Palabras del Presidente Uribe en la Revisión de Agenda Común con las Regiones

Soacha, Cundinamarca, 24 ene (SP). “Quiero referirme a dos temas: el tema de la salud, relacionado con Haití, y el tema de la competitividad del área de Bogotá.

Yo quiero agradecer a nuestros compatriotas que han estado trabajando en Haití. Han hecho una tarea magnífica, el país debe estar muy orgulloso de ellos.

Primero, el grupo de rescate que ha cumplido una magnífica tarea allí, reconocida por la comunidad de Haití. Todos los apoyos generosos del pueblo colombiano en vestuario, en alimentación, en medicamentos; el buque de la Armada que se ha trasladado allí, que sirve de centro de operación de los colombianos que están ayudando y también de hospital.

El hospital de campaña que trasladó nuestro Ejercito a Haití; ya estamos cumpliendo una tarea específica, que es esa tarea de rescate y esa tarea de salud en un tienda militar de campaña y en el buque hospital que ya está en Haití.

Y estamos a la espera de concretar con los que dirigen todo el programa de reconstrucción de Haití, responsabilidades específicas para Colombia.

Pero al mismo tiempo que reiteramos toda nuestra solidaridad con el pueblo haitiano, con su gobierno, aplaudimos la tarea de los compatriotas colombianos que están allí, que es una tarea que llena de orgullo a la solidaridad colombiana. Les hacemos llegar un saludo lleno de afecto.

Tema de la salud

En la noche del viernes terminó el periodo de la emergencia social de salud. Quiero destacar algunas medidas que se discutieron muchísimo con apoyo de los gobernadores, y agradecer la gran tarea que cumplió el señor Gobernador de Cundinamarca (Andrés González).

Son medidas que nos tiene bastante ilusionados.

Esta Patria ha llegado a 41 millones de colombianos afiliados con régimen subsidiado de salud. Cuando el Gobierno empezó, Soacha tenía 66 mil 950 personas, el 30 noviembre del 2009 tenía 139 mil; de 66 mil a 139 mil.

Bogotá, cuando el Gobierno empezó tenía millón 286 mil (afiliados), a 30 de noviembre (de 2009) tenía millón 754 mil.

Cundinamarca, cuando el Gobierno empezó tenía 731 mil, al 30 de noviembre un millón 238 mil.

El país, cuando el Gobierno empezó tenía en régimen subsidiado 10 (millones) 700 (mil afiliados) a la fecha 23 millones. En régimen contributivo tenía 12 millones de beneficiarios, a la fecha 18 (millones).

En total, cuando el Gobierno empezó Colombia tenía 23 millones de conciudadanos asegurados, hoy tiene 41 millones de ciudadanos asegurados.

¿Cuál es el primer logro de la reforma? Garantizar la sostenibilidad financiera, para darle permanecía a 41 millones de ciudadanos asegurados.

¿Cuál es el segundo logro de la reforma? Facilitar que el país llegue rápidamente a 46 millones de ciudadanos asegurados, ciento por ciento.

¿Cuál es el tercer logro de la reforma? Ya empieza un proceso para darle más fuerza al régimen subsidiado, para que los colombianos del régimen subsidiado tengan ya mejor atención, debe culminar en junio.

En junio deben estar unificados los planes de beneficios del régimen subsidiado y del régimen contributivo. Y eso empieza ya, gradualmente, para que no tengamos en materia de aseguramiento colombianos de primera y colombianos de segunda.

Queda el 30 de junio, de acuerdo con lo estipulado en esta reforma, que empieza en un proceso gradual ya, unificado el régimen de beneficios.

Creemos que ahí se da un paso bien importante.

Otros temas de la reforma

No podemos desconocer que en muchos hospitales de Colombia hay desgreño, hay derroche de recursos. En muchos departamentos y en muchos municipios hay austeridad, pero esa austeridad no se han dado en hospitales. Hoy en muchos centros hospitalarios del país hay desgreño, hay clientelismo.

Entonces la reforma también incorpora unas normas muy exigentes a los hospitales.

