Uribe, el mejor mandatario

Por: Raúl E. Tamayo Gaviria
El Colombiano
29 de mayo de 2010

Dice Anthony de Mello que hace mucho tiempo había una posada que se llamaba La Estrella de Plata y su dueño se esforzaba por atraer la clientela con comodidades, atenciones y precios bajos, pero no conseguía buena afluencia de clientes. Preocupado fue donde un sabio publicista que le dijo:

-Cámbiale el nombre a la posada, llámala «Las Cinco Campanas» y cuelga seis campanas en la puerta.

-Ni riesgos, el nombre ha sido La Estrella de Plata desde que era de mi abuelo. Dijo el posadero. ¿Y además, por qué seis campanas?

-Haz lo que te digo y confía en mí.

Lo hizo el posadero y empezó la gente a llenar el establecimiento, pues todos los viajeros que llegaban le advertían del error de las campanas, pero al ver las comodidades y la buena atención, se quedaban hospedados. Y es que no hay nada que satisfaga más nuestro ego, remata de Mello, que corregir a los demás.

En estos tiempos de campaña electoral, a todos los candidatos, menos a Juan Manuel Santos, les dio por criticar al presidente Álvaro Uribe. Lo culpan de todo, de las chuzadas del DAS, de corrupción, de intervención en política. Le inventan cargos, reviven acusaciones a su familia.

La realidad es que tenemos el mejor presidente que ha pasado por Colombia en muchos años. Ahora se ha hecho acreedor en España al premio como Mejor Dirigente Iberoamericano de la década, distinción otorgada durante la reunión de mandatarios de Iberoamérica.

Es decir, que en el exterior hay un mejor reconocimiento que en el país, y así lo destaca la revista española Época , órgano de Intereconomía, en su carátula y en el artículo central, firmado por Javier Táuler. Uribe Vélez es el mejor mandatario iberoamericano en diez años.

Este periodista hace un recuento de la biografía de nuestro Presidente desde su infancia en el Suroeste antioqueño hasta su culminación del segundo período presidencial próximo a terminar con los mejores resultados para Colombia en el campo de seguridad, en donde pasó nuestro país de 28.837 homicidios comunes en el año 2002, a 3.590 en 2010.

En el mismo período de ocho años de Uribe pasamos de 1.708 secuestros extorsivos a 45 en lo que va de este año. En actos de terrorismo pasamos en el gobierno de Seguridad Democrática de 1.645 en 2002 a 124 en este año. Cuenta Táuler, con cuadros estadísticos, cómo pasamos de exportar, en 2002, once mil novecientos millones de dólares a los treinta y dos mil ochocientos millones de dólares de 2009.

Termino con las cifras para no hacer esta columna muy cansona, pero los cuadros de formación profesional que al principio de su gobierno fueron de un millón de personas, llegaron el año pasado a casi ocho millones. Y de jóvenes rurales matriculados pasamos de cero a 257 mil en 2009.

El arrinconamiento al que se sometió a las narcoterroristas Farc y Eln, y los éxitos en las liberaciones de secuestrados, más el posicionamiento internacional de Colombia, son tareas que llevó a cabo el valor, la constancia y el incansable trabajo de nuestro Presidente.

Por eso mañana domingo debemos votar por el único que está defendiendo la tarea presidencial de Uribe, con el compromiso de continuar su obra y el mejor preparado para hacerlo, Juan Manuel Santos. Pónganle las seis campanas y confíen en Santos.

ÑAPA: El magistrado que mencioné la semana pasada presentó una querella en mi contra ante el Fiscal General por decir mi opinión sobre lo que ya otros medios habían publicado.
Pero triunfará la Libertad de Prensa y de opinión.