Sitio oficial
 

PALABRAS DEL PRESIDENTE DURANTE INSTALACIÓN DE NEGOCIACIONES DE TLC CON PAÍSES CENTROAMERICANOS

5
de junio

PALABRAS DEL PRESIDENTE DURANTE INSTALACIÓN
DE NEGOCIACIONES DE TLC CON PAÍSES CENTROAMERICANOS

Bogotá, 5 jun. (SNE).- Las siguientes
son las palabras del presidente Álvaro Uribe, durante la instalación
de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, TLC, entre
Colombia, Honduras, El Salvador y Guatemala.

“Celebro esta ocasión, muchísimo, con los
hermanos países de Centroamérica y del Caribe,
hemos venido construyendo una gran unidad, profundizando una
extraordinaria integración.

A lo largo de la superación de los problemas de Centroamérica,
mis antecesores en la Presidencia de la República y compatriotas
muy destacados, estuvieron siempre de manera diligente, prestos
a apoyar esos procesos que le dieron un horizonte triunfante,
un horizonte exitoso a la hermana región centroamericana.

Colombia, el Gobierno que presido especialmente, ha sentido
toda la solidaridad centroamericana en nuestra lucha contra el
terrorismo, hemos tenido allí unos aliados que no claudican,
de todas las horas, tenemos por ellos inmensa gratitud.

Hace cuatro años, cuando este Gobierno empezaba, tuve
la oportunidad de proponer a los Presidente de Centroamérica
y al Presidente de México, que Colombia debería
ser parte del plan Panamá-Puebla, Colombia fue admitido
como país observador, lo que nos permite avanzar en esa
integración en temas muy importantes, como la construcción
de la línea de transmisión de energía, el
gasoducto, y crear condiciones para que en algún momento
se pueda construir la carretera del Darién.

Ya, se ha avanzado mucho en los estudios preliminares de la
línea de transmisión de energía, lo podíamos
revisar el pasado sábado, en la reunión de República
Dominicana; la línea iría por conducción
aérea hasta Acandí, allí iría por
el lecho del mar en unos 27 kilómetros en frente de la
costa de Colombia y después tendría un extenso
recorrido por el lecho del mar de la hermana República
de Panamá.

Confiamos que rápidamente se concluyan, esos primeros
estudios se sucedan, por los estudios ya de ingeniería
de detalle, y podamos ejecutar esta obra para la región.

El gasoducto es otro imperativo. Se está en el estudio
de utilizar primero unas barcazas que puedan ayudar a proveer
con gas natural condensado a la hermana región centroamericana,
antes de impulsar la construcción del gasoducto. Y ojalá,
los directores de nuestros medios de comunicación nos
ayuden en la tarea de un diálogo fecundo, entre los medios
de comunicación de Colombia y los medios de comunicación
de Panamá, para construir opinión pública
favorable a la carretera del Darién, que es una necesidad,
el Gobierno continuará en ese empeño.

El pasado sábado, se dio otro paso muy importante, los
Presidentes centroamericanos, firmaron una carta para que Colombia
ya no sea miembro observador del plan Panamá-Puebla, sino
miembro de pleno derecho, y se instó a encontrar un texto
de acuerdo con la hermana República de Nicaragua, porque
como todos ustedes saben, la hermana República de Nicaragua
ha propuesto una demanda que se tramita en la Corte de La Haya,
y los Presidente centroamericanos y del Caribe, en esa proposición
donde dicen que Colombia debe ser admitido ya como miembro de
pleno derecho del plan Panamá-Puebla, también proponen
que sea México y Panamá, los dos países
delegatarios para ayudar a un texto final entre Colombia y Nicaragua.

Confío que en poco tiempo podamos decirle a nuestros
pueblos que Colombia es miembro de pleno derecho del plan Panamá-Puebla.

La integración energética es fundamental, nosotros
estamos en plena construcción de la tercera línea
hacia Suramérica, hemos avanzado en la integración
con Venezuela, el primero de julio empiezan las obras, ya las
obras del gasoducto entre nuestra Guajira y Maracaibo, que en
las etapas iniciales llevará a Colombia a venderle gas
a la hermana República Bolivariana de Venezuela. Que paradojas,
ellos que tienen muchísimo más que nosotros, mientras
Venezuela es un país con 270 teras de reservas de gas
probadas, Colombia tiene siete, pero una gran expectativa en
las exploraciones que estamos haciendo en el Caribe. Ocurre si,
que Venezuela lo tiene bien concentrado en el centro-oriente
y tiene todavía deficiencias graves en el occidente, que
recibiría provisión de parte de Colombia, en la
seguridad de que en el futuro, si la circunstancia lo exigiere,
Venezuela nos ayudaría.