Yo confió que con el liderazgo de gobernadores y alcaldes corrijamos fenómenos como este.

Me reunía en los finales días de diciembre con una región de Antioquia y me decían lo siguiente. Me decían: ‘Mire, tenemos 10 municipios, el uno cercano del otro, cada uno tiene un hospital y en cada hospital hay una gerencia con un tren de funcionarios costosísimo. Esos diez municipios, esos diez hospitales deberían tener una gerencia común, un personal administrativo común’.

Confiamos que eso se pueda ir haciendo en todo el país, y las exigencias de la nueva reforma en salud hacia allá apuntan.

Porque este es un problema no solamente de recursos, es un problema de administración.

Otras medidas de la normatividad

Otro logro bien importante de esta reforma. Hay unas medidas muy estrictas para combatir corrupción. El Gobierno producirá esta semana el decreto de liquidación de Etesa (Empresa Territorial para la Salud) pero ya en la emergencia social se definió el traslado de las competencias de Etesa.

El traslado de las competencias de Etesa en recaudo, vigilancia: Dian, Supersalud; se crea una comisión de regulación de juegos. Esa comisión de regulación de juegos además queda con la competencia de procesos licitatorios.

Y se trasladan a los departamentos juegos novedosos que les mejoren sus ingresos, todo dirigido a la salud; y se exige que todos los juegos tengan una conectividad con las superintendencias, para que por ejemplo, el que esté utilizando una maquinita de juegos o el que vaya a comprar un formulario de chance, inmediatamente eso se sepa en la Superintendencia, y haya un control automático para poder evitar evasión; y haya una presunción, la maquinita que no esté conectada se presume que es una maquinita clandestina y la Policía la debe de recoger.

Nosotros confiamos que eso nos debe ayudar muchísimo para fortalecer los ingresos de la salud.

Otro tema que resalto de la reforma, de gran importancia: La reforma define un porcentaje muy importante de recursos de los bienes de estupefacientes, para poder dedicarlos a la atención de rehabilitación de drogadictos y a las políticas de prevención.

El Congreso de la Republica culminó exitosamente –y el Gobierno lo agradece- la aprobación del acto legislativo para ilegalizar la dosis personal en Colombia. Ahora nos toca desarrollarlo. La reforma trae el primer desarrollo, el desarrollo de dedicar un porcentaje de los recursos de estupefacientes a la rehabilitación de drogadictos y a la prevención.

¿Cuál ha sido el problema? Y sí que lo hemos vivido en Bosa, Ciudad Bolívar, en Soacha. La dosis personal de droga ha sido un factor de impunidad, ha sido una autopista para que ingresen a los niños y a adolescentes a la criminalidad y a la droga.

¿Cuál ha sido la causa? Colombia hace algunos años –a mi juicio, equivocadamente- adoptó la norma de la legalización de la dosis personal que se da en el mundo entero. Yo creo que el mundo en eso va a tener que hacer una revisión, porque hablan de la necesidad de legalizar, cuando lo que han hecho es legalizar.

Está legalizada la fase más estimulante del negocio, que es el consumo. Entonces si está legalizado el consumo ¿Por qué hablan de legalizar? Al contrario, yo creo que lo que hay es que revertir la tendencia, ilegalizar, como con gran valor lo hizo el Congreso de Colombia en el ultimo acto legislativo.

¿Quiere decir eso que vamos a llevar a la cárcel a los enfermos, a los adictos? De ninguna manera. Pero sí tenemos que llevar a la cárcel aquellos jíbaros que se ocultan en la dosis personal para estar distribuyendo y enganchando niñitos en la criminalidad, denuncia que hemos escuchado permanentemente en Soacha, en Bosa, en Ciudad Bolívar.

Entonces esa parte necesita un desarrollo legal, y la parte de prevención y rehabilitación necesita recursos. Por eso se ha definido que un porcentaje importante de los recursos de estupefacientes se dediquen a la rehabilitación de drogadictos y a la prevención de la drogadicción en nuestro país. Ese es otro punto bien interesante de esta reforma.

