Sitio oficial
 

RESERVAS PETROLERAS LLEGARÁN A 300 MILLONES DE BARRILES

Bogotá, 6 ago (CNE). El ministro de Minas y Energía, Luis Ernesto Mejía, estimó que con los cambios en los contratos de explotación petrolera, las reservas nacionales llegarán a 300 millones de barriles. Es decir lo que necesita el país para operar durante dos años.

Mejía explicó que la decisión de anexar la cláusula de favorabilidad y las posibilidades de extender los contratos para promover la explotación incremental de los campos en operación, le permiten al país espantar el fantasma de la pérdida de su doble condición de autosuficiente y exportador en materia de hidrocarburos.

El Ministro agregó que los cambios permiten además ganar tiempo, mientras los demás procesos de exploración de hidrocarburos en zonas de frontera arrojan resultados.

La inclusión de la cláusula de favorabilidad consiste en que los contratos que se firmen en el segundo semestre de 2003, puedan acogerse a los beneficios que defina la Agencia Nacional de Hidrocarburos cuando empiece a funcionar el primero de enero de 2004.

Con ello el Gobierno evita el congelamiento de las decisiones de los inversionistas que prefieran esperar la entrada en vigencia de la Agencia.

La extensión de los contratos impulsará las decisiones de inversión en nuevas tecnologías, que se habían cancelado ante la inminencia del fin del contrato.

“Las empresas a cargo de los yacimientos requieren un tiempo mínimo para recuperar la inversión. Se permite extender para que las hagan hoy y las puedan recuperar”, agregó.

Ecopetrol podría hacer estas inversiones sólo cuando el contrato de asociación llegue a su fin y si los inversionistas se abstienen de continuar la explotación del campo.

Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), consideró que los cambios son positivos, porque evitan la suspensión de las firmas de los contratos.

También porque las compañías que están en Colombia podrán seguir invirtiendo, incluso después del vencimiento del término inicial del contrato, con la garantía de que recuperarán las inversiones que hagan