Y lo más importante es que ese trayecto debe considerarse
como un primer paso para avanzar en lo que tiene que ser el gasoducto
entre Venezuela y Centroamérica por el territorio de Colombia,
para lo cual nosotros hemos reiterado toda, toda nuestra voluntad.

El otro tema bien importante, es el de la iniciativa energética.
Los hermanos países de Centroamérica y el Caribe,
tienen enormes dificultades en materia de energéticos
fósiles, todos son importadores, sus gobiernos democráticos
que han consolidado ejemplarmente esas democracias, que han logrado
una integración gerencial, hay que ver como marcha de
bien esa integración centroamericana y del Caribe, como
marcha gerencialmente, ha pagado un costo muy alto, por los nuevos
precios del petróleo, o por los precios del petróleo
de los últimos años, y eso como en otras partes
puede suceder, pone a riesgo inversiones sociales, por los crecientes
recursos que tengan que destinarse a comprar, a pagar la canasta
energética.

Colombia, que no está a salvo en materia de petróleo,
porque si bien nuestra producción no ha caído tanto
como se esperaba, todavía no tenemos grandes hallazgos,
hay mucha exploración en el país, las cifras son
muy buenas, el año pasado exploramos 35 pozos, ya a estas
alturas del año llevamos 26, cuando el Gobierno empezó estábamos
haciendo sísmica en mil kilómetros por año,
este año ya llevamos más de 6.500 kilómetros
cuadrados de sísmica en nuestro país. Hay mucha
exploración, hay mucha búsqueda, pero todavía
no hay hallazgos grandes, la situación de petróleo
de nuestra patria, no está despejada, como también
es bien difícil en las hermanas naciones centroamericanas.
De allí la importancia de la iniciativa energética,
estamos trabajando con México, el apoyo del Banco Interamericano
en esa iniciativa, el sábado se aprobaron decisiones muy
importantes para garantizar para Centroamérica el suministro
a precios competitivos de petróleo y derivados, la construcción
de una refinería que les ahorrará muchos costos
en materia de provisión de gasolina, y en materia de provisión
de insumos de petroquímica y el compromiso mexicano de
proveerlos con unos 250 mil barriles al día de petróleo,
eso va ayudar mucho. Pero a esto se suma el compromiso de todos,
de desarrollar en cada uno de nuestros países proyectos
de combustibles alternativos de origen biológico, en lo
cual Colombia y los hermanos centroamericanos tenemos todas las
posibilidades, vamos a seguir trabajando en ese desarrollo.

Muy apreciados Ministros y Embajadores de las hermanas repúblicas
de Honduras, El Salvador y Guatemala, hace cuatro años
no teníamos todavía producción de combustibles
biológicos en Colombia, hoy estamos produciendo un millón
50 mil litros al día de alcohol carburante y tenemos mucho
entusiasmo en esa materia.

Incluso el Consejo de Ministros de hoy estaba tomando decisiones
de impulsar unos fondos de capital de riesgo para hacer nuevos
desarrollos en zonas donde no hay vigorosa iniciativa privada
pero que hay muchas condiciones, por ejemplo para producirlo
a partir de yuca, en Sucre, o para estimular siembras de palma
africana en el pacífico donde hemos tenido una muy peligrosa
arremetida de la siembra de coca.

Tememos mucho entusiasmo en crecer nuestra producción
de combustibles biológicos, allí hay una gran posibilidad
de alternativas al petróleo, allí hay una gran
posibilidad de mejoramiento ambiental y allí hay una gran
posibilidad de generación de empleo.

Y lo que queremos, de acuerdo con lo decidido el pasado sábado
en Santo Domingo, es impulsar conjuntamente con cada uno de ustedes
estas iniciativas de combustibles biológicos.

La iniciativa energética es otro punto que nos une profundamente
con los hermanos centroamericanos. Y viene este tratado de comercio.
La verdad es que no se entendería que Centroamérica
tenga un tratado de comercio con los Estados Unidos, que nosotros
lleguemos a tenerlo y que nos demos la espalda entre Centroamérica
y nosotros.

Diría yo que este paso que de un lado dan Honduras, El
Salvador y Guatemala, es un primer paso para que entre toda Centroamérica.
Y del lado nuestro, el paso que da Colombia, es un primer paso
para que entren todos los hermanos andinos.

En la reunión con los Presidentes andinos el próximo
martes en Quito, me permitiré informarles sobre este paso
e invitarlos a que consideren también entrar en esta negociación.

A mi me preocuparía mucho que si no hacemos esta negociación,
una creciente relación comercial de ustedes con otros
países, una creciente relación comercial nuestra
con otros países, llegue a opacar, a disminuir en lugar
de que crezcan, las relaciones comerciales entre Centroamérica,
Colombia, entre Centroamérica y la Comunidad Andina.

