Sitio oficial
 

QUE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL NO SE QUEDE SIMPLEMENTE EN EL RECHAZO,

arranquilla, 4 oct (CNE).- El presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, dijo que el país "no puede asistir a masacres, secuestros, asesinatos selectivos y desplazamientos, con una comunidad internacional que critica y critica, que hace experimentos sociológicos y escribe ensayos, pero que no se mueve a tomar acciones efectivas para resolver el problema".

El Presidente insistió en la propuesta de 'Cascos Azules a la colombiana' que hizo al país durante su campaña electoral y que presentó al Secretario General de las Naciones Unidas, que consiste en que una delegación humanitaria internacional proteja a poblaciones desplazadas y amenazadas, acompañada por una fuerza disuasiva de soldados colombianos certificados por las Naciones Unidas.

El Jefe de Estado dijo que si esta opción no es la acertada, entonces que la comunidad internacional no se quede simplemente en el rechazo y muestre alternativas, las cuales el Gobierno está dispuesto a considerar.

Señaló una vez más que las puertas del diálogo están abiertas y que este tema será manejado con confidencialidad y seriedad.

Alvaro Uribe Vélez también anunció que su Gobierno está liderando un proyecto experimental con 30 mil familias de desplazados a quienes se les otorgarán subsidios de vivienda y apoyo para acceder microcréditos encaminados a proyectos productivos, a condición de que se reinstalen en sus zonas de origen, y para eso –dijo- "se necesita seguridad y apoyo internacional".

"Nosotros tenemos toda la decisión de frenar los desplazamientos. He pedido a los soldados y policías de Colombia que cuando se esté rumorando un desplazamiento, acudan a proteger a esos campesinos. Que no los dejen desplazar ni de guerrilla ni de paramilitares. Es la hora de derrotar la violencia", dijo el Presidente.

Uribe Vélez pidió a los alcaldes del país que respalden a la Fuerza Pública y que colaboren en la creación de una red de un millón de cooperantes para enfrentar la violencia.

"Que los ciudadanos rompan los vínculos con la guerrilla y los paramilitares, superen la indiferencia y el temor y acudan todos a apoyar a la Policía, el Ejército y las instituciones democráticas. Esto se gana cuando hay información y transparencia", aseveró

Así mismo reiteró que todos los cooperantes serán voluntarios, a nadie se le coaccionará y el tema se manejará dentro de la Constitución.

El Primer Mandatario hizo un llamado a la Fuerza Pública para que se gane la confianza de los ciudadanos, liderando procesos sociales, tratando con cariño a los ciudadanos y reaccionando de manera eficaz y adecuada cuando exista información.

"Si le devolvemos la paz a Colombia, Colombia le devolverá la esperanza a las nuevas generaciones", concluyó.