Para la fortaleza democrática, tres retos: Vacunación, reducción de la pobreza, seguridad y narcotráfico

Para la fortaleza democrática, tres retos:

Vacunación, reducción de pobreza, Seguridad y Narcotráfico

 

Algunos retos en este año 2021 para la fortaleza, la defensa y la competitividad de la democracia.

La salud, una nueva tendencia de reducción acelerada de la pobreza y la seguridad.

El gran esfuerzo que ha hecho el Gobierno y el sistema de salud de Colombia frente a esta pandemia, tiene ahora el enorme reto de la vacunación, ojalá eso se pueda dar de la manera más expedita.

El tema de la reducción de la pobreza, Colombia entre 2001 y 2013 redujo la pobreza del 52 al 27, desde el 2013 se estancó la reducción. En 2020 aumentó sustancialmente por la pandemia, una nueva tendencia de reducción acelerada de la pobreza es absolutamente necesaria. Muchos pensamos que hay que hacerlo a partir del empleo y de los subsidios a los sectores más vulnerables, con un propósito, que de inmediato se vaya eliminando la pobreza absoluta y se acelere la reducción de la pobreza relativa.

Dos aspectos son fundamentales, el empleo y los subsidios. Esos subsidios tendrán que darse fundamentalmente a partir de la creación del presidente Duque, Ingreso Solidario. Y este tendrá que financiarse con endeudamiento, un endeudamiento que ya está bastante alto. Entre 2010 y 2018 la deuda del Gobierno Nacional central pasó del 36 a casi el 50%, por la pandemia se sitúa muy cerca del 68%, pero hay que endeudarse más para poder ayudar en esa tendencia de reducción de la pobreza y eso exige viabilidad nacional e internacional. Esa viabilidad la da una reforma tributaria moderada y una gran política de ahorro ojalá a tiempo, porque para poder mostrar resultados a finales de 2021 de una nueva tendencia de reducción de la pobreza, hay que madrugar con todas las medidas.

Ingreso Solidario más agresivo, el tema de la tributaria moderada y el tema de una gran reforma de ahorro. Moderada la tributaria para no perder el grado de inversión, pero moderada para no perder la confianza de inversión, y el ahorro es absolutamente necesario. Si se congelara en pesos constantes para que no suba más allá de 8 años el gasto de funcionamiento del Gobierno Nacional del Estado Colombiano, eso podría dar un ahorro recurrente año tras año de no menos del 0.8 punto del PIB, 8, 10 billones, ahorro recurrente, año tras año y eso ayudaría mucho, estamos en mora de hacerlo. Más Estado Social pero menos Estado Burocrático.

Y ese congelamiento excluiría el Sistema General de Participaciones, no afectaría salud y tampoco afectaría pensiones. Esa norma de ahorro es fundamental.

Por supuesto, el empleo necesita una gran certeza a la empresa privada, por eso hay que darle con claridad y a tiempo cuales son las clausulas que contendrá la reforma tributaria y lo que se vaya a aprobar moderadamente, aprobarlo de manera rápida para que la empresa privada generadora de empleo tenga certeza en las reglas de juego. Y además, quiero llamar la atención sobre la necesidad de medidas laborales que pueden ayudar mucho como el contrato de aprendizaje, su reforma, a fin de que puedan ser aprendices colombianos menores de 30 años que no hayan tenido un contrato laboral formal y hasta por dos años.

Otro gran reto, la seguridad. Las estadísticas de reducción no se leen cuando el ciudadano de la gran ciudad se siente inseguro, cuando hay un atraco en la carretera y el esfuerzo de erradicar 130 mil hectáreas de droga se opaca cuando hay alguna resiembra, cuando siguen los grupos narcoterroristas actuando en el país. Por eso, hay un gran reto que se llama seguridad y narcotráfico.

 

¡2021 para fortalecer la democracia, su competitividad!