Nuevos recursos para la salud

Fuentes de recursos para esta reforma. Uno, contratos de régimen subsidiado que no se habían liquidado por entidades territoriales, o ya liquidados que se hayan presentados sobrantes, ese dinero se pueda aplicar a las necesidades que tienen hoy los departamentos para pagar el no POS (Plan Obligatorio de Salud).

Dos, la Nación ha hecho unos giros históricos para pagar aportes patronales, y eso no se lo han gastado en su totalidad, se libera, para que lo pueda llevar a estas necesidades.

Ahí hay otras pequeñas fuentes.

Me quiero referir a una gran fuente: los nuevos recursos que serán permanentes.

Se aumenta el IVA (Impuesto del Valor Agregado) a la cerveza. Cuando este Gobierno empezó, la cerveza tenía un impuesto al consumo del 48 por ciento y el Congreso nos aprobó un IVA del tres por ciento.

Ahora se aumenta inicialmente el IVA a la cerveza del 3 al 14 (por ciento) pero a partir del primero de enero del año entrante queda en el 16 (por ciento).

Se reforma el impuesto a los cigarrillos. Eso queda solamente con un impuesto igual para cualquier cajetilla. Se llama impuesto específico, que se le aplica es a la unidad de medida del producto, en este caso a la cajetilla, independientemente de su valor, y se elevó. Se considera que es más simple el control y que eso aumenta los ingresos.

Tercera medida. Se aumenta el IVA a los juegos, queda en el 16 por ciento, incluso a las apuestas permanentes.

Las apuestas permanentes tienen un impuesto al consumo. Gobernador ¿Es del 8 (por ciento) o del 12 (por ciento)? Las apuestas permanentes les pagan a los departamentos, para la salud, un impuesto que es un impuesto por derechos de explotación, eso es del 12 por ciento, eso no se toca.

Este Gobierno había creado un IVA del cinco por ciento a las apuestas. Ese IVA se sube al 16 (por ciento) y todos los juegos quedan con un IVA del 16.

Tenemos que hacer un gran esfuerzo para controlar evasión a través del control sistematizado en tiempo real. Tienen que estar todos conectados, enviando información en tiempo real.

Entonces hasta ahora llevamos IVA a la cerveza, la unificación del impuesto específico a los cigarrillos o aumento y el aumento del IVA a los juegos.

¿Y en los licores qué se hace? Hasta ahora teníamos tres categorías de impuesto de consumo a los licores, por grado alcoholimétrico.

Eso se redujo a dos y se bajó la base. Cualquier grado alcoholimétrico a partir de esta reforma es sujeto del pago, tiene que pagar la contribución para la salud.

Yo creo que ahí tenemos también un gran avance.

Nosotros confiamos que estas medidas nos den una renta recurrente de no menos de un billón de pesos, de recursos frescos para la salud.

¿Hasta cuándo están vigentes? La Constitución dice que cuando los gobiernos, por emergencia derramen impuestos, eso puede tener una vigencia máxima hasta el final del período fiscal siguiente.

Estas normas se han dictado en enero 2010, de acuerdo con la Constitución tendrían vigencia hasta el 31 de diciembre de 2011, que es el final del período fiscal siguiente.

Deben pasar de inmediato a revisión del Congreso de la República y el Congreso de la República, dentro del año siguiente, puede modificarlas.

Vamos a pedirle al Congreso de la Republica que las ratifique y que las convierta en legislación permanente, para poder resolverle estos problemas de financiación a la salud.

La verdad es que yo miro con mucho entusiasmo la circunstancia de que podamos destinar estos recursos significativos a la salud, y que Colombia vaya garantizando no solamente la sostenibilidad financiera de 41 millones de ciudadanos que ya están asegurados, sino la sostenibilidad de los 46 millones de colombianos que deben tener todos seguro de salud.

Política tributaria coherente

Me han pedido algunos colombianos: ‘Presidente por qué no explica cómo estos tributos encuadran en lo que sería una política tributaria consistente, coherente’.

