de empresarios dirigido por el doctor Nicanor Restrepo Santamaría, a su actual junta directiva. Quiero rendir un homenaje a ese equipo dirigido por Gonzalo Restrepo López, por Carlos Mario Giraldo. Carlos Mario yo creo que no tuvo adolescencia ni juventud, porque nació maduro.

Piensa uno que no tuvo que pasar por la universidad porque la preparación para él es algo natural.

Y no es fácil analizar esa personalidad de Gonzalo Restrepo López. Uno lo ve tan afanado en el negocio y después con esa cultura universal, una combinación no abundante. Con esa nutrida e inocultable raíz regional y al mismo tiempo, con esa integración a toda la Patria. Y allende las fronteras de su Patria, esa gran comprensión del universo.

Aporte de Éxito y crecimiento de los almacenes de cadena

Todos los municipios de Colombia quieren tener un Éxito y ¿saben por qué? Allí donde se abre un Éxito, hay éxito para la construcción, para los trabajadores de la construcción, para los ingenieros, para los arquitectos. Hay éxitos para las finanzas municipales, para el catastro, para el impuesto de industria y comercio. Hay éxito para los trabajadores, para la seguridad social, para el pago al régimen contributivo, a riesgos profesionales, a pensiones, al Sena, a Bienestar Familiar, a las cajas de compensación.

Hay éxito para darle más oportunidades a los microempresarios colombianos; hay éxito de competencia, de regulación de precios y de garantía de calidad para todos los consumidores.

Con el doctor Guillermo Botero, Presidente de Fenalco, en estos años hemos compartido una tesis: Ha crecido mucho el gran comercio, los almacenes de cadena. El solo crecimiento del Éxito en estos años es plenamente demostrativo de esta afirmación.

Y había alguna preocupación de que este crecimiento, que hasta el año pasado fue desbordado, pudiera llegar afectar las pequeñas tiendas. Para bien del país, han crecido los almacenes de cadena y han crecido las pequeñas tiendas. En una economía dinámica, con solidaridad social, con confianza de inversión finalmente no hay destrucción, hay oportunidad para todos.

Anécdotas de Éxito

Cuentan mis coterráneos que en Medellín fue un acontecimiento cuando el Éxito saltó de sus pequeños almacenes a un bellísimo almacén que había en el occidente de la ciudad. Era tal vez el almacén más moderno que nos había sorprendido a los medellinenses, de la cadena Sears, de los Estados Unidos.

Para las nuevas generaciones, lo que supimos en aquel momento, el día que, cuando Sears le vendió ese local al Éxito y se instaló allí un Éxito, alguno –exagerado– de mis paisanos dijo: ‘Yo estuve aquí el día que inauguraron a Sears y en el discurso de inauguración dijeron Sears será un éxito’. Y efectivamente lo fue.

Uno se emociona mucho por la Patria, constatando estos 60 años de Éxito. Que se sigan cosechando para contribuir a la seguridad, a la inversión, a la prosperidad social de Colombia, que tanto han contribuido.

El Éxito ha sido una gran respuesta a tantos problemas de Colombia y es una esperanza de la Patria entera.

Muchas felicitaciones a todos”.

 


 
Compartir