‘Si un joven toca un instrumento, jamás tocará un arma’

Hace cinco años, durante una visita del Presidente Uribe a Montería, una delegación de Moñitos le pidió al Mandatario los instrumentos para conformar una banda musical en ese municipio. Hoy la Banda Juvenil es una realidad y este sábado abrirá el Consejo Comunal con las notas del Himno Nacional. La agrupación se ha convertido en el espacio ideal para la formación y recreación de jóvenes moñiteros.

Por Angélica Rubiano (SP)

Moñitos, Córdoba, 12 dic (SP). En la víspera del Consejo Comunal en Moñitos (Córdoba), los 20 integrantes de la Banda Juvenil del municipio tuvieron que dejar a un lado las notas de bullerengues, porros y fandangos, para ensayar sin descanso las del Himno Nacional, con el cual abrirían, este sábado 12 de diciembre, la jornada de diálogo con la comunidad.

 
En 2003, durante una visita del Presidente Uribe a Montería, un grupo de funcionarios de la administración de Moñitos le solicitaron al Jefe de Estado  colaboración con los instrumentos para conformar la banda musical del municipio. Un año después los instrumentos llegaron a través del Ministerio del Cultura. Hoy la Banda Juvenil es una realidad: fue la encargada de interpretar el himno de Colombia durante el Consejo Comunal de Gobierno que se realizó en esta localidad.
Todos saben que esa es la mejor oportunidad para mostrar el resultado del trabajo de cinco años, luego de que en el 2003 las autoridades de ese momento le solicitarán al Presidente Álvaro Uribe Vélez, en una pasada visita a Montería, los instrumentos para conformar una banda musical. El sueño se hizo realidad en el 2004, gracias a la participación del Ministerio de Cultura. Hoy recibieron la importante misión de abrir oficialmente el Consejo Comunal.

“Queremos que el Presidente los escuche, que vea el gran aporte que ha hecho al municipio con estos instrumentos”, dice Mercy Mariaga Martínez, Directora de la Casa de la Cultura, mientras observa el ensayo de la banda en su casa, donde los jóvenes han encontrado un hogar y un fuerte estímulo a su pasión por la música.

 
Con trombos, saxofones, clarinetes, entre otros instrumentos musicales, ensayaron los jóvenes de la Banda Juvenil Municipal de la Casa de la Cultura de Moñitos para presentarse en el Consejo Comunal de Gobierno No. 260 en esta localidad cordobesa, que se realizó este sábado 12 de diciembre.

Mercy agrega que “es realmente gratificante cómo estos instrumentos han cambiando la vida de muchos de estos jóvenes, pues los ha alejado de las drogas, el alcohol y los grupos delincuenciales. Además, es una oportunidad más de expresar sus tradiciones culturales”.

Así también lo destaca el Alcalde de Moñitos, José Hernández González: “De esta forma le estamos ganando la guerra al vicio. Si un joven toca un instrumento, jamás tocará un arma. Y eso se lo queremos mostrar al Presidente, el gran trabajo de estos muchachos y su gran destreza artística”.
Y es que música es lo que corre por las venas de estos jóvenes moñiteros, que hacen un alto en su día -unos de trabajo y otros de estudio- para que las olas del Mar Caribe que bañan el municipio bailen al compás de sus ritmos.

 
El Director de la Banda Juvenil de la Casa de la Cultura de Moñitos, Edwin Eduardo Cogollo, dirigió el ensayo del grupo musical que se presentó este sábado 12 de diciembre en el Consejo Comunal de Moñitos, departamento de Córdoba.

“Para mí la música es inspiración. Es todo”, dice Manuel Santiago Julio Ramos, joven moñitero de 23 años, mientras hace un receso en el ensayo para la presentación en el Consejo.

Sosteniendo en su mano el trombón que le ha permitido financiar parte de sus estudios universitarios -pues los integrantes de este grupo reciben remuneración económica- dice que quiere que sea la mejor banda musical del país.

“Desde niño me ha gustado la música. Por eso, cuando un amigo me dijo que en la Casa de la Cultura estaban haciendo pruebas para ingresar, no lo dude. Y ahora estoy acá, cinco años después, en la banda, ensayando el Himno Nacional para tocarlo delante del Presidente, para que vea que somos la mejor banda de la zona y vamos a ser la mejor de Córdoba y del país”, dice Manuel, con su marcado acento costeño.

A su lado, Jhony Pérez, un campesino de 21 años que desde hace cuatro integra el grupo musical, cuenta que con las notas que salen de su saxofón les ha demostrado a sus familiares y amigos que la música le ha permitido proyectar un mejor futuro.

“Yo quiero ser director de la banda en un futuro. Y para eso me voy a preparar. Acá me están apoyando para presentarme en la Universidad de Córdoba a estudiar música”, dice, entusiasmado.

Jhony agrega que integrar la banda le ha permitido, además, conocer otras ciudades y personas.
“Estuvimos en Paipa (Boyacá), en un concurso de bandas. Allá vimos otras bandas. Fue una muy buena oportunidad. Estar en este grupo me ha traído muchas satisfacciones y, bueno, la de tocar en el Consejo Comunal, ¡imagínese!”.

Otro de los logros de esta banda es su enorme preocupación por preservar los ritmos folclóricos de la región, como el porro y el bullerengue.

Así lo destaca el maestro de la agrupación, Edwin Eduardo Cogollo, un pelayero (de San Pelayo) que les inculca a los muchachos la importancia de conservar sus raíces culturales.

“Acá lo autóctono es el porro y el bullerengue. Y yo les digo a los jóvenes que hay que preservar nuestras tradiciones musicales; que no se dejen llevar por esos ritmos nuevos que suenan ahora. Acá, con los instrumentos, le hacemos honor a nuestra tradición cultural”, explica, luego de hacer el llamado a los muchachos para retomar el ensayo, tan solo horas antes de la gran presentación en el Consejo.

Con la alegría pintada en sus rostros, los 20 jóvenes retoman sus instrumentos e inician el último ensayo del Himno Nacional, para recibir al Presidente Uribe y a su comitiva, este sábado 12 de diciembre, cuando se realice en esa localidad cordobesa el Consejo Comunal de Gobierno número 260.


 
Compartir