Me permito explicarlo. Cuatro puntos: en el mes de diciembre el Congreso de la República nos aprobó la prórroga del impuesto al patrimonio, y nos aprobó unas normas para racionalizar los incentivos a la inversión.

Nosotros acabamos de decretar un recorte de gastos de funcionamiento y un aplazamiento de inversiones del orden de cinco billones 900 mil millones (de pesos) para la salud de las finanzas públicas.

Tercero: se han dictado estas normas sobre cerveza, juegos, cigarrillos y licores para la salud.

Cuarto: honorables congresistas, no se ha afectado el conjunto normativo para promover la inversión. Queda intacto el conjunto normativo para promover la inversión. Que las zonas francas, que las deducciones, que los estímulos a los biocombustibles, al software, a los cultivos de tardío rendimiento, a los hoteles. Nada de eso se ha afectado. Creemos que esto es consistente.

El primero de los cuatro puntos. El Congreso nos aprobó, la prórroga del impuesto al patrimonio, para la Seguridad Democrática.

Eso ha sido muy útil. Durante todos estos años hemos podido avanzar en seguridad y al mismo tiempo avanzar en política social, gracias al impuesto al patrimonio.

Yo creo que habría sido grave que hubiéramos avanzado en seguridad y no hubiéramos avanzado en política social.

¿Entonces qué garantiza la prórroga del impuesto al patrimonio? Garantiza que el país pueda seguir financiando la seguridad, nunca en demerito de la política social. Que pueda seguir financiando la seguridad y al mismo tiempo avanzando en política social, son inseparables.

Lo segundo, me preguntan: ‘Presidente, pero cómo ustedes recortan cinco billones 900 mil millones en pleno período electoral’. Para demostrar la responsabilidad.

Nosotros estamos interesados en que Colombia tenga unas finanzas públicas saludables, que generen confianza a la comunidad doméstica y a la comunidad internacional. En el presente y en el largo plazo.

Y qué bueno poder mirar a los ojos a todos los colombianos y decir: hacemos este recorte en pleno período electoral. Demuestra responsabilidad.

¿Y por qué este recorte? Para cuidar hacia el futuro las fuentes de financiación y las tasas de interés.

Si nosotros nos excedemos –que hemos tenido que gastar, por esta crisis de la economía- si nos excedemos en gastos y no hacemos ese recorte, el déficit se nos vuelve a subir a unos niveles tales, que nos dificulta financiación y nos encarece tasas de interés.

Y lo que más le puede ayudar al país en el mediano y largo plazo, es poder mantener acceso a una financiación abundante, sin restricciones y tasas de interés bajas. Esa es la razón fundamental de ese recorte.

Tercero. Yo le pido gran comprensión al sector empresarial de la cerveza, de los cigarrillos, de los juegos, de los licores, por estos impuestos.

Pero al pagarlos deben sentirse orgullosos de que estamos logrando en Colombia una meta emocionante: el ciento por ciento de cobertura en salud, la unificación de los planes de beneficios de los trabajadores informales con los trabajadores formales, del régimen subsidiado con el contributivo, y estamos logrando sostenibilidad financiera.

Yo le pido a estos sectores: cerveza, juegos, licores, tabaco, su comprensión para pagar estos tributos, que ayudan a ese gran salto para una buena salud para todos los colombianos.

Y le pido al Congreso de la República que nos ayude explicándole al país cómo esto es consistente con la política de promoción de inversiones.

No hemos afectado una sola norma de nuestra política de promoción de inversiones.

Y todo esto está dentro del caminito de confianza que hemos querido labrar para Colombia, una palabrita que nos guía: construir confianza en la Patria.

Tres caminitos en uno, por los que queremos avanzar para construir confianza en la Patria: el caminito de la seguridad, por eso el impuesto a los grandes patrimonios, para que los sectores mas pudientes del país paguen la seguridad; el caminito de la promoción de inversiones, se dejan intactas las normas de promoción de inversiones; y el caminito de la política social, que encuentra otro gran peldaño en este esfuerzo en materia de salud”.


 
Compartir