Sitio oficial
 

PALABRAS DEL PRESIDENTE EN EL HOMENAJE PÓSTUMO AL EX GOBERNADOR, JAIME SIERRA GARCÍA


 

PALABRAS
DEL PRESIDENTE EN EL HOMENAJE PÓSTUMO AL EX GOBERNADOR, JAIME SIERRA GARCÍA

Bogotá, 23 nov. (SNE).- Las siguientes son las palabras
del Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez,
durante el homenaje póstumo al ex gobernador de Antioquia,
Jaime Sierra García:

“El pueblo antioqueño ha recibido este año
dos noticias infaustas: la muerte de sus ex gobernadores: Jaime
Sierra García y Octavio Arizmendi Posada. Ambos expresión
de la grandeza, de la inteligencia, de la vocación de servicio.
Ambos dejaron una huella profunda en la cultura y en la educación
antioqueña. Por eso, su memoria ha sido exaltada en tantos
lugares de la Patria y especialmente en Antioquia.

Esta noche nos reunimos
para enaltecer el recuerdo del doctor Sierra García, expresar nuestro testimoni
o de admiración.
Dedicó su vida a servir los más altos intereses de
la Patria. Jurista insigne, juez consagrado y estudioso. Maestro
de formación profunda en centenares de discípulos
que hoy predican y multiplican su enseñanza y su ejemplo.

Su nombre está grabado en la historia de la fundación
de dos grandes universidades: la Universidad de Medellín
y la Autónoma Latinoamericana. Su extensa y calificada biblioteca
será fuente de consulta y de investigación, convertida
por su generosidad en la sala Jaime Sierra García de la
biblioteca central de la Universidad Cooperativa de Colombia.

Como escritor, intelectual y miembro de
la Academia Antioqueña
de Historia, aportó con su investigación y dedicación
una obra prodiga, de profundización sobre nuestros hechos,
tradición, folclor e idioma. Los títulos de esa obra
lo dicen todo sobre su erudición: Latinoamérica,
ensayo publicado en 1962; Colombia, Realidad y Destino, 1968; Economía
Política, 1973; Nociones de Filosofía del Derecho,
de ese mismo año; Antioquia: Pasado y Futuro, 1980; Cronología
Antioqueña, 1982; Diccionario Folclórico de Antioquia,
en 1983; Antonio García, Una Vía Socialista Latinoamericana;
Hombres e Ideas, de 1985; El Refrán Antioqueño en
los Clásicos, de 1990; La Mitología Antioqueña
y la Defensa del Medio Ambiente, de 1994; Anecdotario Antioqueño,
de 1995.

Dirigió también la revista de Cooperativismo y Desarrollo
de la Universidad Cooperativa cuya colección es uno de los
mejores compendios del pensamiento político colombiano del
siglo XX.

Sirvió con transparencia, con dedicación, con entusiasmo,
al pueblo y a los más altos intereses de la y tierra.

Esta noche nos acompaña el ex presidente López Michelsen,
quien tuvo en Jaime Sierra García uno de los más
altos apoyos en la tarea de renovación política y
el movimiento revolucionario liberal. Ambos se comprendieron en
su incesante espíritu de investigación. Hacía
referencia el ex presidente López a esa estrecha relación
de Jaime Sierra García, el joven, con el profesor López
De Mesa, como profundizo en López De Mesa para bien de Colombia
y de Antioquia, en aquel tema que tanto exigió la consagración
de las energías intelectuales de López De Mesa, que
el título Las Cuatro Frustraciones Nacionales.

Cómo profundizó Jaime Sierra García para
mirarlas, primero el desplazamiento de las culturas indígenas,
el rompimiento de la Gran Colombia, la separación de Panamá y
otras tantas. Cómo le aportó Jaime Sierra García
al pensamiento democrático, al pensamiento socialdemócrata,
en el examen de las ideas de Antonio García, a la configuración
del Estado de Derecho, cómo insistió Jaime Sierra
García en la necesidad de una sociedad descentralizada,
en la necesidad de la separación de los poderes, en la necesidad
de caracterizar el Estado moderno por el más elevado nivel
de participación de la opinión pública.

Fue un antioqueño raizal con una única riqueza:
su riqueza intelectual, de la cual no hizo ostentación.
Un antioqueño raizal cuyo carácter no se decidió por
fundamentalismos sino por convicciones. Concurren esta noche aquí muchos
de sus más grandes amigos, muchos de sus colabores mas cercanos
como gobernador de Antioquia, muchos de sus compañeros en
todas gestas intelectuales y políticas. Y creo que estarán
de acuerdo conmigo cuando me atrevo a afirmar que Jaime Sierra
garcía no tuvo sino dos dogmas: el respeto a la democracia
y el respeto a la democracia.

Era un agitador de la verdad relativa,
para él todo escaño
de investigación era apenas la aproximación un grado
bastante relativo de verdad a partir del cual había que
iniciar la labor para llegar a un grado superior. Era un dialéctico
de todas las horas, por eso señor presidente López
se entendió tan bien con usted en el ejercicio del MRN,
en el ejercicio del Gobierno y en la apreciación de todos
los acontecimientos de la vida colombiana.

Que bueno difundirlo, difundirlo ampliamente,
ese ejemplo de sencillez en la profundidad, ese ejemplo de sobriedad
y de tranquilidad en
la riqueza intelectual, ese ejemplo de tolerancia en el más
duro debate dialéctico. Que bueno difundir esa gran personalidad
multifacético, esa erudición incomparable. Que bueno
que las nuevas generaciones de antioqueños miren la obra
de Jaime Sierra, su ejemplo, para que en ella tengan un motivo
de inspiración, para contribuir, como él siempre
quiso contribuir al engrandecimiento de esa tierra, de sus gentes,
como mejor manera de aportar al engrandecimiento de la Patria colombiana
y de todos nuestros compatriotas.

Que bueno que esta noche tengamos la oportunidad
de reunirnos aquí, con el Gobernador, con los ex gobernadores: Oscar
Montoya, Elena Herrán de Montoya, Alberto Vásquez,
presidente de este concejo, con amigos tan cercanos a Jaime Sierra,
quisiera citarlos a todos, como Pablo Arango, como Virgilio Vargas,
como José Jaramillo, en la presencia del Embajador de México,
para exaltar a uno grande que nunca se sintió grande, que
sirvió sin presumir si haría grande a Antioquia,
y sin presumir que la haría grande la hizo grande. Que nos
acompañe desde el cielo.

Deja una respuesta