Sitio oficial
 

SE REACTIVÓ CRÉDITO ASOCIATIVO EN 2002

Bogotá, 20 dic (CNE). Gracias al impulso que el Gobierno le dio al crédito asociativo durante el último año, se reactivaron en el país áreas de siembra que estaban deprimidas y se aumentó la participación de los pequeños usuarios a través de alianzas entre productores y agroindustriales.

El presidente del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), César Pardo Villalba, destacó que través de los programas especiales de fomento y desarrollo agropecuario, las entidades financieras colocaron 114.173 millones de pesos, cifra superior en 55,78 por ciento respecto al mismo período de 2001, cuando se ejecutaron 73.293 millones de pesos

Al entregar un balance de los primeros 11 meses del año, el funcionario explicó que se atendieron 75.303 hectáreas con la modalidad del crédito asociativo y agricultura por contrato, vinculando a 12.700 pequeños productores.

Los productos más sembrados por los campesinos asociados fueron algodón, arroz riego y secano, sorgo, yuca, maíz, cacao, tabaco, sostenimiento de café y renovación de banano.

Una de las características del sistema fue el acercamiento que el Gobierno promovió entre productores e industriales, lo cual permitió la firma de contratos de venta a futuro de las cosechas con la agroindustria de las respectivas cadenas productivas.

Los pequeños cultivadores recibieron el respaldo de Finagro con una garantía de hasta el 80 por ciento, hecho que facilitó el acceso al crédito a los pequeños cultivadores.

Así mismo, por alianzas estratégicas entre pequeños, medianos y grandes productores para cultivos de tardío rendimiento, principalmente palma de aceite, se colocaron recursos por 21.150 millones de pesos.

La entidad aprobó también inversiones por 455.294 millones de pesos, superiores en 21 por ciento a las del mismo período del año pasado, para la compra de animales de cría, siembra de cultivos de mediano y largo plazo, compra de maquinaria y equipos agropecuarios y adecuación de tierras.

Pardo Villalba expresó su optimismo en el futuro del sector con base en los resultados de aprobación de créditos por 946.340 millones de pesos entre enero y noviembre.

Los créditos a los pequeños productores crecieron en 78 por ciento y durante el año la característica fue la normalización de la cartera de la entidad y una reducción en los créditos para comercialización

SE REACTIVÓ CRÉDITO ASOCIATIVO EN 2002

Se recuperan áreas de siembra

SE REACTIVÓ CRÉDITO ASOCIATIVO EN 2002

Bogotá, 20 dic (CNE). Gracias al impulso que el Gobierno le dio al crédito asociativo durante el último año, se reactivaron en el país áreas de siembra que estaban deprimidas y se aumentó la participación de los pequeños usuarios a través de alianzas entre productores y agroindustriales.

El presidente del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), César Pardo Villalba, destacó que través de los programas especiales de fomento y desarrollo agropecuario, las entidades financieras colocaron 114.173 millones de pesos, cifra superior en 55,78 por ciento respecto al mismo período de 2001, cuando se ejecutaron 73.293 millones de pesos

Al entregar un balance de los primeros 11 meses del año, el funcionario explicó que se atendieron 75.303 hectáreas con la modalidad del crédito asociativo y agricultura por contrato, vinculando a 12.700 pequeños productores.

Los productos más sembrados por los campesinos asociados fueron algodón, arroz riego y secano, sorgo, yuca, maíz, cacao, tabaco, sostenimiento de café y renovación de banano.

Una de las características del sistema fue el acercamiento que el Gobierno promovió entre productores e industriales, lo cual permitió la firma de contratos de venta a futuro de las cosechas con la agroindustria de las respectivas cadenas productivas.

Los pequeños cultivadores recibieron el respaldo de Finagro con una garantía de hasta el 80 por ciento, hecho que facilitó el acceso al crédito a los pequeños cultivadores.

Así mismo, por alianzas estratégicas entre pequeños, medianos y grandes productores para cultivos de tardío rendimiento, principalmente palma de aceite, se colocaron recursos por 21.150 millones de pesos.

La entidad aprobó también inversiones por 455.294 millones de pesos, superiores en 21 por ciento a las del mismo período del año pasado, para la compra de animales de cría, siembra de cultivos de mediano y largo plazo, compra de maquinaria y equipos agropecuarios y adecuación de tierras.

Pardo Villalba expresó su optimismo en el futuro del sector con base en los resultados de aprobación de créditos por 946.340 millones de pesos entre enero y noviembre.

Los créditos a los pequeños productores crecieron en 78 por ciento y durante el año la característica fue la normalización de la cartera de la entidad y una reducción en los créditos para comercialización

Deja una respuesta