Sale al mercado tercera edición de Café de la Reconciliación, cultivado por familias del Cesar

Más de 250 familias del corregimiento Azúcar Buena, en el que habitan desplazados y desmovilizados, se unieron para producir un café de alta calidad que estará disponible en las tiendas ‘Juan Valdez’ y en las grandes superficies. El producto benefició en sus primeras versiones a municipios del Cauca y Risaralda.

Bogotá, 1° dic (SP). A partir de hoy salió al mercado una nueva edición del Café de la Reconciliación que en esta ocasión es producido por más de 250 familias cafeteras del corregimiento Azúcar Buena, cerca de la capital del Cesar.

El Café de la Reconciliación-Edición Azúcar Buena es el resultado de una alianza entre la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración (ACR) y la Federación Nacional de Cafeteros, para promover la paz, la reintegración y el modelo de convivencia armónica en comunidades que han sido afectadas por la violencia.

Azúcar Buena es un corregimiento rodeado de cerros y muy cerca de Valledupar, con una población ejemplar que trabaja incansablemente para lograr la paz a través del cultivo del café. En esta zona rural habitan desmovilizados, familias desplazadas, indígenas de la comunidad arhuaca, campesinos y colonos de distintas regiones de Colombia.

Los pobladores se unieron para trabajar por un mejor desarrollo económico y por una convivencia armónica donde se respeta las diferencias.

La Federación Nacional de Cafeteros y la ACR se unen en este proyecto para que estas comunidades encuentren a través del cultivo del café una alternativa de desarrollo sostenible y mejoren la convivencia.

“Azúcar Buena representa para el país un modelo de perdón, tolerancia, aceptación de la diferencia y construcción colectiva de una comunidad que convive pacíficamente”, afirmó Catalina Crane, Presidente de Procafecol.

Se espera, durante esta temporada navideña, vender más de 15.000 unidades de este café especial en las tiendas ‘Juan Valdez’ y en grandes supermercados. Con los recursos obtenidos por las ventas se financiará un proyecto social que beneficiará la infancia y la juventud de Azúcar Buena.

“El Café de la Reconciliación demuestra que este proceso sí abre las puertas de la reconciliación, crea desarrollo, empleo, une comunidades y lo más importante, sus principales beneficiarios son los niños”, afirmó Frank Pearl, Alto Comisionado para la Paz y la Reintegración.

En la versión del Café de la Reconciliación 2008 los fondos obtenidos permitieron la creación de un aula informática con acceso a Internet permanente, en el municipio cafetero de Santuario, en Risaralda.

En el 2007, con la primera versión del Café de la Reconciliación se logró apoyar la cultura y educación de 854 niños y jóvenes del municipio de Cajibío, en el Cauca, donde se entregaron kits de música, deporte y materiales para el fomento de la lectura.

“Esto fue posible gracias a la colaboración de miles de personas en todo el mundo que compraron este café, y de esa forma, se unieron a esta causa colombiana por la reintegración y la paz. Esperamos que en esta ocasión el apoyo aumente y así podamos llevarle alegría a los cientos de niños que viven en Azúcar Buena”, concluyó Pearl.


 
Compartir