Y la verdad eso sería muy perjudicial no solo en el comercio
sino en las inversiones, las inversiones colombianas en Centroamérica
son muy grandes y crecientes, y hay muchas inversiones centroamericanas
en Colombia.

Cuando visité recientemente la hermana República
de El Salvador me reuní con un grupo de empresarios, primero
El Salvador, el Presidente (Elías Antonio) Saca –con
gran entusiasmo- tomó nuestra ley de incentivos a la construcción
de hoteles, yo creo que es una ley sumamente buena, de avanzada,
que nos aprobó este Congreso, aquí está el
señor ex ministro Cabal y el doctor Rueda que conocen
lo útil que ha sido, y me invitó a inaugurar un
Decámeron, de inversión colombiana en El Salvador
gracias a que El Salvador tomó la ley de incentivos tributarios
de Colombia para los hoteles.

Y ese mismo día nos reunimos con unos inversionistas
salvadoreños que van a hacer aquí una formidable
inversión en hoteles. Ya la han definido, ya tiene adquiridos
los terrenos, tienen cerrada la financiación y están
próximos a emprender las obras. Solamente para citar como
hay un flujo de inversiones en ambas direcciones que nos obliga
a avanzar en este tipo de tratados.

Yo creo que no debemos mirar solamente el tema del comercio
sino el tema de las inversiones, porque comercio e inversiones
se jalonan mutuamente, tienen mutuas implicaciones positivas.

Y hemos hablado desde el mes de febrero cuando tuve la oportunidad
de visitar al señor Presidente de Guatemala, al señor
Presidente de El Salvador, y posteriormente en la posesión
del señor presidente Zelaya, en Honduras, de que este
tratado nuestro debe tener la cláusula de equidad, el
compromiso de reconocer las asimetrías, de corregir en
períodos de desgravación los desbalances que puedan
tener unos y otros sectores en nuestras economías. Y además,
incorporar otro elemento esencial en la cláusula de equidad,
el compromiso de los países signatarios, de avanzar rápidamente
en lo social, de cumplir las Metas Sociales del Milenio, de avanzar
rápidamente en los objetivos de superación de la
pobreza.

Para nosotros el comercio internacional no es un dogma, no es
una categoría ideológica, sino un camino de estímulo
a la inversión, un camino de oportunidades a la producción,
un camino de generación de empleo y un camino de superación
de la pobreza.

Yo tengo mucha confianza que en la medida que este tratado lo
negociemos con equidad, los únicos tratados perdurables
son los tratados que tienen equidad, son los únicos tratados
que legitiman las instituciones y los pueblos, y que este tratado
tenga el elemento novedoso de unos compromisos para poner unas
fechas de superación de pobreza en nuestros pueblos, yo
tengo la esperanza de que eso va a mostrar otra cara de lo que
tiene que ser el proceso de integración de las Américas,
que tiene que ser un espejo que de ejemplos de cómo avanzar
en la integración de las Américas superando antagonismos
ideológicos. Tenemos mucho optimismo que este proceso
se surta ágilmente y que demos como resultado un tratado
con equidad.

Celebro también el tratado que se ha firmado hoy con
la hermana República de Guatemala sobre protección
recíproca de inversiones. Colombia lleva tres, el primero
lo firmamos con España gracias a la muy diligente actividad
de la doctora Noemí Sanín, nuestra embajadora.
El segundo con Suiza hace apenas pocas semanas, con la muy diligente
intervención de la embajadora Helena Echavarría,
y este tercero, con Guatemala.

Qué difícil, era un objetivo desde que empezó el
Gobierno hace cuatro años, y uno siempre se muere de envidia
de la buena porque abre un catálogo de Chile, si la memoria
no me falla Chile tiene 38 tratados de protección recíproca
de inversión. O sea ministro que ahí vamos en tres,
apure, este chancecito que nos dieron los colombianos ahora no
podemos perder un día, esta Patria tiene muchas necesidades.

Yo tengo mucha confianza en que nosotros podamos avanzar en
estos tratados porque necesitamos crear toda la confianza para
la inversión en nuestro país y para la inversión
de nuestros compatriotas en otros países, como en estos
países hermanos.

Señores Ministros, visitantes y señores Embajadores,
muchas gracias porque podamos avanzar en la construcción
de este acuerdo con ustedes, y ruego hacer llegar al señor
presidente José Manuel Zelaya, de Honduras; al señor
presidente Elías Antonio Saca, de El Salvador; y al señor
presidente Oscar Berger, de Guatemala, un mensaje de toda nuestra
consideración, de todo nuestro aprecio, de afecto del
pueblo colombiano por los hermanos pueblos que ellos representan.

A todos muchas gracias”

Deja una respuesta