Uribe, perfil de un patriota #UribeElGranPatriota

POR: CARLOS ARÉVALO

Al finalizar el periodo presidencial de Andrés Pastrana Arango, Colombia vivió uno de los tramos más oscuros de su historia contemporánea, el fallido proceso de paz acompañado de 4 años de abusos, fueron suficientes para que la guerrilla narco terrorista de las FARC se aprovechara de la buena fe del Gobierno, fortaleciéndose militar, económica y territorialmente, con lo cual postró al país a convivir atemorizado con su propósito criminal.

La falta de liderazgo del expresidente Pastrana, su mediocre política económica, la crítica situación social con altos índices de pobreza, el desempleo disparado, inversión extranjera prácticamente nula y una inseguridad desbordada nos llevó a una agonizante realidad, Colombia era un país prácticamente en ruinas.

El futuro de la Patria estaba teñido de incertidumbre y pesimismo, pero lo impensable por muchos en aquellos sombríos tiempos salió a la luz, dentro del espectro de posibles sucesores surgió el nombre del Dr. Álvaro Uribe Vélez, un hombre que enamoró al país con su exitosa trayectoria política, con propuestas audaces y tenaces, con la firmeza y fortaleza que se requería en el próximo líder que nos llevaría a recuperar nuestra identidad, dignidad, orgullo, seguridad y la titánica tarea de la reconstrucción política, social y económica de Colombia.

Durante sus dos mandatos sus logros fueron contundentes, su política de Seguridad Democrática diezmó ostensiblemente el accionar criminal de grupos guerrilleros, narcotráfico y bandas criminales, la desmovilización de las autodefensas, la inversión extranjera regresó al encontrar una Colombia atractiva con un crecimiento macro y microeconómico sostenible, el renacimiento y fortalecimiento de la empresa privada, la disminución de la pobreza y el desempleo de la mano de políticas sociales con una cobertura sin precedentes, la apertura del SENA y de la educación a todo nivel,  el fortalecimiento y la modernización de nuestras Fuerzas Armadas, la reactivación del turismo y lo más encomiable de su gestión, el contacto directo con la población recorriendo todo el país escuchando las problemáticas de cada región y dando soluciones, fiel evidencia de su verdadera calidad humana y su amor por Colombia.

Sin duda, el mejor adjetivo con el que podemos calificarlo es el de “Patriota”, un hombre reconocido y respetado a nivel nacional e internacional y que nunca ha ocultado su incansable propósito de trabajar por Colombia, cargado de virtudes como su honestidad, sensibilidad, sencillez y don de gentes, el que entregó su vida al servicio de los colombianos siempre anteponiéndolo a sus intereses particulares y un carisma innegable que le ha merecido el honor de ser distinguido como el mejor Presidente al menos del último siglo en Colombia.

Amado, odiado y traicionado, el precio que pagó por defender sin tregua los principios fundamentales del Estado de Derecho basado en una justicia real, una política económica y social exitosa y austera, y un Gobierno participativo esencialmente para la gente. Sin importar cuántas demandas, ataques o calumnias reciba pese a su intachable trayectoria, nunca ha evadido una citación judicial ni una discusión política gracias a su honestidad, transparencia y talante frentero, esa es la razón por la que la memoria de aquellos que vivimos la transformación de un país en ruinas en una nación pujante y orgullosa le agradecemos, reconocemos y defendemos su noble y altruista gestión.

Gracias al hombre amante de la lectura y la poesía, al estadista, al amante de los caballos y al hombre de familia es que volvimos a sonreír, su inmenso amor por Colombia les devolvió el color a nuestros paisajes, los pueblos fantasmas a los que el terrorismo había condenado al olvido renacieron convirtiéndose en hermosos parajes turísticos y productivos, nuestros mares y ríos recuperaron su alegría, volvieron miles de turistas nacionales e internacionales a disfrutar de nuestra música, cultura, gastronomía y amabilidad, se gestó una verdadera revolución empresarial e industrial creando miles de empleos, oportunidades de negocio y canales de investigación, en resumen nos convirtió en un país ejemplo de superación y desarrollo líder en la región.

Muchos Presidentes en nuestra historia pasarán desapercibidos o quedarán registrados como buenos mandatarios o incompetentes, corruptos o traidores, pero solo Álvaro Uribe Vélez tendrá el honor y privilegio de ser recordado como un verdadero patriota hasta nuestro tiempo y como nuestro Gran Colombiano. Gracias eternas Presidente.

#UribeElGranPatriota

FUENTE: https://lagazeta.co/blog/opinion/uribe-perfil-de-un-patriota/